Inicio Mapa del sitio  |  Contáctenos
Sábado, 1 de noviembre de 2014  -  Lima, 1:52 am
 
Inicio

Versión imprimible

 Información relacionada

GINEBRA (Noticias de la OIT) Durante los últimos años hubo importantes avances en la incorporación de las personas con discapacidad al mundo del trabajo, pero es necesario hacer nuevos esfuerzos para lograr romper las barreras que aún les impiden contribuir con el crecimiento económico de sus sociedades, dice un nuevo informe de la OIT.

El informe difundido por la OIT preparado para el Día Internacional de las Personas con Discapacidad este 3 de diciembre, indica que hay unos 650 millones de discapacitados en el mundo, es decir una de cada 10 personas. De ese total, 470 millones están en edad de trabajar, y si bien muchos han conseguido un empleo y logran integrarse a la sociedad, se trata de un grupo que enfrenta niveles desproporcionados de pobreza y desempleo.

La publicación titulada “El derecho al trabajo decente de las personas con discapacidad” dice que es vital realizar esfuerzos significativos y sostenidos para promover la inclusión de estas personas al mercado laboral, el desarrollo rural y los programas de reducción de la pobreza, así como para avanzar hacia el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir la pobreza a la mitad para 2015. 

“Hay una estrecho vínculo entre discapacidad y pobreza”, dice el informe. Se estima que 80 por ciento de las personas con discapacidad viven en países en desarrollo, y que entre ellos hay unos 426 millones de personas que viven por debajo de la línea de la pobreza y con frecuencia forman parte del 15 a 20 por ciento de los más vulnerables y marginalizados entre los pobres en estos países 1/.

“El principal objetivo de la OIT es el trabajo decente para todos, incluyendo a las personas con discapacidad”, dijo el Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Juan Somavia. “Cuando promovemos los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad estamos empoderando a los individuos, enriqueciendo a las sociedades y fortaleciendo las economías”.

El Departamento de la OIT sobre conocimientos teóricos y prácticos y empleabilidad destacó que “ofrecer trabajo decente a las personas con discapacidad tiene sentido tanto desde el punto de vista social como del económico”, y citó estudios del Banco Mundial según los cuales la exclusión social del lugar de trabajo le cuesta a la economía mundial entre 1,37 y 1,94 billones (millones de millones) de dólares 2/.

El nuevo informe de la OIT destaca los desafíos que enfrentan las personas con discapacidad en el mundo del trabajo, incluyendo que: suelen tener empleos de bajo nivel y bajos ingresos; carecen de representación en los niveles más altos; enfrentan problemas de acceso al lugar de trabajo, transporte y vivienda; corren el riesgo de perder beneficios al comenzar a trabajar; y están expuestos a los prejuicios de sus colegas, de empleadores y del público en general. También plantea que las personas con discapacidad que están en el mercado laboral sufren mayor desempleo, tienen menores ingresos que las otras personas, y con frecuencia están subempleados.

“Esto no significa que no haya habido mejoras”, dice el informe. “El significativo crecimiento en la legislación antidiscriminación a nivel doméstico en los años recientes es prometedor, a pesar de que la adopción de una ley no implica su aplicación. El esfuerzo persistente de las agencias internacionales, y en particular de la OIT, en la promoción de la igualdad de oportunidades y de tratamiento en el empleo ha permitido abrir importantes caminos para el combate a la exclusión social de las personas con discapacidades”.

La OIT dijo que la nueva Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad adoptada en diciembre del año pasado fortalece los esfuerzos realizados a nivel nacional e internacional para la eliminación de la discriminación basada en la discapacidad y promover la integración. Los principios de la Convención están alineados con las normas relacionadas de la OIT, incluyendo el Convenio sobre la readaptación profesional y el empleo (Personas inválidas) núm. 159.

El Convenio núm. 159 ha sido ratificado por 80 países. En el se requiere que las organizaciones de empleadores, de trabajadores y de discapacitados sean consultadas sobre la aplicación de políticas nacionales relacionadas con readaptación profesional y empleo de personas con discapacidad. La necesidad de realizar estas consultas con actores clave también está incluida en la Convención.

Además de las medidas contra la discriminación que aplican los gobiernos, es importante tener en cuenta el papel que desempeñan las organizaciones de empleadores y los sindicatos en el manejo de la discapacidad en el lugar de trabajo.

El Día Internacional de este año permite a la OIT insistir en la promoción del trabajo decente para las personas con discapacidad. La Organización Internacional del Trabajo destacó que espera impulsar una mayor comprensión sobre los asuntos que afectan a los discapacitados en el mundo del trabajo y ayudar a generar nuevas iniciativas para defender sus derechos laborales.

__________

1/  The right to decent work of persons with disabilities (“El derecho al trabajo decente de las personas con discapacidad”), por Arthur O’Reilly, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra 2007. ISBN 9778-92-2-120144-1. Para obtener una copia en inglés, puede visitar el sitio web: www.ilo.org/publns.


2/  Robert L. Metts (2000) Disability Issues, Trends and Recommendations for the World Bank, Banco Mundial, Washington.

subir


 

CONCLUYÓ LA 300ª SESIÓN DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA OIT

GINEBRA (Noticias de la OIT) – La 300ª sesión del Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo concluyó hoy, tras una serie de discusiones entre representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores sobre temas como los derechos laborales en Myanmar, Belarús y otros países, la influencia del cambio climático sobre el empleo, la responsabilidad social empresarial, y el impacto de la reforma de la ONU sobre las actividades de cooperación técnica de la OIT.

La 300ª sesión se realizó del 1 al 15 de noviembre, y fue presidida por el embajador y Representante Permanente de Sri Lanka ante las Naciones Unidas en Ginebra, Dayan Jayatilleka.

El Grupo de Trabajo sobre la Dimensión Social de la Globalización realizó una mesa redonda sobre cambio climático y trabajo decente en la cual participaron el Director Ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, el Secretario General de la Organización Metereológica Mundial (OMM), Michel Jarraud, el Secretario General de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), Supachai Panitchpakdi, Secretary-General, el encargado de políticas ambientales de la Confederación de la Industria Británica (CBI), Mathew Farrow, y el secretario de seguridad, salud y medioambiente laboral de Comisiones Obreras de España, Joaquín Nieto.

El Grupo de Trabajo planteó que la OIT debería promover una transición hacia “empleos verdes” que sea socialmente justa. Además discutió sobre la preparación de un estudio conjunto de OIT/Organización Mundial de Comercio sobre los vínculos entre globalización, comercio y empleo informal, como seguimiento a un primer estudio publicado en marzo de 2006 (para mayor información vea el informe del Grupo de Trabajo: GB.300/18)*.

La Comisión de Empleo y Política Social incluyó en su agenda el tema de la negociación colectiva y el Programa de Trabajo Decente, y la aplicación del Programa Mundial de Empleo de la OIT (GB 300/15).

La Subcomisión de Empresas Multinacionales informó a los miembros del Consejo de Administración sobre actividades relacionadas con la responsabilidad social empresarial en diversas partes del mundo y sobre la participación de los mandantes de la OIT en las redes locales del Pacto Mundial de la ONU (GB.300/14). La Comisión de Cooperación Técnica revisó la aplicación de los programas nacionales de trabajo decente de la OIT, las prioridades en materia de cooperación técnica considerando la reforma de la ONU y las experiencias piloto del plan “Unidos en la Acción” en ocho países, y la cooperación entre la OIT y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) (GB.300/17).

El Consejo de Administración decidió colocar en la agenda de la 97ª Conferencia Internacional del Trabajo que se realizará en junio de 2008 una discusión sobre “El fortalecimiento de la capacidad de la OIT para prestar asistencia a los Miembros en la consecución de sus objetivos en el contexto de la globalización” (GB300/2/1). También revisó el Plan de Acción de la OIT sobre igualdad entre los sexos 2008-2009 y el respaldo de la OIT a la igualdad de género en el mundo del trabajo (GB 300/5).

El Consejo de Administración además examinó la situación del trabajo forzoso en Myanmar a partir de los informes presentados por el Funcionario de enlace de la OIT en Yangon, y las respuestas del Gobierno de Belarús a las recomendaciones de la OIT sobre libertad sindical.

Myanmar

El Consejo de Administración revisó el Acuerdo alcanzado entre la OIT y Myanmar en febrero de 2007 sobre un mecanismo para que las víctimas de trabajo forzoso pudieran buscar una reparación sin temor a represalias. Se reconoció que hubo progresos en la aplicación del Acuerdo hasta el momento de las manifestaciones y su supresión a fines de septiembre de 2007. Sin embargo, el Consejo de Administración expresó su preocupación por las medidas enérgicas con que el Gobierno respondió a manifestaciones pacíficas de protesta.

Con respecto a esta situación, lamentó profundamente el encarcelamiento de personas que ejercieron su derecho fundamental de libertad sindical y la libertad de expresión que esto implica, y pidió al Gobierno cumplir con todas las responsabilidades relacionadas con el Convenio 87 que ha ratificado. Las condenas a largos períodos en prisión contra seis activistas anunciadas el 7 de septiembre de 2007 deberían ser revisadas y estas personas deberían ser liberadas. El Consejo de Administración también expresó su preocupación por la detención de personas vinculadas a la presentación de reclamos relacionados con trabajo forzoso en el marco del Acuerdo.

El Consejo de Administración reconoció que hay una situación inestable en Myanmar, pero le pidió al Gobierno continuar con el proceso de diálogo en forma equilibrada y de manera tal que produzca resultados orientados hacia la reconciliación nacional y la búsqueda de soluciones a las dificultades que se presentan en la actualidad.

Además le pidió al Gobierno de Myanmar hacer una declaración pública al más alto nivel y sin ambigüedades indicando que todas las formas de trabajo forzoso están prohibidas en el país y en consecuencia serán penalizadas. El Gobierno debe garantizar que el mecanismo considerado en el Acuerdo funcione a cabalidad, sin más detenciones o acoso a quienes presentan las quejas, a los facilitadores o a otros, y que se aplique a las autoridades militares. Además deberían tomarse medidas para impedir el reclutamiento de niños soldados.

El Consejo de Administración también pidió poner en funcionamiento una red que permita aplicar este Acuerdo en todo el país, incluyendo las zonas de combate, y para garantizar que las víctimas de trabajo forzoso puedan acceder fácilmente al mecanismo de quejas. Además le pidió a la Oficina Internacional del Trabajo que realice una completa evaluación de la aplicación del Acuerdo para presentarla al Consejo de Administración en su sesión de marzo de 2008, incluyendo recomendaciones para el futuro de este Acuerdo y para el papel que desempeña la OIT en Myanmar.

Belarús

El Consejo de Administración abordó por cuarta vez el tema de los derechos sindicales en Belarús, y en especial las medidas adoptadas para aplicar las recomendaciones de la Comisión de Encuesta de 2004 y de una misión de la OIT en 2007.

Se tomó nota de la información proporcionada por el ministro del Trabajo de Belarús y se destacó positivamente la intención declarada por el Gobierno de alcanzar un acuerdo entre todas las partes interesadas sobre el tema de la legislación sindical. Se planteó que las soluciones basadas en el consenso y el diálogo deben apuntar hacia una completa aplicación de las recomendaciones de la Comisión de Encuesta de 2004. Todas las organizaciones sindicales y de empleadores deben tener la capacidad de operar en libertad y de ser reconocidas en la ley y en la práctica.

El Consejo de Administración espera que haya avances importantes hacia el logro de soluciones satisfactorias en Belarús, y acordó revisar las novedades en materia de libertad sindical en el país en su sesión de marzo de 2008.

Por otra parte el Consejo de Administración también adoptó un informe de la comisión convocada para examinar el alegato de la Confédération générale du travail - Force ouvrière, presentado bajo el artículo 24 de la Constitución de la OIT sobre el incumplimiento de Francia del Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948 (No. 87), el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949 (No. 98), Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación),1958 (No. 111) y el Convenio sobre la terminación de la relación de trabajo, 1982 (No. 158).

Se invitó al Gobierno a que, en consulta con los interlocutores sociales, adopte las medidas necesarias para garantizar que las exclusiones de la protección previstas por las leyes y reglamentos que aplican el Convenio sobre la terminación de la relación de trabajo, 1982 (No. 158) sean basadas en sus cláusulas, y a poner en práctica el artículo 4 del Convenio sobre la terminación de la relación de trabajo, 1982 (No. 158) garantizando, tal como lo plantea el Convenio, que los contratos de empleo no serán terminados sin una causa justificada.

{mospagebreak}

Libertad sindical

El Consejo de Administración aprobó el 348º Informe del Comité de Libertad Sindical de la OIT, y destacó en forma especial los casos de Colombia, Djibouti, Etiopía, Guatemala e Indonesia.

En el caso de Colombia, el Comité examinó el caso de los numerosos asesinatos de dirigentes sindicales y sindicalistas y el clima de impunidad que ha imperado en el país en lo que respecta a los actos de violencia contra sindicalistas. Tomó nota de algunas iniciativas alentadoras, como la creación de una subunidad de sindicatos en la oficina de la Fiscalía General, y espera que las medidas adoptadas permitirán obtener resultados positivos en un mayor número de investigaciones, incluyendo casos aún no resueltos, y que ponga termino a la intolerable situación de impunidad. El Comité pidió tanto a las organizaciones querellantes como al Gobierno más informaciones en relación con el alegado vínculo entre el Departamento Administrativo de Seguridad y grupos paramilitares, incluyendo un plan de eliminación del movimiento sindical.

En el caso de Djibouti, el Comité hizo notar que el Gobierno no ha respondido a una solicitud anterior, y reiteró el pedido para que envíe sin demora sus observaciones con respecto a una serie de alegatos graves incluyendo el acoso a sindicalistas y la detención y el despido de dirigentes sindicales, la falta de respuesta de los tribunales a las quejas de los sindicalistas, el despido de Hassan Cher Hared tras su participación en un curso de la OIT en Turín, y el rechazo a una misión de solidaridad sindical internacional. Agregó que el Gobierno ha aceptado una invitación para una misión de contactos directos, y le pidió que lo mantenga informado sobre todo acontecimiento nuevo relacionado con esta misión, así como sobre las medidas adoptadas para dar efecto a sus recomendaciones sobre los alegatos mencionados.

El caso de Etiopía se refiere a la violación del derecho a organizarse de maestros del sector público, interferencia en la gestión y las actividades de la Asociación de Maestros de Etiopía (AME), y al hostigamiento, arresto, detención y torturas de maestros afiliados a la AME. El Comité pidió al Gobierno garantizar el derecho de la AME a realizar sus actividades sin represión gubernamental, y que todos los miembros de la AME detenidos por sus actividades sindicales o por ser parte del sindicato sean liberados y compensados por los daños. En vista de la gravedad de los alegatos sobre torturas a los Sres. Getnet y Mengitsu durante su detención, el Comité pidió al Gobierno iniciar sin demora una investigación independiente. También pidió al Gobierno aceptar una misión de contactos directos y examinar todas las cuestiones planteadas en este caso.

En dos casos relacionados con Guatemala, el Comité examinó los alegatos sobre el asesinato y otros actos de violencia en contra de sindicalistas, así como despidos antisindicales, no pago de salarios y de otras compensaciones dispuestas por autoridades judiciales en casos de discriminación antisindical, y obstáculos a la negociación colectiva. El Comité pidió al Gobierno informar con carácter urgente sobre las investigaciones y los procesos en curso relacionados con los asesinatos de Rolando Raquec y de Luis Quinteros Chinchilla y la tentativa de asesinato de Marcos Álvarez Toq y de Imelda López de Sandoval, y de las medidas para garantizar la vida de la esposa y los hijos de Raquec. En otro caso relacionado con Guatemala el Comité pidió al Gobierno hacer todo lo posible para acelerar la investigación sobre el asesinato del dirigente sindical de los trabajadores portuarios Pedro Zamora y de las heridas causadas a su hijo.

El caso de Indonesia se refiere a los alegatos por discriminación antisindical y acoso, incluyendo interrogatorios en reiteradas ocasiones del presidente del sindicato y de dos sindicalistas tras una huelga, quienes fueron acusados de cometer “actos molestos” contra la empresa. El Comité pidió al Gobierno realizar una investigación independiente sobre esta cuestión y, si se llega a la conclusión de que los cargos fueron imputados por haber organizado o participado en la huelga pacífica que garantice su retiro inmediato. Con respecto a la discriminación antisindical el Comité urgió al Gobierno a que adopte medidas, en plena consulta con los interlocutores sociales afectados, previendo el recurso a mecanismos sencillos que permitan imponer sanciones suficientemente disuasorias contra tales actos, y recordó que la asistencia técnica de la OIT se encuentra a disposición.

El Consejo de Administración además consideró el caso de Venezuela y las condiciones para ejercer la libertad sindical por parte de organizaciones de empleadores y trabajadores. El Consejo de Administración recordó que es obligación del Gobierno garantizar que las organizaciones de empleadores y trabajadores puedan ejercer sus derechos en un clima exento de temor, de intimidación y de violencia. También hizo notar que el Gobierno había ignorado la oferta de asistencia técnica de la OIT para establecer un sistema de relaciones laborales fundado en los principios de la Constitución de la OIT y sus convenios fundamentales.

* * *

El Consejo de Administración, órgano ejecutivo de la Oficina Internacional del Trabajo (la Oficina es la secretaría de la Organización), se reúne tres veces al año, en marzo, junio y noviembre. Este órgano toma decisiones sobre las políticas de la OIT, establece la agenda de la Conferencia Internacional del Trabajo, y adopta el proyecto de Programa y Presupuesto de la Organización que se ha de presentar a la reunión de la Conferencia.

El Consejo de Administración está compuesto por 56 miembros titulares (28 representantes de los gobiernos, 14 de los empleadores y 14 de los trabajadores), y 66 miembros suplentes (28 en representación de los gobiernos, 19 de los empleadores y otros 19 de los trabajadores). Diez de los puestos titulares de los gobiernos son ocupados en forma permanente por los Estados de mayor importancia industrial (Alemania, Brasil, China, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Japón, Reino Unido y Federación de Rusia). Los demás miembros gubernamentales son elegidos por la Conferencia cada tres años.

* * *

Para mayor información vea el nuevo sitio del Consejo de Administración de la OIT en: http://www.ilo.org/global/What_we_do/Officialmeetings/gb/lang--es/index.htm

Todos los documentos del Consejo de Administración mencionados en este texto pueden ser consultados en: http://www.ilo.org/global/What_we_do/Officialmeetings/gb/CurrentSession/lang--es/commId--ALL/WCMS_083598/index.htm

subir


 

FORO DE LA OIT SOBRE TRABAJO DECENTE PARA UNA GLOBALIZACIÓN JUSTA

El Foro de la OIT sobre el trabajo decente para una globalización centrará en el análisis y la promoción del concepto de trabajo decente y del Programa de Trabajo Decente como elementos clave para la sostenibilidad económica, social y medioambiental y como una contribución al logro de una globalización justa e integradora. El Gobierno de Portugal, que ocupa actualmente la Presidencia de la Unión Europea, será el anfitrión de este evento, que también cuenta con el respaldo de la Comisión Europea.

Este Foro ha de reunir –como lo hace tradicionalmente la OIT- diversos puntos de vista e intereses para encontrar soluciones que permitan alcanzar objetivos comunes. La discusión se centrará en el análisis y la promoción del concepto de trabajo decente y del Programa de Trabajo Decente como elementos clave para la sostenibilidad económica, social y medioambiental y como una contribución al logro de una globalización justa e integradora.

El trabajo decente implica que las mujeres y los hombres tengan oportunidades de conseguir un trabajo productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana.

El Programa de Trabajo Decente es el enfoque programático equilibrado e integrado para la consecución de los objetivos de un empleo pleno y productivo y de trabajo decente para todos en los planos mundial, regional, nacional, sectorial y local. Este Programa se apoya en cuatro pilares:

1. Normas y derechos en el trabajo

2. Creación de empleo y desarrollo empresarial

3. Protección social

4. Gobernanza y diálogo social

En el Foro se examinarán tanto estrategias de alcance general como áreas de política muy específicas. Entre los temas que han de abordarse cabe citar los desafíos en materia de desarrollo de las calificaciones; la integración de las economías informales en la economía formal; la migración por razones laborales; la ampliación de la protección social; la superación de las desventajas y la discriminación; y medios para mejorar la coherencia de las políticas entre las organizaciones internacionales. El Foro contará con la participación de los mandantes de la OIT –gobiernos, organizaciones de empleadores y sindicatos- así como de influyentes personalidades, dirigentes de instituciones intergubernamentales, parlamentarios, autoridades locales, líderes de opinión, personalidades de círculos académicos y organizaciones de la sociedad civil.

La idea de organizar el Foro fue propuesta inicialmente por la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización en su informe titulado Por una globalización justa: Crear oportunidades para todos, publicado en febrero de 2004 y traducido a 16 idiomas. En el informe se aboga por una globalización justa y por lograr que el trabajo decente se convierta en un objetivo mundial. Los objetivos de una globalización justa y equitativa y de trabajo decente para todos han contado con el respaldo de muchos gobiernos e instituciones multilaterales de todo el mundo, con inclusión de de la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas en 2005:

“Apoyamos firmemente una globalización justa y resolvemos que los objetivos del empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos, en particular las mujeres y los jóvenes, serán una meta fundamental de nuestras políticas nacionales e internacionales y nuestras estrategias nacionales de desarrollo, incluidas las estrategias de reducción de la pobreza, como parte de nuestro esfuerzo por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio”

(párrafo 47 del Documento Final de la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas, 2005).

La propuesta de la Comisión Mundial de celebrar un Foro tuvo una buena acogida general, y el Consejo de Administración aprobó su celebración en noviembre de 2007, con el apoyo del Gobierno de Portugal y de la Comisión Europea.

El Foro contribuirá a ampliar y reforzar el diálogo, intercambiar conocimientos y experiencias, idear propuestas de acción novedosas y prácticas, y establecer alianzas entre los diversos actores con miras a la consecución de los objetivos de trabajo decente y de una globalización justa.

 Para más información, vea el siguiente enlace:

http://www.ilo.org/global/What_we_do/Events/Symposiaseminarsandworkshops/lang--es/WCMS_083969/index.htm

subir


 

XV CONFERENCIA INTERAMERICANA DE MINISTROS DE TRABAJO DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (OEA)

Puerto España, Trinidad y Tobago, 11-13 Septiembre, 2007 - Los Ministros de Trabajo de los Países de la OEA adoptaron la Declaración de Puerto España de 2007 denominada “Haciendo del Trabajo Decente una Prioridad del Desarrollo Social y Económico” y su correspondiente Plan de Acción. En esa ocasión, el Secretario General de la OEA, Sr. José Miguel Insulza y el Director General de la OIT firmaron un Memorando de Entendimiento para profundizar la cooperación entre la OEA y la OIT.

 Documentos

En la sesión inaugural, el Director General recordó la colaboración creciente entre la OEA y la OIT, centrada en la Agenda de Trabajo Decente y el rol clave que los Ministros de Trabajo y las organizaciones de empleadores y trabajadores han venido jugando para hacer que esta agenda sea adoptada al mayor nivel político. Asimismo, destacó cinco áreas prioritarias para la acción futura: alcanzar un balance entre el Estado, el mercado y la sociedad; consolidar un piso de protección social en cada contexto nacional debajo del cual ningún ciudadano debería caer; combatir el desempleo juvenil y el empleo precario; adoptar un enfoque pro-activo ante el cambio climático y su relación con el empleo; y fortalecer el diálogo social como un instrumento de democracia, estabilidad y desarrollo.

______

Para más información, visite el sitio de la XVa. Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo en: http://www.sedi.oas.org/ddse/espanol/cpo_trab_15minist.asp

subir


 

OIT PROMUEVE LA ARMONIZACIÓN DE LAS ESTADÍSTICAS DE LA REGIÓN. Taller Regional: “Elaboración y gestión de las estadísticas laborales para contribuir con el desarrollo de políticas de empleo en América Latina”.

LIMA (Noticias de la OIT) - La Oficina Regional para América Latina y el Caribe organizó el taller regional “Elaboración y gestión de las estadísticas laborales para contribuir con el desarrollo de políticas de empleo en América Latina”, del 10 al 14 de setiembre, en su sede en Lima-Perú. El taller contó con financiamiento de los proyectos EUROsociAL-Empleo y Sistema de Información Laboral en América Latina y el Caribe (LACLIS), así como de la Oficina Subregional de la OIT para los países del Cono Sur y de la Oficina Subregional de la OIT para los países Centroamericanos.

Siguiendo una metodología de intercambio de buenas prácticas y experiencias entre España (en representación de la Unión Europa) y los países de América Latina y entre los propios países de la región, el taller fue dirigido a las administraciones públicas que tienen a su cargo la medición de indicadores del mercado de trabajo y el diseño e implementación de políticas de empleo. Los asistentes fueron representantes de los Ministerios de Trabajo e Institutos Nacionales de Estadísticas de 19 países de América Latina y España.

En la inauguración del evento, el Sr. José Luis Daza, Director de la Oficina Subregional para los Países Andinos, señaló que “es importante llegar a un sistema de armonización de las estadísticas en la región, que nos permita no solo analizar el comportamiento y tendencias de los indicadores de cada uno de los países, sino también comparar a unos países con otros en todos los elementos que influyen en la situación laboral”.

Asimismo, se contó con la presencia del Sr. Francisco Acosta Soto, representante de la Delegación de la Comisión Europea en el Perú, quien abordó el enfoque de la cohesión social en América Latina en la cooperación técnica de la Unión Europea.

Las exposiciones abordaron ámbitos globales, regionales y nacionales, y las presentaciones estuvieron a cargo de diversos países de América Latina, así como de representantes del Instituto Nacional de Estadística de España, del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), del Proyecto de Cooperación Unión Europea-Comunidad Andina – ANDESTAD, del Proyecto LACLIS, del Proyecto OIT-SIAL y diferentes Oficinas de la OIT (Oficina de Estadística de la OIT-Ginebra,  Oficina Subregional de la OIT para los Países del Cono Sur de América Latina y la Oficina Regional para América Latina y el Caribe).

Se presentaron los avances en la armonización de indicadores en la región; la situación y avances de los clasificadores internacionales estandarizados de actividades económicas, de ocupaciones y de la situación en el empleo, utilizados para la elaboración de estadísticas laborales; y las necesidades de información estadística laboral para contribuir con la formulación y el diseño de políticas de empleo para los pueblos indígenas y afrodescendientes, los jóvenes y las mujeres. También se resaltó la importancia de la coordinación interinstitucional entre los institutos nacionales de estadística y los ministerios de trabajo para contribuir con la mejora de la producción estadística nacional y regional con fines de fortalecer el desarrollo y evaluación de las políticas de empleo a nivel nacional. Se contó con un informe sobre la coordinación interinstitucional entre productores y usuarios de la información estadística laboral de los países de la región, como insumo para la discusión.

Los participantes reunidos por país y por tres subregiones geográficas discutieron las prioridades de los temas tratados en el taller, señalando los pasos a seguir a fin de contar con metodologías adecuadas en los temas tratados para continuar contribuyendo con la armonización de los indicadores laborales y con el seguimiento de la evolución del trabajo decente y la cohesión social en la región.

Asimismo, fueron priorizados los temas que podrían ser abordados con ayuda de la cooperación técnica en América Latina y además las posibilidades de que éstos sean trabajados también usando mecanismos de la cooperación horizontal.

subir


 

ORGANIZACIONES SINDICALES REAFIRMAN SU COMPROMISO CON LA AGENDA DE TRABAJO DECENTE. OIT apoya proceso de unidad sindical en las Américas

 Foto: Cortesía de la ORIT, 2007.

La Oficina Regional de la OIT para América Latina y Caribe organizó entre los días 20 y 24 de agosto el Seminario Regional “Estrategias y prioridades de la unidad sindical frente a la Agenda Hemisférica y los Programas Nacionales de Trabajo Decente de la OIT”. La actividad se desarrolló en la Oficina de la OIT en Lima, Perú y reunió los Comités Ejecutivos de la Organización Regional Interamericana de Trabajadores (ORIT) y de la Central Latinoamericana de Trabajadores (CLAT), entidades que en el marco del proceso de unidad sindical, se unificarán el marzo del 2008 formando la más grande confederación sindical de las Américas, que representará más de 60 millones de trabajadores/as.

 Documento

 - Declaración ORIT-CLAT

Directores y Especialistas de la OIT presentaron durante la actividad la Agenda Hemisférica de Trabajo Decente para las Américas 2006-2015, sus objetivos y medidas  concretas para hacer progresar las políticas de trabajo decente, que deben incluir, entre otras cosas, el cumplimiento de los principios y derechos laborales, la promoción del diálogo social y el tripartismo, y el fortalecimiento de los distintos actores sociales.

Al final de la presentación, los dirigentes de la CLAT y ORIT manifestaron sus observaciones y aportes a la Agenda, los cuales fueron recibidos por la OIT y ACTRAV, reiterando la importancia de incorporarlas en los Programas Nacionales de Trabajo Decente.

El Seminario fue esencial para el desarrollo del proceso de unidad regional y para la discusión del rol de la nueva organización en la defensa del trabajo decente. Para Jean Maninat, Director Regional de la OIT, el congreso de unificación es un hito en la historia del movimiento sindical porque representa la unión de dos culturas, visiones y valores sindicales que van a encontrarse para formar una sola y gran estrategia sindical en las Américas.

El Director Regional también señaló la importancia del proceso de unidad en la promoción del trabajo decente en el continente: “Creemos que [la unificación] va a ser un instrumento fundamental para desarrollar y para avanzar aún más en la ejecución de la Agenda Hemisférica de Trabajo Decente. Ya tenemos como un logro de esa reunión la firma de una declaración en la cual el movimiento sindical, la CLAT y la ORIT, establecen su apoyo y su decisión de fomentar y de promover la Agenda al tiempo que hacen los señalamientos desde sus perspectivas para que se incorpore en las discusiones y los planteamientos de los/as trabajadores/as”.

En dicha declaración, firmada en el marco del seminario, el movimiento sindical continental, representado por las dos organizaciones, comparte el planteamiento de OIT sobre trabajo decente y reafirma el compromiso regional en torno a la Agenda Hemisférica para un Trabajo Decente en las Américas.

También participaron del seminario representantes de las siguientes Federaciones Sindicales Internacionales (FSIs): ICM (construcción y madera), IE (educación), ISP (servicios públicos), FITIM (metalúrgicos) y UNI (servicios).

subir


 

EL DESEMPLEO, LA INFORMALIDAD Y LA INACTIVIDAD ACECHAN A LOS JÓVENES. La OIT pide aprovechar el potencial de crecimiento, desarrollo y lucha contra la pobreza representado por 106 millones de jóvenes en la región

SANTIAGO DE CHILE (Noticias de la OIT) – El desempleo, la informalidad y la inactividad acechan el futuro laboral de unos 106 millones de jóvenes latinoamericanos y caribeños, y limitan el potencial de la región para impulsar el crecimiento económico y luchar contra la pobreza, alertó hoy un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Unos 10 millones de jóvenes están desempleados en la región, lo cual equivale a 16 por ciento de la fuerza laboral entre 15 y 24 años, un nivel tres veces superior al de los adultos, destacó el informe sobre “Trabajo decente y juventud en América Latina” /*, presentado este martes en la capital chilena.

Adicionalmente, unos 30 millones de jóvenes están empleados en la economía informal, donde predominan las malas condiciones laborales, y unos 22 millones de jóvenes no estudian ni trabajan, a menudo debido a la falta de oportunidades o a las frustraciones reiteradas, lo cual podría colocarlos en situación de riesgo social.

“Los jóvenes son esenciales para insertar a la región en la globalización”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. “En todo el mundo hombres y mujeres jóvenes, cuando tienen oportunidades, realizan importantes contribuciones como trabajadores productivos, empresarios, consumidores, miembros de la sociedad civil y agentes del cambio”.

Al mismo tiempo, advirtió Somavia, “condenados al desempleo, a empleos informales o a condiciones de empleo precarias, los jóvenes suelen encontrarse al medio de un círculo vicioso de pobreza, que afecta la autoestima, genera desaliento y limita las esperanzas”.

El informe, que contiene análisis, reflexión y propuestas para abordar el empleo juvenil en América Latina y el Caribe, fue preparado como parte del proceso iniciado con la presentación de una Agenda Hemisférica durante la reunión regional de la OIT el 2006, cuando los países acordaron lanzar una “Década del Trabajo Decente”.

El informe argumenta que la envergadura y la persistencia del problema de desempleo y malas condiciones laborales de los jóvenes plantean un desafío que “demanda estrategias coherentes antes que acciones aisladas, y una visión integral e integradora antes que aproximaciones parciales”.

Según el informe, en América Latina y el Caribe:

  • Hay 106 millones de jóvenes. 58 millones forman parte de la fuerza laboral, de los cuales 10 millones están desempleados y 30 millones trabajan en la economía informal. Otros 48 millones están inactivos es decir no tienen ni buscan empleo, con frecuencia porque aún estudian.
  • Se estima que 22 millones de jóvenes no estudian ni trabajan. Es decir, no hacen nada en este momento. Este número incluye a 6 millones de desempleados que tampoco estudian aunque buscan activamente un empleo. Pero además abarca a otros 16 millones de jóvenes que no estudian, ni tampoco están buscando trabajo.
  • El 81 por ciento de estos 22 millones de jóvenes viven en las ciudades, y 72 por ciento son mujeres.
  • Del total de la población de jóvenes, unos 49 millones estudian. De estos, 13 millones estudian y trabajan, 4 millones estudian y buscan pero no consiguen trabajo, y 32 millones sólo estudian y no buscan trabajo.
  • Este es el mayor número de jóvenes que haya tenido la región. La población de esta edad continuará creciendo hasta 2015. También se trata de la generación de jóvenes con mayor nivel educativo.

El informe revisa una serie de iniciativas que ya han sido puestas en práctica en la región, comenta sus potencialidades y limitaciones, y hace una serie de propuestas destinadas a mejorar las condiciones laborales de los jóvenes con medidas específicas.

Entre otras cosas, la OIT considera necesario: el desarrollo de un marco institucional efectivo, la mejora de la educación, la mayor eficiencia de los servicios de empleo e intermediación, la cobertura de protección social para los jóvenes, la prioridad a la calidad de los empleos, el desarrollo de empresarios juveniles, la aprobación de un marco regulatorio adecuado, y la participación de organizaciones de empleadores y trabajadores en iniciativas para el empleo de los jóvenes.

“Los jóvenes aportan energía, talento y creatividad a las economías, y ningún país puede permitirse desperdiciar este potencial”, destacó el Director General de la OIT.

___________
*/ Juventud y Trabajo Decente, Oficina Internacional del Trabajo (OIT), Lima, 2007.

El informe está disponible en el sitio web: http://www.oit.org.pe/tdj
Para mayores informaciones, por favor contactar en Santiago de Chile a:
Luis Córdova, consultor de prensa, +56 9 8199 3617, prensa@oit.org.pe
Oficina de la OIT en Santiago de Chile, +56 2 580 55 00

subir


 

LA OIT REITERA SU COMPROMISO CON LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL MUNDO. Mensaje de Juan Somavia, Director General de la OIT, en el día Internacional de las poblaciones indígenas.

Mensaje del Sr. Juan Somavia, Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, con motivo del Día Internacional de las Poblaciones Indígenas
(9 de agosto de 2007)

En este Día Internacional de las Poblaciones Indígenas, la Organización Internacional del Trabajo reitera su compromiso con el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de los pueblos indígenas del mundo.

En el segundo Informe global sobre la discriminación presentado con arreglo al seguimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, publicado a comienzos de año, se subraya que los pueblos indígenas siguen siendo objeto de exclusión y de prácticas discriminatorias en todo el mundo. Se cuentan entre las capas más pobres de la sociedad, y tienen opciones y oportunidades muy limitadas por lo que se refiere al empleo y las ocupaciones.

Este año, el Foro permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas ha prestado especial atención a los derechos de las poblaciones indígenas sobre sus tierras, territorios y recursos. La falta de respeto a los derechos y culturas indígenas se traduce frecuentemente en discriminación contra su modo de vida y sus ocupaciones tradicionales. Puede ser también causa de discriminación contra personas en busca de oportunidades económicas y de empleo fuera de las tierras indígenas tradicionales. La OIT tiene un firme compromiso con la causa de la promoción del trabajo decente para todos.

El Programa de Trabajo Decente preconizado por la Organización abarca las normas y los principios y derechos fundamentales en el trabajo — incluida la libertad contra la discriminación —, el empleo, la protección social y el diálogo social. Este Programa integrado es uno de los principales instrumentos para luchar contra la discriminación, promover el respeto por los derechos de los pueblos indígenas y tribales y trazar una vía que permita salir de la pobreza.

En el marco de las normas internacionales del trabajo de la OIT, el Convenio sobre pueblos indígenas y tribales, 1989 (núm. 169), recoge los principios para el reconocimiento de los derechos de las poblaciones indígenas sobre sus tierras, territorios y recursos. Por otra parte, el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958 (núm. 111) de la OIT constituye un marco adicional para dar cuenta de las cuestiones relativas al empleo y las ocupaciones de los pueblos indígenas, que en muchos casos están vinculadas directamente con los derechos sobre las tierras.

En momentos en que nos aprestamos a conmemorar este importante día, la OIT continuará propiciando de manera decidida el diálogo como fundamento de la acción concertada que permita atender las necesidades de los pueblos indígenas y tribales.

* * *

subir


 

NUEVA RESOLUCIÓN DEL CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (ECOSOC). Refuerza la Agenda de Trabajo Decente y el papel de los constituyentes de la OIT, Ginebra (12 de julio de 2007)

LIMA (Noticias de la OIT) - El día 12 de julio de 2007 el Consejo Económico y Social se reunió en Ginebra y emitió una nueva resolución que refuerza la Agenda de Trabajo Decente, la “Guía práctica para la incorporación sistemática del empleo y el trabajo decente” (Toolkit) y el papel que cumplen los constituyentes de la OIT.

 Documento

Con referencia a la guía, cabe recordar que la OIT ha venido trabajando en estrecha cooperación con otras agencias a través de la Junta de los Jefes Ejecutivos del sistema de las Naciones Unidas para la coordinación (JJB) presidida por el Secretario General, Ban Ki-moon, en el diseño y la elaboración de una Guía práctica para la incorporación sistemática del empleo y el trabajo decente, cuyo objetivo es ayudar a las organizaciones del sistema multilateral a evaluar los resultados y mejorar las políticas, programas y actividades sobre estos dos importantes temas.

subir


 

106 MILLONES DE JÓVENES QUIEREN TRABAJAR. Comentarios del Director Regional de la OIT, Jean Maninat en la revista “La Clave” de Madrid, España. (*)

El tema del trabajo de los jóvenes ha venido adquiriendo un mayor protagonismo en las  sociedades latinoamericanas y del Caribe, tanto por la contribución que ellos pueden dar al crecimiento económico de la región como por las altas tasas de desempleo juvenil que se dan, aun en países económicamente exitosos.

 Ver artículo completo

LA TEMÁTICA DEL EMPLEO juvenil fue recogida como una prioridad en la Agenda Hemisférica para la Promoción del Trabajo Decente que presentó el Director General de la OIT, Juan Somavia, a la consideración de la XVI Reunión Regional de los Estados Americanos Miembros de la OIT (2006). Asimismo, en la ‘Década de promoción de trabajo decente’ que dicha reunión aprobó, se definió como objetivo central —en relación a la juventud— fomentar su mayor formación y su mejor inserción laboral. Por esta razón, en la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe hemos producido un informe, de próxima aparición, sobre ‘Trabajo decente y juventud en América Latina’ que arroja algunos datos de interés sobre el tema.

QUIZÁ LO MÁS SIGNIFICATIVO que señala el informe es que, de los 106 millones de jóvenes en América Latina y el Caribe, en 2005, 22 millones no estudiaban ni trabajaban, lo cual representa alrededor del 21% del total de jóvenes en la región. Este es, por supuesto, un dato altamente preocupante, si se tiene en cuenta que en América Latina y el Caribe residen alrededor de 106 millones de personas jóvenes entre los 15 y 24 años de edad. Nunca antes hubo tantos jóvenes en esta parte del mundo y, probablemente, tal como indican las tasas de crecimiento poblacional, la situación no se repita a mediano y largo plazo.

QUÉ SIGNIFICA ESTO para la región: que un sector fundamental de la población no encuentra las vías para integrarse al proceso productivo en sus países y, por ende, quedan excluidos o en la periferia del desarrollo social y económico. Esto constituye, además, un despilfarro de energía creativa, y un obstáculo para competir con éxito en la globalización, pues las  repercusiones sobre este importante grupo poblacional, sobre el que deberían descansar las opciones de futuro, pueden ser devastadoras tanto psicológica como socialmente. También que la credibilidad en las instituciones democráticas puede resentirse, pues se da la situación de que quienes por primera vez salen a buscar empleo también votan por primera vez.

Esta especie de esquizofrenia social que permite a los jóvenes decidir el destino de su país, pero no les brinda la oportunidad de ser útiles con un trabajo digno y decente, puede estar en la raíz de gran parte de la inconformidad que hemos visto surgir en los últimos años.

LA REALIDAD DE MILLONES de jóvenes que no estudian ni trabajan, así como el hecho de que la pertenencia a un género o raza pueden dificultar el acceso a trayectorias de trabajo decente, son desafíos tan importantes como el desempleo general y la precariedad en la economía informal en los esfuerzos por fortalecer las democracias en la región y darle un carácter integral al desarrollo de nuestros pueblos.

QUISIERA VERTER AQUÍ algunas ideas que surgen del informe mencionado, que condensan lo que consideramos puede ser una vía para abordar el tema del trabajo de la juventud. “La propuesta central es que cada país debe construir, y revisar periódicamente con el concurso de los mismos jóvenes, una institucionalidad adecuada para la promoción de trayectorias de trabajo decente de sus jóvenes.

Ello supone una mejor articulación con la evolución que va teniendo el mundo productivo lo cual hace necesario un inteligente marco regulador que combine protección y promoción de los trabajadores en general sin excluir a los jóvenes. La educación y formación para el trabajo es esencial. Es imprescindible desarrollar su capacidad emprendedora para que se orienten hacia la iniciativa empresarial no por falta de trabajo, sino como una manera de contribuir a la creación de mejores empresas y empleos. Es necesario proteger sus derechos laborales de jóvenes trabajadores para integrarlos a una cultura digna de trabajo. La promoción de la mejor inclusión social de ciertos grupos de mujeres jóvenes, así como de la juventud rural e indígena, es importante para que América Latina y el Caribe aprovechen la totalidad de la laboriosidad y creatividad de los jóvenes en la construcción del desarrollo humano”. La juventud es presente y ojalá mejor futuro para la región americana.

______________
(*) Comentario en el artículo “Jóvenes: ni estudian, ni trabajan”. Paola Wächter. EN: La Clave. Madrid, 20 de julio de 2007.

subir


 

ESFUERZOS CONJUNTOS SON ESENCIALES PARA PROMOVER EL TRABAJO DECENTE. Consejo Económico y Social (ECOSOC) discute el papel del Sistema de Naciones Unidas en la Promoción de Trabajo Decente en la Región, Ginebra (9 de julio de 2007)

LIMA (Noticias de la OIT) - El día 7 de julio de 2007 el Consejo Económico y Social se reunió en Ginebra, para discutir el rol del Sistema de Naciones Unidas en la promoción del empleo y la agenda de trabajo decente en América Latina. En dicha reunión participaron como panelistas: Rebeca Grynspan, Directora Regional PNUD, Marcela Suazo, Directora Regional de UNFPA, Philippe Egger, Director Adjunto OIT, y Nils Katsberg, Director Regional UNICEF.

 Documento

La Sra. Grynspan manifestó que el tema del empleo y del trabajo decente es muy importante a tomarse en cuenta en el diseño de políticas sociales y económicas que se están desarrollando en la región.  Toda organización del Sistema de Naciones Unidas debería apoyar esfuerzos orientados hacia el logro de empleo productivo y trabajo decente.  El crecimiento económico ha llegado a niveles superiores al 4 por ciento, reduciendo la pobreza y creando puestos de trabajo. Una agenda conjunta para el empleo a nivel regional se está desarrollando.  El “toolkit” desarrollado por la OIT es un instrumento importante para promover el trabajo decente de esta agenda.  Sería una herramienta vital para generar más coherencia. Esfuerzos conjuntos y una determinación común adentro de las Naciones Unidas son esenciales.

Por su parte P. Egger dijo que el crecimiento económico en la región no se estaba traduciendo en integración social.  En la región hay muchos ejemplos de programas en marcha para promover el concepto de trabajo decente. Los gobiernos y el sector privado han demostrado mucho interés en acabar con el trabajo forzoso e infantil.  Políticas macroeconómicas deben tomar hoy en cuenta el empleo junto con el trabajo productivo y decente. Se requiere de políticas diferentes según los diferentes sectores económicos. Ha habido más coherencia entre políticas en acto, pero se requiere de más coherencia política. El Sistema de Naciones Unidas necesita avanzar hacia una iniciativa que convierta sus informes en argumentos políticos para mejorar la situación para la población de América Latina y el Caribe.

La Sra. Suazo dijo que las Naciones Unidas habían hecho esfuerzos para desarrollar un trabajo más coordinado y coherente.  Uno de los resultados de todo esto ha sido la planificación e implementación de iniciativas conjuntas entre los diferentes Fondos, Programas y Agencias de las Naciones Unidas en la región.  El FNUAP cree que en lo referente al empleo y trabajo decente es absolutamente vital entender las tendencias de población, los procesos migratorios, y las condiciones de desigualdad en empleo de mujeres y jóvenes. En la región hay muchos países que están luchando contra estos problemas en la medida en que crece el número de jóvenes desempleados y las poblaciones indígenas. Analizando la participación de las mujeres en el mercado de trabajo debe tenerse en consideración un cierto número de factores determinantes incluyendo la capacidad reproductora de las mujeres, el género y sus puntos de vista y sus derechos.

El Sr. Katsberg dijo que la agenda de trabajo decente era para el UNICEF sumamente importante, y que sus programas mostraban que era posible prevenir el trabajo infantil.  La educación para reemplazar el trabajo infantil es el centro de las actividades del UNICEF, subrayó la importancia del trabajo decente como un tema para proveer de mejores condiciones a las familias más pobres de la región. Consideró importante continuar por este camino, y enfatizar la colaboración estrecha entre las diferentes Agencias del Sistema de Naciones Unidas en América Latina así como la coordinación para el alivio de la pobreza, en el objetivo de alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio.

En el contexto del debate tras estas presentaciones, intervinieron los representantes de los siguientes países: Portugal, Costa Rica, Brasil, México, Bolivia, El Salvador, Honduras, Indonesia, Barbados, Alegría, Finlandia, Suecia, Islandia y Marruecos.

subir


 

LA CONFERENCIA ADOPTÓ NUEVA NORMATIVA PARA EL SECTOR DE LA PESCA Y ABORDÓ TEMAS RELACIONADOS CON EL DESARROLLO SUSTENTABLE Y LA PROMOCIÓN DEL TRABAJO DECENTE.

GINEBRA (Noticias de la OIT) – La 96ª Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) concluyó hoy en esta ciudad después de más de dos semanas de deliberaciones, durante las cuales se adoptó una nueva normativa para el sector de la pesca y se discutieron nuevos enfoques para abordar temas como la promoción de empresas sostenibles y del trabajo decente.

La Conferencia Internacional del Trabajo reunió en esta oportunidad a más de 3.000 delegados representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores provenientes de los 180 Estados Miembros de la OIT. Durante el encuentro también fue lanzada una nueva alianza destinada a luchar contra el trabajo infantil en la agricultura, y se sometieron a consideración una serie de situaciones relacionadas con la adhesión a las normas laborales internacionales.

El Director General de la OIT, Juan Somavia, presentó un extenso análisis sobre el papel del Trabajo decente en la promoción del desarrollo sostenible, he hizo un llamado para fortalecer la capacidad de la Organización en todos los frentes. Somavia propuso una “iniciativa de empleos verdes” para contribuir con el desarrollo sostenible, y destacó la necesidad de nuevos enfoques para abordar temas como la relación entre comercio y empleo, el funcionamiento de los mercados laborales y la reducción de los “déficit de trabajo decente”.

“Esta Conferencia permitió confirmar una vez más que hay una gran demanda de trabajo decente en todas las regiones. Concluimos con un mensaje que responde a nuestros tiempos: el Trabajo Decente está en el centro del desarrollo sostenible”, dijo el Director General de la OIT. Agregó que la Conferencia permitió además “escuchar a líderes de diversos lugares del mundo, quienes han subrayado la prioridad de convertir el objetivo global del trabajo decente en una realidad local”.

La Conferencia recibió la visita se siete invitados especiales: la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el Presidente de la República de Ghana y presidente de la Unión Africana, John Kufuor, el Príncipe Heredero de Bahrein, Shaikh Salman Bin Hamad Al Khalifa, la Primera Ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller, el Presidente de la República de Senegal, Abdoulaye Wade, el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, y el Presidente de la República Democrática Socialista de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa.

La Conferencia fue presidida por el viceministro del Trabajo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades de Albania, Kastriot Sulka. La Conferencia eligió como vicepresidentes a Carlos Antonio da Rocha Paranhos de Brasil por los gobiernos, a Michel Barde de Suiza por los empleadores, y a Marc Blondel de Francia por los trabajadores.

Los delegados dieron un contundente respaldo a las nuevas normas diseñadas para mejorar las condiciones de millones de mujeres y hombres que trabajan en el sector de la pesca, y que contienen disposiciones para garantizar que los trabajadores tengan acceso a mejores niveles de seguridad, salud y atención médica, que quienes sufran accidentes o enfermedades puedan ser atendidos en tierra, que puedan gozar de un tiempo de reposo suficiente, que tengan la protección de un acuerdo laboral, y que tengan la misma protección social que los otros trabajadores.

El Convenio, que ha sido denominado Convenio sobre el trabajo en el sector pesquero (Num.188) y su Recomendación (Num.199), entrará en vigor cuando haya sido ratificado por 10 Estados Miembros, de los cuales ocho deberían ser costeros (para mayor información vea el comunicado de prensa OIT/07/37).

La Conferencia también adoptó el programa y presupuesto para el bienio 2008-2009, de 641,7 millones de dólares. Ese nivel fue recomendado por el Consejo de Administración e implica que, en términos reales, no habrá cambios para el próximo bienio.

Los delegados a la Conferencia también discutieron sobre propuestas para fortalecer la gobernanza de la OIT y la capacidad de servir a sus mandantes, y se pidió la posibilidad de considerar durante la Conferencia Internacional del Trabajo del próximo año un documento, que podría adoptar la forma de una Declaración o de otro instrumento que se considere adecuado.

En una ceremonia realizada hoy en el plenario de la Conferencia, se otorgó el primer Premio de la OIT a la investigación sobre trabajo decente al ex Presidente sudafricano y Premio Nóbel de la Paz, Nelson Mandela, y a un reconocido académico y especialista en seguridad social, Carmelo Mesa-Lago, profesor emérito de economía y estudios latinoamericanos de la Universidad de Pittsburg en Pennsylvania, Estados Unidos (para más detalles vea el comunicado de prensa OIT707/38).

Empresas sostenibles
La Comisión sobre empresas sostenibles de la Conferencia destacó en sus conclusiones que las empresas sostenibles son la principal fuente de crecimiento, generación de riqueza, empleo y trabajo decente. La Comisión consideró que para lograr estos beneficios es esencial contar con un ambiente propicio para el desarrollo de esas empresa sostenibles, lo que debería incluir paz y estabilidad política, buena gobernanza e imperio de la ley, diálogo social, respeto a los derechos humanos y a las normas laborales internacionales, cultura empresarial, políticas económicas sólidas, igualdad para competir y acceso a servicios financieros, infraestructura física y tecnológica, educación y capacitación, y sostenibilidad ambiental.

También es importante actuar desde la empresa, donde la Comisión consideró necesario tener en cuenta asuntos como la protección social, el diálogo social y las buenas relaciones laborales, una sólida política de recursos humanos, las condiciones de trabajo, la productividad, los salarios y los beneficios compartidos, la responsabilidad social de la empresa, y gobernanza empresarial.

Normas internacionales del trabajo
La Comisión de aplicación de normas nuevamente realizó una sesión especial sobre la aplicación del Convenio sobre trabajo forzoso, 1930 (Num.29) por parte de Myanmar, luego que se adoptaran medidas en el marco del Artículo 33 de la Constitución de la OIT.

La Comisión expresó su profunda preocupación por la situación de trabajo forzoso en Myanmar que se señala en la observación de la Comisión de Expertos. Concluyó que todavía no se había implementado ninguna de las recomendaciones de la Comisión de Encuesta, y la imposición del trabajo forzoso sigue siendo generalizada, especialmente por el ejército, al que se deberían dar instrucciones concretas. La Comisión instó al Gobierno a que de efecto a todas las recomendaciones de la Comisión de Encuesta.

La Comisión tomó debida nota de que el mecanismo para dar cuenta de las quejas sobre trabajo forzoso continúa funcionando, y de que las autoridades están investigando los casos que les ha transmitido el Funcionario de Enlace y tomando medidas contra los funcionarios que se considera que han impuesto ilegalmente trabajo forzoso. Sin embargo, señaló que en algunos casos las acciones adoptadas se han limitado a medidas administrativas y que no se han aplicado las sentencias penales pertinentes.

La Comisión hizo hincapié en la necesidad de que el Funcionario de Enlace disponga de personal suficiente tal como se dispone en el Protocolo de Entendimiento complementario firmado con Myanmar en febrero de 2007. Tomó nota con inquietud de que el Gobierno aún no ha acordado el nombramiento de un funcionario internacional para ayudar al Funcionario de Enlace, aunque la carga de trabajo siga aumentando, e instó a que a la mayor brevedad se preste la cooperación necesaria y se pongan a disposición las instalaciones pertinentes.

Además de la sesión especial, la Comisión examinó otros 25 casos individuales relacionados con la aplicación de las normas de la OIT.

Teniendo en cuenta la falta de progreso en relación a la libertad sindical en Belarús, la Comisión expresó en un párrafo especial su preocupación por la situación en ese país. La Comisión recordó la necesidad imperiosa de que el Gobierno interviniese sin demora para garantizar que todas las organizaciones de trabajadores y de empleadores ejerciesen sus actividades libremente y sin injerencias, y pudiesen registrarse sin autorización previa.

La Comisión también tomó nota de las preocupaciones que suscitaba el proyecto de ley de sindicatos, y urgió al Gobierno a que prosiguiese activamente las consultas con todos los interlocutores sociales del país, así como su cooperación con la OIT, con vistas a introducir los cambios legislativos necesarios para poner la ley y la práctica en plena conformidad con el Convenio y las recomendaciones de la Comisión de Encuesta.

La Comisión acogió con agrado el anuncio del Gobierno de que seguiría colaborando con los interlocutores sociales nacionales y de que había invitado a una misión de alto nivel de la OIT inmediatamente después de la Conferencia, y expresó la firme esperanza de que se lograría avanzar hacia el pleno respeto de la libertad sindical sin más demora. Para supervisar convenientemente los avances en este sentido, la Comisión recomendó que el Consejo de Administración volviese a considerar este asunto en noviembre de 2007.

También se realizo en esta Comisión la discusión de un estudio general sobre la erradicación del trabajo forzoso. La Comisión hizo notar con satisfacción que ha habido avances en diversos países del mundo, a pesar que el problema del trabajo forzoso y obligatorio, incluyendo las nuevas y diversas formas en que se manifiesta en el mundo contemporáneo, continúa existiendo en una serie de países, y aún afecta a muchas personas en el mundo.

La Conferencia anual de la OIT convoca a unos 3.000 delegados, asesores y otros representantes, incluyendo ministros del Trabajo y dirigentes de organizaciones de trabajadores y empleadores provenientes de los 180 Estados Miembros de la OIT. Cada Estado Miembro tiene derecho a enviar a cuatro delegados a la conferencia: dos del Gobierno, uno de los empleadores y uno de los trabajadores, cada uno de los cuales puede hablar y votar en forma independiente.

La Conferencia Internacional del Trabajo tiene por cometido adoptar normas internacionales del trabajo y supervisar su cumplimiento, establecer el presupuesto de la Organización y elegir a los miembros del Consejo de Administración. Desde 1919, la Conferencia ha servido de importante foro internacional para debatir sobre cuestiones sociales y laborales de alcance mundial.

subir


 

ELIMINAR EL TRABAJO INFANTIL ES UN INSTRUMENTO PODEROSO PARA PROMOVER EL DESARROLLO ECONÓMICO Y HUMANO.

Por: Juan Somavia
Director General de la OIT

El trabajo es una actividad central en la vida de hombres y mujeres en todo el mundo. Además de producir bienes o servicios en una economía, provee los medios de sustento necesario para los individuos  y es un elemento fundamental que contribuye a la realización personal y a la dignificación humana.

Hoy más que nunca, cuando compromisos globales como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), plantean de manera prioritaria superar la pobreza que afecta a 1.200 millones de personas en el mundo que sobreviven con menos de US$1 al día, de las cuales cerca de 200 millones son latinoamericanas, el trabajo cobra una indiscutible importancia y representa un reto para los Estados, los organismos internacionales y la sociedad en su conjunto, que están llamados a garantizarlo.

Cuando se habla de promover y garantizar el trabajo, no se puede hablar de cualquier trabajo y en ese sentido la OIT es clara al referirse al Trabajo Decente, entendido como un trabajo productivo con una remuneración justa, que ofrezca seguridad en el lugar de trabajo y protección social para las familias, mejores perspectivas para el desarrollo personal y la integración social.

Este concepto ha calado en todo el mundo, a tal punto que el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas hizo en el 2006 un llamamiento al sistema multilateral en su conjunto y a los organismos donantes para que incorporen el Programa de Trabajo Decente en sus políticas, programas y actividades encaminadas a la consecución de los ODM. De hecho, en el 2007 el objetivo del “empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos” se añadirá a los ODM. También los presidentes de las Américas han hecho suya la agenda del trabajo decente y han suscrito compromisos políticos  expresados en la Declaración y el Plan de Acción de Mar del Plata, en el marco de la IV Cumbre de las Américas realizada en el 2005 y en la Agenda Hemisférica 2006-2015 para el Trabajo Decente en las Américas  adoptada por todos los países miembros de la OIT en la XVI Reunión Regional Americana en Brasilia en mayo del 2006.
 
El trabajo infantil plantea un acuciante problema, económico, social y de derechos humanos. A pesar de los grandes avances obtenidos en la prevención y combate del trabajo infantil en el mundo, aún existen 218 millones de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años que trabajan, de los cuales 190 millones realizan labores peligrosas. De ellos, 20 millones son latinoamericanos.

Especialmente sensible es la situación de los niños, niñas y adolescentes que trabajan en la agricultura y el sector rural. Según datos de la OIT, siete de cada diez niños y niñas que trabajan lo hacen en la agricultura expuestos a graves peligros, pues es precisamente en el sector rural donde se producen las más grandes y amplias violaciones de los derechos fundamentales en el trabajo.

Para enfrentar esta realidad en América Latina, la OIT ha apoyado a los países en la aprobación y puesta en marcha de Planes Nacionales de Lucha contra el Trabajo Infantil, vigentes en 16 países de la región; conformación de igual número de comisiones tripartitas especializadas que promueven la aplicación de políticas públicas de prevención de la explotación infantil y protección del trabajo adolescente y adecuación de la normativa internacional en la legislación interna.

Aunque el reto aún es grande, la región ha logrado importantes progresos en la lucha contra el trabajo infantil, que de acuerdo con estimaciones recientes se ha reducido en por lo menos un 11%. A través de proyectos específicos, la OIT en conjunto con socios locales ha atendido a cerca de 100 mil niños, niñas y adolescentes con servicios que les ayudan a ingresar, permanecer y rendir mejor en la escuela y a mejorar sus condiciones de salud. Con las familias y las comunidades se ha trabajado en iniciativas de mejora de ingresos y fortalecimiento de capacidades que ha alcanzado a más de 50 mil personas.

Hoy, cuando se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, ya nadie puede dudar que la prevención y eliminación del trabajo infantil es un elemento fundamental para alcanzar los ODM. Se trata de una inversión rentable, no solo en términos sociales de bienestar y protección de los niños y niñas, sino en también en términos económicos asociados a la mayor capacidad productiva derivada de la educación universal.

Nuestra meta es Trabajo Decente para los padres. Educación de calidad para los niños. Verdaderas oportunidades para los jóvenes. Dignidad para todos. Lograr esto resulta difícil y complejo, pero el Día Mundial contra el Trabajo Infantil es una oportunidad para renovar el compromiso y redoblar los esfuerzos que muchos hombres y mujeres vienen realizando en diferentes rincones del mundo.

subir


 

HORAS DE TRABAJO EN EL MUNDO - UNA DE CADA CINCO PERSONAS EN EL MUNDO TRABAJA UN NÚMERO "EXCESIVO" DE HORAS: NUEVO ESTUDIO DE LA OIT ANALIZA LAS HORAS DE TRABAJO EN MÁS DE 50 PAÍSES.

GINEBRA (Noticias de la OIT) - Casi 100 años después de la adopción de la primera norma laboral internacional sobre el tema de la duración de la jornada, la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) estima que 600 millones de personas activas en el mundo, es decir una de cada cinco, trabajan más de 48 horas a la semana, a menudo en busca de ingresos que les permitan llegar hasta fin de mes.

el nuevo estudio sobre horas de trabajo Working Time Around the World: Trends in working hours, laws and policies in a global comparative perspectiva (Nota 1) dice que alrededor de 22 por ciento de la fuerza de trabajo mundial, equivalente a unos 614,2 millones de trabajadores, tienen jornadas de duración 'excesiva'.

Las jornadas de menor duración tienen efectos positivos, dice el informe, incluyendo beneficios para la salud y la vida familiar, la reducción de accidentes en el lugar de trabajo, así como mayor productividad e igualdad entre los sexos. Al mismo tiempo, el estudio advierte que una cantidad considerable de personas que trabajan pocas horas en países en desarrollo y en transición pueden encontrarse subempleados, y son más vulnerables a la pobreza.

"La buena noticia es que ha habido progreso en la regulación de las horas de trabajo de la jornada normal en países en desarrollo y en transición, pero las conclusiones de este estudio son preocupantes, en especial por la persistencia de una cantidad excesiva de horas", dijo uno de los coautores del estudio, John C. Messenger, investigador principal del Programa de la OIT sobre Condiciones de trabajo y empleo.

El estudio habla sobre las horas de trabajo en 50 países, y por primera vez analiza la manera en que se ven influenciadas las políticas relacionadas con la duración de la jornada en países en desarrollo y en transición, donde se detectaron tendencias muy diversas, incluyendo individuos que tienen jornadas muy extensas, y otros que trabajan pocas horas.

En lo que se refiere a los países donde se registra la mayor incidencia de jornadas laborales extensas en 2004 - 2005 (con más de 48 horas a la semana), Perú encabezó la lista con 50,9 por ciento de los trabajadores (Nota 2), seguido por la República de Corea con 49,5 por ciento, Tailandia con 46,7 por ciento (Nota 3) y Pakistán con 44,4 por ciento. En los países desarrollados, donde las jornadas laborales suelen durar menos, esta proporción fue de 25,7 por ciento en Reino Unido, 25,5 por ciento en Israel, 20,4 por ciento en Australia, 19,2 por ciento en Suiza, y 18,1 por ciento en Estados Unidos.

Las iniciativas para reducir las horas en estos países no han tenido éxito por diversos motivos, incluyendo la necesidad de las personas de trabajar más para que sus ingresos les permitan llegar a fin de mes, y el uso extendido del sobretiempo por parte de los empleadores como mecanismo para aumentar su producción en condiciones de baja productividad. Esto pone en evidencia que, en general, las leyes y políticas sobre horas de trabajo tienen una influencia limitada sobre la duración real de la jornada en los países en desarrollo, especialmente en lo que se refiere al máximo de horas semanales, pago por sobretiempo y su influencia sobre el empleo informal.

Otro elemento preocupante es lo que el informe considera como una "brecha de género" claramente visible. Los hombres tienden a trabajar una mayor cantidad de horas. Las mujeres trabajan menos horas, y en ocasiones con jornadas de menos de 35 horas, seguramente porque son las principales responsables por realizar un trabajo "no remunerado" en los hogares y por ocuparse de los miembros de la familia, y no sólo de los niños sino también de los ancianos y de aquellos que sufren enfermedades como el VIH/SIDA.

Entre las parejas con niños las horas de trabajo pagadas de los hombres tienden a aumentar, mientras que las horas pagadas de las mujeres disminuyen. En Hungría, por ejemplo, la presencia de niños en una familia genera jornadas entre 13 y 19 por ciento más largas para las mujeres, y la diferencia aumenta cuando hay más niños. En Malasia se estima que 23 por ciento de las mujeres abandonaron el trabajo pagado debido a la necesidad de asumir el cuidado de los niños.

La "terciarización" (la expansión del sector de servicios) y el empleo informal, dos fenómenos asociados a una economía globalizada, también ocasionan jornadas de trabajo más largas. La cantidad de horas de trabajo en el sector de servicios y en sus subsectores tiende a ser las más diversas, con jornadas particularmente largas en el caso de ventas al mayor y menor, en hoteles y restaurantes, en transporte, almacenamiento y comunicaciones. En México, por ejemplo, el porcentaje de trabajadores que pasan más de 48 horas en ventas al mayor y menor es más elevado que el de cualquier otra industria. Y el rubro de la seguridad está entre los que tienen mayor número de horas de trabajo por ley, con registros estimados de hasta 72 horas semanales en Jamaica.

El estudio dice que en la economía informal, que genera al menos la mitad de todos los empleos en todas las regiones del mundo en desarrollo, de los cuales al menos la mitad son empleos por cuenta propia, alrededor de 30 por ciento de los hombres que trabajan por cuenta propia lo hacen durante más de 49 horas a la semana. Mientras tanto, las mujeres en las economías en desarrollo y en transición recurren al trabajo por cuenta propia con jornadas mas cortas como una forma de reconciliar la vida laboral y familiar. Con excepción de Tailandia, al menos las cuarta parte de las mujeres que trabajan por cuenta propia en los países en desarrollo incluidos en el estudio lo hacen durante menos de 35 horas a la semana, una proporción que en la mitad de estos países sube a la mitad o mas de las empleadas por cuenta propia.

En el sector de la fabricación, dice el informe, el número promedio de horas trabajadas es de entre 35 y 45 a la semana, pero puede aumentar de manera significativa en algunos países en desarrollo, entre estos Costa Rica, Perú, Filipinas, Tailandia y Turquía. El estudio también dice que tanto los trabajadores jóvenes como aquellos en edad de jubilar trabajan menos horas, lo cual refleja la falta de oportunidades de empleo para estos dos grupos.

Por otra parte, el estudio ofrece un marco para ayudar a los países en desarrollo y en transición a elaborar políticas de trabajo decente al abordar la duración de la jornada laboral. Algunas de estas sugerencias son:

  • reducir las largas horas de trabajo para disminuir el riesgo de accidentes laborales y enfermedades y el costo que ocasionan a los trabajadores, a los empleadores y a la sociedad como un todo.
  • adoptar medidas relacionadas con las horas de trabajo que favorezcan la vida familiar, como flexibilidad en la jornada, licencias de emergencia por motivos familiares, y trabajo a tiempo parcial.
  • promover el desarrollo de trabajo a tiempo parcial de alta calidad, de acuerdo con las realidades nacionales y de acuerdo con los principios del Convenio de la OIT sobre el trabajo a tiempo parcial, 1994 (Num. 175), que puede promover la igualdad de género.
  • adoptar un número reglamentario de horas que sea razonable y contribuya a elevar la productividad de las empresas, medidas para romper el círculo vicioso de largas jornadas y baja remuneración.
  • considerar medidas que permitan a los trabajadores dedicar más tiempo a sus familias y tener mayor influencia sobre sus horarios de trabajo, con la finalidad que más mujeres tengan acceso a trabajos formales.

 


Nota 1 - Working Time Around the World: Trends in working hours, laws, and policies in a global comparative perspective por Shangeon Lee, Deirdre McCann y Jon C. Messenger, 240 págs., ISBN 978-92-2-119311-1, OIT, Ginebra.
Nota 2 - El informe muestra a Indonesia con 51,2 por ciento trabajando muchas horas, pero debido a limitaciones de información el límite fue definido en este caso como más de 45 horas a la semana.
Nota 3 - El dato más reciente disponible era del año 2000.

subir


 

LA PROTECCIÓN SOCIAL ES ESENCIAL PARA RESPONDER AL DESAFÍO DEL TRABAJO DECENTE, DIJO LA PRESIDENTA DE CHILE ANTE LA OIT.

GINEBRA (Noticias de la OIT) – La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, planteó hoy que la protección social es una herramienta esencial para responder al “desafío del trabajo decente en un mundo cada vez más incierto”, al dirigirse a delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores del mundo en la Conferencia anual de la OIT.

La Presidenta consideró en su discurso que el mundo vive un momento en el cual “el trabajo decente se erige como obligación central de cada país, como imperativo ético de cada nación”, y consideró que es un momento en el cual se hace necesario “dar forma a la dimensión social de la globalización”.

“El mundo moderno, el mundo de la globalización, nos exige cada día más”, afirmó.

Bachelet habló ante una colmada sala plenaria de la 96ª Conferencia Internacional del Trabajo, que concluye el 15 de junio y congrega en esta ciudad a representantes tripartitas de los 180 Estados Miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Director General de la OIT, el chileno Juan Somavia, presentó a la Presidenta ante los delegados a la Conferencia, y destacó que “la suya es una vida marcada por la lucha”.

“Hoy tengo el honor de presentarles una Presidenta que está transformando en políticas concretas una verdad esencial: no hay crecimiento económico sustentable sin justicia social”, dijo Somavia. “Y no hay desarrollo sustentable sin respetar los equilibrios entre las políticas económicas, sociales y medioambientales”, agregó.

El Director General agregó que Bachelet “es una líder de proyección mundial, porque su prioridad es la agenda de la gente en todas partes del mundo”, y precisó que “la protección social es el signo distintivo de su liderazgo”.

La mandataria chilena destacó la importancia de construir “un sistema de protección social” y comentó ante los delegados que se comprometió a que ese fuera “el sello de mi gobierno”. Agregó que “será lo que nos distinguirá en los libros de historia”.

“En mi país y en América Latina pasamos mucho tiempo enumerando derechos, algunos de ellos con una retórica impecable. Pero a mi juicio no basta con enumerar derechos ni garantizar acceso: hay que asegurar impacto”, dijo Bachelet, quien habló ante los delegados de reformas que se llevan adelante para mejorar la protección social, en aspectos como la seguridad social, la salud, la educación de calidad y la lucha contra la pobreza.

Planteó que su Gobierno lleva adelante este trabajo basado en una lógica “que pasa por entender la realidad del mundo de hoy, la realidad de los trabajadores del siglo 21”.

Bachelet además destacó ante los delegados que desde 1990, cuando volvió la democracia a Chile, “hemos estado construyendo un nuevo modelo social que combina crecimiento con igualdad, progreso con justicia social”.

La Conferencia Internacional del Trabajo, que se realiza anualmente en Ginebra, tiene por cometido adoptar normas internacionales del trabajo y supervisar su cumplimiento, establecer el presupuesto de la Organización y elegir a los miembros del Consejo de Administración. Desde 1919, la Conferencia ha servido de importante foro internacional para debatir sobre cuestiones sociales y laborales de alcance mundial.

“Chile participó en la primera Conferencia Internacional del Trabajo en 1919, y fuimos además, la primera nación americana en aprobar los principales convenios de la OIT”, recordó la Presidenta. “Si uno revisa la historia de mi país, encontrará en ella una constante búsqueda de los valores que promueve la OIT”.

subir


 

REUNIÓN SOBRE EMPLEO EN LIMA: UNA AGENDA HEMISFÉRICA DE TRABAJO DECENTE.

LIMA (Noticias de la OIT) – Los especialistas en el tema del empleo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sostuvieron esta semana una reunión para discutir sobre la forma de impulsar una Agenda Hemisférica para la generación de más y mejores empleos en las Américas.

“El déficit de trabajo decente constituye un reto abrumador a principios del milenio. No hay fórmulas mágicas: los países deben hacer muchas cosas a la vez”, dijo el Director Ejecutivo del Sector del Empleo en la OIT, José Manuel Salazar-Xirinachs.

La reunión fue convocada conjuntamente por la Oficina Regional de la OIT para las Américas y el Caribe y por el Sector del Empleo de la OIT con el fin de discutir sobre las actividades que realiza la OIT en América Latina y el Caribe en el campo del empleo, conocer nuevas propuestas para actividades futuras de la Organización en la región, mejorar la coordinación e intercambiar experiencias recogidas en los programas que se realizan en distintos países. Participaron especialistas de todas las oficinas de la OIT en la región así como de la sede en Ginebra.

Esta fue una reunión regional sin precedentes, que tuvo como marco de referencia la Agenda Hemisférica presentada a los gobiernos, empleadores y trabajadores de la región durante la última Reunión Regional Americana de la OIT realizada en Brasilia en mayo de 2006. En esa ocasión los mandantes de la Organización acordaron lanzar una Década del Trabajo Decente.

Salazar destacó ante los especialistas de la OIT la necesidad de “fortalecer capacidades de la Oficina para alcanzar las metas establecidas en la Agenda Hemisférica de Trabajo Decente en materia de empleo”, y recordó que El número de empleos creados y la calidad del empleo son preocupaciones primordiales en la mayoría de las regiones y países” tanto en la región como en el resto del mundo.

“Hay una aceptación creciente de la idea de que el empleo y los mercados de trabajo son un vínculo decisivo entre crecimiento económico, reducción de la pobreza y equidad. El trabajo decente es hoy día un objetivo global”, dijo el Director Ejecutivo de la OIT. Al mismo tiempo advirtió que “el desafío ahora es concretar esto en la realidad, sobre todo en el ámbito nacional”, a través de los Programas nacionales de trabajo decente.

Durante la reunión de tres días se presentaron experiencias nacionales, análisis de los diversos factores que influyen en el empleo en América Latina, y también propuestas para la acción futura de la OIT.

“Hemos tenido una reunión muy provechosa que nos deja en posición de hacer más y mejores aportes a los Estados Miembros y a nuestros mandantes en la región”, destacó el Director de la OIT en México, Miguel del Cid, quien fue uno de los coordinadores del encuentro.

subir


 

COMBATIR LA DISCRIMINACIÓN ES ESENCIAL PARA AVANZAR HACIA EL TRABAJO DECENTE EN AMÉRICA LATINA.

LIMA (Noticias de la OIT) – Los países de América Latina enfrentan el desafío de avanzar en la lucha contra la discriminación pues es “esencial para promover el Trabajo Decente”, dijo el Director Regional de la OIT para las Américas y el Caribe, Jean Maninat, durante la presentación en esta ciudad el Informe Global “La igualdad en el trabajo: afrontar los retos que se plantean”.

“Es indudable que ha habido progresos en la lucha contra la discriminación, pero aún queda mucho por hacer”, dijo Maninat durante la presentación en la sede regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) del Informe Global presentado en el marco de las actividades de seguimiento a la Declaración relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

La presentación en la sede regional ubicada en la capital peruana fue realizada por el Director Regional, por el Director para la subregión andina, José Luis Daza, y por la especialista de la OIT Sanna Saarto.

Maninat destacó que todos los países latinoamericanos han ratificado los convenios 100 y 111 de la OIT, referidos a la discriminación, y destacó que esto ha implicado la incorporación de principios de igualdad en el trabajo en los marcos legales, y la creación de instituciones.

Pero recordó que el nuevo informe global de la OIT plantea la necesidad de mejorar las leyes y su aplicación, así como de contar con instituciones más eficientes, y de aplicar una serie de medidas no normativas que contribuyan a combatir la discriminación con la contribución de empleadores, trabajadores y de la sociedad en general.

“Estamos frente a un fenómeno arraigado, que es difícil de erradicar”, comentó el Director Regional de la OIT. Añadió que en América Latina prácticamente la mitad de los trabajadores están empleados en la economía informal, mientras que más de 40 por ciento de la población está en situación de pobreza, dos situaciones que constituyen un caldo de cultivo para la discriminación.

El informe plantea que en América Latina destacan dos temas: la desigualdad de género, que es persistente pese a los avances logrados en materia de participación en el mercado laboral, y la discriminación de los indígenas frente al trabajo y en situaciones de explotación y trabajo forzoso considerado como “una forma extrema de discriminación”.

Maninat hizo notar que la informalidad y la pobreza en la región constituyen “caldos de cultivo” para la discriminación.

Por otro lado destacó que las medidas son aún más urgentes en estos tiempos pues a las formas tradicionales de discriminación por raza, etnia, sexo, religión, orientación sexual o discapacidad se agregan otras nuevas, por factores como la edad, el VIH/SIDA, los estilos de vida e, incluso, la predisposición genética.

El informe global será ampliamente discutido por delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores durante la próxima Conferencia Internacional del Trabajo que se realizará en junio en la sede mundial de la OIT en Ginebra.

subir


 

NUEVO INFORME GLOBAL DE LA OIT SOBRE IGUALDAD EN EL TRABAJO 2007 - A pesar de los progresos alcanzados, la discriminación en el trabajo es persistente y adopta nuevas formas

La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) publicó el más exhaustivo informe que ha realizado hasta el momento sobre discriminación, La igualdad en el trabajo: afrontar los desafíos que se plantean (Nota 1), en el cual ofrece un panorama de la discriminación laboral en el mundo, incluyendo sus formas tradicionales en base a sexo, raza y religión, y también manifestaciones más nuevas relacionadas con edad, orientación sexual, VIH/SIDA y discapacidad.

"El panorama mundial de la lucha por superar la discriminación evidencia un contraste de fracasos y de progresos decisivos", dice el informe de la OIT, donde se citan avances desde la primera edición del informe (ver "La hora de la igualdad en el trabajo", 2003) y se hace notar que la mayoría de los 180 Estados Miembros de la OIT han ratificado los dos convenios fundamentales sobre discriminación y por lo tanto se han comprometido a contar con legislación y políticas para combatirla.

Un tema destacado en la publicación es la persistencia de las brechas de género en el empleo y la necesidad de políticas integradas para abordar la discriminación en las remuneraciones, la segregación ocupacional y la necesidad de conciliar el trabajo con las responsabilidades familiares. El informe pone como ejemplo que en la UE la diferencia en los ingresos brutos por hora entre hombres y mujeres continúa siendo de un promedio de 15 por ciento.

Las tasas de participación femenina en la fuerza de trabajo continuaron aumentando significativamente hasta 56,6 por ciento, lo cual ha contribuido a disminuir la brecha en relación a ese indicador. Pero el informe también advierte que los resultados están desigualmente distribuidos, con una proporción de 71,1 por ciento en América del Norte, 62 por ciento en la Unión Europea, 61,2 por ciento en Asia oriental y el Pacífico, y 32 por ciento en Medio Oriente y África del Norte.

Una medida clave para mejorar la situación de las mujeres es la disponibilidad de empleos de buena calidad como legisladoras, funcionarias principales o gerentes, donde una mayor participación reflejaría una reducción de barreras discriminatorias. En el mundo, las mujeres tienen apenas 28,3 por ciento de estos puestos de trabajo. Los resultados varían según la región del mundo, con 41,2 por ciento en América del Norte, 35 por ciento en América Latina y el Caribe y 30,6 por ciento en la Unión Europea. El mayor crecimiento de este indicador se ha registrado en Asia Meridional, donde prácticamente se ha duplicado en los últimos nueve años, aunque las mujeres en esta región aún logran apenas 8,6 por ciento de estos empleos.

El informe dice que los Estados Miembros de la OIT han avanzado de manera notable en sus esfuerzos por abordar la discriminación laboral. "La condena de la discriminación en el empleo y la ocupación es hoy día casi universal, al igual que el compromiso político de afrontarla". Destaca que en 2007 nueve de cada 10 Estados Miembros de la OIT han ratificado los dos convenios fundamentales sobre discriminación, el Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951 (Num. 100) y el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958 (Num. 111), lo cual los compromete a generar legislación y políticas sobre este tema (Nota 2).

Sin embargo, el informe alerta que combatir la discriminación en el trabajo es más urgente que hace cuatro años "en un mundo donde la desigualdad y la inseguridad se acentúan de manera manifiesta", añadiendo que "la existencia de desigualdades significativas y persistentes en los ingresos, los capitales y las oportunidades diluyen la eficacia de toda actuación encaminada a combatir la discriminación, lo cual puede provocar inestabilidad política y trastornos sociales que alteran la inversión y el crecimiento".

Éxitos y fracasos

El informe afirma que son importantes los progresos registrados en el campo legal e institucional en muchos países y el hecho que haya cláusulas relacionadas con la no discriminación y la igualdad en los códigos del trabajo que han sido adoptados o reformados recientemente. Cita nuevas iniciativas, como el Repertorio de recomendaciones prácticas de la OIT sobre VIH/SIDA en el mundo del trabajo que ha revolucionado la respuesta pública y privada al SIDA en el lugar de trabajo.

Pero también considera que "persisten varias deficiencias" pues la aplicación de la ley suele ser defectuosa y en muchos países las instituciones creadas para enfrentar la discriminación tienen restricciones de personal y recursos. Además, mientras que aumentan los esfuerzos contra la discriminación en el sector formal, la enorme y cambiante economía informal permanece como un objetivo pendiente para políticas públicas que busquen remover los obstáculos que impiden a cientos de millones de personas tener igualdad de oportunidades en el trabajo.

El informe ofrece diversos ejemplos de discriminación basada en raza y religión, origen social o casta, así como la que experimentan indígenas y migrantes. Además alerta sobre las consecuencias de la discriminación contra trabajadores jóvenes y mayores, así como también la que está basada en la orientación sexual, VIH/SIDA o discapacidad.

Unas 470 millones de personas discapacitadas están en edad de trabajar, y existe una creciente preocupación por la discriminación laboral que puedan sufrir. El informe dice que las posibilidades de encontrar trabajo disminuyen a medida que la discapacidad aumenta. En Europa, 66 por ciento de las personas entre 16 y 64 años tienen posibilidad de encontrar un empleo, pero en el caso de los discapacitados la proporción baja a 47 por ciento, y a 25 por ciento entre aquellos con discapacidad severa.

Los obstáculos a la igualdad pueden impedir que las sociedades puedan alcanzar todo su potencial en la economía globalizada. La promoción de igualdad de oportunidades de trabajo decente para todas las mujeres y hombres, sin diferencias de raza, religión, discapacidad, edad u orientación sexual es una de las formas de avanzar hacia la superación de los obstáculos, dice el informe.

Una de las tendencias detectadas recientemente es la aparición de prácticas que castigan a personas "con una predisposición genética a contraer enfermedades específicas o a las que llevan determinado estilo de vida". El rápido desarrollo de la genética y de nuevas tecnologías relacionadas con este campo ha facilitado la obtención de información. El informe dice que la prueba genética tiene importantes consecuencias en un trabajo donde, por ejemplo, los empleadores pudieran discriminar a trabajadores que tengan predisposición a desarrollar una enfermedad más adelante. La discriminación genética en el lugar de trabajo ha sido probada e impugnada en diversas instancias judiciales en el mundo.

Este Informe Global recomienda una serie de medidas para combatir la discriminación y llevar adelante un plan de acción esbozado por la OIT, incluyendo la promoción de la igualdad de género a través de una acción internacional más integrada y coordinada; incluir la no discriminación y la igualdad en los planes nacionales de trabajo decente de la OIT considerando las necesidades específicas de cada colectivo; promulgar mejores leyes y mejorar su aplicación; contar con iniciativas no normativas como las que se pueden lograr con las estrategias de compra, crédito e inversión de los gobiernos; y apoyar a los trabajadores y empleadores a hacer realidad el objetivo de la igualdad en el trabajo a través de mecanismos como la negociación colectiva y los códigos de conducta.

Este informe es parte de una serie de estudios difundidos cada año sobre temas laborales esenciales para la OIT, y fue preparado como parte del seguimiento a la Declaración sobre principios y derechos fundamentales en el trabajo, adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo en 1998. La Declaración aborda cuatro principios fundamentales: libertad de asociación, eliminación del trabajo infantil, eliminación del trabajo forzoso y discriminación.

______________

Nota 1 - La igualdad en el trabajo: afrontar los retos que se plantean, Informe global con arreglo al seguimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, Conferencia Internacional del Trabajo, 96a sesión, 2007. Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra. Este informe también está disponible en el sitio de internet en www.ilo.org/declaration. ISBN 978-92-2-318130-7, ISSN 0251-3226.

Nota 2 - Para la lista más reciente de ratificaciones de estos y otros convenios vea http://www.ilo.org/public/spanish/standards/norm/index.htm.

subir


 

PRESIDENTA BACHELET INAUGURÓ EN CHILE SEMINARIO SOBRE “DIÁLOGO SOCIAL, TRABAJO DECENTE Y COHESIÓN SOCIAL” EN AMÉRICA LATINA. “El Diálogo Social es un elemento central”.

 Presidenta Bachelet ingresando a la OIT de Santiago-Chile

 La Presidenta de Chile, Michell Bachelet, recibida en la sede de la OIT en Santiago por el Director Regional para las Américas y el Caribe, Jean Maninat (izq.), y por el Director de la Oficina Subregional para el Cono Sur, Guillermo Miranda.

SANTIAGO DE CHILE (Noticias de la OIT) – La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, consideró hoy que América Latina vive “tiempos de oportunidad” e hizo un llamado a progresar en el diálogo social para mejorar las perspectivas de desarrollo, al inaugurar un seminario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con delegaciones tripartitas de diversos países de la región.

“Creo en la participación y en el diálogo”, destacó ante representantes de gobiernos, trabajadores y empresarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, México, Perú y España, convocados en Santiago por la OIT para una reunión de dos días durante la cual discuten sobre “Diálogo social, trabajo decente y cohesión social”.

La mandataria destacó que los países latinoamericanos viven un momento de oportunidad generado por factores como el crecimiento de la economía y gobiernos democráticos “como nunca antes habíamos tenido”, pero al mismo tiempo debe hacer un esfuerzo para avanzar hacia metas como la del trabajo decente que propone la OIT pues “aún dista de ese ideal”.

Bachelet destacó que ha habido mejorías en la situación laboral “pero subsisten problemas”. También planteó a los delegados que si bien el crecimiento económico es esencial, este “no basta” para encontrar soluciones.

“El diálogo social es un elemento central”, agregó la Presidenta en la OIT. “Es nuestra voluntad como gobierno seguir impulsándolo con mucha fuerza”.

“Creo que la OIT nos llama a debatir un tema central para el buen desarrollo de nuestras sociedades latinoamericanas”, dijo Bachelet, y afirmó que para la región “es tiempo de dar un salto cualitativo en diálogo social”.

Uno de los objetivos del seminario es discutir sobre las experiencias recogidas durante el proyecto regional “Fortalecimiento de los mecanismos institucionales de diálogo social” realizado entre 2004 y 2007 y financiado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España.

El ministro del Trabajo español, Jesús Caldera, quien participó en la inauguración, habló sobre la experiencia de diálogo social en su país y destacó que este “es parte integrante de nuestro modelo” y da resultados muy positivos. Según dijo, ha permitido alcanzar 24 acuerdos de contenido laboral y social desde 2004, y ha sido fundamental para generar los positivos indicadores de creación de nuevos empleos en España.

“Es un motor esencial”, dijo Caldera a los delegados presentes en Chile. También destacó la disposición de continuar cooperando y trabajando con la OIT en América Latina.

Por su parte el Director Regional de la OIT para las Américas y el Caribe, Jean Maninat, destacó que uno de los objetivos de reunir a representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores en Chile es hacer una contribución a la XVII Cumbre Iberoamericana que se realizará en noviembre en este país en torno al tema “Cohesión social y políticas sociales para alcanzar sociedades más inclusivas”.

“El diálogo social es un instrumento de eficacia económica”, dijo Maninat, y agregó que junto con el Trabajo Decente “son esenciales para alcanzar una cohesión social sostenible en un mundo que se transforma vertiginosamente creando nuevas oportunidades pero también incertidumbres”.

“El Trabajo Decente es asumido hoy como un instrumento de desarrollo y superación de la pobreza a nivel internacional”, dijo el Director Regional de la OIT.

Los delegados tripartitas reunidos en Chile tienen previsto revisar la situación a nivel regional e internacional, las experiencias más provechosas y los principales retos para promover un diálogo social que contribuya a mejorar la gobernabilidad democrática.

Para mayores informaciones sobre el seminario sobre “Diálogo social, trabajo decente y cohesión social” en América Latina por favor visite la página web del proyecto en http://www.oit.org.pe/dialogosocial
Para consultar la versión completa del discurso de la Presidenta Michelle Bachelet en la OIT por favor visite el sitio web del Gobierno de Chile en http://www.gobiernodechile.cl/discursos/discurso_presidente.asp 

subir


 

EL FORTALECIMIENTO DEL DIÁLOGO SOCIAL ES CLAVE PARA LA GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA, DICE LA OIT. Seminario sobre “Diálogo social, trabajo decente y cohesión social en América Latina”.

SANTIAGO DE CHILE (Noticias de la OIT) – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) convocó a representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores de América Latina y España a un seminario que comienza este lunes en Chile para analizar fórmulas que permitan impulsar el diálogo social, considerado clave en un momento de consolidación democrática en la región.

“El diálogo social es un nutriente fundamental de la democracia”, dijo el Director Regional de la OIT para las Américas y el Caribe, Jean Maninat. Planteó que es un medio para “hallar nuevos espacios de acuerdo entre actores que representan legítimamente intereses contrapuestos” y constituye un instrumento esencial para hacer realidad el Trabajo Decente. 

El seminario */ de dos días será inaugurado por la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y contará con la presencia de delegaciones tripartitas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, México y Perú. También participará una delegación de España, encabezada por el ministro del Trabajo de ese país, Jesús Caldera.

La reunión convocada por la OIT tomará en cuenta los resultados del proyecto “Fortalecimiento de los mecanismos institucionales de diálogo social” realizado entre 2004 y 2007 y financiado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España.

Un estudio comparado **/ realizado por la OIT y que será difundido en el seminario destaca que durante los últimos años ha habido progresos evidentes en la creación de instancias de diálogo social en algunos países de la región latinoamericana “dotándolas de un marco institucional que apoye su funcionamiento”.

El estudio, que abarca experiencias en Argentina, Brasil, Ecuador, México y Perú, plantea que en los albores del siglo XXI el reto de continuar avanzando y de extender la institucionalización del diálogo social en la región pasa por considerar a dicho diálogo como política de Estado y a que se logre un consenso social en torno a su importancia. “Se trata de conseguir interiorizar el hecho de que los procesos de diálogo social son factores fundamentales para la gobernabilidad democrática”, añade.

“Tras décadas de esfuerzos y avances en la consolidación democrática se afronta la necesidad de encontrar espacios permanentes para el diálogo social”, destaca la convocatoria al seminario.

El diálogo social entre gobiernos, empleadores y trabajadores es uno de los cuatro objetivos principales del Programa de Trabajo Decente que impulsa la OIT, la única agencia de la ONU en la cual los Estados miembros están representados por delegaciones tripartitas que, entre otras cosas, discuten y aprueban todos sus convenios, recomendaciones o resoluciones.

En el marco de la XVI Reunión Regional Americana de la OIT celebrada en Brasilia en mayo de 2006, gobiernos, empleadores y trabajadores concluyeron que generar mayor confianza en el diálogo social es uno de los desafíos a los que se enfrenta el continente y destacaron la importancia de diseñar y aplicar políticas públicas nacionales que incorporen el diálogo social en las estrategias nacionales de desarrollo.

Las conclusiones del seminario en Chile serán presentadas como un aporte a los preparativos de la XVII Cumbre Iberoamericana que se realizará en noviembre en este país en torno al tema “Cohesión social y políticas sociales para alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica”.

_____

* Para consultar los documentos relacionados con el seminario y otros materiales puede visitar la página web del proyecto regional de la OIT sobre “Fortalecimiento de los mecanismos institucionales para el diálogo social”, http://www.oit.org.pe/dialogosocial

** “Diálogo social institucionalizado en América Latina”. Estudio comparado. Ver: http://www.oit.org.pe/portal/ds/interior.php?secCodigo=156.

Los medios de comunicación pueden solicitar información adicional a:
Lucy Dávila, +56 9 9265 3585 prensaoit@oitchile.cl
Luis Córdova +56 9 8199 3617, prensa@oit.org.pe

subir


 

INVERTIR EN LA FAMILIA Y EN LA EDUCACIÓN ES CLAVE PARA ELIMINAR EL TRABAJO INFANTIL DOMÉSTICO EN HOGARES DE TERCEROS.

Lima (Noticias de la OIT) - Pese a los esfuerzos por mejorar su calidad, la educación sigue siendo uno de los ámbitos de mayor exclusión para las y los trabajadores infantiles domésticos en hogares ajenos en Colombia, Paraguay y Perú. Esta es una de las conclusiones de la publicación “Invertir en la familia. Estudio sobre factores preventivos y de vulnerabilidad al trabajo infantil doméstico en familias rurales y urbanas de Colombia, Paraguay y Perú”, realizado en el marco del proyecto Tejiendo Redes contra la explotación de niñas, niños y adolescentes de la OIT-IPEC.

La investigación tiene como temas centrales los factores de vulnerabilidad de familias rurales y urbanas que envían sus hijas e hijos al trabajo doméstico en hogares ajenos, así como los factores de protección existentes en estas familias para evitar el ingreso  de sus hijas a  esta actividad.

Entre los factores de vulnerabilidad, la pobreza es el gran tema de fondo, pero los detonantes que obligan a las familias a hacer ajustes drásticos en sus estrategias de obtención de ingreso, enviando sus hijas para el trabajo doméstico en hogares de terceros  son: las situaciones críticas de salud, desempleo, fracaso de la cosecha, separación de los padres, deudas o demandas extraordinarias de dinero en efectivo y la falta de condición para estudiar.

También se establece que los familiares no tienen intenciones de explotar a sus hijas e hijos, sino que alientan la migración de éstas/os, desde zonas rurales o periferias empobrecidas hacia los centros urbanos, para que  tengan mejores oportunidades, como la de estudiar. Creen que el contacto con "madrinas" y "padrinos" que podrían servirles como un "capital social" para el resto de sus vidas. Sin embargo, para estas niñas y niños, la educación y la vida mejor, casi nunca llega y su futuro puede estar definitivamente hipotecado a la servidumbre.

El espectro del abuso y de la explotación sexual aparece como una amenaza permanente a las niñas y adolescentes enviadas para trabajar en hogares de terceros. Existe una grave indefensión inherente en la situación de una niña que trabaja bajo un techo ajeno y que debe, muchas veces, poner los límites a lo que debe y no debe considerarse como parte de su rol en la casa que le da cobijo. El impacto psicológico de  la pérdida de vínculos familiares y afectivos y la posición subalterna que ocupan en los hogares donde trabajan, las deja sin condiciones de protegerse de las situaciones de abuso sexual. Si se quedan embarazadas, la familia empleadora las expulsa, la familia de origen no las acepta de vuelta y como necesitan mantenerse solas, se transforman en presas fáciles para las redes  involucradas en el comercio sexual.

Otro problema apuntado, es la presencia de redes de trata de niños, niñas y adolescentes para el trabajo, en general, y para la explotación sexual comercial, en particular. Las redes informales de colocación de menores de edad para trabajar en hogares ajenos, conformada por vecinas, madrinas, maestras, tías y conductores de bus son aprovechadas por las redes delictivas dedicadas a la trata de personas para atrapar a menores de edad que son trasladados de sus lugares de origen hacia centros urbanos. El problema es que las madres de familia y las niñas y adolescentes no puedan distinguir una oferta legítima de empleo en el servicio doméstico, de otra dudosa.

Una ex-trabajadora infantil doméstica comenta sobre la forma de captación de este servicio doméstico: «generalmente los avisos son para trabajar en la Mina... En la mina inmediatamente las meten a atender las cantinas, karaokes, night clubs, chicherías. Y si no quieren, son maltratadas».

En sus recomendaciones finales, el estudio señala alternativas de solución.  Entre ellas, apoyo económico a las familias y comunidades mediante el fomento de proyectos productivos; el fortalecimiento de redes de solidaridad comunitarias y familiares; proporcionar información sobre los riesgos del TID; la instalación de guarderías públicas en las zonas de alta concentración del TID, permitiendo a las mujeres que trabajan dejar a sus hijos menores sin necesidad de “contratar” a una niña para cuidarlos; y la garantía de una educación pública obligatoria y efectivamente gratuita.

Este documento es resultado de un estudio regional realizado en 2006 para generar información cualitativa y comparable entre los mencionados países, en los cuales el trabajo infantil doméstico en hogares de terceros es particularmente extendido, tal como sucede en el resto de América Latina.

«Yo aprendí desde chico que en la vida se trabaja. Peor si no tenés papá ni mamá, tenés que trabajar toda tu vida. Yo siempre me sentí como un esclavo. Pero la vida es así; para fundirte».
(Niño trabajador doméstico en hogares de terceros –Paraguay)
 

Lea la versión completa del estudio:
http://www.oit.org.pe/ipec/documentos/invertir_familia.pdf

subir


 

LA OIT Y EL PNUD AVANZAN EN EL OBJETIVO DE INTEGRAR LA AGENDA DE DESARROLLO HUMANO Y LA DE TRABAJO DECENTE EN LA REGIÓN

Lima (Noticias de la OIT) - En seguimiento a las decisiones adoptadas por la alta dirección del PNUD y de la OIT en la reunión realizada en Nueva York el 18 y 19 de enero de este año, se llevó a cabo en Lima, en la sede de la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe (15 y 16 de marzo), una reunión de trabajo para avanzar en la propuesta de líneas concretas de acción a nivel regional y por país, basadas en la complementariedad de la Agenda de Desarrollo Humano y de la de Trabajo Decente.

Participaron en esta reunión técnica Representantes de PNUD y Directores de las Oficinas de la OIT de los países previamente identificados para comenzar trabajos conjuntos: Honduras, Brasil, Trinidad y Tobago, Uruguay, Costa Rica, Perú y Chile.

Esta reunión, es el resultado de encuentros previos entre las Direcciones Regionales de ambas organizaciones, en la que se definieron con mayor precisión los pasos a seguir para consolidar una agenda de trabajo conjunta, y un más amplio y profundo conocimiento de ambas organizaciones y  sus áreas de trabajo.

De esta manera se posibilita la formulación y promoción de una idea fuerza que combina desarrollo humano y trabajo decente con el fin de construir un eje fundamental y compartido que influya en la gobernabilidad política y económica de los países de la región y alrededor del cual se organicen las políticas públicas de desarrollo y con ellas las de lucha contra la pobreza y la exclusión.

El actual contexto internacional de gran dinamismo está produciendo cambios muy significativos en el sistema multilateral. El conjunto del Sistema de Naciones Unidas se orienta a trabajar como una sola organización (UNA ONU); se está generando una nueva valoración del sistema multilateral y de su papel; hay un amplio compromiso de los países más desarrollados con relación a los menos lo que hace  vislumbrar un crecimiento significativo de la ayuda internacional al desarrollo, y por  primera vez se dispone de un marco orientador global conformado por los objetivos del milenio, sobre el que existe una clara unanimidad.

En este marco, el proceso iniciado en Nueva York, orientado a fortalecer la asociación entre las agencias del sistema de Naciones Unidas para promover el empleo decente y productivo en las políticas nacionales de desarrollo y construir una agenda de acciones comunes, regionales y nacionales, se dirige al objetivo de garantizar los derechos humanos fundamentales, entre ellos el derecho al trabajo y en el trabajo, como condición indispensable para avanzar y alcanzar un desarrollo que produzca impactos reales y positivos en la vida de las personas.

Esta asociación y la agenda de acciones comunes están abiertas a la contribución y participación de otras agencias tanto del sistema de Naciones Unidas, como de fuera de él, además de contar  con la imprescindible apropiación por parte de los gobiernos y de los interlocutores sociales.

____________

Si desea obtener más información, por favor diríjase a:

OIT: www.ilo.org o póngase en contacto con Laetitia Dard: +4122/799-8272 , dard@ilo.org.
PNUD: ww.undp.org o póngase en contacto con Jean Fabre en Ginebra:  +4122/917-8541        , jean.fabre@undp.org o Christina LoNigro en Nueva York: +1212/906-5301        , christina.lonigro@undp.org.

subir


 

TENDENCIAS MUNDIALES DEL EMPLEO DE LAS MUJERES 2007.
ESTUDIO DE LA OIT ADVIERTE SOBRE LA FEMINIZACIÓN DE LA POBREZA LABORAL

GINEBRA (Noticias de la OIT) – El número de mujeres en la fuerza laboral del mundo es mayor que nunca antes, pero la persistencia de la brecha de género contribuye a una “feminización” de la pobreza entre los trabajadores, destacó un nuevo informe difundido por la OIT en ocasión del Día Internacional de la Mujer.

La brecha se manifiesta a través de diferencias entre mujeres y hombres en la situación en el empleo, la seguridad laboral, salarios y acceso a la educación, dice el informe sobre “Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres 2007” */ de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo con este informe se ha registrado el número más alto de mujeres que participan en el mercado laboral, incluyendo tanto aquellas que tienen empleo como las que están buscándolo en forma activa. Las estimaciones de la OIT indican que en 2006 había 2,9 mil millones de trabajadores en el mundo, de los cuales 1,2 mil millones eran mujeres.

Pero la OIT destaca que también hay más mujeres que nunca en situación de desempleo (81,8 millones), o destinadas a empleos de baja productividad en la agricultura o los servicios, o recibiendo menos paga por el mismo trabajo de los hombres. Por otra parte dice que el número de mujeres que tienen empleo o lo están buscando dejó de aumentar e incluso declinó en algunas regiones, en algunos casos debido a que más jóvenes reciben educación y no trabajan.

“A pesar de los progresos aún hay demasiadas mujeres atrapadas en trabajos mal retribuidos, con frecuencia en la economía informal, sin suficiente protección legal, con poca o ninguna protección social, y con un alto grado de inseguridad”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. “La promoción del trabajo decente como una herramienta fundamental para responder a la demanda mundial de igualdad de género permitirá avanzar en forma importante para mejorar los ingresos y las oportunidades de las mujeres y ayudar a las familias a salir de la pobreza”.

El informe plantea que las mujeres deben tener la oportunidad de salir de la pobreza por sí mismas junto con sus familias a través de la generación de oportunidades de empleo decente que les permitan realizar un trabajo productivo y remunerado en condiciones de libertad, seguridad y dignidad humana. De lo contrario el proceso de feminización de la pobreza continuará avanzando y será heredado por la siguiente generación.

El informe también destaca que 47,9 por ciento de las mujeres que trabajan están en situación de empleo remunerado y asalariado, una mejoría frente al 42,9 por ciento de 10 años atrás. Sin embargo también se hace notar que mientras más pobre es la región, mayores son las posibilidades que las mujeres sean trabajadoras familiares auxiliares sin remuneración o trabajadoras por cuenta propia con bajos ingresos, y en una proporción más alta que la de los hombres.

El paso de trabajadora familiar auxiliar sin remuneración o trabajadora por cuenta propia con bajos ingresos al de empleo remunerado y asalariado es importante para la independencia y autodeterminación de muchas mujeres, afirma la OIT. Sin embargo en las regiones más pobres del mundo el número de trabajadoras familiares auxiliares como parte del empleo total sigue siendo mucho más alto que el de los hombres, y tienen menos oportunidades de convertirse en trabajadoras remuneradas y asalariadas.

En África Subsahariana y en Asia Sudoriental cuatro de cada 10 mujeres trabajadoras son trabajadoras familiares auxiliares, en comparación con dos de cada 10 hombres. En Asia Meridional, seis de cada 10 mujeres están en esta situación, frente a dos de cada 10 hombres. Y en Medio Oriente y África del Norte la proporción es de tres de cada 10 mujeres y uno de cada 10 hombres.

En el anterior informe de Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres (2004) se estimaba que al menos 60 por ciento de los trabajadores pobres que no ganan lo suficiente para superar con sus familias la línea de pobreza de 1 dólar diario por persona eran mujeres. El nuevo estudio dice que “no hay razones para creer que esta situación haya experimentado variaciones importantes”.

Las diferencias persisten

Según las estimaciones de la OIT, en 2006 las mujeres tenían más probabilidades de estar desempleadas que los hombres. La tasa de desempleo femenina fue de 6,6 por ciento, por encima de la masculina de 6,1 por ciento.

La relación empleo-población, que indica la forma en la cual las economías aprovechan el potencial productivo de la población en edad de trabajar, es mucho más baja para las mujeres que para los hombres. Apenas la mitad de las mujeres en edad de trabajar de 15 años o más realmente trabajan, mientras que 7 de cada 10 hombres lo hacen.

Las diferencias en la relación empleo-población es notoria en Medio Oriente y África del Norte donde sólo poco más de dos de cada 10 mujeres trabajan, en comparación con siete de cada 10 hombres.

Esta situación se presenta pese a que las diferencias entre hombres y mujer por la relación empleo-población han bajado en todas las regiones esta última década, con excepción de Asia Oriental, donde aumentó, y África Subsahariana, donde permaneció sin cambios.

El informe también hace notar la persistencia de la diferencia salarial. En casi todas las regiones y en muchos tipos de ocupaciones las mujeres ganan menos por realizar el mismo trabajo. Pero también hay evidencias de que la globalización está contribuyendo a reducir esas diferencias en el caso de algunas ocupaciones.

La revisión de la información sobre seis grupos ocupacionales evidenció que en la mayoría de las economías las mujeres aún ganan 90 por ciento o menos que sus colegas hombres. Esta situación se presenta incluso en ocupaciones tradicionalmente asociadas con trabajadoras mujeres, como enfermería y docencia.

Además se plantea que si bien hay más mujeres jóvenes que pueden aprender a leer y escribir que 10 años atrás, en la mayoría de las regiones persisten las diferencias de acceso a la educación y nivel educativo. Se estima que 60 por ciento de las deserciones escolares son protagonizadas por niñas para ayudar en sus casas o trabajar. El estudio subraya que si las niñas no logran completar su educación básica estarán comprometiendo sus oportunidades de influir en su propio futuro.

Las conclusiones son sólo parcialmente alentadoras. Hay signos de mejoría en las brechas de género, pero se avanza con lentitud. El informe dice que “los progresos a los cuales se ha referido este informe indican que es posible generar trabajo decente y productivo para las mujeres. Pero esto significa que además de colocar el empleo como una prioridad de las políticas económicas y sociales, será necesario reconocer que los desafíos enfrentados por las mujeres en el mundo del trabajo requieren ser abordados con medidas especialmente diseñadas”.

Para mayor información por favor contacte al Departamento de Comunicación de la OIT en +4122/799-7912, communication@ilo.org, o a Laetitia Dard en +4122/799-8272, dard@ilo.org. Para obtener el documento visite el sitio http://www.ilo.org/trends y para información sobre actividades relacionadas con el Día Internacional de la Mujer (artículos, reportajes, vídeos, publicaciones…) vea:

www.ilo.org/public/english/bureau/inf/event/women/2007/index.htm
__________
*/             “Tendencias Mundiales del Empleo de las Mujeres 2007”. Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, 2007.

subir


 

OIT PRESENTA ESTUDIO SOBRE EXPLOTACIÓN SEXUAL COMERCIAL INFANTIL EN EL PERÚ.

Lima (Noticias de la OIT) - El 63% de las niños, niñas y adolescentes (NNA), víctimas de Explotación Sexual Comercial (ESC) participantes del estudio en Lima, provienen del interior del país y llegaron a dicha situación luego de ser traídos a la capital por algún familiar, quedando en grave situación de vulnerabilidad que facilita este tipo de explotación.

Esta alarmante realidad se repite en otras ciudades, en las que NNA del interior del país llegan a Lima para trabajar y ayudar a sus familias, aunque a menudo obligados por ellos, terminan siendo víctimas de explotación sexual.

Así lo revela la publicación: «Imperdonable. Estudio sobre la explotación sexual comercial de la infancia y la adolescencia en Perú: Cajamarca, Cusco, Iquitos y Lima» -realizado por la ONG Vía Libre, auspiciada por el proyecto Tejiendo Redes contra la explotación de niños, niñas y adolescentes de la OIT-IPEC, que proporciona valiosa información que evidencia una crítica situación ante la cual es urgente plantear acciones concretas para enfrentar y erradicar el problema.

El estudio, en el que se entrevistó a 167 NNA, también señala que la cuarta parte de las víctimas fueron iniciadas sexualmente entre los 12 y 13 años de edad, mientras que el 60% entre los 14 y 15 años.

Un alarmante 35% de los entrevistados en Lima admitió haber sido víctima de violación, en la mayoría de los casos por un familiar o amigo de la familia, como episodio anterior a la situación de explotación sexual.

También se señala que además de violencia sexual, las víctimas sufren otros tipos de maltratos: sometimiento a condiciones de pobreza extrema, expulsión escolar, embarazos a temprana edad, drogadicción, negligencia o abandono de familiares, violencia psicológica, física y sexual y la intervención poco efectiva de diversas instituciones.

En todo el país, NNA de escasos recursos son empleados en bares, picanterías, «chicherías», «tragotecas», discotecas y hostales, en donde se producen estos abusos. En el Cusco, por ejemplo, chicas «jaladoras» de locales de comidas y bebidas, son obligadas a ofrecer servicios sexuales. Otras modalidades de ESCI son la de los «bricheros» y «bricheras», adolescentes que se ofrecen a los turistas como pareja durante su estadía, además del comercio sexual en «chicherías», denominado «chicha con punta», «ccapi» (tocamientos) y pornografía infantil.

Un aspecto preocupante del estudio es el que revela la indiferencia del público entrevistado sobre dicho problema; muchos consideran a las víctimas como «responsables» de esta situación, argumentando que ellas se ofrecen o eligen este tipo de vida. Muchos adultos conocen esta realidad en sus comunidades pero manifiestan una tolerancia inaceptable ante ella y afirman desconocer la necesidad de denunciar tales delitos ante las autoridades.

La investigación indica que los clientes explotadores son personas «comunes y corrientes», usuarios de «servicios sexuales» remunerados que justifican su accionar en un lenguaje de doble moral establecido por un enfoque machista de la propia sociedad. Así, un «cliente» de 35 años, con estudios superiores, al ser entrevistado justifica: «A una chibola la puedes amoldar, le propones y ella dispone, no como una vieja que sabe las reglas... A una chibola tú le hablas y se puede llegar a sexo placentero sin mucha tarifa».

El estudio de la OIT-IPEC fue realizado entre los años 2004 y 2005 para generar información cualitativa sobre la explotación sexual comercial de menores de edad. Es uno de los primeros abordajes de este problema hecho a partir de los propios involucrados: víctimas, clientes y sociedad.

En base a sus resultados, la OIT ha venido ejecutando desde el 2004 el Proyecto Tejiendo Redes contra la explotación de niños, niñas y adolescentes, con el objetivo de diseñar e implementar modelos de prevención e intervención, retirando a personas menores de edad en situación de explotación sexual comercial en Cusco, Iquitos y Lima.

Esta publicación cobra vigencia porque en los últimos años se ha evidenciado el incremento y la diversificación de prácticas de ESC, que incluye la detección de redes delictivas de trata de NNA con fines de explotación sexual. Asimismo adquiere una validez actual debido a la inicial inclusión del tema en la agenda pública y sectorial del país, requiriéndose información que permita una adecuada toma de decisiones y definición de políticas.

Lea la versión completa del estudio:
http://www.oit.org.pe/ipec/documentos/estudio_esci_pe.pdf

subir


 

LA OIT Y EL PNUD AÚNAN ESFUERZOS PARA PROMOVER UN CRECIMIENTO QUE GENERE TRABAJO DECENTE.

GINEBRA – El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización internacional del Trabajo (OIT) han acordado fortalecer su colaboración y asociación mediante una nueva e importante iniciativa para impulsar las actividades de las Naciones Unidas destinadas a reducir la pobreza y crear más trabajo decente.

El Director General de la OIT Juan Somavia y el Administrador del PNUD Kemal Derviÿ firmaron el acuerdo conjunto en una ceremonia pública celebrada hoy en Ginebra. El acuerdo tiene por objeto “promover el crecimiento sin exclusiones” con desarrollo social que beneficie del 20% al 40% más pobre de la población e impulsar las iniciativas de las Naciones Unidas en pos del logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015.

“Necesitamos urgentemente un crecimiento mucho más generalizado”, se señala en la carta conjunta firmada por los jefes de ambos organismos. “Vivimos en una época de prosperidad sin precedentes; aunque también de crecientes injusticias que dificultan la reducción de la pobreza. Junto a la participación democrática necesitamos un empuje económico, que se traduzca en un trabajo decente para todos”.

El acuerdo es el resultado directo de la Declaración Ministerial aprobada por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas en 2006 sobre trabajo decente y pleno empleo, y una medida práctica para la aplicación de las iniciativas del sistema de las Naciones Unidas para cumplir su cometido como una organización unida en la acción.

Los dos organismos ya han determinado los países en que hay más oportunidades y una mayor demanda de apoyo conjunto del PNUD y la OIT para que el trabajo decente sea un elemento central de los programas de las Naciones Unidas en cada país. Otros organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas también pueden participar en el acuerdo, lo que contribuirá a los esfuerzos en curso para reformar el sistema de las Naciones Unidas”.

La nueva asociación dará expresión práctica a los requisitos relativos a los Coordinadores Residentes de las Naciones Unidas y guiará a los equipos de las Naciones Unidas en más de 130 países para que se constituyan en promotores enérgicos y eficaces de todo el programa de las Naciones Unidas. Asimismo, podría servir de modelo para la ampliación de la labor interinstitucional, en particular en lo que hace al papel y la participación de los organismos especializados en el marco del nuevo sistema de Coordinadores Residentes.

Habida cuenta de la función de coordinación del PNUD, el acuerdo alcanzado será fundamental para lograr adelantos en el programa de trabajo decente en los Estados Miembros de las Naciones Unidas e impulsará un nivel de participación mayor al actual de la OIT en los países en que se ejecutan programas de las Naciones Unidas.

La OIT organizará un programa de capacitación para Coordinadores Residentes de las Naciones Unidas en determinados países y sus contrapartes de la OIT en su centro de Turín con el objeto de ampliar la comprensión del programa de trabajo decente y trazar estrategias para vincular los programas nacionales de trabajo decente con los programas de las Naciones Unidas en los países y los marcos nacionales de coordinación y programación.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) se dedica a la promoción de oportunidades para que mujeres y hombres obtengan trabajo decente y productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana. Sus objetivos principales son la promoción de los derechos en el trabajo, el estímulo de las oportunidades de empleo decente, el mejoramiento de la protección social y el fortalecimiento del diálogo sobre cuestiones relativas al trabajo.

El PNUD es la red mundial de las Naciones Unidas que ayuda a las personas a satisfacer sus necesidades en materia de desarrollo y forjar una vida mejor. Estamos presentes en más de 166 países, trabajando como asociado confiable de los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado para ayudarles a encontrar sus propias soluciones a los retos mundiales y nacionales del desarrollo.

» Video of the ILO-PNUD agreement signing ceremony (2:01 min - 3.56 MB)

Si desea obtener más información, por favor diríjase a:

OIT: www.ilo.org o póngase en contacto con Laetitia Dard: +4122/799-8272, dard@ilo.org.

PNUD: ww.undp.org o póngase en contacto con Jean Fabre en Ginebra: +4122/917-8541, jean.fabre@undp.org o Christina LoNigro en Nueva York: +1212/906-5301, christina.lonigro@undp.org

subir


 

VISITA A LA OFICINA REGIONAL DE LA OIT PARA LAS AMÉRICAS DEL SEÑOR ANTONIO PEÑALOSA, SECRETARIO GENERAL DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE EMPLEADORES.

El pasado día 2 de febrero visitó la sede de la Oficina Regional de la OIT para las Américas el Secretario General de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), señor Antonio Peñalosa, acompañado de la Consejera Técnica para América Latina de esta organización, señora María Anzorreguy. En Lima, el Secretario General de la OIE desarrolló una intensa actividad que le llevó a reunirse con el Presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas y con la Oficina Regional de la OIT para las Américas, donde se entrevistó con la Dirección Regional a fin de intercambiar opiniones acerca de los diversos temas de interés común relacionados con las prioridades y líneas de acción de las organizaciones empresariales en América Latina y el Caribe.

En el marco de esta visita a la sede regional de la OIT, el señor Peñalosa realizó, acompañado del Director Regional, un recorrido por las instalaciones, lo que le permitió conversar con diferentes miembros del personal de la Oficina. Asimismo, se entrevistó con la Dirección de la Oficina Subregional para los Países Andinos, y con el ATP del Proyecto “Promoción del Empleo Juvenil para América Latina-PREJAL”, expresando su apoyo a esta iniciativa, que cuenta con la novedosa participación de un grupo de empresas de España con una amplia presencia en la Región y con el apoyo del Gobierno de España.

La Oficina Regional de la OIT para las Américas valora positivamente esta visita considerándola un apoyo al tripartismo que caracteriza a la Organización y a la agenda de Trabajo Decente en la región.

subir


 

TENDENCIAS MUNDIALES DEL EMPLEO 2007. EL DESEMPLEO MUNDIAL A NIVELES SIN PRECEDENTES A PESAR DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO. MODESTOS AVANCES EN LA REDUCCIÓN DE LOS TRABAJADORES POBRES

GINEBRA (Noticias de la OIT) – El número de personas desempleadas en el mundo se mantuvo elevado a niveles sin precedentes en 2006 a pesar del robusto crecimiento económico, dijo la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) en una nueva edición de su informe anual Tendencias Mundiales del Empleo */ que fue difundido hoy en esta ciudad.

El documento “Tendencias Mundiales del Empleo 2007” dice que si bien hay más personas trabajando que nunca antes, el número de desempleados se mantuvo en una marca sin precedentes de 195,2 millones de personas en 2006. La tasa mundial, de 6,3 por ciento, no tuvo cambios con respecto al año anterior.

La OIT también destacó que hubo sólo modestos avances en los intentos por sacar de la pobreza unos 1,37 mil millones de trabajadores que si bien tienen empleo viven con menos del equivalente de 2 dólares por persona al día, y destacó que no se produjeron suficientes empleos decentes y productivos como para mejorar su situación.

“El fuerte crecimiento económico registrado los últimos cinco años ha tenido un impacto muy leve en la reducción del número de trabajadores que viven en condiciones de pobreza junto con sus familias, y esa reducción se produjo sólo en unos pocos países. Además, el crecimiento no ha provocado la disminución del desempleo mundial”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. “Por otra parte, incluso si continúa esta tendencia al crecimiento en 2007, son muy preocupantes las perspectivas relacionadas con la creación de empleo decente y una mayor reducción de la pobreza laboral.”

El informe dice que para mantener o reducir las tasas de desempleo debe fortalecerse el vínculo entre crecimiento y trabajo. Destaca que la creación de empleos decentes y productivos, y no de cualquier empleo, es esencial para reducir el desempleo y bajar el número de familias que viven en situación de pobreza, lo cual a su vez es un requisito para el desarrollo y el crecimiento económico en el futuro.

El informe también destaca que:

  • Durante la última década el crecimiento se ha reflejado más en el aumento de la productividad que en el del empleo. La productividad aumentó 26 por ciento, mientras que el número de empleados en el mundo subió sólo 16,6 por ciento.
  • El desempleo golpea más fuerte a los jóvenes entre 15 y 24 años, pues afecta a 86,3 millones de personas de ese grupo de edad, equivalente a 44 por ciento de todos los desempleados del mundo en 2006.
  • Persiste la brecha de empleo entre mujeres y hombres. En 2006, 48,9 por ciento de las mujeres de 15 años o más estaban trabajando, levemente por debajo del 49,6 por ciento de 1996. En comparación, la relación empleo-población de los hombres fue de 75,7 por ciento en 1996 y de 74,0 por ciento en 2006.
  • En 2006, la presencia del sector de servicios como proveedor de empleo aumentó de 39,5 por ciento a 40 por ciento y por primera vez superó a la agricultura, que bajó de 39,7 por ciento a 38,7 por ciento. El sector industrial aportó 21,3 por ciento de todo el empleo.

Tendencias regionales

El estudio dice que en la mayor parte de las regiones no hubo un cambio importante en las tasas de desempleo entre 2005 y 2006. La disminución más relevante se produjo en la región de Economías industrializadas y la Unión Europea donde bajó 0,6 puntos entre 2005 y 2006 hasta 6,2 por ciento. En Asia Oriental la tasa de desempleo fue de 3,6 por ciento, y continuó siendo la más baja del mundo. La tasa de desempleo de Asia Meridional fue de 5,2 por ciento, y la de Asia Sudoriental y el Pacífico de 6,6 por ciento.

Medio Oriente y África del Norte continuó siendo la región con la tasa de desempleo más alta, de 12,2 por ciento en 2006. África al Sur del Sahara registró la segunda tasa más alta con 9,8 por ciento. La región también tenía la mayor participación en la pobreza de los trabajadores, ya que 8 de cada 10 mujeres y hombres viven con sus familias con menos de 2 dólares al día por persona. Esto pone en evidencia la importancia de abordar como prioridad mundial y regional el déficit de trabajo decente en África.

El informe también destaca que entre las regiones varía la relación empleo-población, es decir el porcentaje de personas con empleo de la población en edad de trabajar. En Medio Oriente y África del Norte se registró el nivel más bajo, de 47,3 por ciento en 2006. Asia Oriental tuvo el más alto, de 71,6 por ciento, aunque también es cierto que esta relación ha decrecido 3,5 puntos porcentuales en los últimos 10 años. Cuando la disminución es causada por un aumento en la participación en la educación, como ocurre en Asia Oriental, es una buena señal. En América Latina la relación aumentó 1,8 puntos porcentuales en 2006 y ahora 60,3 por ciento de la población en edad de trabajar está empleada.   

Según las estimaciones de la OIT entre 2001 y 2006 en todas las regiones hubo una disminución del número total de trabajadores pobres que viven con menos de 1 dólar, excepto en África al Sur del Sahara donde aumentó en 14 millones, y en América Latina y Medio Oriente y África del Norte donde se mantuvo casi sin cambios. Durante este mismo período hubo una disminución del número de trabajadores pobres por debajo de la línea de 2 dólares diarios en Europa Central y Oriental (No UE) y la CEI, y sobretodo en Asia Oriental donde bajó 65 millones. Por otra parte, hubo aumentos en Asia Sudoriental y el Pacífico, en Asia Meridional, en Medio Oriente y África del Norte, y en especial en África al Sur del Sahara donde aumentó en 26 millones.

“Todas las regiones enfrentan desafíos laborales importantes”, dice el informe de la OIT. “Los jóvenes enfrentan más dificultades que los adultos en el mercado de trabajo, las mujeres no tienen las mismas oportunidades que los hombres, la falta de trabajo decente aún es elevada, y el potencial que puede ofrecer la población no siempre es utilizado debido a una deficiencia en el desarrollo de capital humano o a un desequilibrio entre la oferta y la demanda en los mercados laborales.”

“En este momento se ha generalizado la convicción de que el trabajo decente es una forma de reducir la pobreza en forma sostenida, y por eso la meta de ‘empleo pleno, productivo y decente’ será agregada a los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2007. Por lo tanto este es el momento para que los gobiernos y la comunidad internacional se aseguren de que las condiciones económicas favorables registradas en la mayor parte del mundo se traduzcan en un crecimiento del empleo decente”, concluye el informe.

Nota 1 -
__________

*/          Informe de las Tendencias Mundiales del Empleo, Enero 2007, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra. www.ilo.org/trends.

subir


 

DIRECTOR GENERAL DE LA OIT VISITÓ PERÚ

El Director General de la OIT, Juan Somavia, realizó una visita a Perú durante la cual se reunió con el Presidente de la República, Alan García, con autoridades del gobierno, y con representantes de organizaciones de empleadores y trabajadores.

“El trabajo decente es una de las grandes demandas democráticas de nuestros tiempos en América Latina”, planteó Somavia durante esta visita realizada el 15 y 16 de enero, y destacó que la OIT respaldará los esfuerzos que realice Perú para avanzar en esta dirección.

Somavia dijo que se pondrán “los conocimientos de la OIT a disposición del Gobierno y también de empresarios y trabajadores”. Agregó que para lograr que el crecimiento económico esté acompañado de trabajo decente es necesario contar con una convergencia de políticas que apunten en la misma dirección.

El Presidente Alan Garcia se reunió con el Director General de la OIT el martes 16 por la mañana (ver Comunicado de Prensa de la Presidencia de la República y texto de las palabras pronunciadas por el Presidente Alan García). En este encuentro también participaron el presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, y la Ministra del Trabajo y Promoción del Empleo, Susana Pinilla.

El lunes 15 durante una visita al Ministerio del Trabajo y Promoción del Empleo, Somavia suscribió junto con la Ministra Susana Pinilla un Memorando de Entendimiento entre el Gobierno de Perú y la OIT para abordar conjuntamente áreas que son consideradas prioritarias en el marco de un Programa Nacional de Trabajo Decente (ver Comunicado del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo y texto del Memorando de Entendimiento)

La agenda de su visita también incluyó un encuentro con el Ministro de Relaciones Exteriores de Perú, José Antonio García Belaúnde.

Por otra parte, el Director General de la OIT también sostuvo un encuentro con los jefes de agencia del Sistema de Naciones Unidas en Perú.

_____

Antes de concluir su visita a Perú, el Director General de la OIT fue entrevistado por el diario El Comercio. El texto de la entrevista puede ser consultada en la siguiente dirección web:
http://www.elcomercioperu.com.pe/EdicionImpresa/Html/2007-01-18/imEcEconomia0653634.html

subir


 

EQUIPO DE TRABAJO DECENTE DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE SE REUNIÓ EN LIMA

El Equipo de Trabajo Decente de América Latina y el Caribe se reunió en la Oficina Regional de la OIT para las Américas ubicada en Lima, Perú, a fin de intercambiar ideas acerca de la implementación de la Agenda Hemisférica de Trabajo Decente de la OIT, en seguimiento a su aprobación por parte de los constituyentes en la XVI Reunión Regional Americana que se realizó en Brasilia, en mayo pasado. La reunión estuvo presidida por la señora María Angélica Ducci, Directora Ejecutiva de la Oficina del Director General, y el señor Jean Maninat, Director Regional para las Américas.

Reunión de Equipo de Trabajo Decente, Lima 2006

subir


 

PANORAMA LABORAL DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 2006: BAJA EL DESEMPLEO Y MEJORAN LOS SALARIOS REALES. OIT PROPONE APROVECHAR LA COYUNTURA FAVORABLE PARA ENFRENTAR CON TRABAJO DECENTE LA PERSISTENCIA DE LA POBREZA Y LA DESIGUALDAD

LIMA (Noticias de la OIT) – La tasa de desempleo urbano en América Latina bajó por cuarto año consecutivo en 2006 de 9,5 a 9,0 por ciento, un escenario favorable que según la OIT es propicio para avanzar en la generación de trabajo decente y enfrentar los persistentes problemas de pobreza y desigualdad en la región.

El “Panorama Laboral 2006” /* difundido en Lima por la Oficina Regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), destaca que la reducción de medio punto en la tasa de desempleo urbano se produjo al comparar los primeros tres trimestres de 2006 con similar período de 2005.

La reducción en la tasa de desempleo urbano ha sido constante desde 2002, cuando alcanzó a 11,4 por ciento. En 2007 podría experimentar otra leve baja, hasta 8,8 por ciento, según las proyecciones de la OIT. La tendencia a la baja debería acentuarse aún más para lograr alcanzar el nivel de 7,1 por ciento de 1990.

El documento dice que el crecimiento sostenido de las economías de la región “se está reflejando en la evolución positiva de algunos de los principales indicadores del mercado de trabajo”. Además de la reducción del desempleo se observó una mejoría en los salarios reales en las áreas urbanas, y una reducción en la brecha de género en los principales indicadores del mercado laboral y en el desempleo juvenil.

“Estamos frente a resultados alentadores que nos permiten enfrentar con mayor solidez el desafío pendiente de generar trabajo decente para mujeres y hombres”, dijo el Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Jean Maninat.

“Si no logramos crear más y mejores empleos la lucha contra la pobreza será una ilusión”, agregó Maninat.

Precisó que “si bien el crecimiento económico es indispensable no basta por si solo para crear el número de puestos de trabajo, de la calidad que requieren los países de la región”, y por lo tanto es necesario contar con políticas económicas y sociales destinadas a impulsar el trabajo decente.

El Panorama Laboral destaca que pese a los avances en materia laboral se mantiene alto el empleo en el sector informal, en el cual participan 48,5  por ciento del total de los ocupados urbanos. Por otro lado, cinco de cada 10 nuevos ocupados en las ciudades latinoamericanas y caribeñas en los últimos años se desempeñan en el sector informal.

La OIT hizo notar que el mercado laboral presenta problemas estructurales que es necesario abordar para combatir la pobreza, como una persistente desigualdad en los ingresos laborales, que además va acompañada por un desempleo mucho más fuerte entre quienes ya están en condiciones de desventaja económica.

De acuerdo con datos contenidos en el informe, la tasa de desempleo urbano de la población pobre que vive con menos de dos dólares por persona al día es 2,9 veces más alta que la de los no pobres. Por otra parte, la tasa para los más de 80 millones de personas en situación de indigencia que cuentan con menos de un dólar al día es 4,1 veces más alta.

El desempleo, junto con el subempleo y los bajos ingresos afectan a cerca de 44,6 por ciento de la población económicamente activa en las áreas urbanas. El informe agrega que en estas condiciones difícilmente se logrará que la región alcance la primera meta del milenio de reducir la extrema pobreza a la mitad al año 2015, aún cuando algunos países hayan logrado avances importantes.

Maninat recordó que existe un amplio consenso a favor del objetivo del trabajo decente, especialmente los compromisos asumidos por Jefes de Estado y de Gobierno en la Cumbre de las Américas en Mar del Plata en noviembre de 2005. En mayo de este año, representantes de los gobiernos, empleadores y trabajadores ratificaron ese compromiso en Brasilia, durante la XVI Reunión Regional Americana de la OIT. Más recientemente el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la ONU adoptó una “Declaración Ministerial sobre Empleo y Trabajo Decente”.

Ahora “se requiere un esfuerzo renovado en América Latina y el Caribe para superar las brechas de trabajo decente”, dice el “Panorama Laboral 2006”.

El nuevo informe de la OIT también incluye los siguientes datos:

  • La reducción de medio punto en la tasa de desempleo de 9,5 a 9,0 por ciento implica hay alrededor de 17,5 millones de personas que no consiguen empleo en las áreas urbanas de la región.
  • La tasa de desempleo urbano al tercer trimestre de 2006 disminuyó en casi todos los países de la región. Los mayores descensos se produjeron en la República Bolivariana de Venezuela (12,9% a 10,4%), Honduras (7,1% a 5,2%), Panamá (12,1% a 10,4%), Argentina (12,1% a 10,7%), Colombia (14,6% a 13,3%) y Perú (10,1% a 8,8%). Los países que tuvieron reducciones modestas fueron Ecuador (11,1% a 10,3%), México (4,9% a 4,6%) y Chile (8,4% a 8,3%). La tasa de desempleo urbano se mantuvo igual en Uruguay (12,2%) y se incrementó levemente en Brasil (de 10,0% a 10,2%).
  • El aumento en el número de personas que engrosaron la oferta de mano de obra urbana en la región, de 0,3 puntos porcentuales, fue inferior al aumento en la demanda de mano de obra, de 0,6 puntos porcentuales.
  • El desempleo juvenil urbano cayó cerca de 2 puntos porcentuales. Aún hay espacio para mejorar en este campo, pues el desempleo de los jóvenes supera entre 1,7 y 2,2 veces el desempleo total.
  • Mejora la incorporación de las mujeres al mercado laboral en la región, pero su tasa de participación aún es 30 por ciento inferior a la de los hombres. Además, su desempleo es 1,5 veces el de los hombres.
  • Los salarios reales industriales aumentaron en promedio 3,9 por ciento. El salario mínimo real creció en 4,7 por ciento para al tercer trimestre de 2006.
  • El sector de servicios es el principal proveedor de empleo urbano en la región, con 72,3 por ciento en 2005. Por otra parte, 9 de cada 10 nuevos ocupados se insertaron en el sector privado de la economía entre 2000 y 2005.
  • La cobertura de protección social en salud y/o pensiones llega a 58,9 por ciento de la población urbana ocupada en 2005.

* “Panorama Laboral 2006”. Oficina regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Lima, 2006. ISBN: 92-2-317569-0 (impresa) y 92-2-317570-4 (pdf). 

Nota para los medios: El documento está disponible en el sitio web de la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe en www.oit.org.pe

Para mayor información sobre este tema o para conseguir una versión del documento enviada por correo electrónico, contacte a prensa@oit.org.pe

Por teléfono puede ponerse en contacto con: Luis Córdova, +511-6150300 (anexo 439) o con María Olave +511-6150327.


subir


 

OIT PRESENTA EL “PANORAMA LABORAL 2006”. EL INFORME ANUAL SOBRE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE SERÁ DIFUNDIDO ESTE 6 DE DICIEMBRE

LIMA (Noticias de la OIT) – La Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe difundirá este 6 de diciembre la edición 2006 de su “Panorama Laboral”.

La publicación anual de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) contiene la información más actualizada sobre los principales indicadores relacionados con el empleo urbano y el mercado laboral en la región, así como las tendencias de los salarios.

En esta ocasión, el “Panorama Laboral 2006” de la OIT incluye datos sobre la evolución del desempleo urbano regional en un contexto de crecimiento económico, y proyecciones para 2007.

Además el informe aborda temas como pobreza, desigualdad y empleo, trabajo decente, diferencias por género, situación de los jóvenes e informalidad.

La presentación del “Panorama Laboral 2006” a los medios de comunicación será realizada en Lima por el Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Jean Maninat, miembros del equipo directivo regional y algunos de los especialistas que participaron en la elaboración del informe.

Se realizará una rueda de prensa en la sede regional de la OIT en la capital peruana a las 11:00 horas de la mañana del miércoles 6 de diciembre. A todos los medios de comunicación interesados se les solicita confirmar su asistencia para facilitar el acceso al edificio.

Además habrá presentaciones para la prensa en las oficinas de Brasilia, San José y Santiago de Chile.

La nueva edición del informe será publicada en el sitio web de la Oficina Regional de la OIT (www.oit.org.pe) a las 11:00 de la mañana hora de Lima (10:00 horas en Ciudad de México, 13:00 horas en Santiago de Chile, 14:00 horas en Brasilia, 17:00 horas GMT).


Para mayores informaciones sobre el Panorama Laboral 2006 los medios de comunicación pueden contactar a la asesoría de prensa de la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe en el correo electrónico prensa@oit.org.pe

Por teléfono a Luis Córdova (+511-6150439) o a María Olave (+511-6150327)

subir


 

LA EPIDEMIA DEL VIH/SIDA CAUSA LA PÉRDIDA DE 1 MILLÓN DE NUEVOS EMPLEOS POR AÑO, DICE NUEVO INFORME DE LA OIT. EL LUGAR DE TRABAJO DEBE CONVERTIRSE EN PUERTA DE ENTRADA PARA LA PREVENCIÓN Y EL ACCESO AL TRATAMIENTO.

GINEBRA (Noticias de la OIT) – El implacable avance del VIH/SIDA está provocando una evidente reducción del crecimiento económico y laboral en los países más afectados, amenazando sus esfuerzos por reducir la pobreza, crear empleo, en especial para los más jóvenes, y combatir el trabajo infantil, alertó hoy un nuevo informe de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

El informe “VIH/SIDA y trabajo: evaluación mundial, impacto en niños y jóvenes, y respuestas 2006*/ dice que unas 36,3 millones de personas en edad de trabajar viven con VIH/SIDA, la mayoría en África al sur del Sahara.

Además, el informe advierte que la epidemia causa una reducción en la creación de trabajo que causa la pérdida de un millón de nuevos empleos anuales en los países más afectados, si se considera cual sería la situación en caso que el VIH no estuviera presente. El informe utiliza un modelo que captura el impacto del VIH/SIDA sobre el crecimiento de la economía y el empleo en 43 países con una prevalencia de más de 1 por ciento de VIH/SIDA sobre los cuales había disponibles suficientes datos. De esta manera fue posible calcular el costo anual para la economía mundial por la reducción en el crecimiento del empleo.

El informe dice que:

·         Entre la población en edad de trabajar hay 24,6 millones de participantes en la fuerza laboral con VIH/SIDA, a quienes además hay que sumar otras 11,7 millones de personas que viven con el virus mientras realizan una actividad productiva, con frecuencia mujeres en el hogar.

·         En 43 países fuertemente afectados por el VIH/SIDA la epidemia causó una reducción de un promedio de 0,5 puntos porcentuales en la tasa de crecimiento económico cada año entre 1992 y 2004, lo cual a su vez afectó en 0,3 puntos porcentuales el crecimiento del empleo. Entre estos países, 31 del África al sur del Sahara perdieron en promedio 0,7 puntos porcentuales en su tasa de crecimiento económico anual, y de 0,5 puntos porcentuales en el crecimiento del empleo. Esto produjo un déficit de 1,3 millones de nuevos empleos anuales, de los cuales 1,1 millones se perdieron en África al sur del Sahara.

·         El impacto de la epidemia es especialmente severo para los niños y jóvenes cuyas vidas, esperanzas y futuro se han deteriorado directa o indirectamente a causa del VIH/SIDA. En todo el mundo hay unos 2,3 millones de niños que viven con SIDA y se calcula que unos 15 millones han quedado huérfanos. Y cuando los niños de los países más afectados alcanzan la edad de trabajar, enfrentan una severa carencia de oportunidades de empleo.

·         El desempleo de los jóvenes considerados en edad de trabajar es dos o tres veces más alto que el de los adultos. Esto los hace más vulnerables a la pobreza, pero el informe además destaca que aumenta el riesgo de exposición al VIH para un gran número de jóvenes desempleados en zonas empobrecidas. Los jóvenes son afectados por la mitad de todos los nuevos contagios con VIH. Cada día, entre 5.000 y 6.000 personas entre 15 y 24 años se contagian con el VIH.

·         En 2005 más de tres millones de participantes en la fuerza de trabajo en todo el mundo estaban parcial o completamente incapacitados para trabajar a causa de afecciones relacionadas con el SIDA, y las tres cuartas partes vivían en África al sur del Sahara.

·         41 por ciento de los participantes en la fuerza de trabajo mundial que viven con VIH son mujeres, y en África al sur del Sahara la proporción aumenta a 43 por ciento.

El informe aborda en forma especial el caso de niños y jóvenes y el enorme impacto que la epidemia tendrá sobre la fuerza laboral del futuro. Con frecuencia los niños empiezan a trabajar cuando son demasiado jóvenes debido a que necesitan una fuente de ingresos ya que sus padres están enfermos o han muerto. El trabajo infantil los hace vulnerables, les roba el derecho a la educación y los puede llevar a emplearse en ocupaciones que pueden causar su propio contagio con VIH. Esto, a pesar que existen una serie de instrumentos internacionales ampliamente ratificados que si fueran aplicados con vigor podrían conducir a la erradicación de las peores formas de trabajo infantil, y limitar el acceso de los niños al trabajo para mantenerlos en las filas de la educación obligatoria.

Una evaluación rápida realizada en Zambia en 2002 reveló que el VIH/SIDA podría haber incrementado el número de trabajadores infantiles entre 23 y 30 por ciento. Un estudio realizado en Uganda en 2004 demostró que más de 95 por ciento de los niños de hogares afectados por el SIDA estaban involucrados en algún tipo de trabajo. 16 por ciento de los niños trabajadores, en su mayoría niñas, tenían jornadas tanto de día como de noche. Por otra parte, es más común que las niñas permanezcan en casa cuidando padres enfermos o hermanos menores, y de esa manera abandonen la educación.

El nuevo informe de la OIT también destacó que las niñas están en mayor riesgo de ser abusadas sexualmente y de contraer VIH en sus trabajos, particularmente en la prostitución y otras formas de explotación sexual.

La falta de oportunidades de trabajo decente puede llevar a mujeres y hombres jóvenes a trabajar en condiciones precarias o sin regulación. Hay mayores riesgos de contraer el VIH cuando esas condiciones los exponen al virus. Diversos estudios han demostrado que la mayoría de los hombres y mujeres que viven de la industria del sexo comenzaron cuando eran adolescentes o recién comenzados los 20.

Estos factores están relacionados con los datos más recientes según los cuales la mitad de los nuevos contagios con VIH afectan a los jóvenes. Por otra parte, la mayoría de los contagiados no saben que tienen el virus, en especial en las zonas más empobrecidas.

“Las pérdidas de la fuerza de trabajo por mortalidad, las enfermedades y la falta de acceso a tratamiento antirretroviral atentan contra la capacidad de los países más afectados para superar su pobreza”, dice el informe. Agrega que el futuro de la fuerza de trabajo está amenazado por el fuerte impacto de la epidemia sobre los niños, ya que puede convertirlos en trabajadores infantiles y afectar su capacidad para conseguir empleos productivos cuando alcancen la edad para trabajar.

El informe reconoce que ha habido avances en el acceso “deplorablemente retrasado” a los tratamientos antirretrovirales, pero destaca que es necesario adoptar medidas “de fuerza” para incrementarlo aún más, y pide que el lugar de trabajo sea considerado como una “puerta de entrada” importante para avanzar en esa dirección.

Si no hay un mayor acceso a estas terapias podría registrarse un aumento de las pérdidas en la fuerza de trabajo a causa de la mortalidad acumulada como resultado del impacto del VIH, de los 28 millones calculados en 2005 a 45 millones en 2010, más de 64 millones previstos para 2015 y casi 86 millones para 2020. El informe considera que el acceso a la terapia podría reducir hasta en 14 por ciento las 17,3 millones de pérdidas en la fuerza laboral que se han previsto entre 2005 y 2010.

“Se pueden obtener importantes beneficios del acceso obligatorio a las terapias antirretrovirales, incluso cuando y donde las tasas de continuación tiendan a estar en el nivel más bajo del alcance esperado”, dice el informe (las tasas de continuación reflejan la proporción de personas tratadas que continúan tratándose de un año para otro). “La posibilidad de evitar entre una quinta y una cuarta parte de las potenciales pérdidas a la fuerza de trabajo debería ser un incentivo importante para considerar al lugar de trabajo como una puerta de entrada importante en la promoción del acceso universal a las terapias antirretrovirales”.

La OIT está comprometida con estrategias a largo plazo para la eliminación del trabajo infantil, la preparación de los jóvenes para su ingreso al mercado de trabajo y la elaboración de estrategias nacionales para reducir el desempleo juvenil. En principio, la remoción de los niños del trabajo infantil requiere generar medios alternativos para la creación de empleos, el aumento de la productividad laboral y el aumento de los salarios de los jóvenes, así como asistir a la actual generación de niños para que puedan fortalecer sus capacidades laborales con miras al futuro. En muchos casos, la juventud desempleada no puede ser reemplazo para el trabajo infantil, pero el potencial para reorientar la demanda de trabajo de los niños hacia los jóvenes es una prioridad que requiere ser atendida y examinada.

 

            Para mayor información contacte al Departamento de Comunicación de la OIT, communication@ilo.org. Tel.: +4122/799-7062 o visite la página internet:

www.ilo.org/public/english/bureau/inf/event/aidsday06/index.htm

 

__________

 

*/          “VIH/SIDA y trabajo: evaluación mundial, impacto en niños y jóvenes, y respuestas 2006”, OIT, Ginebra, ISBN 92-2-119070-6 y 978-92-2-119090-7.

subir


 

JEFES DE LA COMUNIDAD IBEROAMERICANA DE NACIONES EXPRESAN SU COMPROMISO DE COMBATIR LA POBREZA MEDIANTE LA GENERACIÓN DE TRABAJO DECENTE. Declaración de Montevideo.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países que conforman la Comunidad Iberoamericana de naciones, reunidos en la XVI Cumbre Montevideo – Uruguay (3,4,5 de noviembre), concluyeron la misma, con una declaración en la cual expresaron su compromiso con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y refirmaron su voluntad de luchar contra la desigualdad , el hambre y la pobreza mediante la ejecución de políticas de promoción del desarrollo económico con inclusión social y la generación de trabajo decente.

 ________________

En la cumbre fue aprobado también, el documento de compromiso frente al tema central de la reunión “Migración y desarrollo”. El mismo que en su párrafo 21 dice:

“Todo migrante debe gozar, conforme al ordenamiento jurídico de cada Estado, de la observancia plena de las leyes laborales que le son aplicables, incluyendo los principios y derechos laborales contenidos en la Declaración de la OIT sobre los Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo.”

 Documento

En la conferencia de prensa de clausura de la XVI Cumbre Iberoamericana, los Mandatarios destacaron la importancia de tratar la realidad global de las migraciones desde la perspectiva de los Derechos Humanos y el reconocimiento del aporte cultural que los inmigrantes brindan al país que los recibe. Coincidieron en que los países deben abrir sus fronteras a través del desarrollo de una "cultura de acogida", para lo cual se necesitan políticas capaces de generar empleo, desarrollar economías sólidas apoyando la innovación -sobre todo de las pequeñas empresas que son las que generan el 80% del empleo- así como también consolidando instituciones democráticas.

Finalmente, se acordó aceptar la invitación del Gobierno de la República de Chile para realizar, entre el 9 y 10 de noviembre de 2007, la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, en la ciudad de Santiago, el tema central de la cumbre será: La cohesión social y políticas sociales para alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica.

________________

Página Oficial de la XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobiernos. Montevideo – Uruguay 3, 4, 5 de noviembre de 2006.  http://www.xvicumbre.org.uy/

 

subir


 

EL DESEMPLEO JUVENIL AUMENTA EN TODO EL MUNDO. MILLONES DE JÓVENES TIENEN TRABAJO PERO VIVEN EN LA POBREZA. NUEVO INFORME DE LA OIT

GINEBRA (Noticias de la OIT) - El número de jóvenes entre 15 y 24 años que están desempleados aumentó durante la última década, mientras que otros cientos de millones tienen trabajo pero aún así viven en condiciones de pobreza, dice un nuevo informe de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) (Nota 1).

Entre 1995 y 2005 el número de jóvenes desempleados aumentó de 74 a 85 millones, un incremento de 14,8 por ciento. El informe agrega que alrededor de 25 por ciento de la población juvenil, es decir unas 300 millones de personas, viven por debajo de la línea de pobreza de 2 dólares diarios.

La OIT estima que serán necesarios 400 millones de empleos decentes y productivos, es decir más y mejores trabajos, para aprovechar al máximo el potencial de la juventud actual (Nota 2). Según el informe, la posibilidad de que un joven esté desempleado triplica a la de un adulto, y destaca que las desventajas relativas a las cuales se ven enfrentadas son mayores en el mundo en desarrollo donde representan una porción más grande de la fuerza laboral que en los países industrializados.

"La incapacidad de las economías para crear empleos decentes y productivos a pesar del incremento en el crecimiento económico está golpeando con fuerza a los jóvenes del mundo", dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. "Además de generar un déficit de oportunidades de trabajo decente y altos niveles de incertidumbre económica, esta preocupante tendencia amenaza con dañar las perspectivas económicas de uno de nuestros principales recursos, nuestras mujeres y hombres jóvenes".

El informe destaca que en el mundo del trabajo actual la juventud enfrenta importantes vulnerabilidades y alerta que la falta de trabajo decente, cuando ocurre a una edad temprana, puede comprometer en forma permanente las posibilidades de empleo futuras. Destaca que es urgente responder al llamado de la ONU para desarrollar estrategias que les den a los jóvenes la oportunidad de maximizar su potencial productivo a través de empleos dignos.

El informe también dice que:

  • Uno de cada tres integrantes de la población juvenil mundial de 1,1 mil millones de personas entre 15 y 24 años está buscando trabajo sin éxito, ha abandonado esa búsqueda por completo o está empleado pero vive con menos de 2 dólares diarios.
  • La población juvenil creció 13,2 por ciento entre 1995 y 2005. En cambio, la disponibilidad de empleos para este segmento de población aumentó sólo 3,8 por ciento hasta alcanzar los 548 millones.
  • Los jóvenes desempleados representan 44 por ciento del total de desempleados en el mundo, a pesar que su participación en la población en edad de trabajar es de sólo 25 por ciento.
  • La tasa de desempleo juvenil fue mucho más alta que la del desempleo adulto de 4,6 por ciento en 2005, tras experimentar un aumento de 12,5 por ciento en 1995 (Nota 3) a 13,5 por ciento el año pasado.

"La juventud ociosa es costosa", dice el informe, y hace notar que la imposibilidad de encontrar un empleo genera una sensación de vulnerabilidad, inutilidad y de estar de más. Hay costos para la juventud, pero también para las economías y las sociedades, en términos de disminución de ahorros, pérdida de demanda agregada, disminución de inversiones, y costos sociales como los que se requieren para servicios de prevención del crimen o del uso de drogas.

"Todo esto afecta la capacidad de desarrollo de las economías", dijo Somavia. "En este momento estamos desperdiciando en potencial económico de una gran parte de la población, en especial en países en desarrollo que son los que menos se lo pueden permitir. Por eso los países deben concentrarse en los jóvenes".

La crisis del empleo golpea a los jóvenes en todo el mundo


La tasa de desempleo juvenil más elevada fue registrada en la región de Medio Oriente y África del norte, con 25,7 por ciento. Europa central y del este (no UE) y la CEI tienen la segunda más alta con 19,9 por ciento. La tasa de África al sur del Sahara fue de 18,1 por ciento, seguida de América Latina y el Caribe con 16,6 por ciento, Asia sudoriental y el Pacífico con 15,8 por ciento, las economías industrializadas y la Unión Europea con 13,1 por ciento, Asia meridional con 10 por ciento y Asia oriental con 7,8 por ciento.

La región de las economías industrializadas y la UE fue la única que experimento un descenso considerable del desempleo juvenil en los últimos 10 años. Este cambio fue atribuido a la menor participación de los jóvenes en la fuerza de trabajo, más que a estrategias de empleo exitosas.

Los desafíos son aún mayores en el caso de las mujeres jóvenes, ya que es mucho menos frecuente que estén trabajando o buscando empleo. La brecha de participación en la fuerza de trabajo que existe entre hombres y mujeres jóvenes es mayor en el mundo en desarrollo. Por ejemplo, hay 35 puntos porcentuales de diferencia en Asia meridional, 29 en Medio Oriente y África del norte, 19 en América Latina y 16 tanto en Asia sudoriental y el Pacífico como en África al sur del Sahara. Esta brecha es producida por tradiciones culturales, falta de oportunidades para que mujeres jóvenes puedan combinar el trabajo con las tareas de hogar, y la tendencia de los mercados laborales a deshacerse de las mujeres más rápido que de los hombres cuando disminuyen los puestos de trabajo.

Al mismo tiempo, la disponibilidad de un empleo ya no representa una garantía de sustentabilidad económica para los jóvenes. La pobreza es persistente entre alrededor de 56 por ciento de los jóvenes trabajadores, quienes además se ven enfrentados a la posibilidad de tener largas jornadas, contratos temporales o informales, salarios bajos, protección social escasa o inexistente, mínima capacitación, y de no tener voz en el trabajo. Está claro que hay una diferencia entre tener un trabajo y tener un trabajo decente.

El informe también registra un "preocupante" aumento en el número de jóvenes que ni trabajan ni estudian. Usando la limitada información que existe sobre este tema en los países, estima que 34 por ciento de los jóvenes en Europa central y del este ni trabajan ni estudian. La tasa detectada fue de 27 por ciento para África al sur del Sahara, 21 por ciento en América central y del sur, y 13 por ciento en las economías industrializadas y la Unión Europea.

Además de identificar los principales retos relacionados con el empleo de los jóvenes, el informe intenta aclarar algunos malentendidos frecuentes relacionados con este tema, y hace notar que:

  • El acceso a la educación continúa siendo un problema para muchos jóvenes y el analfabetismo aún es un desafío importante en muchos países en desarrollo.
  • El haber alcanzado mayor grado educacional no garantiza el camino hacia el trabajo para los jóvenes, en especial cuando se habla de trabajo decente.
  • Cuando el crecimiento económico es escaso o cuando no repercute en la creación de empleo, la seguridad laboral suele ser más importante para los jóvenes que la satisfacción laboral.
  • Las tasas de desempleo juvenil sólo dejan expuesta la punta del iceberg de los problemas que los jóvenes enfrentan en el mercado laboral y no ofrecen una imagen completa de los desafíos pendientes. Hay dos grupos que son más grandes que los desempleados: los jóvenes desalentados y los jóvenes que trabajan pero son pobres.
  • Los jóvenes no forman un grupo homogéneo. Por lo tanto se justifican las intervenciones que apuntan a superar las desventajas que experimentan grupos específicos en su entrada y permanencia en el mercado laboral.
  • El sector agrícola y las áreas rurales aún generan más de 40 por ciento del empleo en el mundo y son la principal fuente de trabajo en diversas regiones. A pesar de la creciente migración hacia las ciudades, la generación de empleos en las áreas rurales continúa siendo relevante para las estrategias de empleo juvenil y para las de reducción de la pobreza. De hecho, la mejora de los salarios y la reducción de la pobreza en sectores rurales contribuirá a contener la marea migratoria de jóvenes hacia grandes ciudades que ya están congestionadas.

El informe destaca que cuando la primera experiencia de una persona joven en el mercado laboral es un largo desempleo lo más probable es que continúe afectado por rachas de falta de trabajo alternadas con empleos mal pagados. Se plantea la necesidad de desarrollar políticas y programas nacionales integrales, respaldadas por la ayuda internacional, que apunten en forma directa a ayudar a los jóvenes más vulnerables y a reincorporarlos a una sociedad civil que puede beneficiarse de su participación.

"Es un principio innegable, y uno que está reconocido por la ONU y otras organizaciones internacionales y gobiernos, el hecho que solamente a través de las oportunidades de trabajo decente los jóvenes podrán salir por si mismos de la pobreza", dijo Somavia. "Las estrategias de empleo juvenil son una contribución clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio".


Para mayor información contacte al Departamento de Comunicación de la OIT, Tel.: +4122/799-8272, communication@ilo.org, dard@ilo.org o visite la página internet www.ilo.org/trends.

Para artículos de fondo sobre el trabajo infantil, cliquear aquí.

Para datos y cifras sobre el trabajo infantil, cliquear aquí.




Nota 1 - Tendencias mundiales del empleo juvenil, Ginebra, 2006. www.ilo.org/trends; ISBN 92-2-118627-X y 978-92-2-118627-4 (impreso), ISBN 92-2-118628-8 y 978-92-2-118628-1 (pdf web).

Nota 2 - Esta cifra es resultado de la suma de 85 millones de jóvenes desempleados más 309 millones de trabajadores pobres por debajo de la línea de 2 dólares diarios, más 20 millones de jóvenes desalentados (4 por ciento de los 525 millones que están inactivos).

Nota 3 - Esta es una medición del porcentaje de personas jóvenes que están sin trabajo y que lo están buscando sin éxito como parte de la fuerza de trabajo. Las diferencias con otras estimaciones anteriores (Tendencias del empleo juvenil 2004) se deben al hecho que en esta oportunidad hubo más datos al nivel de países para alimentar el modelo que permite generar información del mundo y de las regiones. El modo de cálculo de otros datos como las estimaciones del FMI sobre el crecimiento del PIB, también han experimentado cambios.

subir


 

SE BUSCA TRABAJO CON SUELDO DIGNO

SANTIAGO (OIT EnLínea) - Un grupo de jóvenes reunidos en el patio de una antigua casona en el centro de la capital de Chile hace tiempo antes de entrar al salón de clase. Pero no es un colegio: ellos están en ese lugar porque necesitan un trabajo, y esperan tener una mejor oportunidad de conseguirlo.

"Están desencantados porque no han podido encontrar trabajo con un sueldo digno, y aquí les damos formación para que estén mejor capacitados cuando busquen un empleo", dijo a OIT EnLínea María Luz Araya, de la escuela Prisma de Los Andes. En este centro los jóvenes estudian oficios relacionados con la gastronomía o la administración, y luego acceden a una contratación en práctica que dura dos meses.

Pero la tarea no es fácil. Algunos tienen una situación económica asfixiante y desertan antes de terminar los cursos, otros tienen dificultades para la inserción laboral y no logran mantener sus empleos. Es una rutina tratar con jóvenes que "no tienen muchas esperanzas", explicó Araya.

La escuela forma parte de los esfuerzos de la ONG Fundación Cristo Vive, y se inserta en una serie de actividades que se desarrollan tanto desde el sector público como desde el privado para abordar el reto del trabajo decente para los jóvenes en Chile, un país donde el desempleo juvenil de 20,4 por ciento está muy por encima de un desempleo general de 8,5 por ciento, según las últimas cifras difundidas por el Ministerio el Trabajo local.

Sin embargo la persistencia del desempleo juvenil no es un problema exclusivo de Chile. Un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre este tema ha destacado que la generación de trabajos decentes para los jóvenes que buscan empleo es un desafío pendiente tanto en América Latina como en el resto del mundo.

El informe difundido a fines de octubre advierte que desempleo juvenil global registra una tasa de 13,5 por ciento, prácticamente el doble del desempleo general de 6,4 por ciento y muy por encima del de los adultos, que es de 4,5 por ciento. En una década aumentó en más de 14 por ciento el número de jóvenes sin empleo. "Enfrentamos una crisis mundial de empleo juvenil", dice este documento.

En América Latina y el Caribe la situación es aún más apremiante ya que según el informe de la OIT el desempleo juvenil es de 16.6 por ciento, doble que la tasa de desempleo general (urbana y rural) de 8,3 por ciento registrada por la OIT al comenzar este año.

"Podemos decir que casi uno de cada dos trabajadores desempleados en América latina son jóvenes, una carga pesada para este grupo si consideramos que representan sólo 26,9 por ciento de la población en edad de trabajar", dijo la especialista de la OIT Sara Elder, coautora del nuevo informe.

La escasez de empleos disponibles para los jóvenes que quieren trabajar, sin embargo, es sólo la parte más visible del problema. Con frecuencia las dificultades enfrentadas en el mercado laboral llevan a estas personas entre 15 y 24 años a aceptar empleos de poca calidad y con salarios bajos en la economía informal.

Según cifras contenidas en este nuevo informe, 13,3 por ciento de los jóvenes trabajadores de América Latina viven por debajo de la línea de pobreza de 1 dólar diario.

La OIT advierte que el desempleo juvenil y las situaciones en las cuales los jóvenes abandonan la búsqueda de empleo por frustración o están subempleados en condiciones inapropiadas "genera costos para la economía, para la sociedad y para los individuos y sus familias".

"La carencia de un empleo decente al comienzo de una vida puede comprometer las perspectivas de empleo que una persona tendrá en el futuro", agrega. Destaca que es fundamental contar con estrategias hacer frente específicamente a los problemas laborales de los jóvenes.

En el caso de Chile los problemas relacionados con el empleo juvenil suelen aparecer en el discurso público. En la actualidad existen una combinación de programas para abordar esta situación desde diversos frentes: los programas de empleo que favorecen la contratación de jóvenes mediante la entrega de subsidios, las estrategias de capacitación y formación, y los servicios de información e intermediación laboral.

El Gobierno chileno mantiene un sitio en internet para informar sobre estos planes (www.empleojoven.cl), que incluye también datos sobre bolsas de trabajo, oficinas municipales de intermediación y contenido de los contratos que podrían ser ofrecidos por los empleadores.

El tema del empleo juvenil estuvo desplegado en una lista de 36 prioridades para los primeros 100 días de Gobierno anunciadas por la Presidenta Michelle Bachelet en marzo, cuando asumió ese cargo. Pocos días después anunciaba el programa más reciente que consiste en la bonificación de 50 por ciento del salario mínimo como incentivo a empresarios que contraten a jóvenes.

El informe de la OIT precisa que la región latinoamericana tiene algunos desafíos importantes a enfrentar en este campo: las barreras que existen para la entrada de jóvenes mujeres al mercado laboral, la mejoría en el sistema educativo y en las tasas de asistencia a clases, el estímulo a la inversión y la creación de empleo, el crecimiento del sector formal y la mejoría en la calidad de los trabajos.


Cliquear aquí para ver vídeos sobre el empleo juvenil (en inglés).



Nota 1 - Tendencias mundiales de empleo juvenil, Oficina Internacional del Trabajo (OIT), Ginebra, 2006. Para mayor información visite el sitio www.ilo.org/trends.

subir


 

NUEVO INFORME DE LA OIT SOBRE TENDENCIAS DEL EMPLEO JUVENIL

GINEBRA (Noticias de la OIT) – La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) publicará un nuevo informe sobre las tendencias del empleo juvenil, incluyendo cifras sobre el número de jóvenes que viven en la pobreza.

El documento sobre Tendencias mundiales del empleo juvenil actualiza indicadores globales y regionales del mercado laboral de los jóvenes que habían sido presentados por primera vez en 2004, y entrega un completo análisis sobre las perspectivas laborales de las personas entre 15 y 24 años, basado en investigaciones empíricas y en evaluaciones cuantitativas.

El informe será difundido por las oficinas de la OIT en Ginebra y en otras partes del mundo, y estará disponible para los medios de comunicación en formato impreso, como archivo PDF a partir del 27 de octubre en inglés, francés y español, con embargo hasta el 29 de octubre a las 23 GMT.

Será preparado un boletín de noticias para la televisión que estará disponible para los difusores que lo soliciten al Departamento de Comunicación, Radio y TV de la OI al +4122/799-6290/7935, o a TV_RADIO@ilo.org.

Se pueden solicitar entrevistas al Departamento de Comunicación de la OIT. Puede solicitar mayor información a communication@ilo.org, +4122/7997912, a Thomas Setter en el +4122/799-7973, netter@ilo.org, y a Laetitia Dard (sección francesa) en el +4122/799-8272, dard@ilo.org, o a través de las oficinas regionales de la OIT.

subir


 

EL TRANSPORTE TERRESTRE INTERNACIONAL EN LA ENCRUCIJADA. LA ECONOMÍA Y LOS CONDUCTORES SUFREN LAS CONSECUENCIAS DE LOS ATRASOS, DICE UN NUEVO INFORME DE LA OIT

GINEBRA (Noticias de la OIT) – El sector del transporte terrestre internacional enfrenta riesgos derivados de excesivas demoras en las fronteras, agentes de control fronterizo ineficientes o corruptos, y la vulnerabilidad de los conductores a las enfermedades de transmisión sexual como VIH/SIDA, dice un nuevo informe */ de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En muchos casos la escasa infraestructura, la ineficiencia en los trámites oficiales y los agentes fronterizos poco profesionales afectan las condiciones de vida y trabajo de los conductores internacionales al cruzar fronteras en todo el mundo, y esto además tienen un impacto económico negativo, agrega el informe preparado para una reunión tripartita convocada en esta ciudad entre el 23 y el 26 de octubre.

En las carreteras y cruces de fronteras en Europa, África, América y Asia, temas como las políticas de visado constituyen obstáculos importantes para los conductores, e incluyen restricciones a su derecho a trabajar”, explicó el experto en transporte de la OIT Marios Meletiou. “En muchos casos, el aumento en el costo de transporte causa interrupciones en los ciclos de fabricación y entrega”.

El informe examina las consecuencias económicas, laborales y sociales causadas por los problemas para la movilidad fronteriza de los conductores internacionales del sector de transporte terrestre internacional. Cita como ejemplo un reciente estudio estadounidense en el cual se demuestra que una infraestructura inadecuada puede costar miles de millones en bajas de la producción bruta y decenas de miles de puestos de trabajo.

Mientras que, por ejemplo, el período oficial de tiempo para obtener un visado Schengen válido en la Unión Europea (UE) en 2005 era de un promedio de cuatro días, el tiempo actual para conductores internacionales de autobuses y camiones provenientes de países fuera del Tratado de Schengen como Kazajstán, Marruecos, Ucrania y Turquía varía de 1,5 días para un conductor turco a 31,5 para un conductor kasako.

En África, los trámites de aduana son un verdadero cuello de botella. El informe explica que una operación aduanera promedio involucra entre 20 y 40 partes interesadas, 40 documentos y 200 elementos de datos, 30 de los cuales estaban repetidos por lo menos 30 veces. Además, de acuerdo con un estudio de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF) sobre las condiciones laborales de los conductores de camón de siete países de África Central realizado en 2005, todos estos trabajadores han experimentado demoras que van de dos a cinco días en el cruce de fronteras.

Según el Sindicato Internacional del Transporte Terrestre también han sido registrados retrasos excesivos en el cruce de fronteras en Europa. Algunos transportistas informaron de esperas de entre 12 y 48 horas en la frontera entre Polonia y Belarús, entre 20 y 48 horas en la frontera entre Finlandia y la Federación de Rusia, y entre 12 y 72 horas en la frontera de Letonia con la Federación de Rusia y Belarús. Períodos de espera excesivamente largos también fueron registrados en el cruce de fronteras con Asia, hasta de 72 horas entre Turquía e Iraq, y entre la Federación de Rusia y los países de Asia Central.

Además, pagos no oficiales y abusos representan un serio problema para conductores, empleadores, gobiernos y hasta para los consumidores, dice el informe. Los conductores y las compañías de transporte por carretera absorben la mayor parte de los gastos, pero el gobierno pierde derechos aduaneros sobre las mercancías, y los costos con frecuencia se trasfieren a través de la cadena de distribución a otras empresas y finalmente al consumidor.

A menudo los retrasos durante los trámites de aduana son ocasionados por instalaciones fronterizas inadecuadas, que incluyen carencia de estacionamiento seguro, alojamiento, bienestar y servicios sanitarios, servicios de comida y bebida e instrumentos de comunicación. Además, el estrés y el cansancio creado por los retrasos puede ser causa de accidentes de tráfico y víctimas mortales. “Estas indeseables condiciones de trabajo de los conductores internacionales tienen un efecto negativo en toda la sociedad”, dijo Meletiou.

El informe también se refiere a la vulnerabilidad de los trabajadores de este sector a las enfermedades de transmisión sexual como VIH/SIDA, que tiene un impacto en muchas otras personas en todas las zonas donde trabajan y viven.

De acuerdo con el informe, si bien los gobiernos tienen la principal responsabilidad para enfrentar la mayor parte de los problemas detectados pero para mejorar la situación también es fundamental el aporte de empleadores y trabajadores. El informe también se refiere al Convenio sobre los documentos de la gente de mar de la OIT (revisado), 2003 (No. 185) que puede ofrecer ideas útiles para un enfoque similar en el caso de los conductores internacionales.

"La afluencia de hombres y mujeres jóvenes en la industria es necesaria para mantener la sostenibilidad del sector y para responder al aumento de la demanda de transporte terrestre”, destacó Meletiou. “Tenemos que garantizar que las condiciones de vida y de trabajo de los conductores internacionales mejoren en forma constante y que este sector siga ofreciendo oportunidades laborales atractivas para trabajadores de todo el mundo”.

__________

*/          Las cuestiones laborales y sociales surgidas de los problemas de movilidad transfronteriza de los conductores internacionales en el sector del transporte por carretera. Informe que será discutido en la Reunión Tripartita sobre las cuestiones laborales y sociales surgidas de los problemas de movilidad transfronteriza de los conductores internacionales en el sector del transporte por carretera, Ginebra, 23-26 de Octubre. Oficina Internacional del Trabajo, ISBN  92-2-318477-0 / 978-92-2-318477-3. Ginebra, 2006. Para mayor información vea el sitio:

www.ilo.org/public/spanish/dialogue/sector/techmeet/tmrts06/index.htm

subir


 

PREMIO DE LA OIT A LA INVESTIGACION SOBRE TRABAJO DECENTE 2007. LLAMADO A POSTULACIONES

GINEBRA (Noticias de la OIT) – La Organización Internacional del Trabajo (OIT) hizo hoy un llamado a postulaciones al primer “Premio de la OIT a la investigación sobre trabajo decente”, que será entregado cada año a un individuo destacado por sus contribuciones para el desarrollo del conocimiento sobre el principal objetivo de la OIT de trabajo decente para todos */.

El premio creado por el Instituto Internacional de Estudios Laborales será entregado por primera vez durante la próxima Conferencia Internacional del Trabajo en junio de 2007 en Ginebra. El plazo para la recepción de postulaciones vence el 31 de diciembre de 2006.

El premio puede ser otorgado a publicaciones específicas de relevancia, o a una trayectoria relacionada con contribuciones al conocimiento de las preocupaciones centrales de la OIT como  generación de empleo, derechos en el trabajo, protección social y diálogo social. El premio será decidido por un jurado de cinco eminentes especialistas internacionales en asuntos relacionados con políticas laborales y sociales.

Los candidatos al premio pueden ser propuestos por individuos o instituciones, incluyendo gobiernos y organizaciones de empleadores y trabajadores.

Solamente califican como candidatos los individuos y no las instituciones. Para participar deben contar con el apoyo de al menos un representante de los mandantes tripartitos de la OIT y de un académico destacado en materia sociolaboral. Los respaldos deben provenir de dos regiones distintas del mundo.

El ganador del premio será invitado a dar una conferencia ante representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores de diversas partes del mundo, y será designado Miembro Honorario del Instituto Internacional de Estudios Laborales para el período 2007-2008. También habrá una compensación económica de 10.000 dólares estadounidenses.

El Instituto Internacional de Estudios Laborales fue creado por la OIT en 1960 como un centro de estudios avanzados en el campo laboral y social con el objeto de profundizar el conocimiento de asuntos relacionados con el mundo del trabajo a través de actividades de educación e investigación.


_________

*/ Para mayor información por favor consulte este documento:

www.ilo.org/public/spanish/bureau/inst/download/prizes.pdf

subir


 

NUEVO DIRECTOR DE LA OFICINA REGIONAL DE LA OIT PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE. JEAN MANINAT ASUME LA DIRECCIÓN REGIONAL.

Jean Maninat, asumió la dirección regional a partir del  primero de Agosto del presente.

El nuevo Director Regional para América Latina y  el Caribe, Sr. Jean Maninat de nacionalidad venezolana, asumió oficialmente el cargo a partir del 1ro. de agosto del presente. El se desempeñó, hasta su nombramiento, como asesor principal  del Director General de la OIT, para América Latina y el Caribe.

Jean Maninat es Licenciado en Filosofía, graduado en la Universidad Central de Venezuela e ingresó a la OIT en el año 1987 en que asumió el cargo de Coordinador de Publicaciones e Investigaciones en la Oficina de Actividades para los Trabajadores de la sede de la OIT en Ginebra.  En 1997 fue nombrado Director de la Oficina de la OIT para México y Cuba, con sede en Ciudad de México. En el año 2000 fue nombrado miembro de la Oficina del Director General de la OIT y en 2004 asumió el cargo de Asesor Principal del Director General de la OIT para América Latina y el Caribe, con grado de Director, hasta el 1 de agosto de 2006 en que asumió como Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe con sede en Lima-Perú.

subir


 

LA CRISIS GLOBAL DEL EMPLEO: ENFRENTAR EL DESIQUILIBRIO ENTRE EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EL TRABAJO

El crecimiento no genera suficiente empleo en el mundo y frente a este hecho las discusiones de los líderes mundiales de la finanzas como las realizadas recientemente en Singapur deben ir más allá del comercio y el déficit financiero, afirma el Director General de la OIT Juan Somavia. En este artículo, Somavia hace un llamado para realizar reformas políticas significativas que permitan enfrentar el desequilibrio entre crecimiento y creación de empleo.

 ________________

Por Juan Somavia, Director General, Organización Internacional del Trabajo

En 2006 el PIB podría aumentar en más de 4 por ciento por cuarto año consecutivo. África al Sur del Sahara podría registrar la tasa de crecimiento más sólida de los últimos 30 años. Las tasas de interés aún son relativamente bajas, las empresas registran ganancias sin precedentes. Y se ha pronosticado que el comercio mundial continuaría creciendo cerca de 7 por ciento.

Pero si bien la tasa de crecimiento es más que aceptable, no sucede lo mismo con la cantidad y calidad del trabajo que se ha generado. Casi en todas partes del mundo, el acceso al trabajo decente y productivo no refleja la mejoría de las estadísticas macroeconómicas. En los últimos diez años, las cifras del desempleo oficial aumentaron en más de 20 por ciento.

Pero además en vastas regiones del mundo la mayoría de los nuevos trabajos se crean en la ya concurrida economía informal, donde las trabajadoras y los trabajadores se ganan la vida con baja productividad y, como consecuencia, con bajos ingresos.

El número total de trabajadores pobres que viven con menos de 2 dólares al día por persona permanece hoy al mismo nivel que hace 10 años, y representa cerca del 50 por ciento de la fuerza laboral del mundo. Todo esto plantea desafíos con profundas implicaciones políticas y de seguridad.

Quizás en ningún otro lugar este desequilibrio sea tan evidente como en Asia. Es verdad que el amanecer de este "Siglo Asiático" ha sido marcado por un rápido crecimiento económico, más del doble del promedio global desde 1995, y con un aumento de la productividad laboral de 41 por ciento. Sin embargo, Asia enfrenta una serie de "déficit de trabajo decente".

  • En la región viven más de las dos terceras partes de los pobres del mundo y cerca de la mitad de los jóvenes desempleados.
  • El empleo informal como parte del empleo no agrícola va desde 83 por ciento en India, 78 por ciento en Indonesia y 72 por ciento en Filipinas, a 51 por ciento en Tailandia y 42 por ciento en la República Árabe Siria.

Cuáles son algunas de las más importantes medidas políticas necesarias para enfrentar el desequilibrio mundial del empleo?

Primero, la creación de empleo debe ser un objetivo claro en la formulación de políticas. Es crucial en la promoción del crecimiento económico que se traduzca efectivamente en la creación de trabajo decente y estimule la inversión y la iniciativa empresarial, el desarrollo de competencias, normas laborales apropiadas y modos de vida sostenibles. Facilitar la creación de empresas es clave, en particular para promover y extender el desarrollo local y los mercados locales a través de pequeñas iniciativas empresariales. Es vital garantizar que las mujeres y hombres jóvenes obtengan los conocimientos necesarios para comenzar su vida laboral.

Segundo, respetar, promover y aplicar los principios y derechos fundamentales en el trabajo, es decir, libertad de asociación, eliminación del trabajo forzoso, del trabajo infantil y la discriminación laboral. Como reconocen la mayoría de los dirigentes empresariales, las leyes laborales que garantizan los derechos humanos en el trabajo son esenciales para un sano ambiente de inversiones, estabilidad en el lugar de trabajo y productividad.

Tercero, extender la protección social y aumentar su eficiencia, en particular para los trabajadores de la agricultura y de la economía informal quienes con frecuencia no están cubiertos por la legislación laboral.

Y cuarto, apoyar las instituciones y los sistemas que fortalecen la gobernabilidad del mercado laboral, incluyendo procesos que estimulan el diálogo social y ayudan a resolver disputas en el lugar de trabajo. El diálogo social, que involucre a organizaciones fuertes e independientes de trabajadores y empleadores, tiene un papel crucial en el incremento de la productividad y en la construcción de sociedades coherentes. Es el mejor camino hacia la flexibilidad y la seguridad para empleadores y trabajadores. La experiencia demuestra que la falta de diálogo debilita el potencial de desarrollo.

Esto es lo que plantea el "Programa de Trabajo Decente de la OIT", desarrollado por ministros de gobiernos, dirigentes de empleadores y sindicatos de todas partes del mundo. Además, en reuniones como la Cumbre Mundial de las Naciones Unidas en 2005 y la reunión Ministerial del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) en julio de este año, la comunidad mundial ha hecho del empleo total y productivo y del trabajo decente un objetivo central de las políticas de desarrollo nacional. Existe hoy un consenso internacional sobre este tema.


Debemos ser concientes que el crecimiento no puede ser valorado sólo por el criterio del éxito económico. Ignorar el empleo como un objetivo de las políticas y esperar que de alguna manera el crecimiento genere todo el trabajo decente que el mundo necesita es una receta para el desastre. Sobre las bases de políticas macroeconómicas sólidas, también debemos promover una convergencia de inversiones, educación, salud, mercado laboral, desarrollo local y otras políticas para superar el reto de reducir los desequilibrios de trabajo decente y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El sistema global también tiene un importante papel que desempeñar. Nuestro sistema multilateral de la ONU y sus organismos, así como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), tienen la responsabilidad común de enfrentar la crisis mundial del trabajo.

Invito a las instituciones de Bretton Woods a unirse a la OIT y a otras importantes organizaciones para enfrentar juntos la petición democrática de individuos, familias y comunidades en el mundo de una oportunidad justa de acceder al trabajo decente. Ninguna organización tiene todas las respuestas, pero nuestra experiencia conjunta puede ser mejor utilizada.

 ________________

El texto completo de la declaración (sólo en inglés) de Juan Somavia a la Reunión Anual del FMI y el Banco Mundial, puede ser consultado en: www.ilo.org/public/english/bureau/dgo/speeches/somavia/2006/singapore.pdf.

 

subir


 

EL CONSENSO DE MAR DEL PLATA: IV Cumbre de las Américas 2005. Análisis y Perspectivas. Nueva publicación de la OIT.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio y Culto de la República Argentina y la Oficina Regional de la OIT para América Latina  y el Caribe han publicado el libro: “El Consenso de Mar del Plata: IV Cumbre de las Américas – Análisis y Perspectivas”. En él se presentan las perspectivas que se abren a partir del acuerdo continental expresado en la Declaración y el Plan de Acción de Mar del Plata, a partir de las reflexiones y análisis  de destacados especialistas y autoridades gubernamentales, muchos de ellos participantes de la IV Cumbre (Jorge Taiana, Canciller de la República Argentina, Francisco Salazar, Secretario de Trabajo y Previsión Social de México, Osvaldo Andrade, Ministro de Trabajo y Previsión Social de Chile, Luiz Marinho, Ministro de Trabajo y Empleo de Brasil, Danny Montano, Ministro del Trabajo y Desarrollo de la Pequeña y Micro Empresa de Trinidad y Tobago,  Diego Palacio, Ministro de Protección Social de Colombia, Juan Somavia, Director General de la OIT, Daniel Martínez, ex-Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Virgilio Levaggi, Director Regional Adjunto de la OIT para América Latina y el Caribe, Albert Ramdin, Secretario General Adjunto de la OEA, y Juan Chacaltana, consultor internacional).

 Documento

En el Prólogo, el Señor Presidente de la República Argentina, Néstor Kirchner, destaca que los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Mar del Plata han incorporado al acervo del proceso de Cumbres de las Américas el concepto de trabajo decente elaborado por la OIT, comprometiéndose, por tanto, a generar más y mejores empleos, que aseguren los derechos laborales, la protección del trabajador y la promoción del diálogo social. Asimismo resalta que en adelante, las decisiones en materia de política económica y social tomadas al interior de cada país y con terceros tendría que considerar su influencia en la creación de trabajo decente, y que un tema fundamental en que coincidieron los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Mar del Plata es que “el concepto de trabajo decente, tal como lo ha concebido la OIT, constituye el instrumento más efectivo para asegurar una trayectoria de progreso material y humano y se ha constituido en una meta de la próxima década en las Américas”.

La creación de trabajo decente también fue destacada por el Secretario General de la OEA, don José Miguel Insulza, al referirse -en la Introducción del libro- a que “el tema elegido en la Curta Cumbre Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática, identificó el principal problema de la región y planteó la necesidad que nuestros Jefes de Estado y de Gobierno se comprometieron con el diseño e implementación de estrategias dirigidas a crear trabajo decente”.

El Director General de la OIT, Juan Somavia, destacó en su contribución que la propuesta de Agenda Hemisférica de la OIT presentada en la  XVI Reunión Regional Americana de la OIT (Brasilia, mayo de 2006), está orientada hacia el crecimiento con empleo y al trabajo decente como un objetivo primordial de las estrategias de desarrollo de los países americanos. Asimismo resalta que la declaración de Brasilia se enmarca en el escenario de mayor conciencia política sobre la necesidad de colocar el trabajo decente en el centro de las estrategias de desarrollo, indicando una ruta a seguir en la senda para avanzar en el cumplimiento de los compromisos de Mar del Plata. Para el Director-General de la OIT, la IV Cumbre de las Américas “definió la conexión entre la existencia del empleo para los habitantes del continente con la necesidad de profundizar la democracia y afianzar las libertades en las Américas”.

El libro cuenta también con opiniones de los constituyentes de la OIT – don Carlos Tomada -Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la República Argentina- Presidente del Consejo de Administración de la OIT hasta el pasado junio;  don Daniel Funes de Rioja, Vicepresidente Empleador del Consejo de Administración de la OIT, y Víctor Báez, Secretario General de la CIOSL/ORIT.

“El Consenso de Mar del Plata: IV Cumbre de las Américas – Análisis y Perspectivas” contiene un índice temático de la Declaración suscrita por los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas así como un interesante glosario de los principales términos utilizados en ella.

subir


 

REFORMA ECONÓMICA, PRODUCTIVIDAD Y MERCADO LABORAL EN AMÉRICA LATINA:
Un estudio comparativo de Argentina, Costa Rica, México y Perú.
Eliana Franco

La Oficina Regional de la OIT ha publicado el libro: “Reforma Económica, Productividad y Mercado Laboral en América Latina. Un estudio comparativo de Argentina; Costa Rica , México y Perú”, en él se presenta una discusión general sobre las tendencias de la productividad total de factores, las variables macroeconómicas que inciden sobre ella, y su efectividad como medio para lograr más y mejores empleos en la región. El análisis que se presenta en esta publicación ha sido elaborado con base en los resultados preliminares para cada uno de los cuatro países, en los cuales se evalúan las tendencias de los principales indicadores del mercado laboral y la evolución de la productividad.

El objetivo primordial en esta investigación ha sido la identificación de estrategias de crecimiento económico conectadas con mejoras sostenidas en la productividad total de factores y la generación de trabajo decente. Con tal finalidad, la búsqueda de los determinantes macroeconómicos de la productividad total de factores, fue realizada con base en un análisis econométrico en series de tiempo. Dicho análisis es precedido por una descripción de las principales tendencias observadas en los mercados laborales y una evaluación del impacto del cambio tecnológico sobre el empleo y los ingresos del trabajo.

 

Nuevas publicaciones regionales

Catálogo de publicaciones regionales

 


subir


 

"LA DEMOCRACIA EN AMÉRICA LATINA NECESITA CONSOLIDARSE A PARTIR DE UN NUEVO CONTRATO SOCIAL BASADO EN EL TRABAJO DECENTE". Presentan nueva publicación de la OIT.

Libro, plantea tesis novedosa sobre la relación entre las instituciones, el desarrollo, la democracia y el trabajo decente.

LIMA (Noticias de la OIT).- El jueves 13, en el auditorio principal de la Oficina Regional de la OIT, fue presentado el libro: "Democracia y Trabajo Decente en América Latina", de Virgilio Levaggi, Director Regional Adjunto de la OIT en América Latina y el Caribe. En él, su autor pasa revista a aspectos centrales del Trabajo Decente impulsado por la OIT desde 1999 y, muy especialmente, desde el año 2004 cuando la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización en su informe "Por una globalización justa: Crear oportunidades para todos", propuso convertir al trabajo decente en un objetivo global.

El evento contó con la presencia de importantes personalidades académicas y altos dirigentes gubernamentales, empresariales y sindicales así como el Coordinador Residente del Sistema ONU-Perú y Representante Residente del PNUD, otros funcionarios del sistema y autoridades de la Comunidad Andina de Naciones.

 Documento

Los comentarios de la nueva publicación, estuvieron a cargo del destacado pensador Sr. Julio Cotler, investigador principal del Instituto de Estudios Peruanos; del Sr. Daniel Martínez, Director Regional de la OIT para las Américas y del Dr Fabián Novak, Director del Instituto de Estudios Internacionales de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Este último, resaltó el contenido del libro y el gran mérito del autor al abordar el novísimo y complejo tema del “trabajo decente” y su vinculación con la democracia, “el mismo que se ha convertido en un objetivo medular de las políticas nacionales en América Latina y, porqué no decirlo, de la política global”.

Este acto académico sirvió también para rendirle un merecido homenaje al Sr. Daniel Martínez, quién con esta actividad oficial, se está despidiendo del Perú al retirarse de sus funciones en la Oficina Internacional del Trabajo.


 

subir


 

TRAS EXTENSAS DELIBERACIONES, Y LA ADOPCIÓN DE NUEVOS INSTRUMENTOS PARA LA PROMOCIÓN DEL TRABAJO DECENTE, CONCLUYE LA 95ª CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO DE LA OIT

GINEBRA (Noticias de la OIT) - La 95ª Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT concluyó hoy después de extensas deliberaciones sobre los vertiginosos cambios registrados en el mundo del trabajo, y de adoptar una serie de decisiones relacionadas con la promoción del trabajo decente en el siglo XXI.

El Director General de la OIT, Juan Somavia, dijo que la Conferencia adoptó "normas para el siglo XXI que son pertinentes y aplicables para todos los países del mundo y todas las etapas de desarrollo", y añadió que se ha entregado "un sólido mandato para participar plenamente en el proceso de renovación de nuestro sistema multilateral apoyándonos en el reconocimiento de que gozamos como 'el organismo del trabajo decente'".

Somavia consideró que la discusión de un nuevo informe de la OIT titulado "Cambios en el mundo del trabajo" produjo "un gran número de contribuciones pormenorizadas e interesantes" que ayudan a "darle forma y contenido" a las acciones que la OIT emprenderá en el futuro.

La Conferencia, que contó con la presencia de unos 4.000 representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores, acogió a dos invitados especiales hablaron ante la plenaria. La Presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, destacó que su país necesita con urgencia acciones para promover la paz y el desarrollo, mientras que el Presidente de Costa Rica, Oscar Arias, pidió medidas concretas para avanzar hacia una globalización más justa y propuso reducir el gasto en la carrera armamentista.

El presidente de la Conferencia fue el viceministro del Trabajo y Asuntos Sociales de la República Checa, Cestmir Sajda. Fueron elegidos como vicepresidentes Jorge de Regil, delegado de los empleadores de México, N.M. Adyanthaya, delegado de los trabajadores de India, y el ministro de Recursos Humanos y Migración de Egipto, Aisha Andel Hady, en representación de los gobiernos.

También fue abordado el tema de la persistencia del trabajo forzoso en Myanmar y los derechos laborales en otros países. La situación de Myanmar fue descrita como "de una gravedad sin precedentes" que resulta "inaceptable para la OIT".


Nuevos instrumentos para el mundo del trabajo

Los delegados adoptaron por una aplastante mayoría un nuevo Convenio sobre un marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo y una Recomendación sobre este mismo tema, como un paso importante para el desarrollo de una "cultura preventiva de seguridad y salud" a través de la generación de programas nacionales en esta área. (Para mayores detalles ver el comunicado OIT/06/34.)

Una mayoría de los delegados también votaron por una Recomendación laboral que propone a los estados miembros la formulación y adopción, en consulta con los interlocutores sociales, de una política nacional que establezcan la existencia de una relación laboral y distingan entre una persona empleada y una que trabaja en forma independiente, que combatan las relaciones de trabajo disfrazadas y aseguren un conjunto de normas aplicables a todas las relaciones contractuales.


Discusión sobre normas

En la discusión del caso de Myanmar, la Conferencia destacó que sólo habrá progresos reales en este campo cuando haya un compromiso real del Gobierno, y planteó dos medidas para las cuales es necesario un compromiso "tangible y verificable" por parte de Myanmar. La primera es la liberación de una persona que fue encarcelada tras contactos con la OIT y la anulación de un proceso que se está realizando en este momento para finales de julio, y la segunda es un acuerdo entre Myanmar y la OIT antes de fines de octubre, para crear un mecanismo creíble capaz de hacerse cargo de las quejas sobre trabajo forzoso con las garantías necesarias para la protección de quienes las presentan.

En su sesión de noviembre de 2006 el Consejo de Administración de la OIT tiene previsto informarse sobre el avance en estas áreas, y tendrá la autoridad suficiente para decidir cuales serán las acciones más pertinentes. Durante la Conferencia Myanmar expresó su intención de cooperar con la OIT y liberó de la prisión a Su Su Nwe. Su liberación había sido solicitada por la OIT desde su encarcelamiento el año pasado, pocos meses después de que ella tuviera éxito en lograr el procesamiento de funcionarios del gobierno por prácticas de trabajo forzoso.

La Comisión de Aplicación de Normas de la Conferencia abordó una serie de temas en el marco de una compleja discusión.

Como parte de los esfuerzos de la OIT por eliminar la práctica del trabajo forzoso en Myanmar, la Comisión realizó una vez más una sesión especial para discutir sobre la observancia por parte de este país de la Convenio sobre trabajo forzoso, 1930 (Nro.29), después de que se han adoptado medidas en el contexto del Artículo 33 de la Constitución de la OIT.

La Comisión tomó nota de los comentarios formulados por el embajador de Myanmar sobre la disposición de su Gobierno de suspender durante seis meses las acciones contra los querellantes a modo de ensayo, y que durante este período, como una medida provisional, las quejas de trabajo forzoso sean manejadas por el Director General del Departamento del Trabajo de Myanmar junto con el funcionario de enlace de la OIT.

En sus conclusiones la Comisión dijo que si bien este paso parece positivo, es tardío y limitado. Las palabras deberían traducirse de manera urgente en acción concreta, con resultados en todas las cuestiones pendientes en particular en el sobreseimiento y la liberación de las personas que han sido perseguidas. Esta acción resultaba particularmente importante dado que la Conferencia debía examinar las acciones que tendrían que adoptar la OIT y otras organizaciones. Las autoridades deben ahora, por tanto, entablar de inmediato discusiones con la OIT, para establecer a la brevedad posible un mecanismo creíble que se ocupe de las quejas sobre trabajo forzoso.

Las conclusiones de la Comisión y sus consideraciones sobre las acciones que podría adoptar la OIT para asegurar la observancia del Gobierno de Myanmar fueron abordadas durante la sesión plenaria de la Conferencia.

La Comisión también examino otros 25 casos relacionados con libertad sindical, trabajo forzoso, discriminación, trabajo infantil, política laboral, inspección laboral, salarios y otros temas que son abordados por las normas de la OIT. Se adoptaron párrafos especiales para manifestar preocupación por la libertad de asociación en Bangladesh (Convenio Nro. 98) y de Belarús (Convenios Nros. 87 y 98). En el caso de Belarús la Comisión hizo notar con gran preocupación que no ha habido progresos en la eliminación de las graves discrepancias en la aplicación de los Convenios en cuestión. El Consejo de Administración considerará nuevas acciones en noviembre.

En esta sesión la Comisión también fue escenario de un histórico acuerdo entre gobierno, empleadores y trabajadores de Colombia, quienes acordaron aceptar una presencia permanente de la OIT en ese país sudamericano con el fin de ofrecer asistencia técnica en el marco de un Programa Nacional de Trabajo Decente y la promoción y defensa de los derechos fundamentales en el trabajo, en particular el derecho a la vida, la libertad sindical y de expresión, así como la negociación colectiva y la libertad de empresa para los empleadores.


Cooperación técnica

La Comisión de la Cooperación Técnica revisó el programa de cooperación técnica de la OIT teniendo en cuenta los cambios que se han registrado en la forma en la cual la Organización aborda sus actividades desde la última vez en que este tema fue discutido en la Conferencia en 1999, incluyendo los Programas Nacionales de Trabajo Decente y los vínculos con el sistema de las Naciones Unidas y otras instancias. Enfatizó la importancia de reforzar a los mandantes tripartitas de la OIT (gobiernos y organizaciones de empleadores y trabajadores) y su participación en iniciativas de cooperación técnica.

La Comisión revisó en forma exhaustiva una serie de asuntos relacionados con la cooperación técnica, e hizo notar que "el empleo pleno y productivo y el trabajo decente son motores fundamentales del desarrollo y, por consiguiente, objetivos prioritarios de la cooperación internacional". El trabajo de esta Comisión formará parte de los aportes a la próxima sesión de alto nivel de ECOSOC que tiene como tema principal de este año el de Trabajo decente y desarrollo sustentable.


La Conferencia Internacional del Trabajo tiene por cometido adoptar normas internacionales del trabajo y supervisar su cumplimiento, establecer el presupuesto de la Organización y elegir a los miembros del Consejo de Administración. Desde 1919, la Conferencia ha servido de importante foro internacional para debatir sobre cuestiones sociales y laborales de alcance mundial.

Se prevé que la Conferencia reúna a unos 4.000 delegados, entre los que se encuentran ministros de trabajo y dirigentes de las organizaciones de trabajadores y de empleadores de los 178 Estados Miembros de la OIT. Cada Estado Miembro tiene derecho a enviar cuatro delegados a la Conferencia: dos por parte del Gobierno y otros dos en representación, respectivamente, de los trabajadores y de los empleadores, cada uno de los cuales puede hacer uso de la palabra y votar con plena independencia.

subir


 

DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL, 12 DE JUNIO 2006
La eliminación del trabajo infantil: Juntos podemos hacerlo

La Conferencia Internacional del Trabajo de este año se concentrará también en las actividades contra el trabajo infantil en diversas partes del mundo. El 9 de junio, la sesión plenaria discutirá el nuevo Informe Global sobre Trabajo Infantil de la OIT (Nota 1), y habrá una actividad especial sobre los progresos en países como Brasil, Tanzania y Turquía. OIT EnLínea informa desde Turquía, donde la Unión Europea asignó 5,3 millones de euros para fortalecer la capacidad nacional de erradicar las peores formas de trabajo infantil en conformidad con el Convenio No. 182 de la OIT.

ADANA, Turquía (OIT EnLínea) - Kader, de ocho años de edad, tiene dos hermanos y dos hermanas. Debido a que su padre está desempleado y su madre casi ciega, ella trabajaba junto a sus hermanas y hermanos mayores recogiendo algodón con el fin de ganar un sustento para su familia.

Con el apoyo del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT, Kader y su hermano Selahattin de 12 años se inscribieron en el centro de ayuda social creado por este programa. Seis semanas más tarde, el coordinador del proyecto IPEC convenció a los padres para que matricularan a Kader y Selahattin en una escuela primaria de internos.

Al inicio, la madre permitía sólo que el hermano de Kader fuese a la escuela. "Kader es mis ojos, y no puedo hacer nada sin ella", dijo. Pero finalmente hizo un sacrificio por el bien de su niña.

Kader es una de las miles de niñas y niños recuperados del trabajo y matriculados en la escuela desde 1992, cuando Turquía fue uno de los seis primeros países en realizar acciones directas para combatir el trabajo infantil en el marco del programa IPEC. Desde entonces, se han realizado más de 100 programas de acción que beneficiaron cerca de 50.000 niños en los últimos 12 años.

"Sesenta por ciento de estos niños fueron recuperados del trabajo y llevados a las escuelas. El 40 por ciento restante se ha beneficiado de mejoras en las condiciones de trabajo y salud, alimentación y servicios de formación vocacional. Es más, cerca de 25.000 familias recibieron servicios de orientación y asistencia. Los objetivos del programa son coherentes con las políticas y objetivos nacionales y fortalecen las estructuras existentes en el país", explicó Gülay Aslantepe, director de la oficina de la OIT en Ankara.


Buenas prácticas en la lucha contra el trabajo infantil


El 9 de junio los Ministros del Trabajo de Brasil, Turquía y Tanzania, y las organizaciones de empleadores y trabajadores de estos países, presentarán los progresos alcanzados y las buenas prácticas en la lucha contra el trabajo infantil en una mesa redonda durante la Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra.

La mesa redonda es parte de la discusión plenaria sobre el reciente Informe Global sobre Trabajo Infantil de la OIT y las actividades a nivel mundial relacionadas al Día Mundial contra el trabajo infantil, en el marco del tema: "La eliminación del trabajo infantil: Juntos podemos hacerlo". Esta actividad permitirá que los participantes intercambien experiencias, modelos y prácticas eficaces y discutan estrategias para el futuro

Desde la firma del Memorándum de Entendimiento entre el gobierno de Tanzania y la OIT en 1994, la presentación del programa IPEC para el país en 1995 y el inicio del primer programa de duración determinada sobre trabajo infantil en 2006, ese país africano ha logrado importantes progresos en el ámbito político para enfrentar el problema. Hasta ahora, cerca de 40 proyectos patrocinados por IPEC recuperaron miles de niños trabajadores y les proporcionaron educación.

Turquía y Brasil se unieron a IPEC en 1992 como dos de los primeros seis países participantes. En Brasil la década siguiente fue testigo de progresos impresionantes, al enfrentar ese país el desafío de la lucha contra el trabajo infantil. En 2004, un total de 248.594 niños trabajaban, comparado con 634.248 en 1992.

Turquía, se realizaron dos estudios sobre trabajo infantil en 1992 y en 1999 respectivamente. El análisis comparado de los datos mostró que el número de niños económicamente activos en Turquía había disminuido de 974.000 a 511.000. El país proyecta un tercer Estudio Nacional sobre Trabajo Infantil en 2006.

En marzo de este año, la OIT presentó con el patrocinio del Departamento del Trabajo de EE.UU. (USDOL) un proyecto para apoyar el programa de duración determinada del gobierno que tiene como objetivo la erradicación de las peores formas de trabajo infantil en Turquía para 2015. El programa se concentra en aumentar la capacidad para enfrentar este problema de la Unidad de Trabajo Infantil (CLU) del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MoLSS).

En el marco del proyecto, expertos de la OIT cooperarán con sus homólogos del CLU en siete provincias para luchar contra el trabajo infantil, realizar actividades de concientización y prevenir el empleo de niños en peligro.

"La erradicación de las peores formas de trabajo infatil en Turquía" es el primer proyecto dirigido al trabajo infantil con un financiamiento directo de la Comisión Europea. En abril de este año, la Comisión asignó 5,3 millones de euros para fortalecer la capacidad nacional de Turquía para la erradicación de las peores formas de trabajo infantil. El proyecto fue presentado oficialmente en un acto en Ankara el 5 de abril 2006.

El proyecto incluye la creación de Oficinas de Coordinación Provincial del Programa (PPCOs) en siete provincias, que funcionaran como centros de apoyo social. Entre los 21 miembros del equipo en cada PPCO habrá un coordinador y dos trabajadores sociales encargados de organizar actividades relevantes para la eliminación de las peores formas de trabajo infantil en cada provincia.

"La probabilidad de éxito de programas sobre trabajo infantil en países como Brasil, Tanzania y Turquía es alentadora. Hay un fuerte compromiso en los más altos niveles políticos y administrativos y sirven como catalizador para el creciente movimiento mundial contra el trabajo infantil", concluyó Guy Thijs, director de IPEC.



Nota 1 - La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance, Informe Global como parte del seguimiento a la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, informe presentado a la Conferencia Internacional de Trabajo, 95a Sesión, Ginebra, 2006.

subir


 

95ª Conferencia Internacional del Trabajo
"EL TRABAJO DECENTE SE ENCUENTRA EN EL CORAZÓN DE LA PAZ ", dijo en su discurso, el Presidente de Costa Rica, Oscar Arias.

Jueves 8 de junio de 2006 (OIT/06/31)

GINEBRA (Noticias de la OIT) - El trabajo decente "se encuentra en el corazón de la paz" dijo hoy el Presidente de Costa Rica, Oscar Arias, al dirigirse a la Conferencia anual de la OIT con un discurso en el que llamó a adoptar medidas concretas para una globalización más justa y pidió poner en marcha una iniciativa para reducir el gasto de recursos en la carrera armamentista.

"Existe una vinculación necesaria entre el empleo decente y la paz, entre el trabajo y la defensa de la dignidad humana. El derecho al trabajo es un derecho fundamental, y sin respeto a los derechos fundamentales la paz no es sino una quimera", dijo Arias al intervenir ante representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores de los Estados Miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Agregó que "no es coincidencia que muchas de las más graves amenazas a la paz y a la democracia que hoy enfrentamos se originen en países con altas tasas de desempleo y subempleo".

Arias obtuvo el Premio Nóbel de la Paz en 1987. La OIT también fue galardonada con esa misma distinción en 1969.

"Como ganadores del Premio Nóbel, ambos sabemos que el trabajo decente se encuentra en el corazón de la paz", planteó Arias ante la 95ª Conferencia Internacional del Trabajo, que se inició el 31 de mayo y concluye el 16 de junio.

"La gente no quiere dádivas, quiere oportunidades de trabajo", dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia, en el discurso de bienvenida al mandatario costarricense "en esta casa internacional del diálogo para la acción en el mundo del trabajo".

"Estamos actualmente empeñados en hacer del Trabajo decente un objetivo global y una realidad nacional", añadió Somavia.

Arias destacó que "la OIT y Costa Rica comparten un credo común", y planteó que los países "progresamos éticamente cuando ponemos al trabajo decente y a la defensa de la dignidad humana en el centro de nuestras políticas públicas".

Añadió que la OIT ha llamado la atención sobre "la necesidad de reevaluar nuestros enfoques y ubicar el empleo productivo y el trabajo decente en el centro de nuestras políticas económicas y sociales", y afirmó que "reconozco esta necesidad y acepto el desafío que impone".

El mandatario costarricense consideró que es necesario adoptar estrategias efectivas y concretas, a nivel nacional e internacional, para hacer realidad los objetivos de creación de empleos decentes, y planteó ante la Conferencia de la OIT la necesidad de invertir en educación y de propiciar el libre comercio entre los países.

"No existe peor obstáculo para la creación de empleos decentes que una educación deficiente", dijo Arias. "Los fracasos en la educación de hoy, son los fracasos en la economía de mañana".

El mandatario reconoció que la mejora de la educación demanda recursos, pero destacó que es más importante la voluntad política y calificó como "vergonzoso" que naciones pobres compren cada vez más armas y fortalezcan a sus ejércitos con el argumento de proteger a sus poblaciones.

Arias denunció que "América Latina ha iniciado una nueva carrera armamentista, pese a que nunca ha sido más democrática y a que prácticamente no ha visto conflictos militares entre países en el último siglo", y consideró que esto constituye "un alarmante signo de ceguera histórica".

El Presidente propuso a los delegados dar vida a un "Consenso de Costa Rica" con mecanismos para condonar deudas y dirigir recursos hacia países que inviertan más en sus pueblos y menos en armas y soldados. "Es hora de que la comunidad internacional premie no sólo a quien gasta con orden, como hasta ahora, sino a quien gasta con ética".

Con respecto al libre comercio, consideró que si ese camino "se transita correctamente, conducirá a la creación de más y mejores empleos para nuestros ciudadanos". En tiempos de globalización, dijo, lo países enfrentan una disyuntiva porque "si no son capaces de exportar cada vez más bienes y servicios, terminarán exportando cada vez más gente".

Los acuerdos de libre comercio, dijo, deben estar vinculados a los derechos laborales, y citó el ejemplo del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana que "se comprometieron en ese instrumento a adoptar un conjunto de estándares laborales emitidos por la OIT".

También hizo notar que por parte de los países industrializados debe haber más coherencia. "Que si pregonan el libre mercado, entonces que éste sea, en efecto, libre", dijo.

"En vísperas de la inauguración de la Copa Mundial (de fútbol), les dejo un último mensaje: es tiempo de pensar los unos en los otros, de pensar en cada trabajador, en cada sindicato, en cada cámara empresarial, en cada empleador y en cada gobierno del planeta como jugadores de un mismo equipo", dijo el mandatario, quien asistirá este viernes a la inauguración de ese torneo donde jugará la selección de su país.

"Si así lo hacemos - al igual que espero lo hará Costa Rica mañana - anotaremos muchísimos goles en el marco del desempleo, de la pobreza, de la injusticia y de la guerra.

subir


 

95ª Conferencia Internacional del Trabajo
CERCA DEL 80% DE LA FUERZA LABORAL DEL MUNDO VIVE EN PAÍSES EN DESARROLLO. El mundo necesita un crecimiento rico en empleos para generar 430 millones de puestos de trabajo durante la próxima década.

Lunes 5 de junio de 2006 (OIT/06/26)

GINEBRA (Noticias de la OIT) - Durante la próxima década será necesario lograr un crecimiento económico "rico en empleo" para crear más de 400 millones de puestos de trabajo que permitan compensar el crecimiento de la fuerza laboral, principalmente en los países en desarrollo, dijo hoy el Director General de la OIT, Juan Somavia. Juan Somavia

"Cerca de 80 por ciento de la fuerza laboral del mundo vive en países en desarrollo", dijo Somavia en un discurso ante la Conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que reúne a más de 4.000 representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores. "Será necesario crear 430 millones de empleos hasta el 2015 sólo para compensar el crecimiento de la fuerza laboral en esa parte del mundo", agregó. (OIT) que reúne a más de 4.000 representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores. "Será necesario crear 430 millones de empleos hasta el 2015 sólo para compensar el crecimiento de la fuerza laboral en esa parte del mundo", agregó.

El desafío de la generación de empleo se suma a la presión ya existente a causa del traslado continuo y a gran escala desde zonas agrícolas y rurales hacia las ciudades, con la esperanza de escapar de la pobreza y encontrar un empleo mejor", dijo Somavia. "La economía global no está generando el número de trabajos decentes que necesita la gente. El optimismo económico de algunos contrasta con el pesimismo social de muchos. Por eso debemos poner en práctica políticas que reemplacen el crecimiento sin empleo con uno que sea 'rico en empleo'".

El Director General de la OIT habló al iniciarse la segunda semana de la 95ª Conferencia Internacional del Trabajo (Cliquear aquí para vídeo - .rmvb file/4.01 MB), cuya agenda incluye discusiones sobre los cambios en el mundo del trabajo, el trabajo infantil, la salud y seguridad ocupacional, las relaciones de trabajo, la inspección laboral y la aplicación de normas laborales en una serie de países.

El presidente de esta Conferencia, el viceministro del Trabajo y Asuntos Sociales de la República Checa, Cestmir Sajda, comentó durante la sesión plenaria de este lunes que "gran parte de la población mundial no tiene acceso a los beneficios de la globalización. Además, el enorme sector informal deja a los trabajadores sin la protección de las redes de seguridad social".

Somavia dijo que el sector de los servicios "es importante para el crecimiento del empleo" y destacó que "esto está vinculado a otra situación de alcance global, como es la existencia en paralelo de escasez de mano de obra calificada y aumento en el desempleo. El hardware de las nuevas tecnologías se despliega a mayor velocidad que el software humano para una administración de las capacidades de los trabajadores que permitiría aprovechar al máximo su potencial".

Otros desafíos actuales para la economía global incluyen la necesidad de responder a las demandas de una población de mayor edad, a la discriminación, al fenómeno de la migración, y al hecho de que 6 de cada 10 trabajadores no tiene protección social (Nota 1).

En el mundo de hoy hay cientos de millones de trabajadores que se ven conectados con la economía global a través de los productos de elaboran o de sus empleadores. Somavia citó como ejemplo el sector del transporte marítimo, que es el tema de un nuevo Convenio laboral de la OIT adoptado en febrero de este año.

Somavia destacó que la adopción del nuevo Convenio sobre trabajo marítimo demostró el respaldo que existe para el programa de trabajo decente promovido por la OIT. También recordó que durante la Cumbre Mundial de la ONU realizada en septiembre 150 líderes de todo el mundo acordaron colocar el trabajo decente y la generación de empleos productivos como un objetivo central de políticas nacionales e internacionales y como parte de las estrategias de desarrollo y reducción de la pobreza.

Esta declaración "marcó un avance sin precedentes en el reconocimiento al más alto nivel de la relevancia y la centralidad que otorga la comunidad internacional al Programa de trabajo decente de la OIT", dijo Somavia.

El Programa de trabajo decente de la OIT será discutido durante la Serie de sesiones de alto nivel del Consejo económico y social de la ONU (ECOSOC) que se reunirá en Ginebra del 3 al 5 de julio. Esta será la primera discusión de este tipo tras la Cumbre de septiembre y debería abordar el tema del trabajo decente y el empleo pleno y productivo.

"Podemos colocar estos temas en un lugar destacado de la agenda del sistema de Naciones Unidas", dijo Somavia a los delegados a la Conferencia.

El Director General de la OIT también destacó que el programa de trabajo decente ha sido apoyado por el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana, por la Comisión Económica para África, por la Cumbre de presidentes de la Organización de Estados Americanos y por interlocutores sociales tripartitas en América Latina, por el Banco Asiático de Desarrollo y por la Comisión Europea.

Somavia planteó la necesidad de traducir los compromisos en realidades. Destacó que los Programas nacionales de trabajo decente de la OIT, así como otros esfuerzos por parte de agencias internacionales de desarrollo y por el sistema de Naciones Unidas, coinciden en abordar el desafío del empleo.

"El Programa de trabajo decente es considerado como un instrumento práctico y equilibrado para lidiar con estos problemas", dijo. "Los políticos que acuden a elecciones en diversos lugares del mundo saben que esta es la principal demanda democrática. Las personas están votando por tener una oportunidad justa de acceder a un trabajo decente".

"Si hay una conexión entre el Programa de trabajo decente y la política, entonces debemos respaldar a los gobiernos y a los interlocutores sociales en incorporar sus recomendaciones a las estrategias nacionales, a que haya un cambio significativo en las vidas de las personas, de acuerdo a las prioridades, las opciones y las políticas que decida cada país", añadió.

Somavia consideró que el sistema tripartito, como el que opera en la OIT, es la mejor manera de abordar el desafío del trabajo decente. "El tripartismo es clave, tenemos que apoyar a nuestros mandantes allí donde sean fuertes, y fortalecerlos donde sean débiles".




Nota 1 - Para mayores informaciones vea "Nuevo análisis de la OIT detecta un aumento de la incertidumbre y una aceleración de los cambios en el mundo del trabajo", y el informe de la OIT Cambios en el mundo del trabajo, Informe del Director General, Conferencia Internacional del Trabajo, 95ª sesión 2006, Informe I (C) Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, 2006. ISBN 92-2-316623-3.

subir


 

CUMBRE DE VIENA DESTACA LA GENERACIÓN DE TRABAJO DECENTE COMO MOTOR DEL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL

19 de mayo 2006

Cumbre de Viena Destaca la Generación de Trabajo Decente
como Motor del Desarrollo Económico y Social

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y de América Latina y el Caribe, reunidos en Viena el 12 de mayo de 2006, adoptaron la “Declaración de Viena de la IV Cumbre Unión Europea – AmériFoto Cumbre de Viena 2006ca Latina y Caribe, reiterando el compromiso para continuar promoviendo y reforzando la “asociación estratégica birregional”, en áreas como la Democracia y los Derechos Humanos, la Paz, el Medio Ambiente, la Integración Regional y el Comercio, el Crecimiento y el Empleo, la Lucha contra la Pobreza, la Desigualdad y la Exclusión, entre otros.

La Declaración adoptada en Viena destaca que “la generación de trabajo decente es un elemento clave para sustentar el desarrollo económico y social”, con particular atención en el tema del empleo de los jóvenes, mediante políticas educativas y de formación profesional.

Los mandatarios reunidos en la Cumbre de Viena reafirmaron el “compromiso con la promoción de un crecimiento económico equitativo y sostenido con el fin de crear más y mejores empleos y luchar contra la pobreza y la exclusión”, así como con “la necesidad de promover políticas públicas responsables que conlleven una mejor distribución de la riqueza y de los beneficios del crecimiento económico”.

 Documento


Asimismo, se subrayó la importancia de adoptar políticas fiscales y de protección adecuadas para fomentar un crecimiento económico equitativo con justicia social que favorezca la creación de empleo de calidad y productivo, y que busque incorporar el sector informal en la economía formal. También, se comprometieron a fomentar y facilitar el diálogo en el contexto de las relaciones laborales.

La erradicación de la pobreza, la desigualdad y la exclusión social para mejorar las condiciones de vida de todas las personas y de todos los grupos, consolidar la gobernabilidad democrática y lograr una mayor justicia social y un desarrollo sostenible, son otros de los compromisos centrales asumidos en el marco de la Cumbre de Viena. En este marco se destaca la lucha contra todas las formas de discriminación y el reconocimiento de la necesidad de “adoptar estrategias generales y políticas públicas para garantizar la igualdad de oportunidades y mejores condiciones de vida y de trabajo para todos, así como un mayor acceso a la educación, la salud y el empleo, integrando en ellas la perspectiva de género y dando prioridad a los grupos de población más vulnerables, incluidas las personas con discapacidad”.

Se reconoce también la importancia de fomentar y proteger los derechos y libertades fundamentales de los pueblos indígenas como condición esencial para su existencia, bienestar y desarrollo integral, así como para su plena participación en la sociedad.

La Declaración de Viena se suma a una serie de documentos de alto nivel, tales como la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, la Declaración de Salamanca y la Declaración de Mar del Plata, en las que el tema de la generación de Trabajo Decente ocupa un lugar central en las estrategias de  desarrollo socioeconómico y laboral de los países, orientadas a superar la pobreza, la desigualdad y la exclusión social y consolidar el sistema democrático.

subir


 

CONCLUYÓ LA DECIMOSEXTA REUNIÓN REGIONAL AMERICANA DE LA OIT

Viernes 6 de mayo de 2006

 

Concluyó la Decimosexta Reunión Regional Americana de la OIT

Delegados de gobiernos, empresarios y trabajadores anuncian el inicio de una década de promoción del trabajo decente en el continente

 

BRASILIA (Noticias de la OIT) - La Decimosexta Reunión Regional Americana de la OIT concluyó hoy con el anuncio de gobiernos, empresarios y trabajadores sobre el inicio de una década de promoción del trabajo decente en el continente.Calusura de XVI RRA-2006

"Comprometernos ahora con una década en pro del trabajo decente nos permite esperar grandes progresos en la región para 2015", dijo el Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, al clausurar el encuentro. Consideró las conclusiones como “extremadamente útiles” para hacer frente a “un momento de grandes cambios” en la región.

Somavia presentó a los delegados el documento "Promoviendo el trabajo decente en las Américas: una Agenda Hemisférica, 2006-2015", con

recomendaciones de políticas para enfrentar los desafíos laborales de la región, incluyendo un déficit de trabajo formal que afecta a 126 millones de personas en  América Latina.

En la clausura del encuentro participó el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim,  quien destacó la importancia de “la idea del trabajo decente” porque es el que “permite a las personas sentirse parte de un esfuerzo colectivo” y le da sentido y estímulo a la búsqueda del crecimiento económico. “El crecimiento no es un fin en si mismo”, dijo.

“La agenda de la OIT es la agenda de Brasil”, agregó.

El documento de conclusiones del encuentro de Brasilia afirma que “a partir de esta Reunión, se inicia una Década de Promoción del Trabajo Decente en las Américas”.

“Los países de la región destacan la importancia de diseñar y aplicar políticas públicas nacionales que incorporen el diálogo social”, dice el documento de conclusiones de la reunión.

“Estas políticas deben estimular la inversión nacional y extranjera, el crecimiento económico incluyente y la generación de trabajo decente con empleo de calidad, protección social y efectivo respeto de los derechos laborales”, añade el documento.
Los delegados coincidieron en destacar la iniciativa de los programas de trabajo decente por país que se proponen en la Agenda Hemisférica para adaptar las recomendaciones de políticas a las especificidades y las realidades nacionales, por considerar que pueden convertirse en una contribución importante para promover el desarrollo sostenible social y económico.

Para el desarrollo de estos planes nacionales considera necesaria “la participación directa de las organizaciones de empleadores y trabajadores a nivel nacional”. Las conclusiones también piden a la OIT apoyar mecanismos tripartitos de seguimiento a los resultados de esta reunión.

“Salimos de aquí fortalecidos, con un mandato muy práctico y muy concreto”, dijo Somavia.

La Decimosexta Reunión Regional Americana fue inaugurada oficialmente el miércoles 3 de mayo por el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien planteó cómo la evolución de las democracias es indispensable para que “el mundo del trabajo pueda mejorar”.

El día 4 de mayo en forma paralela a la reunión fue presentado en el palacio presidencial de Planalto en esta ciudad el Informe Global sobre Trabajo Infantil de la OIT, en el cual se informó sobre un descenso de 11 por ciento en el número de niños trabajadores en el mundo.

“Reafirmamos nuestro compromiso con la erradicación de las peores formas de trabajo infantil”, destacaron los delegados de la Reunión Regional en el documento de conclusiones emitido este viernes.

Las reuniones regionales de la OIT se realizan cada cuatro años. El encuentro realizado en Brasilia contó con la presencia de casi 200 delegados provenientes de 23 países de las Américas.

La reunión realizada en Brasilia tuvo como presidente al ministro del Trabajo brasileño, Luiz Marinho, como vicepresidente de los empleadores a Dagoberto Lima Godoy de Brasil, como vicepresidente de los trabajadores a Luiz Carlos Motta de Brasil, y como vicepresidente de gobierno a Julio Faesler Carlisle de México.


Para mayores informaciones sobre la Decimosexta Reunión Regional Americana y para consultar el documento Una Agenda Hemisférica por favor visite el sitio web www.oitamericas2006.org

subir


 

NUEVO INFORME DE LA OIT MUESTRA REDUCCIÓN DEL TRABAJO INFANTIL EN TODO EL MUNDO. SE PIENSA QUE SUS PEORES FORMAS PODRÁN ELIMINARSE EN 10 AÑOS

Jueves, 4 de mayo de 2006

 

El nuevo informe de la OIT muestra reducción del trabajo infantil
en todo el mundo
Se piensa que sus peores formas podrán eliminarse en 10 años

GINEBRA (Noticias de la OIT) –  El trabajo infantil, especialmente en sus peores formas, está por primera vez en declive en todo el mundo, anunció hoy la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un nuevo informe 1/ titulado “La eliminación del trabajo infantil, un objetivo a nuestro alcance”.

En el informe también se afirma que, si se mantuviera el actual ritmo de reducción y continuara el impulso global para acabar con el trabajo infantil, sería factible eliminarlo en la mayoría de sus peores formas en el plazo de diez años.

“La eliminación del trabajo infantil está a nuestro alcance”, afirma Juan Somavia, Director General de la OIT. “Si bien la lucha contra el trabajo infantil sigue siendo un desafío de enormes proporciones, estamos en el camino correcto. Podemos acabar con sus peores formas en una década, pero no debemos perder de vista el objetivo final de terminar con el trabajo infantil en su totalidad.”

 Según el nuevo informe, el número real de niños trabajadores en todo el mundo disminuyó en un 11 por ciento entre 2000 y 2004, y pasó de 246 a 218 millones.

Además, el número de niños y jóvenes de 5 a 17 años atrapados en un trabajo peligroso disminuyó un 26 por ciento, hasta llegar en 2004 a 126 millones, frente a los 171 millones de la estimación anterior. Según consta en el informe, este descenso fue incluso más pronunciado, de un 33 por ciento, entre los trabajadores más jóvenes, de 5 a 14 años.

Hace cuatro años, la OIT publicó el informe más completo hasta la fecha sobre trabajo infantil a escala mundial. Aplicando la misma metodología estadística empleada en dicho informe, la OIT concluye que se ha producido una disminución significativa del trabajo infantil desde entonces. 

El informe atribuye la reducción del trabajo infantil a una mayor conciencia  y voluntad política 2/ y a medidas concretas, particularmente en el ámbito de la reducción de la pobreza y la educación masiva, las cuales han dado lugar a un “movimiento mundial en contra del trabajo infantil”. Por medio de su Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), la OIT ayuda a crear una capacidad nacional para afrontar el trabajo infantil y a proporcionar asesoramiento político. Además, por medio de la acción directa, el Programa llegó durante el pasado decenio, a unos 5 millones de niños. Estas iniciativas han cumplido una importante función catalizadora, tanto en lo que respecta a la acción movilizadora como a la demostración de la forma en la que se puede eliminar el trabajo infantil.

A lo largo de los últimos cinco años, el IPEC ha ayudado a varios países a poner en práctica medidas de duración determinada para erradicar las peores formas de trabajo infantil. El informe apela a todos los Estados miembros que aún no lo han hecho a que adopten antes de 2008 planes de tiempo acotado. Según el informe, más de treinta Estados miembros de la OIT ya han fijado objetivos limitados en el tiempo con una fecha objetivo en torno a 2016, o incluso anterior, para abolir las peores formas de trabajo infantil.

A pesar de los considerables avances en la lucha contra el trabajo infantil, el informe también subraya grandes dificultades, sobre todo en la agricultura, que absorbe a siete de cada diez niños que trabajan. Otras dificultades son ocuparse de las repercusiones del VIH/SIDA sobre el trabajo infantil y establecer vínculos más fuertes entre el trabajo infantil y las preocupaciones relacionadas con el empleo juvenil.

El informe hace un llamamiento en pro de unos mayores esfuerzos nacionales, en los que deben intervenir las organizaciones que representan a empleadores y trabajadores, así como los gobiernos: los interlocutores que constituyen la OIT tripartita. Apela asimismo al fortalecimiento del movimiento mundial empeñado en convertir en historia el trabajo infantil. Según el informe, también ayudaría a erradicar el trabajo infantil el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas para 2015

Tendencias regionales

De acuerdo con el informe, América Latina y el Caribe ha experimentado la caída más rápida del trabajo infantil a lo largo del período cuatrienal. El número de niños que trabajan en la región ha descendido, y actualmente sólo trabajan el 5 por ciento.

El informe presenta a Brasil como ejemplo para ilustrar cómo los países pueden avanzar en la lucha contra el trabajo infantil. Las tasas de actividad en el grupo de edad de 5 a 9 años disminuyó en un 60 por ciento entre 1992 y 2004, y en un 36 por ciento entre el grupo, más numeroso, de 10 a 17 años.

Otro país donde el trabajo infantil se ha reducido de forma sustancial es México. Dado que la mitad de los niños de América Latina viven en México o en Brasil, estas reducciones son muy importantes, y dan fe de que la reducción generalizada es una tendencia real.

Asia y el Pacífico también registraron un declive significativo del número de niños con actividad económica, según el informe. Sin embargo, dado que también disminuyó la población infantil, la reducción porcentual de niños que trabajan fue menos acusada. La OIT estima que ésta sigue siendo la región con el mayor número de niños de 5 a 14 años que trabajan: alrededor de 122 millones.

En el informe se afirma que Asia es un excelente ejemplo de cómo el compromiso político para reducir la pobreza y extender la educación repercute de forma notable en la erradicación del trabajo infantil. No obstante, el avance es irregular en las distintas partes del mundo.

Con el 26 por ciento de la población infantil, o casi 50 millones de niños que trabajan, la región del África subsahariana alberga la mayor proporción del mundo de niños que realizan actividades económicas. Según el Informe global, la conjunción de una tasa elevada de aumento de la población, una pobreza escandalosa y la epidemia de VIH/SIDA ha obstaculizado la lucha contra el trabajo infantil.

No obstante, hay indicios de progreso. Así, las matriculaciones en la enseñanza primaria aumentaron un 38 por ciento en la región entre 1990 y 2000.

El informe también hace referencia al movimiento internacional sin precedentes empeñado en llamar la atención del mundo sobre la difícil situación del continente, lo cual abre una ventana de esperanza a la lucha de África contra el trabajo infantil.

“En este siglo XXI, no debería haber ningún niño víctima de la explotación o desempeñando un trabajo peligroso”, afirmó Somavia. “A ningún niño se le debería negar el acceso a la enseñanza. Ningún niño debería estar obligado a esclavizarse para sobrevivir. Mantengamos el impulso. Optemos por seguir invirtiendo en la lucha por el derecho de todos los niños a su infancia.”     

*  *  *

El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) es el mayor programa del mundo dedicado a erradicar el trabajo infantil, y constituye el principal programa operativo de la OIT. Desde su creación en 1992, la OIT ha invertido 350 millones de dólares, y en este momento el gasto anual es de unos 50-60 millones. Fuera de la estructura tripartita de gobiernos y organizaciones de empleadores y trabajadores, el IPEC colabora con otras instituciones, entre ellas empresas privadas, organizaciones  de base, ONG, medios de comunicación, parlamentarios, judicatura, universidades, grupos religiosos y, naturalmente, los niños y sus familias. La acción nacional y de las comunidades es crucial para el éxito del IPEC. A través de las autoridades locales y los ayuntamientos, el IPEC puede llegar a los niños que trabajan en la economía informal y las PYME, que acumulan la mayor parte del empleo, y promover enfoques integrados para sacar a los niños del trabajo y meterlos en la escuela.

*  *  *

1/          La eliminación del trabajo infantil, un objetivo a nuestro alcance, Informe global enmarcado en el seguimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, informe ante la 95ª sesión  de la Conferencia Internacional de Trabajo, Ginebra 2006. Disponible en formato PDF para su descarga en www.ilo.org/declaration.

2/          Nueve de cada diez Estados miembros de la OIT, en los que viven casi el 80 por ciento de los niños del mundo, han ratificado ahora el Convenio sobre las peores formas del trabajo infantil, 1999  (núm. 182), mientras que cuatro de cada cinco Estados miembros, con más del 60 por ciento de la población infantil mundial, han ratificado el Convenio sobre la edad mínima, 1973 (núm. 138).  

subir


 

PRESENTAN NUEVO PROYECTO: “EUROsociAL-SECTOR EMPLEO”

 

 eurosocial_proyecto

LIMA (Noticias de la OIT)- El lunes 3 de abril del presente, en la sede de la Oficina Regional de la OIT en Lima, se llevó a cabo la “Presentación del Proyecto EUROsociAL – Empleo”. En esta oportunidad fueron presentadas las estrategias de intervención y las actividades previstas para el presente año.
  
EUROsociAL es un programa de cooperación técnica de la Unión Europea que contribuye a la promoción de la cohesión social en América Latina a través del fortalecimiento de políticas públicas y de la capacidad institucional para gestionarlas. Su método principal de trabajo es el intercambio de experiencias, conocimientos y buenas prácticas entre las administraciones públicas europeas y las latinoamericanas.
 
En el marco del Programa, la Comisión Europea ha confiado a la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe y al Centro Internacional de Formación de la OIT en Turín la ejecución del Proyecto relativo al sector “Empleo” (septiembre 2005-septiembre 2007), el cual plantea desarrollar acciones de intercambio y transferencia de experiencias y buenas prácticas en cuatro ejes temáticos relacionados con las políticas públicas de empleo:

-         Medición de indicadores del mercado del trabajo
-         Análisis de indicadores del mercado de trabajo y políticas activas de empleo
-         Formulación de políticas activas de empleo
-         Monitoreo y evaluación de impacto de las políticas y programas del mercado de trabajo

Las acciones a realizarse consisten en seminarios, talleres, cursos de formación, consultarías técnicas, publicaciones, entre otras, y están dirigidas a:

-      Funcionarios de las administraciones públicas nacionales y locales
-      Representantes de los interlocutores sociales – organizaciones de empleadores y organizaciones de    trabajadores –      tanto a nivel nacional como local
-     Funcionarios de instituciones públicas y privadas que tienen la responsabilidad de promover el desarrollo de   pequeñas y medianas empresas (PyMEs), representantes del sector cooperativo, funcionarios de Cámaras de Comercio  y de instituciones que promuevan la productividad empresarial
-       Funcionarios de instituciones de formación

Representantes de órganos legislativos (nacionales y/o locales) y políticos

         Los países elegibles dentro del Programa EUROsociAL son: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Las acciones en el tema de medición de indicadores cubren todos los países antes mencionados. Las actividades en los temas relativos a análisis, formulación y monitoreo y evaluación de impacto de las políticas públicas de empleo se desarrollan prioritariamente en las siguientes sub-regiones y países: Comunidad Andina – CAN (Bolivia, Ecuador y Perú); Sistema de Integración Centroamericana –SICA (Guatemala, Nicaragua, Honduras); Mercado Común del Sur – MERCOSUR (Argentina, Uruguay y Paraguay).

El mismo día lunes por la tarde la tarde se iniciaron los talleres regionales “Medición de los indicadores del mercado de trabajo” y “Empleo, formación profesional y diálogo social”, que se desarrollaron del 3 al 7 de abril.

Taller Regional: Medición de los indicadores del mercado de trabajo

Taller de medición: Proyecto EurosociALEl objetivo general del taller fue mostrar los adelantos de la Unión Europea en la armonización de las estadísticas laborales, además de impulsar la adopción de las recomendaciones de la Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (CIET), para avanzar hacia la armonización de cuatro indicadores del mercado laboral: empleo, desempleo, subempleo por insuficiencia de horas y empleo informal, así como contribuir a mejorar la coordinación entre productores de datos y aquellos que analizan y desarrollan políticas de empleo. Estuvo dirigido a funcionarios de los Institutos o departamentos de Estadísticas que tienen a su cargo la medición de indicadores de empleo, a representantes de los Ministerios de Trabajo y a un representante de las organizaciones de trabajadores y otro de las organizaciones de empleadores. Estuvieron presentes participantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica,  Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Taller de medición: Proyecto EurosociAL

Taller Regional: Empleo, formación profesional y diálogo social

Taller de formación: Proyecto EurosociALEste taller tuvo como objetivo principal, intercambiar experiencias sobre los sistemas de formación profesional de los países de la Unión Europea y los de América Latina, así como entre los países de América Latina. Estuvo dirigido a la alta dirección de las instituciones de formación de los países que cubre el Proyecto “Promoción del Trabajo Decente y la cohesión social en América Latina”, así como a representantes de los Ministerios de Trabajo que tienen entre sus responsabilidades atender el Consejo Directivo de dichas instituciones. Estuvieron presentes participantes de Argentina, Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay.

Para mayor información dirigirse a:

OFICINA REGIONAL PARA AMERICA LATINA Y EL CARIBE / OIT
Lima (Perú)
Mónica Castillo: castillom@oit.org.pe
Werner Gárate: garate@oit.org.pe
Tel. +51.1.6150300
Fax. +51.16150403


CENTRO INTERNACIONAL DE FORMACION DE LA OIT
Turín (Italia)
Martha Pacheco: m.pacheco@itcilo.org
Federico Marcon: f.marcon@itcilo.org
Liliana Montegna: l.montegna@itcilo.org
Tel. +39.011.6936542
Fax. +39.011.6936350

*****************

subir


 

DÉFICIT DE EMPLEO FORMAL AFECTA A 126 MILLONES DE LATINOAMERICANOS.

Martes 2 de mayo de 2006

Para publicación inmediata

 

COMUNICADO DE PRENSA

Comienza Decimosexta Reunión Regional Americana de la OIT en Brasilia

Déficit de empleo formal afecta a 126 millones de latinoamericanos
OIT propone una Agenda Hemisférica para generar trabajo decente

 

BRASILIA, (Noticias de la OIT) – América Latina tiene un déficit de empleo formal que afecta a 126 millones de personas, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia, al comienzo de una reunión regional durante la cual presentará una Agenda Hemisférica con recomendaciones para generar trabajo decente durante la próxima década.

“La generación de trabajo decente es un objetivo político, porque repercute sobre la lucha contra la pobreza, la gobernabilidad de las democracias y la seguridad hemisférica”, como quedó establecido en la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata, dijo Somavia.

La Decimosexta Reunión Regional Americana (1)  de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) convoca a delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores de los países de América, con el fin de analizar políticas específicas para abordar los principales desafíos de la región en materia laboral.

La inauguración oficial de la Reunión Regional Americana será este miércoles en el Centro de Convenciones de Brasilia. Los delegados discutirán el contenido de la Agenda Hemisférica durante una serie de sesiones plenarias que se extenderán hasta el viernes 5, cuando concluye el encuentro.

“Debemos responder con medidas concretas a las aspiraciones de nuestras ciudadanas y ciudadanos de un trabajo decente, porque eso es lo que expresan en cada elección y esperan de las democracias”, planteó Somavia.

En América Latina hay 23 millones de personas en condición de desempleo abierto y 103 millones que trabajan en la informalidad, con lo cual el déficit de empleo formal afecta a 126 millones de personas. Este número equivale a más de la mitad (53%) de la Población Económicamente Activa (PEA) de la región, representada por 239 millones de personas.

El documento “Trabajo decente en las Américas: una agenda hemisférica, 2006-2015” (2), presentado en Brasilia por el Director General de la OIT a los delegados de las Américas, añade que este déficit de trabajo formal podría aumentar a 158 millones de personas en 2015 si no se adoptan medidas para generar más y mejores empleos.

El desafío también está pendiente en el Caribe, dice el documento, donde la situación es “especialmente compleja” debido a la vulnerabilidad de sus economías, que “limita severamente su capacidad para el desarrollo económico y social”.

La Agenda Hemisférica propone a los países del continente un plan de trabajo para el período 2006-2015, con recomendaciones de políticas generales y específicas, incluyendo una serie de metas concretas que podrían ser consideradas y adaptadas a las particularidades de cada país.

Uno de los objetivos presentados en la Agenda es el de avanzar hacia el logro de un crecimiento económico más dinámico y rico en empleos, pues en la actualidad sus beneficios no repercuten con la fuerza esperada sobre los mercados laborales.

Pero al mismo tiempo se destaca que “no es posible esperar que sólo el crecimiento promueva el empleo para quienes más lo necesitan y reduzca la pobreza extrema en la región”. Somavia planteó que “es necesario incorporar explícitamente el objetivo de generación de trabajo decente en las estrategias nacionales de desarrollo”, incluyendo la generación de políticas laborales específicas.

Para ello, la existencia de una legislación y una atmósfera favorable a la inversión y la creación de empresas es fundamental para fomentar la productividad y competitividad de los países, afirma la OIT.

Además destacó la importancia del diálogo social entre gobiernos, empleadores y trabajadores como un factor clave para “delinear políticas públicas sostenibles” adecuadas a las realidades de cada uno de los países.

La Agenda presentada a los países de la OIT considera cuatro desafíos principales: 1) que el crecimiento económico sea promotor de empleo para todos; 2) que los derechos laborales se cumplan y se apliquen de manera efectiva; 3) que se adopten nuevos mecanismos de protección social adecuados a la realidad actual, y 4) que, por esa vía, se combata la exclusión social.

Algunos otros desafíos planteados en la Agenda hemisférica son:

·        Será necesaria una tasa de crecimiento sostenido de 5,5% anual como promedio en la región para evitar el aumento del empleo informal y del desempleo.

·        Las desigualdades de género persisten: la tasa de desempleo de las mujeres es 40% más alta que la masculina, y sus ingresos mensuales son 66% más bajos. Hay que aplicar medidas que aceleren la reducción de esa brecha.

·        En la región hay en este momento 1,3 millones de trabajadores forzosos, 10,7% del total mundial. Hoy se conocen las cifras de este flagelo.  Es necesario atacarlo con urgencia.

·        A pesar de los esfuerzos de los países de la región, el trabajo infantil continúa siendo una lacra social que es indispensable eliminar.

·        Hay unos 57 millones de jóvenes entre 15 y 24 años que trabajan o desean trabajar, de los cuales 9,5 millones están desempleados. Representan  42% de todos los desempleados de la región. Abrir oportunidades de empleo para los jóvenes es el punto de partida obligado para aliviar las tensiones y la desesperanza de las nuevas generaciones.

·        Se estima que más de 20 millones de latinoamericanos y caribeños viven fuera de su país de nacimiento, una situación que tiene impactos directos sobre los mercados de trabajo de la región y la vida de los emigrantes en los países donde trabajan. Los países de la región deben abordar unidos este espinoso tema.

“Debido a su impacto en la cohesión social, en la estabilidad de los regímenes democráticos y en la seguridad, el trabajo decente debe estar en el corazón de las estrategias nacionales”, agregó el Director General de la OIT.

Las reuniones regionales de la OIT en las Américas y en otras zonas del mundo se realizan cada cuatro años, y tienen como objetivo abordar desafíos y problemas relacionados con el mundo del trabajo, y revisar las actividades de la OIT.

Durante la Decimosexta Reunión Regional Americana los delegados también conocerán un informe sobre Actividades de la OIT en las Américas durante los últimos cuatro años.

La OIT es una organización de carácter tripartito y en sus reuniones participan delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores, todos ellos con derecho a voto.

En forma paralela, el 4 de mayo está prevista la presentación en Brasilia del segundo Informe Global sobre Trabajo Infantil. El 6 de mayo se realizará en esta misma ciudad una actividad especial sobre VIH/SIDA en el lugar de trabajo, organizada por la OIT que en este momento preside el Comité de Organizaciones Copatrocinadoras de ONUSIDA.

1/ Decimosexta Reunión Regional Americana. Brasilia, 2 al 6 de mayo de 2006. Sitio web oficial en http://www.oitamericas2006.org/

2/ Trabajo Decente en las Américas: una agenda hemisférica,  2006-2015, Informe del Director General,  Décimosexta Cumbre Regional Americana, Brasilia, Mayo 2006
http://www.oitamericas2006.org/espanol/agenda_hesmiferica_2006_2015.html

 

 

Miércoles 3 de mayo de 2006

 

Inaugurada la Decimosexta Reunión Regional Americana de la OIT en Brasilia

OIT presenta una agenda para “una década de trabajo decente”

Presidente de Brasil: la evolución de la democracia permitirá mejorar el mundo del trabajo

BRASILIA (Noticias de la OIT) – La Decimosexta Reunión Regional Americana de la OIT fue inaugurada hoy con un llamado de su Director General, Juan Somavia, a iniciar “una década del trabajo decente” para mejorar las perspectivas de la gobernabilidad democrática y la seguridad hemisférica

El Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pronunció un discurso de apertura ante los delegados de gobiernos, empresarios y trabajadores de las Américas en el cual destacó que “el mundo del trabajo puede mejorar en la medida que haya una evolución de la democracia, del crecimiento económico”.

El mandatario brasileño destacó que para mejorar las condiciones laborales también será necesario “crear condiciones para el crecimiento sustentable”.

Los delegados que asisten a la reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Brasilia eligieron como presidente de la reunión al ministro del Trabajo brasileño, Luiz Marinho, como vicepresidente de los empleadores a Dagoberto Lima Godoy de Brasil, como vicepresidente de los trabajadores a Luiz Carlos Motta de Brasil, y como vicepresidente de gobierno a Julio Faesler Carlisle de México.
Aquí y en todo el mundo la crisis del empleo afecta a los sistemas políticos. No es el único factor, pero sí uno de los principales”, dijo Somavia, quien en el documento plantea el desafìo de enfrentar un déficit de empleo formal que afecta a 126 millones de personas, 23 millones de desempleadas y 103 millones en la economía informal.

La Agenda propone combinar medidas en el ámbito económico, legal, institucional y del mercado de trabajo compuestas por políticas generales y políticas específicas, concretadas a través de programas de trabajo decente por país, que incluyan las especificidades nacionales.

Somavia destacó que pese a la envergadura del desafío de generación de empleo decente en la región, hay ahora “mayor conciencia política para colocar el trabajo decente en el centro de nuestras estrategias de desarrollo”.
“Vivimos en una región tumultuosa y convulsionada que, sin embargo, en múltiples declaraciones ha hecho del trabajo decente un objetivo común compartido”, dijo Somavia.

La propuesta de la Agenda está enmarcada en cuatro “constataciones mayores” mencionadas por el Director General de la OIT:

  • La democracia se ha consolidada como método para expresar las opciones políticas, pero los ciudadanos esperan que la democracia sea mucho más que depositar un voto.
  • La macroeconomía está más sana, pero la vida económica de demasiados hombres, mujeres, jóvenes y niños sigue siendo injusta y desequilibrada.
  • La realidad impone la urgencia de llevar adelante un modelo de crecimiento económico que tenga como meta principal aquellas políticas que generen cohesión social.
  • La globalización se convirtió en un proceso sin retorno al cual debemos saber adaptarnos, pero quizás sin destino legítimo si no se trabaja con lucidez, hacia adentro y hacia afuera de la región.

El presidente de la Reunión Regional, el ministro del Trabajo brasileño Luiz Marinho, anunció durante el encuentro de la OIT que este país pondrá en marcha en los próximos días una Agenda Nacional de Trabajo Decente.

Durante la inauguración las organizaciones de los empleadores y de los trabajadores presentaron un llamado a los gobiernos para una “acción inmediata” destinada a la eliminación de las peores formas de trabajo infantil en la región, y a que “elaboren políticas oficiales y fijen prioridades con el fin de eliminar el trabajo infantil, empezando por sus formas más intolerables”.

Para mayores informaciones sobre la Decimosexta Reunión Regional Americana y para consultar el documento Una Agenda Hemisférica por favor visite el sitio web www.oitamericas2006.org

subir


 

28 DE ABRIL, DÍA MUNDIAL DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

El Programa de Trabajo Decente de la OIT y la Función de la seguridad y la salud en el trabajo

"El objetivo primordial de la OIT es promover oportunidades para que las  mujeres y los hombres consigan un trabajo decente y productivo en  condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana". – Juan  Somavia, Director General de la OIT.

El trabajo decente resume las aspiraciones de las personas con respecto a  su vida laboral. La gente desea trabajar en condiciones de seguridad, del  mismo modo que desea tener un trabajo productivo que le reporte unos  ingresos justos. Desea seguridad en el lugar de trabajo y protección social  para la familia, mejores perspectivas de desarrollo personal e integración  social. Los trabajadores desean tener libertad para manifestar sus  intereses, organizarse y participar en las decisiones que afectan a su vida,  y gozar, tanto las mujeres como los hombres, de igualdad de oportunidades  y un trato semejante.
Así pues, la salud y la seguridad en el trabajo forman parte del Programa de Trabajo Decente. En otras palabras, no es posible calificar de trabajo decente (o trabajo digno) a un trabajo bien pagado pero que se realiza en condiciones de inseguridad; lo propio ocurre con los trabajos que se realizan en condiciones de libertad, pero que ponen en peligro la salud de los trabajadores, o con aquellos en los que media un contrato de empleo justo, pero la actividad laboral perjudica la salud y el bienestar del trabajador.
El trabajo decente debe constituir la esencia de las estrategias mundiales, nacionales y locales encaminadas al progreso económico y social, y es el eje de las actividades para reducir la pobreza, así como un medio de lograr un desarrollo equitativo, incluyente y sostenible. La OIT trabaja para promover el trabajo digno preconizando la seguridad y la salud en el trabajo, y a través del trabajo que realiza en los ámbitos del empleo, la protección social, las normas y los principios y derechos fundamentales en el trabajo, y el diálogo social.

En cada una de estas áreas, las personas del mundo entero experimentan carencias, desigualdades y exclusión, fenómenos que tienen su manifestación en el desempleo y el subempleo, los puestos de trabajo de baja calidad e improductivos, el trabajo realizado en condiciones de inseguridad y con ingresos inseguros, la negación de los derechos, la desigualdad entre los sexos, la explotación de los trabajadores migrantes, la falta de protagonismo y de representación, y el déficit de protección y de solidaridad en casos de enfermedad, incapacidad o edad avanzada. Los programas de la OIT están encaminados a encontrar soluciones a estos problemas.

La responsabilidad en el área de la seguridad y la salud en el trabajo en la OIT recae en el programa InFocus de Seguridad y Salud en el Trabajo y Medio Ambiente - SAFEWORK, en el marco del cual se realizan actividades relacionadas con la formulación de normas, la sensibilización y los proyectos de cooperación técnica enmarcados en esta área. Los cuatro objetivos fundamentales de SAFEWORK a la hora de cumplir con su cometido en el Programa de Trabajo Decente son los siguientes: Tanto el costo humano como el económico de los accidentes y las enfermedades en el trabajo son enormes en todo el mundo. Se calcula, por ejemplo, que la pérdida en el Producto Interior Bruto en el mundo derivada de las muertes, las lesiones y las enfermedades en el trabajo es unas 20 veces mayor que toda la ayuda oficial destinada al desarrollo. Sin embargo, si bien el costo económico es inmenso, el costo humano de dicho sufrimiento es incalculable.
• formular políticas y programas preventivos;
• ampliar una protección efectiva a los grupos de trabajadores en situación de vulnerabilidad;
• equipar mejor a las organizaciones de empleadores y las organizaciones de trabajadores;
• asegurar que los efectos positivos desde el punto de vista social y económico que genera la protección de los trabajadores queden documentados y sean reconocidos por los encargados de formular las políticas y de adoptar las decisiones.


 

 

 

 

 

“El trabajo decente debe equivaler a trabajo seguro”.
1 Circular 598 de la OIT, 20 de mayo de 2004, disponible en inglés:http://www.ilo.org/public/english/bureau/integration/download/tools/ 6_3_83_a_framework_for_implementing_the_dw_agenda_in_english.pdf

Para mayor información visite la página Web de SAFEWORK, “Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo 2006” en:

http://www.oit.org/public/english/protection/safework/worldday/index.htm

subir


 

PROMOVIENDO EL TRABAJO DECENTE EN LAS AMÉRICAS
DECIMOSEXTA REUNIÓN REGIONAL AMERICANA

 Centro de Convenções Ulysses Guimarães

 Centro de Convenções Ulysses Guimarães, Brasilia


La Reunión Regional Americana congrega cada cuatro años a los representantes de los gobiernos, trabajadores y empleadores  de los Estados Miembros de la OIT en el Hemisferio Americano y a importantes protagonistas de la vida política, económica, social y laboral de los países de la Región.  Tiene como finalidad, proporcionar una plataforma para que las delegaciones tripartitas expresen sus opiniones sobre los temas tratados en el Informe del Director General de la OIT para dicha reunión.
Esta decimosexta Reunión Regional Americana, convocada por la Organización Internacional del Trabajo, se celebrará este año en la ciudad de Brasilia, Brasil, del martes 2 al viernes 5 de mayo.  El informe del Director General está compuesto de dos volúmenes:   Promoviendo el trabajo decente en las Américas: La agenda hemisférica, 2006-2015” y un anexo que  reseña las actividades que la OIT llevó a cabo en la Región desde la última Reunión Regional, celebrada en el 2002.
Este Informe que presentará el Director General a los representantes tripartitos de los países americanos, contiene un análisis en profundidad de las perspectivas de implementación del trabajo decente en la Región Americana y sugiere una serie de propuestas de políticas (generales o específicas) que podrían desarrollarse en conformidad con los objetivos estratégicos de la OIT.  En el Anexo, Actividades de la OIT en las Américas 2003-2006, se evalúa lo realizado en los países con el aporte de la OIT de acuerdo a los compromisos reflejados en las Conclusiones de la XV Reunión, y  se proponen pautas sobre la cooperación que la OIT puede brindar a sus constituyentes para el logro de los objetivos comunes, con énfasis en los resultados alcanzados.
Las reuniones de los Grupos de trabajadores, empleadores y gobiernos se  iniciarán el martes 2 de mayo, por la tarde.  La discusión del Informe del Director General tendrá lugar en la sesión plenaria que se iniciará el miércoles 3 de mayo, a las 10 horas y se desarrollará en forma de debates. Las conclusiones de la Reunión y las resoluciones que pueda formular serán adoptadas el viernes 5 de mayo, y seguidamente tendrá lugar la ceremonia de clausura. 
Para mayor información acerca de este importante evento sírvanse consultar su sitio Web: http://www.oitamericas2006.org o dirigirse al Secretariado de la XVI Reunión Regional Americana de la OIT.
Las Flores 275, San Isidro, Lima-Perú.
Teléfono: + 51 1 615 0379, Fax: + 51 1 615-0403

E-mail: ferrarorra2006@oit.org.pe

subir


 

DIMENSIONES DE LA PRODUCTIVIDAD DEL TRABAJO EN LAS EMPRESAS EN AMERICA LATINA

 Productividad America Latina
 
Un estudio comparativo de Argentina,
México, Panamá y Perú

Coordinación y elaboración de: Juan Chacaltana

Presentación

En América Latina, la preocupación por disminuir el índice de pobreza y elevar el nivel de vida de sus habitantes ha sido una constante de las últimas décadas. Durante los años noventa se pensó que la liberalización de los mercados y la flexibilidad en las políticas económicas generarían un desarrollo que se vería reflejado inmediatamente en la calidad de vida de su población. Sin embargo, esto no fue así. Lamentablemente, se comprobó que el desarrollo económico así conseguido no implicaba, por ejemplo, empleos de mejor calidad y, en consecuencia, el nivel de vida de cada uno de sus habitantes, en lugar de mejorar, se ha visto menoscabado.

En consecuencia, la realidad impone una reflexión y análisis más profundo de los factores que inciden positivamente en un impulso real del bienestar de la población latinoamericana. Precisamente, el autor de este libro, el doctor Juan Chacaltana, sostiene que una de las vías más
efectivas consiste en estimular la productividad del trabajo en la región, por lo que la clave se encuentra en cómo se relaciona el ámbito de la producción con el del empleo. Esta es una perspectiva que no ha sido comúnmente considerada, por lo que la publicación de esta investigación resulta especialmente importante y novedosa. Si la productividad laboral se entiende como la relación entre lo producido y los insumos necesarios para dicha producción, nuestro estudio se ubica en la perspectiva microeconómica de la empresa, específicamente, en los factores y elementos que inciden en la productividad laboral de las empresas latinoamericanas.

En este análisis se ha constatado que el índice del producto por trabajador no ha mejorado de manera importante en las últimas décadas en América Latina, a pesar del desarrollo económico de la década del noventa y ello explica, por ejemplo, que los mercados laborales en la región produzcan bajos resultados. Del mismo modo, se ha enfrentado a la dificultad de que prácticamente no existen bases de datos que permitan explorar lo que ocurre al interior de las empresas latinoamericanas en lo que se refiere a productividad laboral y a los puntos específicos sobre el fomento a la productividad, su medición y la distribución de las ganancias generadas a partir de una mejor productividad. Así pues, siendo esta una variable que repercute tan directamente en el crecimiento económico de un país, no se cuenta con suficiente información que permita estudiar detenidamente problemas como el déficit de trabajo decente, condiciones de trabajo no adecuadas y la baja competitividad internacional de la mayoría de los establecimientos de la región. Por estas dificultades, el análisis se ha centrado en la mediana y gran empresa, especialmente, manufacturera y, por ende, en el trabajo formal.

Este análisis de la región latinoamericana se enriquece considerablemente con la publicación, en el disco compacto que acompaña a esta versión impresa, de los estudios por países de la productividad laboral. Para ello se escogieron cuatro países en los que se podía realizar dicha investigación por contar con bases de datos que permitieron su elaboración y gracias a los cuales se ha llevado a cabo el estudio comparativo. Los países seleccionados fueron Argentina, México, Panamá y Perú.

En Argentina, la investigación estuvo a cargo del doctor Héctor Szretter. En este estudio se realiza un análisis del costo laboral y de la productividad, así como su influencia en el costo laboral por unidad de producto; de la evolución de la productividad del trabajo y de las principales fuentes de las que depende en el largo plazo; y de dos elementos fundamentales que inciden en la productividad: la innovación tecnológica y las relaciones laborales, representadas por la negociación colectiva; entre otros temas.

El estudio mexicano estuvo a cargo del equipo formado por Leonard Mertens, Flor Brown y Lilia Domínguez. En este trabajo se pone especial énfasis en analizar la dimensión intangible de las características del ambiente laboral como factor determinante de la productividad laboral.
Es un análisis cualitativo en el que la capacidad de generar nueva tecnología y conocimientos por parte de las propias empresas se entiende como uno de los componentes más importantes para la optimización de la productividad laboral.

El trabajo sobre Panamá lo realizó el doctor Arístides Hernández. Su objetivo fue el estudio de los factores que determinan la productividad laboral como los costos laborales, la competitividad y productividad de las empresas, y las relaciones laborales reflejadas en las convenciones
colectivas de trabajo que apoyan la productividad de sus trabajadores. A partir de esta evaluación, se proponen políticas de productividad y competitividad para el largo plazo.

En Perú, el trabajo fue realizado por el autor de este libro que, a su vez, fue el coordinador de toda la investigación, Juan Chacaltana. En esta investigación, el autor identifica como el principal problema para la economía del país la baja productividad de la mano de obra laboral
que tiene como consecuencia directa la restringida competitividad del país y, también, empleos no decentes. Para ello se analizan temas como el panorama del mercado de trabajo en el Perú, los conceptos de costos laborales y competitividad, y el concepto de productividad, todos ellos aplicados al caso peruano.

Es evidente la importancia decisiva que encarna la reflexión sobre la productividad laboral para el crecimiento económico de América Latina y su consiguiente correlato con un mejor nivel de vida para su población. Con la realización de estas investigaciones y la publicación de sus resultados, la OIT busca contribuir a la reflexión sobre el tema y participar activamente en el proceso de desarrollo de la región.

DANIEL MARTÍNEZ
Director Regional para las Américas

Nuevas publicaciones regionales

Catálogo de publicaciones regionales

subir


 

IV CUMBRE DE LAS AMERICAS ADOPTA DECLARACION
Y PLAN DE ACCION PARA CREAR TRABAJO DECENTE

Juan Somavia y Carlos Tomada en la IV Cumbre de las Americas

Juan Somavia, Director General de la OIT, y Carlos Tomada, Ministro de Trabajo de Argentina

Los Jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio americano clausuraron la Cuarta Cumbre de las Américas el sábado 5 de noviembre, tras adoptar una declaración política y un ambicioso plan de acción destinado a crear trabajo decente, enfrentar la pobreza y fortalecer la democracia.

La Declaración adoptada en Mar del Plata, Argentina,  destaca el papel fundamental de una política de creación de empleos y asigna al derecho al trabajo, tal como se encuentra estipulado en los instrumentos de derechos humanos, un lugar central en la agenda hemisférica, reconociendo así el rol esencial de la creación de trabajo decente para alcanzar estos objetivos.

Los puntos más resaltantes de la “Declaración de Mar del Plata” se refieren a la necesidad de encontrar un “crecimiento económico sostenido, de largo plazo y equitativo” cuyo objetivo esencial constituye la creación de empleo, la reducción de la pobreza y la elevación de los niveles de vida de la sociedad.

La Declaración de los mandatarios americanos toma en cuenta la Declaración de la OIT sobre los principios fundamentales en el trabajo como marco para impulsar “el bienestar social, una distribución equitativa de los beneficios del crecimiento económico, el aumento de los niveles de vida del hemisferio, la eliminación del hambre y alcanzar la seguridad alimentaría, la creación de nuevas fuentes de empleo y la promoción del espíritu emprendedor.”

  Intervención de Juan Somavia, Director General de la OIT, en la primera sesión plenaria de la cumbre

Asimismo, el Plan de Acción acordado por los mandatarios, cuyo primer acápite se titula Crear Trabajo Decente, llama, entre varios otros objetivos destinados a la creación de trabajo decente,  a eliminar el trabajo forzoso antes de 2010, erradicar las peores formas del  trabajo infantil  “a más tardar para el 2020”, reducir el empleo juvenil, eliminar la discriminación de las mujeres en el trabajo, asegurar el acceso equitativo a la seguridad social y reducir significativamente el trabajo informal.

El Director General de la OIT, Juan Somavia, se dirigió a los Jefes de Estado y Gobierno  en la sesión inaugural de los trabajos de la Cumbre. Luego de identificar al empleo como uno de los principales desafíos políticos del hemisferio, Somavia instó a los mandatarios a responder a lo que, hoy por hoy, se ha convertido en una de las mayores demandas democráticas de nuestro tiempo: la creación de trabajo decente.

subir


 

AVANCE PANORAMA LABORAL 2005: BUEN DESEMPEÑO ECONOMICO EN AMERICA LATINA CONDUCE A UN AUMENTO DEL EMPLEO
Y LOS SALARIOS

Daniel Martínez, Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, durante la presentación del Avance del Panorama Laboral 2005

Sin embargo, advierte la OIT, la desocupación y la informalidad continúan siendo altas y la protección social permanece baja.

Haga clic aquí para bajar el Avance del Panorama Laboral 2005.

Cuadros y Gráficos del Avance del Panorama Laboral 2005

Anexo Estadístico

Lima (Noticias de la OIT)- Estimulado por la consolidación del proceso de recuperación económica y alentado por un escenario internacional favorable,  el mercado laboral de América Latina muestra en el primer semestre de este año signos de mejoría reflejados en el descenso de las tasas de desempleo urbano y  el aumento de los salarios mínimos e industriales reales. Sin embargo -constata el Avance del Panorama Laboral 2005 de la Organización Internacional del Trabajo - pese a que la región registra las cifras de crecimiento económico más elevadas del último cuarto de siglo, el desempleo sigue siendo alto, persiste una elevada participación del sector informal en la ocupación y prosigue la baja cobertura de la protección social.

 English Version

Labour Overview 2005 - First Semester Advance Report

Statistical Annex

En lo que el Director General de la OIT Juan Somavia, calificó como “una contribución a la Cumbre de las Américas” que se celebrará el próximo 4 y 5 de noviembre en Mar del Plata, Argentina, bajo el lema “Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática”, la Oficina Regional de la OIT para América latina y el Caribe dio a conocer hoy en Lima el Avance para el primer semestre del Panorama Laboral 2005.

El informe de la OIT elaborado con datos de un conjunto de países que representan el 95% del Producto Interno Bruto Regional y el 89% de la Población Económicamente Activa, muestra que en el primer semestre de 2005 la tasa de desempleo abierto urbano se redujo en igual período del año pasado de 10.9 %  a 9.6% y disminuyó en siete de los nueve países con información disponible. Esta tasa de desempleo urbano regional equivale aproximadamente a 18.3 millones de personas desocupadas.  

Mónica Castillo, especialista regional en Trabajo Decente, Información y Análisis Laboral, y Daniel Martínez.

“La tarea que tenemos por delante para reducir los niveles de desempleo es enorme, pero la región está reaccionando”, señaló Somavia. “Cada vez más gobiernos, organizaciones de empleadores y trabajadores reconocen al empleo y a la creación de trabajo decente como uno de los principales problemas políticos de nuestro tiempo. Los países -reafirmó- han asumido el reto y los resultados comienzan a verse”

Al analizar la tasa de desempleo al primer semestre de 2005, el informe constata que la desocupación cayó en Argentina (de 14.6% a 12.5%), Brasil (12.3% a 10.3%), Chile (8.9% a 8.3%), Colombia (16.5% a 15.0%), Ecuador (11.3% a 11.1%), Uruguay (13.5% a 12.2%) y Venezuela (16.6% a 13.2%) mientras que aumentó ligeramente en México (3.7% a 3.9%) y Perú (10.1% a 10.5%).

El desempleo sigue afectando en mayor grado a las mujeres y a los jóvenes. La tasa de desempleo femenina equivale a 1.4 veces la masculina y, pese a la caída de la desocupación a nivel regional, la tasa de desempleo de los jóvenes se sigue situando cerca del doble de la tasa de desempleo total.
 

Francisco Verdera, especialista sub-regional en Políticas de Empleo

Ligero aumento de los salarios; alta informalidad y baja protección social

Mientras tanto -observa el Panorama Laboral- durante el primer semestre del presente año el salario industrial promedio en la región creció 1.1%  y el salario mínimo real  aumentó 5%  con relación a igual período el año pasado. El salario real industrial creció en Argentina (3.9%), Brasil (1.8%), Chile (1.3%), Colombia (1.1%) y Uruguay (8.6%), mientras que disminuyó en Ecuador (-7.8%) y Venezuela (-2.2%) y permaneció constante en México. La evolución de los salarios mínimos reales fue diferenciada entre países: mejoró en 10, disminuyó en 4 y se mantuvo constante en 2.

El informe pasa revista a la composición sectorial y la calidad del empleo que, a lo largo de 2004 “siguieron caracterizándose por una elevada participación del sector informal y una baja cobertura de la protección social”.

Los mayores porcentajes de ocupados en el sector informal se registraron en Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú con cerca de 60%, y los de menor porcentaje en Costa Rica (41.8%), Panamá (41.6%) y Uruguay(37.7%). De un total de diez países con información disponible para el bienio 2003-2004, aumentó la ocupación en el sector informal en cuatro de ellos (Ecuador, Paraguay, Perú y República Dominicana) mientras que registró un ascenso el empleo formal en otros seis (Argentina, Colombia, Costa Rica, Panamá, Uruguay y Venezuela).

No obstante, si se analiza el período 2000-2004, se advierte que en la mayoría de los países con información disponible, el empleo en el sector informal aumentó. Asimismo, prosiguió en la región la baja cobertura de la protección social. Entre 2003 y 2004, la cobertura de salud y pensiones de los asalariados aumentó en Argentina, Colombia y Costa Rica, mientras que prácticamente permaneció sin variación en Ecuador y disminuyó en Panamá, Perú y Venezuela. Las mayores coberturas en el año 2004, se presentaron en Costa Rica (79.9%) y Panamá (72.7%) y las menores en Ecuador y Perú con cerca de 48%.

“Es la mejoría en la situación del empleo la que nos indica que debemos persistir en incrementar la integración de políticas, colocando al empleo como centro y objetivo principal de la politica económica –señaló el Director General de la OIT-. Los datos que arroja el Panorama Laboral 2005 nos invitan a establecer políticas nacionales de trabajo decente  basadas en una convergencia entre las políticas económicas y sociales que favorezcan altas tasas de crecimiento sustentables e inversiones intensivas en empleos productivos, dentro de una globalización justa”

Conviene recordar que en la reciente Cumbre Mundial en las Naciones Unidas, 150 Jefes de Estado y de Gobierno señalaron:  “Apoyamos firmemente una globalización justa y resolvemos que los objetivos del empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos, en particular las mujeres y los jóvenes, serán una meta fundamental de nuestras políticas nacionales e internacionales y nuestras estrategias nacionales de desarrollo, incluidas las estrategias de reducción de la pobreza, como parte de nuestro esfuerzo por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.  Esas medidas deberían abarcar también la eliminación de las peores formas de trabajo infantil, según la definición del Convenio No. 182 de la Organización Internacional del Trabajo, y el trabajo forzoso.  También resolvemos garantizar el pleno respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo.”

El Avance del Panorama Laboral 2005 de la OIT incluye dos Temas Especiales titulados “Las migraciones internacionales, remesas y mercado laboral: la situación en América latina y el Caribe” y “Generar Trabajo Decente en economías abiertas: estrategia de crecimiento con empleo de calidad”.

English Version:

subir


 

CUMBRE DE SALAMANCA DECLARA AL TRABAJO DECENTE COMO UN
DERECHO HUMANO

La Cumbre Iberoamericana  que tuvo lugar el 15 y 16 de octubre en Salamanca, España, concluyó  con la adopción de la "Declaración de Salamanca"  en la que jefes de estado y de gobierno de 22 países  se comprometen, como tarea más urgente, a “lograr un desarrollo sostenible y enfrentar los desafíos de la pobreza y la desigualdad a través de políticas de inclusión social, centradas en la educación y el derecho al trabajo decente”.

En lo que sin duda representó una Declaración de marcado contenido social y de respaldo a la democracia y a los derechos humanos,  los más altos representantes de 22 países iberoamericanos, consideraron el acceso a un  “empleo decente”  como un “derecho humano”.

El documento hace una mención especial al trabajo decente en el párrafo 23, donde plantea que: “Reafirmamos nuestro compromiso de generar las condiciones propicias en torno a la creación de más y mejores empleos. En este sentido, otorgamos al trabajo decente, como derecho humano, un lugar central en la agenda iberoamericana por su importante contribución al desarrollo económico y social y como forma de impulsar una distribución más equitativa de los beneficios del crecimiento económico, favoreciendo la inclusión social, el respeto de los derechos de los trabajadores y un aumento de los niveles de vida de nuestras poblaciones”.

El Director General de la OIT Juan Somavia estuvo presente en Salamanca donde fue invitado, en el marco de la Cumbre, a dirigirse a los jefes de estado y gobierno en una sesión de trabajo sobre migración y derechos laborales.  

La Declaración de Salamanca se suma a una serie de documentos de alto nivel, tales como la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, la Declaración de Monterrey y la Declaración de Nuevo León, en las que el tema de la generación de  Trabajo Decente aparece como uno de los objetivos políticos y socioeconómicos más importantes de la agenda americana. El desafío de la creación de empleos constituirá también el eje central de la próxima Cumbre de las Américas que se reunirá el próximo 4 y 5 de noviembre en Mar del Plata, Argentina bajo el lema “Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática”.

Lea aquí el texto completo de la Declaración de Salamanca y los Comunicados Especiales

subir


 

MINISTROS DE TRABAJO DEL HEMISFERIO AMERICANO APRUEBAN DECLARACION PARA EL IMPULSO DEL EMPLEO

Ministros de trabajo de la región con el Director General de la OIT, Juan Somavia.

Los Ministros de Trabajo de 34 países del hemisferio americano dieron por concluida en Ciudad de México la XIV Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo de la OEA con la aprobación de un plan de acción en el cual se comprometen a continuar los esfuerzos para erradicar la pobreza extrema, promover el desarrollo social y la gobernabilidad democrática mediante políticas públicas, económicas y sociales que impulsen la creación de empleos y fortalezcan los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

La Declaración y el Plan de Acción aprobados por los Ministros el 27 de setiembre  formará parte de una de las propuestas centrales que serán presentadas a los Jefes de Estado durante la próxima reunión de las Cumbre de las Américas a celebrarse el 4 y 5 de noviembre en Mar del Plata, Argentina, bajo el lema “Crear Trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática”.

La Declaración de México aprobada por los Ministros resalta “que el futuro de las democracias depende en gran medida de la capacidad de generar empleos productivos, de calidad, dignos y sostenibles, los cuales son fundamentales para enfrentar a la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática”.

Al dirigirse a los delegados en la inauguración de la Conferencia, el Presidente de México Vicente Fox, destaco que “el trabajo decente, en el amplio término de la palabra, debe ser objetivo central de las políticas públicas para impulsar el crecimiento económico y la política social, para impulsar la inversión y la actividad empresarial y la estabilidad” al tiempo que advirtió que “el crecimiento económico, por sí solo no es suficiente para generar oportunidades, empleos y trabajo decente.”

Por su parte, el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza manifestó que la Declaración y Plan de Acción aprobados por los ministros “están llamados a convertirse, conjuntamente con los mandatos que emanen de la Cumbre de Mar del Plata, en la hoja de ruta para enfrentar el desafió de crear empleos decentes para los ciudadanos y ciudadanas de las Américas”.

Los delegados a la Conferencia escucharon asimismo las palabras del Director General de la OIT Juan Somavia quien al tiempo que señaló los desafíos a los cuales se enfrenta la región en el campo sociolaboral, destacó lo que calificó como una “renovada voluntad política” de situar al empleo como uno de los principales problemas políticos de la realidad actual.

“La tarea por delante -dijo Somavia- evidentemente sigue siendo enorme, incrementar la capacidad de los ministerios del trabajo, como tarea absolutamente esencial; fortalecer la libertad sindical y los derechos en el trabajo, promover la creación de más y mejores empresas, reducir la informalidad, extender y mejorar la cobertura de protección social, incrementar la lucha contra el trabajo infantil, impulsar la capacitación laboral, reforzar la productividad y la competitividad.... La región está reaccionando, hay una mayor movilización social e inquietud, pero está acompañada de una renovada voluntad política. Cada vez, yo observo como más gobiernos, organizaciones de empleadores y trabajadores, definen el empleo como uno de los principales problemas políticos de nuestro tiempo.” (Ver discurso completo)

En un paso más hacia la consolidación de los acuerdos que permitan un desenlace exitoso de la Cumbre de las América sobre trabajo y gobernabilidad democrática,  representantes de los 34 países del Hemisferio se darán cita del 3 al 7 de octubre en la sede de la OEA en Washington, durante la XLI Reunión del Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres (GRIC).

subir


 

OEA Y OIT FIRMAN ACUERDO SOBRE PROMOCION
DEL TRABAJO DECENTE

Juan Somavia (a la izquierda) y José Miguel Insulza durante la firma del acuerdo.

La Organización Internacional del Trabajo y la Organización de Estados Americanos acordaron mediante un Memorando de Entendimiento firmado por Juan Somavia, Director General de la OIT  y José Miguel Insulza , Secretario general de la OEA, trabajar en colaboración para el fomento y la promoción de una agenda internacional, regional y nacional de trabajo decente.

El acuerdo firmado el 6 de septiembre en Washington DC., tiene lugar en momentos en que la región americana  se apresta a celebrar, el 26 y 27 de septiembre en ciudad de México y el 4 y 5 de noviembre en Mar del Plata, Argentina, dos encuentros de alto nivel político en los que los temas del trabajo decente y el empleo forman parte central de la agenda: la Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo y la Cumbre de las Américas.

En tal sentido, el acuerdo pone de relieve el compromiso de colaboración  de ambas organizaciones en “la preparación de la Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo y el seguimiento técnico de sus Declaraciones, Planes de Acción, informes y resoluciones de los Grupos de Trabajo”. Asimismo, los signatarios del memorando, se comprometen a aunar los esfuerzos de las organizaciones que dirigen en “el seguimiento de la Declaración y el Plan de Acción de Mar del Plata, así como de los acuerdos en materia socioeconómica y laboral que se alcancen en el marco del Proceso de Cumbre de las Américas”. 

El acuerdo destaca también la voluntad de una cooperación mutua en “la elaboración de estudios y la realización de talleres que sean definidos sobre trabajo decente y temas asociados”, como por ejemplo el empleo, emprendimiento, cooperativas, formación profesional, principios y derechos fundamentales en el trabajo, seguridad ocupacional y social y relaciones laborales.

subir


 

MINISTROS DEL TRABAJO, SINDICATOS Y EMPRESARIOS SUSCRIBEN DECLARACIÓN HISTÓRICA SOBRE EL EMPLEO

De izquierda a derecha: Francisco José Castillo (COPARDOM), German Leitzelar Vidaurreta (Secretario de Trabajo de Honduras), Luis Alberto González (Convergencia Sindical de Panamá) y Gerardina González (Directora Subregional de OIT)

TEGUCIGALPA (Noticias de la OIT) - Los Ministros de Trabajo y los representantes de organizaciones de empleadores y de trabajadores de Centroamérica, Panamá y Republica Dominicana suscribieron este 30 de junio  un acuerdo solemne destinado a situar el objetivo de creación de empleos de calidad en el centro de las políticas de desarrollo.

La “Declaración Tripartita para el Fomento del Empleo y el Trabajo Decente”,  como se denomino al acuerdo, es el resultado final de los debates del Foro del Empleo convocado por la Organización Internacional del Trabajo en un esfuerzo destinado a alentar políticas nacionales para la creación de empleos de calidad en Centroamérica, Panamá y Republica Dominicana.

La Declaración- que fue presentada formalmente a la Cumbre de Presidentes del SICA que tuvo lugar en Tegucigalpa el día mismo de la firma - pide a los Jefes de Estado de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Republica Dominicana, “su máximo respaldo político” y  solicita trasladar los resultados del acuerdo “a las autoridades de cada país, en especial a los Ministros de Economía, Comercio, Hacienda y Educación”.   

La Declaración de la cumbre del empleo de la OIT pone énfasis en la necesidad de impulsar ante los Jefes de Estado de la región, “la incorporación del objetivo de creación de empleos dignos, sostenibles y de calidad según los parámetros de la OIT en el centro de la política macroeconómica” , y  hace un llamado para que “los esfuerzos no solamente se concentren en el control de la inflación y del déficit fiscal, sino también, y con igual prioridad, en la promoción de la inversión y el crecimiento con equidad.”

Al tiempo que reconocen la importancia de las políticas de empleo como una herramienta clave para la disminución de los niveles de pobreza y de precariedad laboral, los firmantes de la Declaración reiteran la necesidad de “lograr la articulación de las políticas económicas con las sociolaborales, así como de fortalecer a los Ministerios de Trabajo y promover su participación en las políticas nacionales de desarrollo, en consulta con las organizaciones de trabajadores y de empleadores.”  Asimismo, exhortan a los Presidentes de la región “a realizar un esfuerzo máximo de inversión en educación y capacitación” y a asegurar la gratuidad efectiva de la enseñanza y el cumplimiento efectivo de las metas del milenio de las Naciones Unidas en la materia.

Al considerar que el dialogo social constituye un factor esencial de concertación ante los retos de la integración y el desarrollo socioeconómico,  la Declaración reitera la importancia del  comercio como factor de crecimiento socio económico, pero advierte que “se requiere respetar una mayor simetría en las normas internacionales del comercio, para que éstas se cumplan en igualdad de condiciones entre los países desarrollados y en desarrollo, eliminando las barreras no arancelarias para facilitar el acceso de nuestros productos al mercado internacional y generando condiciones de apoyo al progreso social.”

Los signatarios de la Declaración para el Empleo y el Trabajo Decente acordaron igualmente:

  • Ratificar nuestro compromiso por la efectiva aplicación y cumplimiento del contenido de la Declaración de OIT sobre los Principios y Derechos Fundamentales de 1998, así como los contemplados en las Constituciones Políticas y Legislaciones Laborales de los países.
  • Combatir la corrupción, sea esta pública o privada, mediante la adopción de las medidas necesarias para su erradicación y rendición de cuentas ante la sociedad.
  • Reconocer que la dimensión y equidad de género son componentes transversales del análisis y la definición de acciones sobre innovación, empleo, combate a la pobreza y fortalecimiento a la gobernabilidad democrática. Para lograr el desarrollo productivo y el desarrollo humano plenos, debe promoverse la equidad, particularmente, en los procesos de incorporación de tecnología
  • Implementar políticas públicas que garanticen un adecuado desarrollo a los sectores más vulnerables como las personas con discapacidad, los jóvenes y pueblos indígenas, así como buscar un mayor equilibrio entre las zonas urbanas y las zonas rurales o menos desarrolladas
  • Fortalecer y extender la cobertura de los sistemas de seguridad social promoviendo su universalidad, solidaridad y políticas efectivas que aseguren su sostenibilidad  y garanticen el alcance de sus objetivos sociales dentro del marco del diálogo social  tripartito.

La Declaración reconoce que los principios de la democracia, Estado Social de Derecho y economía de mercado constituyen elementos fundamentales para el desarrollo sostenible de las naciones y destaca el papel del sector privado “como el principal generador de empleos” Por lo tanto-afirma el acuerdo- “la creación de un mayor número de empresas y ampliación de las existentes incrementaría sustancialmente las oportunidades de empleo, en especial, es necesario el impulso de la micro, pequeña y mediana empresa y todas aquellas formas empresariales de la economía social, como fuente de generación de empleo.”

NOTA: Texto completo de la Declaración del Foro y fotografías en: www.oit.or.cr

subir


 

Cumbre Regional del Empleo en Honduras
LA OIT LLAMA A SITUAR EL EMPLEO COMO OBJETIVO PRINCIPAL DE LA POLITICA ECONOMICA

TEGUCIGALPA (Noticias De la OIT)- Con el objetivo de situar la creación de empleos en el centro de la agenda política y económica de Centroamérica, Panamá y Republica Dominicana, representantes de trabajadores, empresarios y gobiernos de siete países de la región se reúnen aquí del 28 al 30 de junio en un encuentro sin precedentes convocado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT): el Foro Tripartito Subregional para el Empleo.

La cita en Tegucigalpa, Honduras, congrega por primera vez en un mismo ámbito de debates a los Ministros de Trabajo y Economía y a los más altos dirigentes sindicales y empresariales de la región en un intento de avanzar en la formulación de políticas económicas y sociales que permitan resolver los desafíos planteados por el desempleo y la pobreza, el estancamiento de la economía y el impacto de la globalización.

El Foro del empleo de la OIT tiene lugar  en momentos en que los países de la región se aprestan a concluir acuerdos comerciales con Estados Unidos cuyos alcances económicos y sociales se espera que incidan en el desarrollo de la región.

“El Foro- dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia que estará presente en el evento- tiene por propósito motivar a los gobiernos e interlocutores sociales para situar el tema del empleo como componente fundamental de las políticas macroeconómicas de los países e impulsar compromisos básicos para el diseño de políticas económicas, sociales y laborales para el fomento de la competitividad, la inversión y el empleo de calidad en los países.”

Los delegados a la reunión buscarán fraguar un consenso de ideas sobre las políticas de generación de empleo en un momento en que- según un Informe de la OIT preparado para el Foro *- más de 5 millones de hogares y más de 27 millones de personas en la región se encuentran bajo la línea de la pobreza y cuando el desempleo abierto afecta a cerca de un millón y medio de centroamericanos y dominicanos, mientras 10.9 millones de personas (6 de cada 10 activos) sólo encuentran ocupación en las actividades de menor productividad en la economía informal y la pequeña producción campesina e indígena, la mayoría de ellos en trabajos precarios sin protección ni derechos.

“La crisis mundial de empleos -advierte Somavia que visita oficialmente por primera vez la región- es el asunto político más urgente de nuestros tiempos: Centroamérica y Republica Dominicana no escapan a ella y es por eso que urge colocar el empleo y el trabajo decente en la corriente principal del debate internacional sobre desarrollo.”

Centro de todos los debates del Foro es el concepto definido por la OIT de Trabajo Decente el cual se fundamenta en cuatro pilares: la importancia central del empleo en las políticas nacionales, la garantía de los derechos básicos de los trabajadores, una base para la protección social y la promoción del dialogo social.

Según el Informe de la OIT, “las economías de los países de la región siguen mostrando una alta vulnerabilidad y un crecimiento muy frágil que no logra constituirse en sustento de un proceso sistemático de elevación del bienestar”.

Al establecer un diagnóstico de la situación social de la región, el Informe destaca, ente otros: *

  • La extensión de la pobreza es mucho mayor en el medio rural donde vive el 42 % de la fuerza de trabajo de la subregión y en donde las oportunidades de empleo, las condiciones de trabajo y el acceso a los servicios de educación y salud son más precarias. Mientras que en el área urbana la pobreza incide sobre el 44 % de la población, en el medio rural afecta a 64 de cada 100 hogares
  • 63 de cada 100 ocupados laboran en las actividades más rezagadas de la pequeña producción campesina e indígena y en la economía informal lo que revela niveles crecientes de informalización y precarización del mercado de trabajo.
  • El flagelo del desempleo golpea de manera más dramática a las mujeres en casi la totalidad de los países, lo cual muestra su condición más desventajosa en el mercado laboral y sugiere problemas de discriminación, tomando en cuenta que las estadísticas muestran mayores niveles educativos entre las mujeres respecto a los hombres. Los jóvenes aparecen como el grupo de edad más afectado por el desempleo, particularmente los de 15 a 19 años de edad.
  • Pese a que han mejorado los indicadores educativos en las últimas décadas, cerca de 2.7 millones trabajadores de la subregión (el 14.4%) no registran ningún nivel de instrucción, lo cual supone que no saben leer ni escribir por tanto, en las condiciones actuales jamás podrían mejorar sus competencias por la vía de la capacitación. En un riesgo similar están 5 millones trabajadores que no han logrado completar su educación primaria, lo cual les excluye de la posibilidad de acceder a competencias de mayor nivel para lograr un empleo de mayor calidad.
  • Los déficit de trabajo entre la fuerza laboral madura, la insuficiencia de las políticas públicas (particularmente en educación y capacitación) y la pobreza extendida entre los hogares de la subregión, han empujado al trabajo a cerca de 2.4 millones de niños y niñas menores de 17 años (el 17% de la totalidad en esas edades).
  • El Informe advierte que las sociedades centroamericanas tienen una gran deuda con los pueblos indígenas entre quienes se registra el mayor déficit de trabajo decente. Aunque no existe información estadística desagregada por etnias en todos los países, el indicador que sintetiza el déficit de trabajo decente se refiere a la extraordinaria extensión de la pobreza, que en el caso de Guatemala cuya población indígena comprende el 48 por ciento del total de sus habitantes, afecta a 76 de cada 100 hogares indígenas.
  • Al referirse a los acuerdos de libre comercio con los Estados Unidos, el Informe señala la necesidad de fortalecer “el compromiso de los estados nacionales en el cumplimiento efectivo de los derechos laborales” e insta a las administraciones públicas “a fortalecer los servicios de inspección del trabajo y demás programas institucionales para honrar dichos compromisos” 

Las conclusiones del Foro Tripartito Subregional para el Empleo serán presentadas por el Director General de la OIT a la Cumbre de Presidentes de la región que se reúne en Tegucigalpa este jueves 30 de junio para tratar, entre otras cuestiones, las políticas vinculadas a la creación de empleo.

* Fuente: Informe Desafíos y Políticas para el Fomento del Empleo y el Trabajo Decente en Centroamérica y República Dominicana. OIT. 2005. Síntesis de informes.

Haga clic aquí para ir al sitio web del foro

subir


 

MINISTRO DEL TRABAJO DE ARGENTINA ELEGIDO PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACION

El Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) eligió como su nuevo presidente para el período 2005-2006 al Ministro del Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, Carlos A. Tomada.

El ministro Tomada reemplaza en el cargo a Philippe Séguin, quien ejerció la presidencia del Consejo en el período 2004-2005. Tomada es un abogado que desde hace 30 años está vinculado a los temas laborales. En el pasado ha sido jefe de la delegación de Argentina y consejero técnico ante la OIT. Es ministro desde 2003.

Al asumir su cargo planteó la fuerte convergencia entre la política del Gobierno argentino y los principios de la OIT, y la necesidad de responder a las demandas "de hombres y mujeres que no quieren nada más, pero también nada menos, que una vida digna" mediante el acceso a un empleo decente. Tomada agregó que hará "esfuerzos por lograr que la dimensión social de la globalización y la promoción del trabajo decente figuren en un lugar central de la agenda de los países".

La designación del Ministro del Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina como titular del Consejo de Administración de la OIT coincide con la celebración en Noviembre de este año, en Mar del Plata, Argentina, de la IV Cumbre de las Américas.

En esta Cumbre de Presidentes del continente americano se incluirá como eje del debate la creación de empleo para erradicar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática.

El Consejo de Administración también eligió a sus dos vicepresidentes, ambos provenientes del hemisferio americano. En el grupo de los trabajadores fue reelegido Sir Leroy Trotman, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Barbados, y en el grupo de los empleadores fue reelegido Daniel Funes de Rioja, presidente del Departamento de Políticas Sociales de la Unión Industrial de Argentina y vicepresidente de la Organización Internacional de Empleadores.

Las tres personas elegidas ejercerán el cargo durante el período 2005-2006. El Consejo de Administración es el órgano ejecutivo de la OIT y se reúne tres veces al año en Ginebra. Adopta decisiones sobre políticas y establece el programa y presupuesto de la Organización, que en la actualidad cuenta con 178 estados miembros.

Los miembros del Consejo de Administración fueron elegidos por la Conferencia Internacional del Trabajo que concluyó este jueves 16 de junio en Ginebra.


. . .

El Consejo de Administración está compuesto por 56 miembros titulares (28 representantes de los gobiernos, 14 de los empleadores y 14 de los trabajadores), y 66 miembros suplentes (28 en representación de los gobiernos, 19 de los empleadores y otros 19 de los trabajadores). Diez de los puestos titulares de los gobiernos son ocupados en forma permanente por los Estados de mayor importancia industrial (Alemania, Brasil, China, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Japón, Reino Unido y Federación de Rusia). Los demás miembros gubernamentales, así como los miembros trabajadores y empleadores, son elegidos por la Conferencia cada tres años.

subir


 

CENTROAMÉRICA DA PASO HISTÓRICO
HACIA POLÍTICA REGIONAL DE EMPLEO


Los seis países centroamericanos más República Dominicana darán un paso histórico hacia la integración de sus políticas de generación de empleo cuando sus Presidentes se reúnan el 30 de junio en Tegucigalpa para suscribir un compromiso formal que consagrará la decisión de colocar la política de creación de empleos en el  centro de la agenda política y económica de la subregión. 


Personalidades que intervienen en este proceso revelaron hoy a la agencia española de noticias EFE detalles del mismo, que tendrá como punto de partida la Cumbre de Presidentes Centroamericanos, a celebrarse el próximo 30 de junio en Tegucigalpa, donde también asistirá el Director General de la OIT Juan Somavía.

La Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra, se convirtió en la antesala de la Cumbre por el empleo en América Central y República Dominicana. Allí, los ministros de Trabajo de los seis países de la región, reafirmaron ante el Director General de la OIT su compromiso de concretar  una política centroamericana de empleo.

En la reunión con el señor Somavía, los Ministros expusieron sus ideas en torno a la necesidad de profundizar las políticas de empleo como un componente central de las políticas económicas. Asimismo confirmaron su voluntad de llevar las conclusiones del Foro a la Cumbre Presidencial del SICA y pidieron el apoyo de la OIT para una serie de aspectos, sobre todo aquellos vinculados al fortalecimiento de la capacidad política y operativa de los Ministerios del Trabajo. El Director General confirmó su presencia en Tegucigalpa y saludó la vocación de los Ministros en el sentido de vincular la gestión social y de fomento del empleo de sus ministerios con las estrategias de desarrollo económico de la región.

Se calcula que el 8 por ciento de la población económicamente activa de la región (1,5 millones de personas) está desempleada y que el 63 por ciento de los trabajadores activos forman parte de la economía informal.

Las mujeres y jóvenes son los grupos más perjudicados por esta situación, que tiene como agravante el que de un total de 18,8 millones de efectivos que componen la fuerza laboral de esa región, hay 2,7 millones que son analfabetos y otros 5 millones que no han completado la educación primaria.

La directora para América Central de la OIT, Gerardina González, explicó que la Cumbre de Presidentes de fines de junio estará precedida por un Foro de Empleo a nivel regional en el que, por primera vez, participarán delegados de los ministerios de Economía, junto a los de Trabajo.

También habrá representantes de los trabajadores y de los empleadores.

"La señal que queremos dar es que las políticas económicas, sociales y laborales deben estar integradas y coordinadas", recalcó la Directora subregional de la OIT. Explicó que las naciones centroamericanas gozan actualmente de estabilidad económica y han controlado la inflación, "pero no hay inversiones, ni crecimiento o generación de empleo".

González sostuvo que combatir el desempleo, especialmente entre los jóvenes, es urgente si se quiere descartar la posibilidad de una explosión social como las que se han registrado varios países latinoamericanos, incluidos Argentina, Ecuador y ahora Bolivia.

El ministro de Trabajo de Honduras, Germán Leitzelar, cuyo país será el anfitrión del Foro del Empleo y de la Cumbre de Presidentes, dijo a EFE que es "alarmante" el espacio que ha ganado el sector informal como fuente de empleos, sobre los que el Estado no ejerce ningún control.

Leitzelar consideró que una de las causas de esta situación "es la desigualdad en las relaciones comerciales internacionales y la exclusión de ciertos mercados", en referencia a la decisión de la Unión Europea (UE) de aumentar el arancel a las importaciones de banano, uno de los principales productos de exportación de Honduras y de otros países latinoamericanos.

"Luchamos por un trabajo decente, se nos plantean exigencias, pero al mismo tiempo se nos imponen limitaciones o trabas para entrar en ciertos mercados", lamentó.

Esto, junto a "la globalización de las relaciones de producción", conlleva a que "no se puedan enfrentar estos problemas con estrategias nacionales y que necesitemos una política regional de empleo que no permita cambios en las reglas de juego".

Sostuvo que para crear trabajo digno en Centroamérica se requiere la "armonización de las normas laborales" porque lo contrario daría lugar a "una competencia desleal entre los países".

Al respecto, Leitzelar explicó que se requiere un "código de ética" común a los centroamericanos, que garantice que si "una compañía viola los derechos laborales en un país, no podrá trasladarse al vecino para continuar con sus actividades".

En la reunión los Ministros expusieron sus ideas en torno a la necesidad de profundizar las políticas de empleo como un componente central de las políticas económicas. Asimismo confirmaron su voluntad de llevar las conclusiones del Foro a la Cumbre Presidencial del SICA y pidieron el apoyo de la OIT para una serie de aspectos, sobre todo aquellos vinculados al fortalecimiento de la capacidad política y operativa de los Ministerios del Trabajo.

. . .

El Foro Tripartito del Empleo de la OIT forma parte de un esfuerzo global de la Organización por promover la generación de empleos de calidad como componente central de las políticas para el desarrollo. El mismo, se inscribe en lo que aparece hoy como una voluntad de los gobiernos de los países americanos de adoptar una agenda política y económica continental centrada en la generación de trabajo decente como la forma más efectiva de superar la pobreza y fortalecer la democracia en el Hemisferio.

subir


 

En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil
OIT HACE UN LLAMADO A LOS PAÍSES PARA RESCATAR A LOS NIÑOS QUE TRABAJAN EN MINAS Y CANTERAS DE PEQUEÑA ESCALA

LIMA (Noticias de la OIT)- La conmemoración del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil está centrada este año en el llamado de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a rescatar a alrededor de 1 millón de niños y niñas que trabajan en las minas y canteras artesanales de todo el mundo, en un plazo entre 5 y 10 años.

La nueva iniciativa impulsada por gobiernos, empleadores y trabajadores junto con la OIT, será lanzada mediante un «llamado a la acción» emitido durante un acto especial este 10 de junio, en el marco de la Conferencia Internacional del Trabajo que se realiza en Ginebra.

Este llamado invoca a gobiernos, a organizaciones de trabajadores y a empleadores relacionados con el sector minero, a unir fuerzas para ayudar a que las actividades en minas y canteras realizadas en zonas alejadas, generalmente efectuadas por familias, puedan convertirse en actividades económica y ambientalmente sostenibles, sin necesidad de recurrir a los niños y niñas como trabajadores.

«Los niños que trabajan en minas y canteras arriesgando su salud, su seguridad, y también sus vidas, están en peligro, y por lo tanto es necesario tomar medidas ahora», dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. «Un millón de niños llevan una carga demasiado pesada para sus cuerpos y tienen responsabilidades demasiado grandes para su edad. Depende de nosotros, en conjunto, que podamos librarlos de este peso, y sacarlos de las minas y canteras para que puedan ir a la escuela».

La eliminación del trabajo infantil en minas y canteras artesanales busca beneficiar a niños y niñas entre 5 y 17 años, que corren serios riesgos al trabajar en un sector donde enfrentan situaciones que ponen en peligro su integridad.

Se espera que con ocasión del Día Mundial delegaciones tripartitas de al menos 15 países (Brasil, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Cote d’Ivoire, Filipinas, Ghana, Malí, Mongolia, Pakistán, Perú, Senegal, Tanzania, Burkina Faso y Togo) presenten a la OIT un acuerdo escrito comprometiéndose a eliminar el trabajo infantil en minas y canteras artesanales en un plazo específico.


Trabajo infantil minero en Sudamérica

Estudios de la OIT revelan la presencia de más de 400 mil niños, niñas y adolescentes en las principales áreas de explotación artesanal de oro, plata, estaño, carbón, esmeralda, arcilla y canteras en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

En Perú, 50 mil niños y adolescentes laboran -en algunas zonas a más de 5,000 m.s.n.m.- para obtener algunos gramos de oro, y 11 mil son los más pequeños en riesgo de seguir la misma suerte. En la búsqueda de la preciada esmeralda, carbón, oro y arcilla, 103 mil niñas y niños colombianos trabajan en promedio 19 horas a la semana y 97 mil son los niños en riesgo de ingresar al trabajo. En Bolivia 13,500 laboran en explotaciones de estaño, plata y zinc y 91,400 se encuentran en riesgo. Y en Ecuador, 1,500 niños y niñas participan en labores de extracción de oro y 22,950 están en riesgo.

En condiciones física y psicológicamente vulnerables, estos niños y niñas son enfrentados a una de las ocupaciones más peligrosas del mundo. Sus tareas en las minas incluyen manipular explosivos, romper rocas, llevar cargas pesadas, usar sustancias tóxicas como el mercurio, trabajar con equipos o máquinas peligrosas.

En las canteras excavan arena y rocas que transportan sobre sus cabezas o espaldas, y pasan horas golpeando las piedras más grandes para convertirlas en gravilla destinada a caminos y obras de construcción, utilizando herramientas diseñadas para adultos.

De acuerdo con los estudios realizados por la OIT, muchos niños y niñas empiezan a trabajar en las minas artesanales desde los 5 años, en tareas de selección del desmonte de la mina (jancheo en Ecuador, pallaqueo en Perú y Bolivia, huaqueo en Colombia) o reprocesamiento de relaves (barranquilla en Bolivia) que son consideradas trabajo de mujeres y niños. Más adelante pasan a colaborar en tareas de procesamiento del mineral y finalmente ingresan a la mina.

Sus lugares de trabajo están normalmente ubicados en áreas remotas, donde viven en condiciones precarias, sin agua potable, sin posibilidad de recibir auxilio médico de emergencia en casos de accidentes o enfermedades graves. Marginados de la escuela, de la cual la gran mayoría deserta a medida que aumenta la carga laboral. A esto hay que sumar los peligros derivados de la contaminación de los suelos, el agua y el aire con substancias tóxicas como el mercurio. Además, del riesgo de involucrarse con drogas, alcohol y explotación sexual comercial.

La OIT tiene normas específicas relacionadas con la minería, la más reciente a través del Convenio sobre salud y seguridad en minas 1995 (núm.176) y su Recomendación, 1995 (núm. 183). En 1999 y 2002 reuniones tripartitas de la OIT sobre minería recomendaron tomar medidas activas contra el trabajo infantil en las minas artesanales. Desde entonces OIT ha realizado una serie de proyectos técnicos de cooperación para demostrar cómo puede resolverse este problema.


Sí es posible eliminar el trabajo infantil minero

Los proyectos de la OIT en Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, Nicaragua y Perú han demostrado que sí es posible reducir e incluso eliminar el trabajo infantil en las explotaciones artesanales de minas y canteras, si se les ayuda a adquirir derechos legales, organizar cooperativas o unidades productivas, mejorar la seguridad y la productividad de los trabajadores adultos, y la calidad de algunos servicios esenciales tales como la educación y la salud.

Con la experiencia y lecciones acumuladas, la OIT está convencida que las sociedades y los gobiernos están ahora mejor preparados para actuar decididamente, marcándose un plazo para lograr que los niños y niñas realicen el único trabajo que en verdad les corresponde: SER NIÑOS.

De acuerdo con la OIT, en el mundo hay alrededor de 246 millones de niños y niñas que trabajan, de los cuales 180 millones realizan trabajos peligrosos. De ellos un millón participan en labores de extracción en minas y canteras, consideradas como una de las peores formas de trabajo infantil por el Convenio núm. 182 de la OIT. El Convenio núm. 182 sobre las peores formas del trabajo infantil adoptado en 1999 y el Convenio núm. 138 sobre la Edad mínima, adoptado en 1973, se cuentan entre los instrumentos de la OIT ratificados por la mayoría de países de América Latina.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) pretende que este 12 de junio, Día Mundial contra el Trabajo Infantil, no sea una más de las muchas fechas que se recuerdan un solo día, sino el inicio de un gran esfuerzo con el objetivo de erradicar el trabajo infantil en minas y canteras al 2015, a través del compromiso tripartito entre trabajadores, empleadores y gobiernos.

Enlace en la web sobre el Día Mundial: http://www.oit.org.pe/ipec/diamundial

subir


 

OIT PRESENTÓ EN SEDE REGIONAL DE LIMA
INFORME GLOBAL SOBRE TRABAJO FORZOSO

En un acto que tuvo lugar en su sede regional en Lima, la Oficina Internacional del Trabajo dio a conocer el informe “Una alianza global contra el trabajo forzoso” en el cual se precisa que 1,3 millones de personas son sometidas a esta práctica en América Latina.

El evento contó con la asistencia de altos representantes tripartitos del mundo del trabajo y personalidades del ámbito político, diplomático, académico y de organizaciones de derechos humanos, incluidos líderes de organizaciones representativas de pueblos indígenas.

Ricardo Hernández Pulido, Director de la Oficina Subregional de la OIT para los países andinos, al presentar el informe, señaló que "los pueblos indígenas de zonas remotas son particularmente vulnerables al reclutamiento forzoso y a la servidumbre", y abogó por la aplicación de sanciones penales contra quienes se ven beneficiados por esta práctica.

Documentos

Materiales de Prensa

Galería de Fotos

Estudios

Por su parte, Daniel Martínez, Director Regional a.i. de la OIT para América Latina y el Caribe, destacó que el trabajo forzoso es un fenómeno presente en todos los continentes, en casi todos los países, y en todo tipo de economía y denunció la actividad de aquellos agentes económicos ilegales que se benefician con este sistema explotación de los trabajadores.

Los otros panelistas fueron José Miguel Morales, presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP), la más alta representación empresarial del Perú, y Joaquín Gutiérrez representante de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), principal central sindical del país.

Asimismo estuvieron presentes la Ministra de Trabajo de Bolivia, Audalia Zurita Zela y el Viceministro de Trabajo del Perú, Roberto Servat, quienes comprometieron los esfuerzos de sus países en la lucha contra el trabajo forzoso y declararon su adhesión a la alianza global contra este flagelo, propuesta a la comunidad internacional por el director general de la OIT, Juan Somavia.

El doctor Salomón Lerner, un filósofo e intelectual reconocido por su lucha por los derechos humanos, especialmente a través de su trabajo como presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú, saludó el informe de la OIT como una contribución fundamental para la comprensión del fenómeno del trabajo forzoso y urgió a los gobiernos de la comunidad internacional a sensibilizarse ante la dimensión de este problema que “resulta insoportable para la conciencia humana”.

Durante el acto de presentación se mostró el video de la OT “Forzados a trabajar” y tuvo lugar una representación alegórica del grupo teatral peruano Yuyachkani.

Vea una selección de imágenes de la presentación (la 4ta y 5ta en alta resolución)

subir


 

La OIT publica informe sobre el trabajo forzoso
MAS DE 12 MILLONES DE PERSONAS VICTIMAS DEL TRABAJO FORZOSO

La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) difundió hoy un informe advirtiendo que en el mundo hay al menos 12,3 millones de personas víctimas del trabajo forzoso.

“Este es un mal social que no tiene cabida en el mundo moderno”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia.

El nuevo informe titulado “Una alianza global contra el trabajo forzoso* precisa que cerca de 10 millones de estas personas son explotadas por la práctica del trabajo forzoso en la economía privada y no directamente por los estados. Además dice que alrededor de 2,4 millones también son víctimas del tráfico de seres humanos.

En este informe de la OIT se entrega por primera vez un cálculo mundial de las ganancias generadas por la explotación de mujeres, hombres y niños objeto del tráfico, que ascienden a 32.000 millones de dólares, lo que equivale a un promedio de 13.000 dólares por cada persona traficada y forzada a trabajar.

“El trabajo forzoso representa otra cara de la globalización, una que le niega a las personas sus derechos fundamentales y su dignidad”, dijo Somavia. Y destacó que “para lograr una globalización justa y un trabajo decente para todos, es esencial erradicar el trabajo forzoso”.

Este informe es el análisis más completo realizado por una organización intergubernamental sobre las características y las causas del trabajo forzoso. Fue preparado en el marco del proceso de seguimiento a la Declaración sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo adoptada por la OIT en 1998, y será objeto de debates durante la próxima Conferencia Internacional del Trabajo de la Organización en junio.

El trabajo forzoso es un problema global importante y está presente en todas las regiones y en todos los tipos de economía, dice el informe. Al nivel regional el número más alto de trabajadores forzosos se registra en Asia, con 9,5 millones. Además el informe dice que hay 1,3 millones en América Latina y el Caribe, 660.000 en África al Sur del Sahara, 260.000 en Medio Oriente y África del Norte, 360.000 en los países industrializados, y 210.000 en los países en transición.

Documentos

Materiales de Prensa

Galería de Fotos

Estudios

La explotación económica forzosa de personas (en sectores como agricultura, construcción, fabricación de ladrillos y talleres manufactureros informales) afecta en proporción más o menos similar a mujeres y hombres. Sin embargo la explotación forzosa sexual con propósitos comerciales tiene como víctimas principales a mujeres y niñas. Por otra parte, los niños menores de 18 años están entre los más afectados, pues representan entre 40 y 50 por ciento de todas las víctimas de trabajo forzoso.

Cerca de la quinta parte de todos los trabajadores forzosos también son víctimas del tráfico, pero la proporción varía en forma importante en las diferentes regiones del mundo. En Asia, América Latina y África al Sur del Sahara la proporción de trabajadores forzosos que además han sido traficados es de menos de 20 por ciento, mientras que en los países industrializados y en transición, así como en Medio Oriente y África del Norte, más de 75 por ciento del total son también víctimas de tráfico.

La mayor parte del trabajo forzoso existente en la actualidad  ha sido detectado en países en desarrollo donde formas antiguas de esta práctica se adaptan a los tiempos actuales, en especial en una serie de actividades en el sector informal, dice el informe. La servidumbre por deudas con frecuencia afecta a grupos minoritarios que sufren de discriminación en el mercado laboral, incluyendo a los grupos indígenas. En general, quedan atrapados en un círculo vicioso de pobreza del cual les resulta cada vez más difícil escapar. Muchas de las víctimas trabajan en zonas remotas, donde la inspección laboral constituye un desafío.

El documento entrega información sobre nuevas formas de trabajo forzoso que afectan a los trabajadores migrantes, en particular a los que son ilegales, tanto en los países ricos como en los pobres. También examina las condiciones bajo las cuales suele presentarse el trabajo forzoso, como aquellas que se producen cuando hay controles poco efectivos sobre las agencias de reclutamiento o los sistemas de subcontratación, o cuando las inspectorías laborales son débiles.

La aparición de nuevas formas de coacción en la economía globalizada plantea algunas interrogantes básicas. El informe analiza las fuertes presiones para la desregularización de los mercados laborales, como un modo de reducir los costos asociados al trabajo y de aumentar de esa manera la competitividad.

“El trabajo forzoso es la verdadera antítesis del trabajo decente, que es la meta de la OIT”, añadió Somavia. “Es urgente diseñar estrategias efectivas para combatir el trabajo forzoso en el mundo actual. Se requiere contar tanto con la aplicación de las leyes como con formas de abordar las razones estructurales del trabajo forzoso, ya se trate de sistemas agrícolas anticuados o de mercados laborales que funcionan en forma deficiente”.

El informe dice que el trabajo forzoso puede ser abolido, pero advierte que para lograrlo será necesario que los gobiernos y las instituciones de los países cuenten con las políticas adecuadas, apliquen la ley con vigor y muestren un sólido compromiso con la erradicación de esta forma de tratar a los seres humanos. También destaca la experiencia positiva alcanzada en algunos países donde, con respaldo de la OIT, se está abordando el problema del trabajo forzoso mediante la adopción de legislación más estricta y de mecanismos para su aplicación, poniendo en práctica programas y políticas para atacar sus causas, y ayudando a las víctimas a reconstruir sus vidas.

“A pesar que se trata de una gran cantidad de personas, no son tantos como para que sea imposible lograr la abolición del trabajo forzoso”, dijo Somavia.

“Por eso la OIT plantea la necesidad de una alianza mundial contra el trabajo forzoso que involucre a gobiernos, organizaciones de empleadores y trabajadores, agencias para el desarrollo e instituciones financieras internacionales comprometidas con la reducción de la pobreza, y a la sociedad civil, incluyendo instituciones académicas y de investigación. La voluntad política y el compromiso global nos permitirían alcanzar durante la próxima década la meta de relegar el trabajo forzoso a la historia”, agregó.


Para mayores informaciones contacte el Departamento de Comunicaciones de la OIT,
communication@ilo.org, Tel +4122 7997912; o Luis Córdova cordova@ilo.org; o a
Miguel Schapira, en la sede Regional de la OIT para América Latina, Lima, 51 1 615 0314, 
schapira@oit.org.pe

__________________________________________________________

*Una alianza global contra el trabajo forzoso”, Informe mundial realizado como parte del seguimiento a la Declaración sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo de la OIT, 2005, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra. ISBN: 92-2-315360-3. Precio: 35 francos suizos.

subir


 

Bajo el lema “Empleo Digno”
LA OIT ANUNCIO LA ORGANIZACION DE UN FORO TRIPARTITO DEL EMPLEO PARA CENTROAMERICA Y REPUBLICA DOMINICANA

Con el objetivo de contribuir a posicionar la generación de empleos de calidad en el centro de las políticas económicas y animada por la convicción de que el diálogo social entre gobiernos, empleadores y trabajadores constituye el marco ideal para alcanzar tal propósito, la Oficina Internacional del Trabajo organizará entre el 22 y 23 de junio en San Pedro Sula, Honduras, el Foro Tripartito Subregional de Empleo para Centroamérica y República Dominicana.

Así lo anunció desde San José la Directora Subregional de la OIT Gerardina González, en una conferencia de prensa en la que explicó que la reunión- que congregará a los Ministros de Trabajo, Economía o Comercio y representantes de las organizaciones  empresariales y sindicales de la región-  buscará desarrollar con un enfoque integrado de políticas macro, micro y mesoeconómicas, sugerencias de políticas para la promoción del trabajo decente que serán presentadas a la Cumbre Presidencial de Centroamérica que tendrá lugar al día siguiente del Foro, también en Honduras.

“Lo que buscamos-señaló Gerardina González- es un compromiso de todas las partes responsables para que la creación de empleos de calidad sea el centro de las políticas económicas”.

Al resaltar que en el contexto de la globalización las políticas de empleo nacionales deben estar fortalecidas y apoyadas a nivel regional, la Directora de la Oficina Subregional de la OIT hizo hincapié en que esta realidad cobra mayor relevancia en el marco de los procesos de apertura comercial y tratados de libre comercio que se están discutiendo en toda la región.

La OIT ha venido llamando la atención sobre el hecho de que si bien en los pasados años los problemas de empleo formaron parte de las preocupaciones de los gobiernos de la región, las políticas económicas aplicadas no se han traducido en iniciativas concretas que fomenten efectivamente la competitividad, la inversión, el crecimiento y el empleo de calidad y la inclusión social. En tal sentido, Miguel del Cid, Especialista Subregional de Empleo de la OIT,  dijo en la conferencia de prensa que los países centroamericanos se han venido concentrando en esfuerzos tales como la reducción de la inflación y el déficit fiscal con una visión de corto plazo que si bien sirvió para resolver desafíos más inmediatos, no permitió remediar los problemas centrales del empleo, la pobreza, las deficiencias en infraestructura y la capacitación del recurso humano.

Los delegados al Foro de la OIT debatirán en torno a temas tan actuales como la migración de los trabajadores, los tratados comerciales y el análisis de los mercados laborales para el trabajo decente. Así, la Oficina Subregional anunció que se está avanzando en la preparación de cuatro estudios de base para las discusiones en el Foro que incluyen temas tales como las políticas económicas para el fomento de la competitividad y el empleo, fomento agropecuario y empleo rural , así como modernización y empleo de calidad en la pequeña y mediana industria. Estos informes, que serán enriquecidos mediante un proceso de consulta y retroalimentación con los interlocutores tripartitos, se verán completados con otros aspectos referidos a los desafíos y propuestas de políticas en temas relacionados con el cumplimiento efectivo de los derechos en el trabajo, con los esfuerzos para ampliar la cobertura de la protección social,  con los compromisos por la erradicación del trabajo infantil (o el trabajo forzoso donde lo hubiere), por la eliminación efectiva de la discriminación por razones de género o etnias y por el fortalecimiento del diálogo social: se trata de los componentes que le dan dimensión al Trabajo Decente que propugna la OIT y sus constituyentes a nivel mundial.

“La idea-señaló del Cid- es integrar estos documentos en un informe único con una propuesta de políticas para la declaración que suscribirán los Presidentes en la Cumbre de Honduras, la cual quisiéramos que fuera una declaración de compromisos.”

El Foro Tripartito Subregional del Empleo de la OIT forma parte de un esfuerzo global de la Organización por promover la generación de empleos de calidad como componente central de las políticas para el desarrollo. El mismo, se inscribe en lo que aparece hoy como una voluntad de los gobiernos de los países americanos de adoptar una agenda política y económica continental centrada en la generación de trabajo decente como la forma más efectiva de superar la pobreza y fortalecer la democracia en el Hemisferio.

Enlace al sitio web del Foro:
http://portal.oit.or.cr/index.php?option=com_content&task=section&id=24&Itemid=126

subir


 

“Más y mejores empleos para combatir la pobreza”
ORGANIZACIONES SINDICALES Y EMPRESARIALES DEL HEMISFERIO PRESENTARON PROPUESTAS PARA LA IV CUMBRE DE LAS AMERICAS


El Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres de la OEA analizará propuestas de empleadores y trabajadores.

Altos representantes de centrales sindicales y organizaciones empresariales del continente americano presentaron a los delegados gubernamentales de las democracias del Hemisferio una serie de recomendaciones y propuestas con miras a que la próxima Cumbre de las Américas que se celebrará en Noviembre del 2005 en Mar del Plata, Argentina, propulse el desarrollo de políticas destinadas a generar más y mejores empleos para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática.

Las propuestas presentadas por el Consejo Sindical de Asesoramiento Técnico (COSATE) y por la Comisión Empresarial de Asesoramiento Técnico en Asuntos Laborales (CEATAL) ante el Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres de la OEA (GRIC), recogen las deliberaciones y el intercambio de ideas que tuvieron lugar en el Taller sobre Innovación y Trabajo Decente que se celebró el 7 y 8 de marzo en Buenos Aires.

Convocado por la OEA con la colaboración técnica de la OIT, los Ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y de Relaciones Exteriores de Argentina, el Taller tuvo como objetivo principal la preparación de un documento de reflexiones y recomendaciones de los delegados de COSATE y CEATAL, que sirva como insumo en las discusiones hacia la IV Cumbre de las Américas.

Atendiendo a ese desafío, los participantes en el taller debatieron en torno a temas tan centrales como la propuesta de Trabajo Decente de la OIT, los retos de la competitividad y la productividad en el contexto de la globalización y las innovaciones tecnológicas, la importancia del diálogo social y la responsabilidad social de las empresas.

La Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe estuvo representada por su Director Adjunto, Virgilio Levaggi, que presentó una ponencia sobre Trabajo Decente, y los Especialistas Regionales en Género y Educación Obrera, Laís Abramo y Eduardo Rodríguez , que contribuyeron con presentaciones sobre la Dimensión de Género y Competitividad, productividad y diálogo social. Asimismo, Jacobo Varela,  Especialista en Actividades con los Empleadores de la Oficina Subregional para el Cono Sur, abordó el tema de la competitividad y la responsabilidad social de las empresas.   

“El Trabajo Decente- dijo Virgilio Levaggi en su presentación- permite comprender la centralidad de la política laboral en la estrategia de desarrollo de los países.”

Daniel Funes de Rioja, Vicepresidente Empleador de la OIT y Presidente de CEATAL se refirió en el Taller a los retos que plantea a las organizaciones de empleadores el proceso de globalización. Entre los desafíos a resolver destacó la importancia de los mecanismos de integración regional, la necesidad de lograr un crecimiento con empleo en el sector formal y los imperativos de alcanzar niveles sostenidos de inversión con tecnología que se complementen con una educación y una formación permanentes.

El documento presentado al GRIC por las centrales sindicales y las organizaciones empresariales llama a los gobiernos “a que asuman, con el apoyo de la OIT, el empleo como una preocupación central y elemento clave para el desarrollo de planes conducentes a la erradicación de la pobreza” y reafirma la necesidad, en el marco del fomento del diálogo social tripartito, “de lograr la articulación de las políticas económicas con las sociolaborales.”

Ver texto completo del documento de propuestas de la COSATE y el CEATAL

Para más información sobre el taller visite el sitio de la OEA: http://www.oas.org/main/main.asp?sLang=S&sLink=http://www.oas.org/udse

subir


 

En visita a sede de OIT en Ginebra
REY DE ESPAÑA PIDIO “RECHAZAR Y COMBATIR CON CONTUNDENCIA EL TRABAJO INFANTIL”


El Rey Juan Carlos y la Reina Sofía acompañados por el Director General de la OIT Juan Somavia y el Ministro de Relaciones Exteriores de España Miguel Angel Moratinos en la sede de la OIT

"Más de 240 millones de niñas y niños en el mundo acuden a diario al trabajo en vez de asistir a la escuela. Se trata de una cifra ciertamente escalofriante", expresó el Rey Juan Carlos I, quien junto a la reina Sofía, visitó la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Ginebra, para conmemorar 10 años de cooperación española con el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, (IPEC) en Latinoamérica.

En una sesión especial, realizada el pasado martes 9 de marzo en la sede de la OIT, encabezada por el Presidente del Consejo de Administración, Philippe Séguin, el Rey de España señaló que "rehabilitar a los niños trabajadores y sustituir el trabajo infantil por la escolarización, constituyen objetivos irrenunciables a la vez que indisociables que merecen nuestros mejores esfuerzos" y aseguró que "España seguirá aportando, con la mayor ilusión y entrega, su ayuda y experiencia al trabajo común de esta Organización, partiendo de su firme compromiso de contribuir a forjar día a día un futuro mejor para toda la humanidad".

"El trabajo de los niños en edad escolar debe ser rechazado y combatido con contundencia, no sólo por perjudicar a su salud y a su educación, sino sobre todo por atentar a sus más elementales derechos, a su dignidad y libertad", dijo el Rey quien, además, manifestó su voluntad de contribuir con programas como IPEC para que “la globalización económica se convierta en una fuerza positiva en lo social para todos los habitantes del planeta".
Puntualizó el monarca que en un marco de justicia social "no cabe ni el trabajo infantil, ni el trabajo forzoso, ni el que se desarrolla sin medidas de seguridad o sin normas sanitarias adecuadas. Tampoco en él puede, obviamente, puede tener cabida el trabajo que discrimine a los trabajadores por razones de sexo, raza, credo o nacionalidad".

Por su parte, el Director General de la OIT, Juan Somavia, recordó que la cooperación española con IPEC ha permitido que más de 100 mil niñas y niños víctimas de las peores formas de trabajo infantil accedan a la educación. "Se ha conseguido que más de 35 mil familias mejoren sus niveles de ingreso, y no dependan del trabajo de sus niños para subsistir”. Somavia agregó que aún hay mucho camino por recorrer para la erradicación del trabajo infantil, "Debemos seguir trabajando para que las niñas y los niños de hoy sean los hombres y mujeres que mañana disfruten de un trabajo decente".
En ese mismo sentido el Rey de España expresó que "en la erradicación del trabajo infantil está en juego el propio futuro, integridad y bienestar de los niños y, por ello mismo, el porvenir de toda la sociedad a la que pertenecen".


Monarca español elogia trabajo de la OIT

En su discurso, el Rey Juan Carlos se refirió a la OIT señalando que "Desde su fundación, la labor de esta Organización ha sido admirable por su vocación genuina al servicio de la persona, de su libertad, dignidad, derechos y bienestar" y agregó que "En ese contexto, su dedicación a la infancia ha sido tan loable como intensa. En efecto, desde su creación y fiel a su permanente búsqueda de mayor justicia y equidad social, la Conferencia Internacional del Trabajo se afirmó como institución precursora en la protección de los derechos del niño y del adolescente, al establecer los primeros criterios sobre la edad de admisión en el trabajo".

Al referirse al trabajo de la cooperación de la OIT el Rey señaló que su deseo de "felicitar al Director General y a la representación tripartita de Gobiernos, empresarios y trabajadores, que conforman esta Organización, por la encomiable iniciativa que representa el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil. Una felicitación que bien merecen por los éxitos que se están obteniendo, no sólo en la erradicación del trabajo infantil, sino también en la superación de las causas que lo determinan, principalmente la pobreza y la marginación".

En este sentido, el Rey Juan Carlos reiteró que "España, que comparte con el resto de la comunidad internacional el respeto y la defensa de la dignidad humana, la equidad y la igualdad, no podía quedar al margen de la lucha contra tan odiosa realidad", como calificó a la explotación económica de niños, niñas y adolescentes.


El programa IPEC en Latinoamérica

Coincidiendo con la conmemoración de los 10 años de trabajo conjunto entre OIT y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), y con la visita de los Reyes de España a la sede de la OIT, el pasado viernes 4 de marzo, se presentaron los resultados de la evaluación del Proyecto de Erradicación del Trabajo Infantil en América Latina (ver http://www.oit.or.cr/ipec y http://www.oit.org.pe/ipec) que dicha agencia financia desde 1996.
La evaluación fue presentada por el Secretario General de la AECI, Juan Pablo de Laiglesia, y el Director de la OIT en España, Juan Felipe Hunt.

El equipo de evaluadores externos que analizó el proyecto destacó los logros alcanzados por la OIT con la ayuda de la AECI. “En Iberoamérica han sido 100 mil los niños y niñas beneficiarios de los 50 proyectos del IPEC de atención directa en sectores de alto riesgo, a lo que hay que sumar el trabajo internacional desarrollado a nivel legislativo que beneficia a toda la infancia de estos países”, informó la agencia de cooperación.
El IPEC inició actividades en América Latina y el Caribe el mismo año de su creación, gracias a un financiamiento del Gobierno Alemán que permitió desarrollar proyectos en Brasil.

En 1996, con la contribución del Gobierno de España, el Programa se extendió a 18 países más y hoy por hoy, con el apoyo económico de donantes como Holanda, Canadá, Estados Unidos, Italia, Noruega, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y la Comunidad Autónoma de Madrid (España), tiene presencia en 24 países de la Región.

Hasta la fecha, España ha contribuido al desarrollo del Programa IPEC con aproximadamente 23 millones de dólares, lo que ha permitido prestar asistencia técnica y financiera para diferentes actividades en los países, desde investigaciones sobre la realidad de la explotación infantil, hasta apoyo para el diseño y aplicación de políticas públicas, pasando por proyectos de prevención y retiro de niños, niñas y adolescentes en sectores como agricultura comercial, fabricación de ladrillos y fuegos artificiales, pesca, minería artesanal y en las denominadas peores formas de trabajo infantil como la explotación sexual comercial.

La mayoría de los gobiernos, por su parte, han ratificado los convenios fundamentales de la OIT núm. 138 y núm. 182 y han realizado importantes avances en las reformas legislativas para garantizar el respeto y protección de los derechos de la infancia.
 


 

Lea el informe completo de la evaluación del proyecto en: http://www.oit.org.pe/ipec/boletin_cr/documentos/informe_final_ipec-la_final.pdf

subir


 

NUEVO PRESIDENTE DE URUGUAY FIJO SU PRIORIDAD EN LA CREACION DE TRABAJO DECENTE

Al prestar juramento el martes 1 de marzo como nuevo presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez declaró solemnemente en su discurso inaugural su compromiso “de instrumentar políticas que ofrezcan a nuestra gente posibilidades de trabajo decente.”

En un mensaje de fuerte contenido social, el nuevo mandatario fijó la lucha contra la pobreza y la creación de empleo como las prioridades centrales de su gestión y afirmó su voluntad “de trabajar incansablemente por el Uruguay Social, Productivo, Innovador, Democrático y Regionalmente Integrado que, como las caras de un poliedro, conforman una única estrategia de país para todos los uruguayos.”

“Hay gente que ha perdido demasiado”, observó Vázquez en referencia a la crisis económica que en los últimos años dejó a miles de uruguayos en una crítica situación de desempleo y pobreza.

El nuevo Presidente de Uruguay subrayó su compromiso “de promover políticas educativas, científicas y tecnológicas que preparen a nuestros hombres y mujeres, y en especial a los más jóvenes, para ese trabajo decente que es, al fin y al cabo, la mejor política social y la mejor política económica que puede tener un país.”

Asimismo, el flamante mandatario se comprometió a fortalecer el bloque Mercosur, que integra Uruguay junto con Argentina, Brasil y Paraguay. “Lo hemos dicho muchas veces y lo decimos ahora una vez más: el gobierno que hoy asume quiere más y mejor MERCOSUR”, dijo Vásquez al destacar el carácter prioritario del proceso de integración como proyecto político estratégico en la agenda internacional del Uruguay. “Un MERCOSUR ampliado, redimensionado y fortalecido- expresó - será a su vez una plataforma más sólida para lograr una mejor inserción internacional tanto del bloque en sí como de todos sus integrantes.”

Igualmente, el nuevo presidente uruguayo afirmó su voluntad de dar un nuevo impulso a las Cumbres Iberoamericanas y de profundizar el vínculo, con otros bloques regionales ya existentes o en formación, así como al desarrollo de la cooperación Sur – Sur.

Finalmente, Tabaré Vázquez invitó a todos los uruguayos “a trabajar juntos en la construcción de un Uruguay donde la alimentación, la educación, la salud y el trabajo decente sean derechos de todos y todos los días; un Uruguay confiado en si mismo; un Uruguay que recupere su capacidad de soñar y de hacer sus sueños realidad.”

subir


 

Panorama Laboral 2004 de la OIT:
PESE A UN IMPORTANTE CRECIMIENTO ECONOMICO AMERICA LATINA REGISTRA UN MODERADO PROGRESO LABORAL

19.5 millones de trabajadores urbanos están sin empleo en la región, lo que equivale a una tasa de desempleo regional del 10.5%.

Documento completo en pdf (2.1 Mb)

LIMA (Noticias de la OIT) –Impulsado por un apreciable crecimiento económico y estimulado por un escenario internacional favorable, el mercado laboral de América Latina registró en el año 2004  una disminución del desempleo en varios países, una baja del promedio de desempleo regional, un aumento de los salarios reales en casi todos los países y un incremento de la productividad. Sin embargo- dice el Panorama Laboral 2004 de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT)* dado a conocer hoy en Lima - aumenta el trabajo informal, la cobertura de la protección social continúa estancada y las mujeres y los jóvenes siguen siendo los más afectados por el desempleo en la región.

MATERIALES DE PRENSA

  • Uno de cada 8 niños en la región realiza trabajo por abolir
  • Productividad laboral en América Latina es la misma que hace 20 años
  • La OIT promete al Mercosur colocar al Trabajo Decente cono el objetivo primordial
  • Presentación de Daniel Martínez, Director a.i. de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de la OIT
  • “Estamos preocupados porque la recuperación económica no se tradujo en una mejora sustantiva de la situación laboral en muchos países de la región”, dijo Daniel Martínez, Director Regional de la OIT  para América latina y el Caribe. “Existe la necesidad de revertir la significativa caída de la calidad del empleo que se produjo en los últimos tres años.” 

    Las cifras del informe de la OIT correspondientes a los tres primeros trimestres de 2004 indican que la tasa de desempleo regional alcanza al 10.5%, lo que equivale a aproximadamente 19.5 millones de trabajadores urbanos sin empleo. Las proyecciones para el promedio del año llevan a estimar una tasa de de desempleo regional del 10.4%, algo menor a la de 11.1% registrada en 2003.

    La mayor parte de esta reducción se atribuye a la importante mejoría en Argentina, Uruguay y Venezuela, países en los que el desempleo en los años anteriores había aumentado notablemente por las crisis de las que ahora se están recuperando. En Brasil y México, que en conjunto representan cerca del 60% de la PEA regional y por tanto determinan en gran medida la tasa de desempleo regional, el comportamiento de la tasa de desempleo fue de signo diferente: en Brasil la tasa de desempleo disminuyó y en México aumentó.

    Al comparar 2004 con el año anterior, el informe observa que entre los once países latinoamericanos seleccionados (que generan el 95% del producto regional) el desempleo disminuyó en seis de ellos en los primeros nueve meses del año: (Argentina, de 19.1% a 14.6%; Brasil, de 12.4% a 11.9%;  Colombia de 17.3% a 16%; El Salvador de 6.6% a 6.5%; Uruguay de 17.4% a 13.4% y Venezuela de 18.8% a 16.1% , mientras que se mantuvo en Costa Rica, 6.7%,  y aumentó en cuatro (Chile 8.9% a 9.2% , Ecuador 10% a 11.1%,  México de 3.2% a 3.8% y Perú 9.4% a 9.7% ). Cabe apuntar que la reducción del desempleo en Colombia no se debió a un aumento de la tasa de ocupación, que más bien se redujo, sino a la notable contracción de la oferta laboral.


    Mujeres y jóvenes: los más afectados

    La situación del desempleo femenino, 1.4 veces más elevado que el de los hombres,  tiende a agravarse en la región. Se observa que en aquellos países en los que hubo disminuciones en la tasa de desempleo total, fue mayor el descenso en los hombres en Argentina, Brasil y Venezuela, mientras que en Colombia y Uruguay lo fue para las mujeres, y en El Salvador disminuyó el de los hombres y aumentó el de las mujeres. Asimismo, en Chile, México y Perú donde hubo un aumento en el desempleo total, el aumento de la tasa de desempleo femenino fue mayor que el de la tasa de desempleo masculino. En Costa Rica donde se mantuvo la tasa de desempleo total, disminuyo la tasa de desempleo de los hombres mientras que aumentó el de las mujeres.

    A pesar de la caída del desempleo en muchos países de la región, los jóvenes siguen siendo los más afectados por la falta de trabajo. El desempleo de los jóvenes más que duplica el desempleo total de la población. Si bien se aprecia una caída del indicador en los países cuya tasa de desempleo total cayó (Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y Venezuela), salvo el caso de El Salvador donde el desempleo juvenil aumentó, en los países que registraron una tasa de desempleo total mayor (México y Perú) también aumentó la tasa de desempleo juvenil, mientras que en Chile el indicador tiene comportamientos distintos según el tramo de edad.


    Apreciable crecimiento económico

    La tasa de crecimiento del PIB de América Latina y el Caribe en el presente año, que se estima será del 5.0%, es la mayor que registra la región desde 1997, cuando se inició el proceso recesivo que se extendió hasta mediados del 2002. Esta tasa de crecimiento más que triplica la del pasado año, 2003, (1.5%), lo que, sin duda, ha tenido un efecto positivo sobre el empleo en aquellos países que lograron un crecimiento económico alto, señala el informe.  

    “Este crecimiento de la economía regional ha sido posible por el favorable contexto internacional en el presente año, en especial por el dinamismo, mayor que el inicialmente esperado, de la economía de los Estados Unidos, Japón y China. Esto ha estimulado la demanda mundial de productos de la región, lo que ha contribuido a mantener elevados los precios de los productos primarios y semielaborados que América Latina exporta. Por su parte, las políticas internas han logrado reducir la inflación, beneficiando el comportamiento de los salarios reales, e impulsar una política cambiaria que ha ayudado a fortalecer al sector exportador.”


    Aumentan los salarios reales y la productividad laboral

    Influido por una inflación  a la baja, aunque situado en niveles parecidos a los de hace 20 años, el poder adquisitivo de los salarios mínimos experimentó un aumento promedio del 8% en los tres primeros trimestres de 2004 respecto del mismo período en 2003, en el que sufrieron una caída de -1.2%. El informe de la OIT destaca el fuerte repunte en Argentina de 57.8%. El promedio de los salarios industriales reales subió un 5% hasta el tercer trimestre de 2004, en contraste con la caída de -3.8% registrada en los mismos meses del año anterior. El salario industrial real aumentó en Argentina (8.6%), Brasil (9.1%), Chile (2.1%), Colombia (1.2%), Ecuador (7.2%), y México (2.3%), pero se contrajo en Paraguay (-2.5%), Uruguay (-1.4%) y Venezuela (-6.5%).

    En un contexto de aumento de la tasa de ocupación a nivel regional, la OIT destaca el crecimiento de la productividad laboral. El informe aclara que dado que la productividad laboral en el sector manufacturero es, en general, tres veces mayor que la del sector informal, y el aumento de la productividad laboral promedio para todos los sectores para 2004 (enero-setiembre) es estimado en 2.2%, el aumento de los salarios reales industriales para la región estaría acorde con el aumento de la productividad laboral en ese sector.


    Tendencias y proyecciones

    Al trazar un balance de las tendencias de la estructura ocupacional de los últimos trece años, la OIT observa que:

    • La informalización del empleo crece. El incremento del empleo correspondió en su mayor parte al sector informal entre los años 1990 y 2003. Se estima que en ese período, de cada 10 nuevas personas ocupadas, 6 trabajan en el sector informal. El mayor incremento de la informalidad se observa entre los hombres, pero es en el empleo femenino donde el nivel de informalidad es mayor. En la actualidad 1 de cada 2 mujeres ocupadas trabajan en el sector informal.
       
    • Prosigue la privatización y la terciarización del empleo. Ente 1990 y 2003, cerca de 9 de cada 10 ocupados están en el sector privado y 9 de cada 10 nuevos ocupados se ubicaron en el sector de servicios. El fenómeno de terciarización creció más entre los hombres, pero afecta fundamentalmente a las mujeres: el 85% del empleo femenino se concentra en el sector servicios.
       
    • Disminuye la cobertura de la seguridad social. Aproximadamente 5 de cada 10 nuevos asalariados tienen acceso a los servicios de seguridad social y únicamente 2 de cada 10 asalariados en el sector informal cuentan con esa cobertura en 2003. La reducción se dio por igual ente hombres y mujeres.

    Tomando como indicadores un conjunto de factores tales como el comportamiento del desempleo, la proporción de empleo informal y los salarios, el Panorama laboral 2004 de la OIT concluye que el único indicador que marcó una tendencia definida al alza en 2004 fue la productividad (12 países frente a 9 en 2003)

     “En suma- concluye el Director Regional de la OIT, Daniel Martínez- el presente año muestra un comportamiento laboral alentador en un buen número de países, un estancamiento en otros y una desmejora en unos pocos países. Un año, por tanto, con claros y oscuros que se espera continúe mejorando en el 2005 si es que las buenas perspectivas de crecimiento económico se conservan y si el crecimiento de la demanda de la mano de obra sigue siendo mayor que el de la oferta laboral, tal como lo observamos este año.”

      

    Panorama Laboral 2004.- América Latina y el Caribe. www.oit.org.pe. Para mayor información consultar con Miguel Schapira o Mónica Castillo; Oficina Regional de la OIT para América latina y el Caribe, Lima. Teléfono 51-1- 615 0030

    subir


     

    PAISES ANDINOS ACORDARON IMPULSAR POLITICAS ECONOMICAS PARA LA CREACIÓN DE TRABAJO DIGNO Y DECENTE

    El acuerdo fue alcanzado por el Consejo Asesor de Ministros de Trabajo de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), durante la Conferencia Andina sobre el Empleo que se celebró en la sede de la Comunidad Andina en Lima y representa el eje central de la "Declaración Andina sobre políticas integrales para el desarrollo, el trabajo y la competitividad", suscrita al concluir la Conferencia Andina sobre el Empleo.

    Los países de la Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) acordaron  "impulsar la efectiva articulación y convergencia del conjunto de políticas económicas y sociales que tengan como prioridad el fomento a la creación de trabajo digno y decente.”

    “El Consejo Asesor de Ministros de Trabajo, sobre la base de los resultados de esta Conferencia Regional Andina sobre Empleo, asume el compromiso de desarrollar un enfoque estratégico para la Subregión que permita la elaboración de proyectos de normativa comunitaria que impulse el trabajo digno y decente, así como la formación y capacitación laboral” dice la Declaración suscrita por por los ministros de Trabajo de Bolivia, Luis Fernández; de Colombia, Diego Palacio; de Ecuador, Raúl Izurieta; de Perú, Javier Neves; y de Venezuela, María Cristina Iglesias, que contó con el respaldo de los Consejos Consultivos Empresarial y Laboral Andinos.

    Los ministros señalaron que "es necesario que la generación del trabajo sea el resultado de políticas integrales de desarrollo que se expresen, entre otros aspectos, en un crecimiento económico rápido y sustentado en las potencialidades de los recursos internos, la inversión, el fortalecimiento del mercado interno, la promoción de las exportaciones y la producción competitiva".

    Los ministros acordaron, también, establecer una "instancia de reflexión" con los países, organizaciones y personalidades que acompañen e impulsen los objetivos sobre desarrollo, trabajo y productividad, en coordinación con la secretaría general de la CAN.

    Durante la cita, el secretario general de la CAN, Allan Wagner, afirmó que los habitantes de los cinco países miembros reclaman el acceso a mayores oportunidades de empleo, especialmente con mejor calidad y que incluyan productividad apropiada, buena remuneración y acceso a la seguridad social. Wagner dijo también que la precariedad social existente en la región se refleja en los "preocupantes indicadores" de pobreza, exclusión y desigualdad.

    subir


     

    Advierte informe de la OIT:
    EL CRECIMIENTO ECONOMICO SOLO NO BASTA PARA SUPERAR EL PROBLEMA DEL EMPLEO EN LOS PAISES ANDINOS

    De izquierda a derecha: Norberto García, consultor de la OIT; Daniel Martínez, Director Regional de la OIT; Javier Neves Mujica, Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo de Perú y Allan Wagner Tizón, Secretario General de la Comunidad Andina.

    El estudio de la Organización Internacional del Trabajo será debatido en la Conferencia Regional Andina del Empleo que se inauguró hoy en Lima con la presencia de Ministros de Trabajo y Hacienda o Finanzas de los países andinos.

    LIMA (Noticias de la OIT) -  El problema del empleo en los países andinos no podrá ser solucionado solamente con el crecimiento económico, advierte un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo que insta a identificar la creación de empleos de calidad como la principal prioridad política de las estrategias de desarrollo en la región.

    “Un país puede exhibir un excelente manejo macroeconómico- como es el caso por ejemplo de Colombia y Perú-pero aún así registrar un atraso considerable en materia de competitividad a nivel micro-económico y de generación de empleos”, dice el informe de la OIT  “Crecimiento, Competitividad y Empleo” (5Mb, ver nota al pie)  que será examinado por los delegados a la Conferencia Regional Andina sobre Empleo que se inauguró hoy en Lima.

    “Dicho de otra manera- subrayó Daniel Martínez, Director Regional de la OIT para América latina y el Caribe-una buena política macroeconómica es una condición necesaria para crear empleos de calidad, pero está lejos de ser suficiente”.

    Martínez presentó una síntesis del informe de la OIT en la sesión inaugural de la Conferencia Regional Andina sobre Empleo que tuvo lugar en el edificio sede de la Comunidad Andina y que contó con la presencia de los  Ministros de Trabajo y de Finanzas o Hacienda de los países andinos así como la de representantes de organizaciones sindicales y empresariales de toda la región.

    El documento de la OIT contiene un diagnóstico en materias económica, social y laboral y una batería de propuestas  orientadas a impulsar una estrategia de desarrollo cuyos objetivos sean la aceleración del crecimiento, la mejora de la competitividad, el aumento de la inversión y la creación de empleos de calidad en los países andinos.

    Al trazar un panorama sobre la situación del empleo en los cinco países de la Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) el informe advierte que ya sea por un alto índice de desocupación, una elevada dosis de informalidad y trabajo precario o por una creciente proporción del empleo en actividades rurales muy atrasadas, más del 65  por ciento de la Población Económicamente Activa de los países andinos está afectada por el desempleo abierto o se encuentra ocupada en labores de bajísima productividad.  Según la OIT, el principal problema que enfrenta hoy la población de los países andinos, junto con la seguridad personal, es la falta de oportunidades de empleo.

     “Las situaciones críticas vividas en los años 90 en materia de empleo fueron acumulativas y no es de extrañar- dijo Daniel Martínez- que la confianza de una parte de la población de los países andinos en la democracia, se haya debilitado con el transcurso del tiempo.”

    El informe pasa revista al contexto externo en el cual se desenvuelven las economías de la región y observa que en la última década los países andinos, a pesar de las significativas tasas de crecimiento de sus exportaciones, van quedando a la zaga de los flujos más dinámicos del comercio exterior, caracterizado por un desplazamiento mundial hacia productos intensivos en conocimientos y tecnologías alta e intermedia y un alejamiento de productos primarios extractivos o de origen agropecuarios, con la excepción del petróleo y el gas. “Hacia el 2003- constata el informe- más de un 60 por ciento de las exportaciones de Bolivia, Ecuador y Perú, y casi un 50 por ciento de las de Colombia, corresponden a productos primarios (extractivos, mineros o de origen agropecuarios) intensivos en recursos naturales.”  Según el análisis de la OIT, esta especialización en producción primaria no sólo desalienta la inversión generadora de empleo de calidad sino que provoca además una menor y más volátil capacidad de crecimiento. “En consecuencia, uno de los principales desafíos enfrentados por los países andinos es como reorientar gradualmente su oferta exportable para insertarse en las franjas más dinámicas del comercio mundial e ingresar a mercados que aseguren un alto crecimiento de sus exportaciones.”

    Sin embargo, el informe aclara que la diversificación de la oferta exportable no debe entenderse como el abandono de la explotación de los recursos naturales, que seguirá siendo importante y contribuirá a financiar con recursos domésticos y divisas el proceso de desplazamiento hacia una oferta de bienes y servicios con mayor valor agregado.

    Competitividad y productividad débiles restringen el crecimiento de la inversión y el empleo.

    Para la OIT, la debilidad de la base exportadora de los países andinos forma parte de un problema mayor: su baja capacidad  en materia de competitividad micro-económica y el crecimiento insuficiente de la productividad a nivel de las empresas. La ausencia de un esfuerzo potente y decidido en estas materias –con la excepción de Colombia- coloca a los países andinos en una posición vulnerable ya que muchos de los países con quienes deberá competir, no sólo poseen niveles de productividad mucho más elevados sino que han desarrollado conductas y políticas institucionales que estimulan el aumento de la productividad.

    El insuficiente crecimiento de la productividad se explica según el informe por factores que hacen al entorno para la inversión, tales como una insuficiente infraestructura productiva, la debilidad de los sistemas de formación y capacitación, la virtual inexistencia de un sistema de innovaciones o los problemas de seguridad jurídica. Pero el informe identifica también insuficiencias en la forma de operar y la estrategia de las empresas, como una escasa difusión de los criterios de gestión por productividad y calidad, la ausencia de entrenamiento gerencial adecuado en vastos segmentos de las pequeñas y medianas industrias, la debilidad en materia de tipificación de productos y normas de calidad necesarias para adecuarse a  la demanda externa, y la muy baja proclividad exportadora de las actividades  comerciales no extractivas.

    El informe de la OIT analiza las políticas económicas aplicadas en la mayoría de los países andinos en los últimos quince años, “consistentes principalmente en  mantener una estabilidad de precios que permitiera el funcionamiento libre y estable de los mercados.” Un mercado con precios estables – se argumentaba- asignaría eficientemente inversión y trabajo a aquellos sectores y actividades que ofrecieren ventajas comparativas, lo que induciría un crecimiento económico competitivo e inserto en las corrientes mundiales del comercio. El informe considera que existen otros cursos de acción posibles en política económica que descansan en suponer que el libre juego de los mercados no conduce  automáticamente al pleno empleo de los recursos ni a la plena adaptación de la economía a un contexto externo cambiante.  Al identificar al empleo como objetivo explícito de las políticas económicas y al no apoyarse en el ajuste espontáneo de los mercados para lograrlo, en informe de la OIT plantea una visión que “pone el énfasis en orientar y guiar el funcionamiento de los mercados hacia los objetivos considerados prioritarios de una sociedad: la adaptación a los cambios en el entorno externo, el trabajo decente con empleos de calidad, la satisfacción de las necesidades básicas, la justicia, la equidad y la libertad.”


    ---------------------------------
    (*) El Informe completo (5Mb) puede consultarse en el sitio web de la OIT: http://www.oit.org.pe/portal/crecimiento_competitividad_y_empleo_en_los_paises_andinos.pdf

    subir


     

    IV CUMBRE DE LAS AMERICAS CENTRARA SU AGENDA EN LA CREACION DE EMPLEOS PARA COMBATIR LA POBREZA  Y FORTALECER LA DEMOCRACIA

    La OIT participó en la XXXVI Reunión del Grupo de Revisión e implementación de Cumbres (GRIC)  donde se perfiló el temario de la próxima Cumbre continental que se celebrará en Argentina en noviembre de 2005.


    Jorge Taiana, Secretario de Relaciones Exteriores de Argentina, y Coordinador Nacional de la IV Cumbre de las Américas

    Los gobiernos de los países americanos avanzaron hacia la adopción de una agenda política y económica continental centrada en la generación de trabajo decente, como la forma más efectiva de superar la pobreza, fortalecer la democracia y lograr la inclusión social. Así se desprende del resultado de las primeras deliberaciones que tuvieron lugar los días 19 y 20 de octubre de 2004 en la sede de la OEA en Washington D.C., donde los miembros del GRIC recibieron “con gran aceptación”-según las palabras del Secretario de Relaciones Exteriores de Argentina y Coordinador Nacional de la IV Cumbre de las Américas, Jorge Taiana- la propuesta de hacer del lema “Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática”, el eje temático de la próxima Cumbre Hemisférica.

    El GRIC está compuesto por los representantes de cada país y tiene la responsabilidad de coordinar la implementación de mandatos de los Planes de Acción de las Cumbres de las Américas. Cuenta con un Grupo de Trabajo Conjunto compuesto por diferentes organismos internacionales.

    “Nuestro compromiso con la consolidación de la democracia en la Américas; los grandes esfuerzos en curso en el combate contra el hambre, el analfabetismo y la enfermedad; y los mandatos surgidos del Proceso de Cumbres, nos conminan a encontrar soluciones estructurales al drama de la inequidad y la pobreza. Estamos seguros de que la generación de empleo digno para todos es el camino para lograrlo”, afirmó Taiana.

    El Secretario de Relaciones Exteriores de Argentina, destacó la participación de los organismos internacionales y especialmente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en las discusiones y la importancia de involucrar a otros participantes, como las organizaciones sindicales y las pequeñas y medianas empresas. La OIT, invitada por  primera vez a una reunión del llamado Proceso de Cumbres, estuvo representada por su Director Regional Adjunto para América latina y el Caribe, Virgilio Levaggi quien en su intervención, reafirmó el compromiso de la Organización para “acompañar los esfuerzos que realicen en la preparación de la Cumbre, en su desarrollo y-lo que es más importante- en su seguimiento para construir un futuro con trabajo, democracia y dignidad para las Américas”. 

    Levaggi trazó un itinerario de las anteriores Cumbres americanas en las que, progresivamente, los Jefes de Estado y Gobierno fueron posicionando el tema del trabajo y el empleo en el centro de las agendas políticas de la región hasta culminar en la más reciente Cumbre Extraordinaria en Monterrey donde los líderes americanos declararon su compromiso “con los principios del trabajo decente establecidos por la Organización Internacional del Trabajo”  y se comprometieron en la promoción de “la aplicación de la Declaración relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo, con el convencimiento de que el respeto de los derechos y la dignidad de los trabajadores es un elemento esencial para alcanzar la reducción de la pobreza y el desarrollo social y económico sostenible de nuestros pueblos (...) ".

    Asimismo, el Documento preliminar para la discusión en torno a la agenda de la IV Cumbre de las Américas subraya que “el trabajo decente constituye el instrumento más efectivo para asegurar un marco de progreso material y humano, y debe constituirse en una meta de la próxima década en las Américas”.

    “La OIT-explicó Levaggi ante los delegados- ha desarrollado el concepto de trabajo decente en un intento de capturar –en una unidad con sentido y coherencia- la convergencia de las distintas dimensiones que conforman un buen trabajo: empleo de calidad que respete a los derechos laborales fundamentales, con adecuados niveles de protección social y derecho a la representación y participación”.   

    El Director Regional Adjunto de la OIT afirmó que “generar empleo sin considerar su calidad y los niveles de protección social a los que permite acceder, no conduce al progreso”, aclarando sin embargo que “promover los derechos en el trabajo sin preocuparse por que existan empleos para quienes lo necesitan, es igual de infructífero.”

    Al recordar-entre otras estadísticas sociolaborales- que en la región existen 300 millones de latinoamericanos viviendo debajo del umbral de la pobreza, que la tasa de desempleo regional superará el 10 % al finalizar el año, o que 7 de cada 10 puestos de trabajo han sido creados en el sector informal desde 1990, Levaggi advirtió que “la pobreza y la desigualdad ponen a prueba diariamente la capacidad de nuestras democracias para responder a las necesidades básicas de la gente”.  

    “Cuando el desempleo se presenta como el síntoma más relevante de la fatiga de la globalización, que el Hemisferio Americano -sus líderes y sus sociedades- se concentre en la promoción del trabajo para combatir la pobreza (uno de los Objetivos del Milenio) y fortalecer el sistema democrático-concluyó Levaggi-será un testimonio de multilateralismo que contribuirá a una globalización más justa, con oportunidades para todos.”

    subir


     

    LA OIT INSTA A IDENTIFICAR AL EMPLEO COMO UN OBJETIVO EXPLICITO DE LAS ESTRATEGIAS DE DESARROLLO

    El Director Regional de la OIT, Daniel Martínez, se dirigió a los delegados de la I Conferencia Interparlamentaria de Trabajo y Empleo en Sao Paulo

    “Al identificar el empleo como objetivo explícito, y al no descansar en el ajuste espontáneo de los mercados para lograrlo, el enfoque y articulación de las políticas que integran una estrategia de desarrollo cambia substantivamente”, afirmó el Director Regional de la OIT para América latina y el Caribe Daniel Martínez.
     

    Martínez participó en la apertura de la I Conferencia Interparlamentaria de Trabajo y Empleo organizada por la OIT y el Parlamento Latinoamericano (Parlatino), que tuvo lugar en Sao Paulo el 14 y 15 de octubre. “La OIT –dijo -piensa que se debe poner el énfasis en orientar y guiar el funcionamiento de los mercados hacia los objetivos considerados prioritarios de una sociedad: la adaptación a los cambios en el entorno externo, el trabajo decente con empleo de calidad, la satisfacción de las necesidades básicas, la justicia, la equidad y la libertad.”

    La I Conferencia Interparlamentaria de Trabajo y Empleo reunió durante dos días a los Presidentes de las Comisiones de Asuntos Laborales o equivalentes de los Parlamentos miembros del Parlamento Latinoamericano, junto con otros participantes de diversos ámbitos, con el fin de analizar las estrategias más adecuadas para que el medio parlamentario pueda apoyar de manera más efectiva a la generación de trabajo y empleo en la región, en condiciones dignas y justas desde todo punto de vista: económico, jurídico-institucional y socio-cultural.

    Al trazar un balance sobre el panorama laboral de América Latina durante las últimas dos décadas, el Director Regional de la OIT constató no sólo un estancamiento del cuadro sociolaboral sino también un retroceso en muchos indicadores. “El promedio de desempleo de la región, que hace 20 años era del 5%, actualmente es del 11%.... el salario real de los trabajadores se mantiene en los niveles de los años 80.”

    Agregó que ante la falta de oportunidades, el empleo informal, que hace veinte años representaba al 35% de la masa laboral total, ahora equivale al 46%, y que de cada 100 empleos creados en la década del 90 en América Latina y el Caribe, el 85% fue en el sector informal.

    Eso incide no solo en la calidad de los salarios sino también en las condiciones laborales, razón por la cual el número de ocupados sin acceso a la seguridad social, que a mediados de los años 80 equivalía al 40% del total, se redujo muy poco y ahora es del 36%.

    ''Pasaron veinte años y no hemos avanzado en nada. No somos ni menos pobres ni más equitativos, ni más justos'', expresó.

    Hacia una estrategia de desarrollo diferente

    En su discurso ante la Conferencia, Martínez pidió a los delegados considerar el enfoque de una estrategia de desarrollo articulada en cuatro niveles: políticas macro-económicas; políticas meso-económicas; políticas micro-económicas; y políticas activas hacia el mercado laboral y de gasto social focalizado.

    “En el primer nivel –explicó- la política macro se basa, esencialmente, en un régimen de tipo de cambio real competitivo y estable, que sirve de marco para el esquema de crecimiento. Obviamente, esta propuesta admite excepciones en aquellos países que han adoptado el dólar como su moneda y en aquellos otros con un alto grado de dolarización de su economía.”

    “La política meso-económica -dijo- desarrolla acciones para facilitar la inversión, particularmente en sectores comerciables; por ejemplo, políticas para desarrollar la infraestructura productiva; establecer un marco de seguridad jurídica, lograr un funcionamiento eficaz del sistema financiero y del mercado de capitales; mejorar las relaciones laborales; desarrollar acciones específicas hacia las redes productivas, cadenas y conglomerados; establecer una política de promoción de exportaciones y de convenios comerciales..

    “En el tercer nivel, las políticas micro económicas inciden en facilitar decisiones en las empresas para aumentar la productividad total (de todos los recursos, incluyendo la mano de obra). Entre ellas las políticas de formación y capacitación, la de acceso a innovaciones, la articulación de la pequeña y microempresa y el acceso a recursos para las mismas; la institucionalidad laboral compatible con un aumento de la productividad total; la difusión de estrategias de aumento de la productividad a nivel de la empresa, etc.”

    “En el cuarto nivel se definen las políticas de gasto social focalizado, orientadas a transferir ingresos y asegurar el acceso a nutrición, salud, educación, vivienda, etc., para los más necesitados. Estas políticas, además de constituir un objetivo en sí mismo, contribuyen a dinamizar la demanda. También se incluyen en este cuarto nivel las políticas activas de empleo, orientadas a promover un mejor funcionamiento del mercado laboral, y a establecer programas de empleo en diversas áreas prioritarias.”

    “Un elemento clave en este enfoque que propone la OIT es la integración de las políticas económicas y sociales. En el caso específico del empleo, este debe ser un objetivo explícito y centra de la misma y no solo un mero efecto residual de la misma. Esta integración de políticas debe incorporar, además de la generación de empleo de calidad, la clara voluntad de que todas las políticas en aplicación tiendan a afirmar el efectivo ejercicio de los derechos de los empleadores y los trabajadores, al desarrollo de una protección social sistémica y al recurso al dialogo social como la mejor vía para diseñar y aplicar políticas de estado, y no sólo de gobierno, con la mayor legitimidad social posible”, concluyó el Director Regional de la OIT.

    subir


     

    REPRESENTANTES DE LA OIT PARTICIPARON EN CONGRESO MUNDIAL DE BIBLIOTECARIOS

    La cita congregó en Buenos Aires a los máximos representantes de  la comunidad global de bibliotecarios y profesionales de la información.

    Con la finalidad de intervenir en los debates, actualizar conocimientos en torno a las tendencias más recientes en las disciplinas de la bibliotecología y las ciencias de la información e integrar tales avances en el diseño de nuevas herramientas que permitan  impulsar un proceso de modernización de los servicios que prestan,  diez funcionarios de la OIT  de la región y de la sede participaron en  el Congreso Mundial sobre Bibliotecas e Información que tuvo lugar en Buenos Aires entre el 22 y el 27 de agosto de este año.

    Organizado por la Federación Internacional de de Asociaciones de Bibliotecarios (IFLA), el Congreso-que fue convocado este año bajo el lema “Bibliotecas: instrumentos para la Educación y el Desarrollo”- congregó a más de cuatro mil especialistas e intelectuales de 121 países, incluidas figuras de reconocimiento internacional como el escritor y periodista Tomás Eloy Martínez, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el director de la Biblioteca de Alejandría, Ismael Serag El Din. A lo largo de cinco días los delegados de la OIT tuvieron la posibilidad de optar por su participación en más de 200 talleres y seminarios donde se debatieron temas tales como la planificación estratégica de los sistemas de información, la gestión y marketing de las bibliotecas, las habilidades para afrontar los nuevos desafíos en el mundo digital y el libro en los tiempos de la globalización.

    Con miras a incorporar los aportes más actuales en materia de gestión de la información,  caracterizar los nuevos perfiles de usuarios y analizar el desarrollo de las redes digitales contemporáneas, los bibliotecarios y documentalistas de la OIT participaron activamente en el Taller de Planificación Estratégica animado por la empresa Online Computer Library Center, en el que se puso además de relieve la experiencia de modernización de la Biblioteca del BID como un elemento central de toda la planificación estratégica de la organización.

    Los delegados al Congreso enfatizaron en sus conclusiones que la información y el conocimiento son vitales para la Educación y el Desarrollo, “condición indispensable-subrayaron-  para mejorar la calidad de vida de los habitantes en regiones donde la población no ha alcanzado un alto grado de desarrollo económico y social. En América Latina esta demanda de información requiere de bibliotecas que acompañen el proceso de formación de los individuos, cooperando como pilares del sistema educativo, abriendo el camino al conocimiento, la cultura y al desarrollo social.”

    “Todos los bibliotecarios y expertos en Ciencias de la Información-dijo el presidente de Argentina Néstor Kirchner en un mensaje a los delegados- cumplen un gran papel en la preservación y propagación del conocimiento y contribuyen, sin lugar a dudas, a la unión de los pueblos.”

     Buena parte de lo recogido en el Congreso Mundial de Bibliotecas enriqueció la reflexión y los debates que tuvieron lugar algunos días después en Santiago de Chile en el Seminario-Taller de Capacitación para responsables de Unidades de Información (UDI) de la OIT en América latina y el Caribe. Concebido como una continuación lógica a su participación en el Congreso de Buenos Aires, los bibliotecarios y documentalistas de la OIT convergieron entre el 30 de agosto y el 1 de septiembre en la Oficina Subregional de Santiago para contribuir con sus debates e ideas al desarrollo de nuevas propuestas en materia de información, comunicación y publicaciones que permitan  atender mejor a la comunidad de usuarios internos y externos de las oficinas de América latina y el Caribe de la OIT.

    El seminario fue coordinado por la Oficina Regional de la OIT y contó con la participación de funcionarios de las UDI de las oficinas de la OIT de Argentina, Brasil, Chile (Oficina subregional para los países del Cono Sur), Costa Rica (Oficina Subregional para América central), México, Perú (Oficina Regional y Oficina Subregional para los países andinos), y  CINTERFOR en Uruguay.

    Luego de dos jornadas de discusiones y reflexiones donde se intercambiaron ideas con usuarios externos e internos de la OIT, con especialistas técnicos y directivos de las oficinas de la región y en las que se escucharon exposiciones de académicos y jefes de bibliotecas del Congreso de Chile y la CEPAL, los participantes formularon una serie de conclusiones y propuestas para la acción entre las que se destacan:

    • Las UDIs han pasado a ser unidades proactivas, obligadas a permanecer alertas a las evoluciones tecnológicas a fin de mantener mejoras continuas a través de sus capacidades de reacción, flexibilidad permanente, trabajos cooperativos y realización de alianzas con redes estratégicas en la región.
       
    • Las UDIs se han convertido en motivadoras del uso de la información de información en línea a través de colecciones digitales, documentos en pdf y bases de datos.
       
    • Las UDIs cumplen un rol esencial como proveedoras de información especializada a los mandantes de la OIT convirtiéndolos en entusiastas usuarios del acceso a las páginas y los servicios de la OIT, haciendo más visible la labor de la Organización.

    Uno de los principales resultados de los acuerdos de cooperación alcanzados en este Seminario taller y que tendrá un enorme beneficio para los usuarios de esta región, es que América Latina y el Caribe tendrán mayor presencia en la base de datos Labordoc, reconocida en el campo laboral como un valioso servicio de información que presta la OIT a los usuarios del mundo.

    subir


     

    LIDERES LATINOAMERICANOS PIDIERON CORREGIR EL RUMBO ACTUAL DE LA GLOBALIZACION

    Los presidentes de Brasil, Perú, Chile y Uruguay apoyaron en la ONU las conclusiones del informe de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización establecida por la OIT.

    El Presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva subrayó en las Naciones Unidas que una globalización que sea socialmente justa y políticamente sostenible debe comenzar por el derecho de toda persona a un empleo. Lula y los presidentes de Perú, Alejandro Toledo, de Chile, Ricardo Lagos y de Uruguay, Jorge Batlle expusieron el punto de vista latinoamericano en una reunión convocada en la sede de las Naciones Unidas el 20 de septiembre, en la que más de una docena de jefes de Estado y de Gobierno debatieron en torno al informe final de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización establecida por la OIT.

    El informe elaborado por la Comisión Mundial propone como objetivo mundial lograr que todas las personas tengan un trabajo decente. Además, hace un llamamiento para alcanzar mayores niveles de equidad global y alerta que el desequilibrio en los modelos actuales de inversión, comercio internacional y mercado de trabajo, podrían constituir las causas principales de la inestabilidad política y de vulnerabilidad de los sistemas democráticos.

    “Ya sabemos que las fuerzas de mercado estimulan la producción y la asignación eficiente de los recursos”, dijo el mandatario brasileño en la reunión. “Pero estas fuerzas de mercado no son suficientes por si solas para terminar con la desigualdad y la injusticia. En algunos casos, las profundizan. Es por ese motivo que necesitamos un compromiso de los líderes del mundo con el progreso social”, agregó.

    “Debemos tomar a la globalización y transformarla en una fuerza positiva para todos los habitantes del mundo”, dijo, y añadió que “otra globalización, una que sea socialmente justa y políticamente sostenible, debe comenzar por el derecho de todos al trabajo, a un empleo que dignifique a los trabajadores. El acceso al trabajo decente es esencial para cumplir con la primera y la más esencial de las Metas de Desarrollo del Milenio: la reducción de la pobreza y del hambre”.

    El presidente de Perú, Alejandro Toledo, reclamó de los países industrializados mayor coherencia y acciones prácticas a efectos de alcanzar mayor equidad en el comercio internacional.

    “¿Qué pasó con los beneficios de la globalización?” insistió el jefe de estado peruano al señalar que hay 188 millones de personas en América Latina sin trabajo, es inaceptable añadió, que mientras se habla de los beneficios, se desconoce por ejemplo que la pobreza se ha incrementado en la región en la década de 1990 al 2000.

    Según Toledo para 1990 había en Latinoamérica 48 millones de personas que vivían en la extrema pobreza, y para el año 2000 se incrementó a 58.

    Toledo criticó a los países ricos por no asumir el reto de ayudar a construir una sociedad incluyente que se preocupe por erradicar el analfabetismo, que los pobres tengan acceso a los adelantos de la tecnología, a la salud y que se construyan vías en las areas rurales, en definitiva, dijo que los beneficios de la globalización se distribuyan de manera más equitativa y propuso un “comercio internacional más equitativo” y una “autopista comercial internacional de doble vía”.

    El presidente de Chile, Ricardo Lagos, dijo que la "globalización es importante para que el mundo crezca, pero hay que tomar medidas políticas" para asegurar que la riqueza llegue a todos por igual.

    Lagos destacó que el informe propone una "globalización justa", pero dijo que lo más importante es que pretende establecer unas metas, para que los gobiernos de los países las cumplan, encaminadas a buscar una igualdad total entre la población.

    Tenemos que "discriminar positivamente" y destinar más recursos en donde hay más carencias y en donde la población es más vulnerable.  Sin esta discriminación positiva no es posible que haya igualdad", resaltó Lagos.

    Por otro lado, el presidente manifestó que el trabajo de la OIT debería ser un ejemplo de cómo se trabaja a escala global. “Ello se debe-dijo- a que en el organismo participan en las discusiones tres niveles en representación del gobierno, empleadores y trabajadores.”

    Por su parte, el presidente de Uruguay, Jorge Batlle, lanzó la idea de crear un fondo que gestione la ONU para ayudar los países subdesarrollados que no tienen capacidad financiera para la construcción de servicios básicos y de infraestructura.

    El secretario general de la ONU, Kofi Annan, al inaugurar el evento citó que la gobernabilidad global adolece de un “serio déficit democrático” por no permitir a los países en desarrollo tener una voz justa para que expresen sus puntos de vista.

    Por esta razón según Annan “todavía mucha gente en el mundo, especialmente en los países en desarrollo, se sienten excluidos y amenazados por la globalización. Se sienten como si fueran los sirvientes de los mercados, cuando los mercados deberían prestarles servicios a ellos”.

    El Secretario General resumió su apoyo al informe señalando que “después de todo, la globalización es un producto de la acción humana y no de las fuerzas de la naturaleza y está en nuestro poder gestionarla mejor que hasta ahora, y es nuestro deber hacerlo”.

    Kofi Annan destacó que el informe de la Comisión Mundial hizo notar cómo “los beneficios de la globalización han sido distribuidos de tal manera que la mayor parte de sus cargas pesan más sobre aquellos que tienen menos capacidad de protegerse”.

    La reunión especial convocó gran cantidad de personas en una sala de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York y fue moderada por el Director general de la OIT, Juan Somavía quien destacó que el objetivo del informe es intentar buscar "un denominador común para una globalización justa", en el que converjan actores y políticas encaminadas a buscar una igualdad de oportunidades para todos.

    Los copresidentes de la Comisión Mundial, los Presidentes de Finlandia, Tarja Halonen, y de Tanzania, Benjamín Mkapa, acompañaron desde el podio central a los Presidentes de Francia Jacques Chirac y de Brasil Luiz Ignacio Lula da Silva.

    El Presidente de Francia, Jacques Chirac, dijo que en países como China, India y Brasil, así como en otras naciones grandes, “la globalización ha mejorado la vida de cientos de millones de hombres y mujeres mediante la liberalización de la producción y el comercio y la apertura a las inversiones”..

    Chirac añadió que “...no hay riqueza sin iniciativa y libertad, pero tampoco debemos olvidar que el precio del egoísmo es la rebelión. Antes que sea demasiado tarde tenemos que encontrar nuevos equilibrios entre el capital y el trabajo, entre los intereses del individuo y los del colectivo”.

    El Presidente de Francia estuvo de acuerdo con que las recomendaciones de la Comisión Mundial sean presentadas a las Naciones Unidas, a las instituciones financieras internacionales y a la Organización Mundial de Comercio, en el marco de las reformas que estas organizaciones requieren, y con miras a la reunión convocada para 2005 sobre el cumplimiento de las Metas del Desarrollo del Milenio.

    subir


     

    Avance del Panorama Laboral de la OIT para el 2004:
    DISMINUYE EL DESEMPLEO Y AUMENTAN LOS SALARIOS REALES EN AMERICA LATINA

    El fuerte crecimiento económico conduce a mejoras en el mercado laboral de la región

    LIMA (Noticias de la OIT)- Impulsado por un fuerte crecimiento económico, estimulado  por un escenario internacional favorable y ayudado por una inflación en franco descenso, el mercado laboral de América Latina registra en el primer semestre de 2004 un desempeño alentador que se refleja en una disminución del desempleo y un aumento de los salarios reales e industriales.

    Así lo constata el Avance del Panorama Laboral 2004 de la OIT que informa para el primer semestre del año que la tasa de desempleo abierta urbano en la región disminuyó de 11.3% en el primer semestre de 2003 a 10.9% en igual período de 2004 al tiempo que los salarios mínimos reales aumentaron en un 10.8% y los salarios industriales en un 6.6%. De mantenerse esta tendencia durante el año, la OIT estima que la tasa anual media de desempleo de la región estaría alrededor de 10.6% en comparación con el 11.1% registrado en 2003. “Aún así -advierte el informe- la tasa de desempleo regional continúa siendo elevada, afectando mayormente a los jóvenes y las mujeres”.

    “Todavía es demasiado pronto para decir que lo peor ha pasado -dijo Daniel Martínez, Director regional de la OIT para América Latina y el Caribe-, pero pienso que si las estimaciones sobre el crecimiento económico se mantienen en los niveles actuales y que si la creación de empleo se sitúa en el centro de las políticas macroeconómicas y sociales, podemos mantener un prudente optimismo sobre la situación del empleo en América Latina.”

    En un contexto de expectativas de crecimiento económico en América Latina y el Caribe revisadas al alza, el informe destaca el impacto favorable para la región del crecimiento de economías como Estados Unidos, Japón y China, de la coexistencia de buenos precios internacionales de productos primarios, incluidos el petróleo y la minería, y de las políticas fiscales y monetarias tendientes a controlar la inflación. Asimismo, reconoce el efecto positivo de devaluaciones reales en años recientes que contribuyeron a mantener la competitividad cambiaria de la región y vaticina un incremento de la inversión extranjera directa, luego de un persistente descenso durante los cuatro años anteriores.

    Con datos del conjunto de los nueve países seleccionados para el informe (que generan el 93% del producto regional), la OIT estima que el crecimiento económico regional fue del 5.7% en el primer trimestre del 2004, una cifra significativamente superior al 1.6% registrado en el mismo período del 2003, observándose una tasa de crecimiento que no se había presentado en los últimos cinco años.

    Al analizar el desempeño del mercado laboral en nueve países de la región que representan casi el 90% de la Población Económicamente Activa (PEA) urbana y contribuyen con el 93% del producto regional, el informe de la OIT observa patrones de evolución heterogéneos donde en los dos primeros trimestres de 2004 respecto de igual período en 2003, la desocupación urbana disminuye significativamente en Argentina (de 20.4% a 14.4%), Uruguay (de 18.1% a 13.5%), y Venezuela (de 19.7% a 17.3%), moderadamente en Colombia (de 16.5% a 15.4%), se mantiene prácticamente constante en Brasil (de 12.2% a 12.3%) y Chile (de 8.7% a 8.9%) y aumenta en Ecuador (6.7% a 8.1%), Perú (de 9.7% a 10.1%) y México (de 2.9% a 3.8%).

    Tomando como indicador el comportamiento de un conjunto de factores tales como las tasas de ocupación y de desempleo y los salarios mínimos e industriales reales, el Avance del Panorama Laboral 2004* analiza el desempeño laboral para el primer semestre de 2004 comparado con igual período del año anterior. Así, el informe de la OIT observa un avance en el desempeño laboral de Argentina, un avance moderado en Colombia y Venezuela, un estancamiento en Brasil, Chile, Ecuador y Uruguay y un retroceso moderado en México.


    MUJERES Y JOVENES:  LOS MAS AFECTADOS

    El desempleo sigue afectando en mayor grado a las mujeres y a los jóvenes. Para los siete países en los que se cuenta con información sobre la tasa de desempleo por sexo, la tasa de desempleo femenina equivale a 1.4 veces la tasa de desempleo masculina, una relación prácticamente idéntica a la del año pasado. El mayor valor de ese indicador se sitúa en Brasil y el menor en México. Los jóvenes siguen siendo los más perjudicados por el desempleo: la tasa de desempleo juvenil durante el primer semestre del 2004 registra, como el año pasado, un nivel superior al doble de la tasa de desempleo total. Si bien se aprecia una fuerte caída en el indicador para los países cuya tasa de desempleo total cayó (Argentina y Uruguay), el informe observa que el desempleo juvenil aumenta en los países que registraron una tasa de desempleo total mayor (México y Perú) y también aumenta ligeramente en Brasil, aunque la tasa de desempleo total allí se mantuvo estable.


    AUMENTAN LOS SALARIOS REALES

    Los salarios mínimos a nivel regional aumentaron en términos reales, en promedio, en 10.8% durante el primer semestre del 2004, respecto a igual período del año anterior. Esto se debe, en parte, a que ha continuado el éxito en reducir la inflación, la que anualizada llegó a 5.6% en los primeros seis meses de este año en el conjunto de los países seleccionados. Además influyeron los aumentos de los salarios nominales otorgados por los gobiernos, en particular en Argentina y Venezuela. 

    En los países considerados, el salario mínimo real aumentó en todos ellos, excepto en México donde no varió, y en Uruguay donde cayó 1.5%.  La capacidad adquisitiva del salario mínimo aumentó de manera importante en Argentina (69.5%), Venezuela (12.6%), Perú (8.7%) y Brasil (6.2%), produciéndose aumentos más moderados en Chile (3.8%), Colombia (1.8%) y Ecuador (0.8%). 

    Por su parte, los salarios industriales reales experimentaron, en el promedio ponderado de los países considerados, un incremento del 6.6% en el primer semestre de este año respecto a igual período del año anterior.


    PROYECCIONES PARA EL AÑO 2004

    Al establecer las proyecciones para el Producto Interno Bruto y la tasa de desempleo para el año 2004, el Avance del Panorama Laboral 2004 advierte sobre la presencia de indicios que señalarían un menor dinamismo en el crecimiento para el segundo semestre, entre ellos una tendencia hacia una inflación ligeramente mayor, el alza de los precios de la energía y su impacto en el gasto del consumidor en los países desarrollados, en particular en Estados Unidos, las alzas en las tasas de interés y la proyectada reducción del ritmo de crecimiento en la economía china. “No  obstante -dice el informe- muchas de las principales economías desarrolladas siguen mostrando un saludable crecimiento económico.”

    En este contexto, se prevé que el crecimiento económico de la región sería cercano al 4.5% (4.7% para los países seleccionados). Sin embargo,     -advierte- “la tasa de desempleo es aún elevada (10.9% en el primer semestre del 2004). Para el conjunto de los países considerados, se estima que la tasa de desempleo promedio se reduciría a 10.6% en 2004 comparada con 11.1% en el 2003.” 

    Las proyecciones de las tasas de desempleo por país no muestran una recuperación generalizada en los mercados de trabajo para el año 2004. Si bien se producirían importantes reducciones en las tasas de desempleo en Argentina (caería 3.4 puntos porcentuales), Uruguay (3.3 puntos) y Venezuela (2.4 puntos) (todos países que se recuperan de graves crisis), en dos de las economías más grandes de la región, México y Brasil,  el desempleo no disminuiría. En el primer caso incluso aumentaría de 3.3% a 3.7%, y en el segundo permanecería en valores cercanos al 12%.

    Entre tanto, la tasa de desempleo de Colombia se situaría en 14.4% (1.3 puntos porcentuales menos que la del 2003) continuando con una tendencia a la baja desde 2001. En Perú (Lima Metropolitana) la tasa de desempleo llegaría al 9.7% (0.3 puntos porcentuales más que el año anterior) de manera que el crecimiento de la producción orientada a los mercados externos no se traduciría en una reducción de la tasa de desocupación. En Chile por último, se mantendría una tasa de desempleo similar a la del año pasado (8.4%).

    _______________

    * El texto completo del Avance del Panorama Laboral 2004, Primer Semestre, contiene  estadísticas, cuadros y gráficos sobre la base de los nueve países seleccionados. Está disponible en línea haciendo clic aqui.

    subir


     

    Conferencia Regional Andina sobre el Empleo:
    LA BUSQUEDA DE POLITICAS ECONOMICAS QUE FAVOREZCAN LA CREACION DE EMPLEOS

    El Secretario general de la Comunidad Andina, Allan Wagner  Tizón, hizo un llamado para que la próxima Conferencia Andina sobre el Empleo, que se celebrará en noviembre próximo en Lima, contribuya a la construcción de consensos que fortalezcan la integración regional y aseguren un desarrollo integral en un contexto de gobernabilidad y afianzamiento de la democracia. 

    En un mensaje dirigido a los participantes en la Reunión de Viceministros y Expertos de Trabajo de la Comunidad Andina - en el que inscribió a la Conferencia Andina del Empleo como parte de “un nuevo diseño estratégico de nuestro proceso de integración”- Wagner destacó la necesidad de que el encuentro concluya con la aprobación de una Carta Laboral Andina, “que permitirá garantizar los derechos de los trabajadores en un contexto de desarrollo y competitividad”.

    Al trazar un diagnóstico sobre la situación del empleo en la subregión andina, Wagner pidió tomar en cuenta estudios de la OIT que señalan que la fuerte gravitación de la informalidad, el alto contingente de ocupados en actividades rurales de muy baja productividad y  el desempleo estructural conducen a que las políticas activas hacia el mercado de trabajo sólo lleguen a incidir en una porción muy limitada de la Población Económicamente Activa (PEA), “por lo que es necesario-afirmó - su convergencia con políticas económicas que favorezcan la generación de empleos de calidad”.

    En tal sentido, Wagner subrayó que resulta indispensable la participación de los Ministros de Economía y Desarrollo Económico de los países andinos en la Conferencia del Empleo a la que calificó también como “un anhelo de los trabajadores de la subregión y una necesidad para el avance de nuestro proceso de integración.

    La Conferencia Andina sobre el Empleo tendrá lugar unas semanas antes de la celebración de la Cumbre Andina del Desarrollo, prevista para el 7 de Diciembre próximo, y que reunirá en Cuzco a los Presidentes de la Comunidad Andina con el objetivo, según lo explicó el Secretario general de la CAN, “de promover una reflexión conjunta en torno a un modelo de desarrollo propio a partir de las potencialidades de nuestros pueblos, sobre la base de aspectos centrales tales como el impulso de una estrategia complementaria de desarrollo territorial, a través del concepto de “núcleos de desarrollo” como espacios propicios para el desarrollo productivo y la construcción de cohesión social.”

    Wagner expresó su convicción de que la Conferencia Andina sobre el Empleo significará un decisivo aporte a la discusión de los Presidentes en la Cumbre del Desarrollo y destacó la  importancia de la decisión de los mandatarios de “ recuperar la noción de desarrollo en la agenda del proceso de integración, entendido como despliegue de competitividad pero también de inclusión social, así como fortalecer la cohesión social y la gobernabilidad democrática a través de políticas que permitan superar la pobreza, la exclusión y la desigualdad.”

    Se anticipa que el resultado de los debates de la Conferencia Andina del Empleo, al igual que las conclusiones a las que llegaron los participantes en la Conferencia del Empleo de los países del MERCOSUR en abril de 2004, formarán parte del temario de la agenda socioeconómica  que abordarán los Jefes de Estado de los países de América del Sur cuando converjan en Cuzco el 8 y el 9 de Diciembre de 2004 para la celebración de la III Cumbre Sudamericana.

    subir


     

    SECRETARIO GENERAL ELECTO DE LA OEA VISITO OFICINA SUBREGIONAL DE LA OIT

    El Secretario General electo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y ex presidente de Costa Rica Miguel Angel Rodríguez visitó el pasado 23 de agosto en San José, la sede de la Oficina Subregional de la OIT para América Central, Haítí y República Dominicana  con el fin de exponer los aspectos más importantes de su gestión al frente de la OEA y de informarse sobre las prioridades contenidas en el programa de trabajo de la OIT en la región.

    Rodríguez fue recibido por la Directora de la oficina Subregional Gerardina González Marroquín quien estuvo acompañada por los especialistas y directores de programas y proyectos de la OIT en la subregión.  

    El ex-presidente  destacó la importancia que tiene el combate al Trabajo Infantil en América Latina y puso especial énfasis en la necesidad de que la OEA y la OIT unan esfuerzos para contribuir a mejorar la situación económica y social en Haití.

    “Haití – dijo la Directora Subregional de la OIT Gerardina González- representa un reto y una prueba para la solidaridad entre los países del continente. La situación de este país es angustiante.”

    Miguel Angel Rodríguez fue presidente de Costa Rica entre 1998 y 2002. Electo Secretario General de la OEA en la primera sesión plenaria de la 34 Asamblea General de la OEA en Quito, Rodríguez asumirá el nuevo cargo –y sucederá al colombiano Cesar Gaviria- el próximo septiembre en Washington.

    subir


     

    ERRADICADO EL TRABAJO INFANTIL EN COMUNIDAD MINERA DEL PERÚ

    El 26 de junio de 2004 será posiblemente recordado como un día histórico en  el combate contra el trabajo infantil en Perú. Ese día, al inaugurar una mini-planta de procesamiento de oro a pequeña escala en Santa Filomena, la Ministra de la Mujer y Desarrollo Social declaró a este asentamiento de 1500 habitantes,  “la primera comunidad minera completamente libre de trabajo infantil en el Perú.”

     “Aparece orito, aparece”. La frase resuena como un ruego en los labios de José mientras escarba con sus manos y a veces con la ayuda de un rastrillo en el desmonte de roca mineralizada, con la esperanza de encontrar algunos restos de oro entre el mineral desechado luego de una primera selección por los mineros. Las partículas amarillas representan, a sus 6 años, la razón principal de su existencia. José es un niño más de los 50,000 que en Perú trabajan en lo que muchos consideran uno de los oficios más nocivos que existen para la población infantil: la explotación artesanal del oro.

    Perú es el primer productor de oro en América Latina y el séptimo en el ranking mundial; el oro constituye su principal producto de exportación. El 13 % de la producción total de de oro en el país, unas 15 toneladas anuales, proviene de la minería artesanal, un sector que genera un valor de exportación anual de 120 millones de dólares y emplea a no menos de 30,000 familias. La explotación minera artesanal tiende a ser considerada a la vez como una oportunidad y un problema. Por un lado se reconoce su potencial para generar empleo, reducir la pobreza, contribuir al desarrollo local y contener la migración interna hacia las grandes ciudades. La minería artesanal permite con una baja inversión, tecnología sencilla y trabajo intensivo recuperar aquellos yacimientos que la minería industrial estima poco productivos y transformarlos en factores de generación de divisas. Así, el Ministerio de Energía y Minas del Perú estima que el valor de producción anual del sector minero artesanal alcanza los 120 millones de dólares. Sin embargo, el proceso de extracción artesanal del oro es también sinónimo de contaminación ambiental, de problemas graves de salud y seguridad laboral, de condiciones extremadamente precarias de trabajo y, con demasiada frecuencia, del uso de mano de obra infantil en ocupaciones  altamente peligrosas.

    Santa Filomena, una comunidad minera artesanal ubicada en la región Ayacucho en la sierra peruana, es representativa de las dos caras de esta realidad. La historia de este caserío comienza en  la segunda mitad de los años ochenta, cuando algunos hombres de las  zonas más golpeadas por la violencia terrorista y la crisis del campo a principios de los años noventa, llegaron allí con la finalidad de obtener un poco de oro para el sustento de sus familias. Desde entonces Santa Filomena se ha convertido en un caserío minero de 1,500 habitantes de los cuales el 47% son niños; que al inicio de la intervención eran en su gran mayoría, trabajadores.  En Santa Filomena los niños trabajaban por las mismas razones que lo hacen los niños de casi todos los centros de minería artesanal del Perú, llámense éstos Ananea, La Rinconada, Sandía, Huaypetuhe o Madre de Dios. Porque sus padres son muy pobres, porque no existen escuelas o las que hay son de muy baja calidad, porque el Estado no está presente en sus comunidades o porque predominan en sus familias patrones culturales que conciben al niño como “un adulto pequeño”, como una fuerza de trabajo que es necesario poner a producir más temprano que tarde.

    Basta visitar cualquier centro de minería artesanal para encontrar niños mayores de 12 años trabajando en el interior de la minas, perforando los socavones con cinceles y combas para extraer el mineral, respirando en el interior de la mina la concentración de polvo y gases tóxicos o soportando en el exterior, en los lavaderos de oro, altas temperaturas o lluvias torrenciales mientras inhalan el mercurio gaseoso, altamente tóxico, producido en la quema de la amalgama que permite separar las partículas de oro. El peligro de aplastamiento por desprendimiento de rocas, las afecciones de los huesos y músculos por cargas excesivas del mineral, las lesiones y enfermedades en la piel por la exposición crónica al sol y las altas temperaturas, las agresiones físicas y psicológicas recibidas de parte de los mineros adultos, todo ello conforma un cuadro de explotación y riesgos para los niños de las comunidades mineras que se enmarca dentro de lo que la OIT considera  como “las peores formas de trabajo infantil”.


    La comunidad en acción

    Pese a las dificultades que suponía el aislamiento geográfico y la ausencia de estructuras estatales, la comunidad de mineros de Santa Filomena comenzó por organizarse en torno a la Sociedad de Trabajadores Mineros con la finalidad de obtener beneficios tales como la titulación de la mina, el permiso para el uso de explosivos, o el mejoramiento del transporte del oro hacia los enclaves de expendio. Es sobre la base de este desarrollo organizativo de la propia comunidad que, en 1998, la Organización Internacional del Trabajo a través de su Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, IPEC, inicia junto con la organización privada CooperAcción y entidades del estado peruano un proyecto destinado a erradicar el trabajo infantil en la mina artesanal de Santa Filomena.

    “Se buscaba -recuerda Carmen Moreno, Especialista Regional de trabajo Infantil de la OIT- alejar progresivamente de esta actividad a los niños y jóvenes de este asentamiento minero, mejorar sus condiciones de vida y convencer a los padres de los riesgos a que exponían a sus hijos”.

    El modelo de prevención y eliminación del trabajo infantil definido por la OIT, se basó en la promoción del desarrollo sostenible de la comunidad y en el compromiso de su participación activa. Combinando estrategias de formalización, modernización productiva, fortalecimiento organizativo, mejora de la protección social, generación de ingresos para mujeres, sensibilización de la población y desarrollo de los servicios de educación, nutrición y salud, se logró en un plazo relativamente corto retirar y prevenir el trabajo en las minas de centenares de  niños y niñas.

    “La experiencia en Santa Filomena -dice Carmen Moreno- ha sido en los últimos años una de las más completas y emblemáticas en demostrar que es posible prevenir y eliminar el trabajo de niños y niñas en la minería artesanal de oro a través de una acción con alto compromiso de las organizaciones locales y con un enfoque integral de la intervención que apunta al desarrollo sostenible de la localidad y de las familias”

    El 26 de junio de 2004 será posiblemente recordado como un día histórico en  el combate contra el trabajo infantil en Perú. Ese día, al inaugurar una mini-planta de procesamiento de oro a pequeña escala, la Ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Ana María Romero, declaró a Santa Filomena la primera comunidad minera completamente libre de trabajo infantil en el Perú. “Los niños y niñas de Santa Filomena-expresó- ya no estarán expuestos al mercurio ni deberán soportar sobre sus espaldas el peso de los sacos del mineral que acarreaban. Santa Filomena se convertirá en la primera comunidad minera artesanal sin trabajo infantil”.  

    Es evidente que la tarea de erradicación del trabajo infantil en los asentamientos mineros artesanales en Perú apenas comienza. Existen en el país más de doscientas comunidades donde el trabajo infantil continúa siendo la regla. Pero el ejemplo de Santa Filomena demuestra que allí donde convergen la decisión organizativa de una comunidad y la voluntad de apoyo de los actores sociales, es posible desarrollar alternativas de trabajo decente para los adultos y acabar con las peores formas de trabajo infantil.

    subir


     

    CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA OIT ELIGE NUEVO PRESIDENTE.
    EL ÚLTIMO INFORME DEL COMITÉ DE LIBERTAD SINDICAL DE LA OIT CITA CASOS DE CUBA Y VENEZUELA

    El Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo eligió a Philippe Séguin, delegado gubernamental de Francia, como presidente para el período de reuniones 2004-2005, y recibió un informe sobre el papel que puede asumir la OIT en la promoción de una globalización más justa.

    La 290ª sesión del Consejo de Administración también abordó otros temas, incluyendo la consideración de un informe del Comité de Libertad Sindical de la OIT.

    Sir Leroy Trotman, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Barbados y portavoz del grupo de trabajadores ante el Consejo de Administración, fue reelegido como vicepresidente en representación de los trabajadores. Daniel Funes de Rioja, presidente del Departamento de Política Social de la Unión Industrial Argentina y presidente del Grupo de los Empleadores de la Organización de Estados Americanos de 1995 a 1998, fue reelegido vicepresidente empleador.

    Estas tres personas formarán la Mesa del Consejo de Administración durante el período 2004-2005. El Consejo de Administración es el órgano ejecutivo de la OIT y se reúne tres veces por año en Ginebra. Toma decisiones sobre la política de la OIT y determina el programa y presupuesto de la Organización, que se compone de 177 Estados Miembros.


    Libertad sindical

    El Consejo de Administración aprobó el 334º informe del Comité de Libertad Sindical de la OIT. En su reunión de mayo-junio, el Comité examinó 15 casos. En total hay 108 casos presentados ante el Comité.

    El Comité hizo notar en forma especial los casos relacionados con la libertad sindical en Cuba, Venezuela y Zimbabwe.

    En el caso de Cuba el Comité lamentó profundamente el tajante rechazo del Gobierno a la propuesta de una misión de contactos directos que había sido propuesta por el Comité en noviembre de 2003.

    El Comité además deploró que el gobierno no haya enviado las sentencias solicitadas en relación con el caso de siete representantes sindicales que fueron condenados a largas penas de prisión de hasta 26 años, obstruyendo la capacidad del Comité para examinar esas sentencias, en vista de los cargos demasiado generales o genéricos presentados contra estos individuos. Dada la falta de información concreta por parte del gobierno con respecto a estos procesamientos, el Comité instó al Gobierno a que tome medidas para la inmediata liberación de los sindicalistas.

    Con respecto al monopolio establecido en la ley para la representación sindical, el Comité urgió al Gobierno a que adopte sin demora nuevas disposiciones y medidas para reconocer en la legislación y en la práctica el derecho de los trabajadores de constituir organizaciones que estimen conveniente, independientes de la actual estructura sindical.

    En el caso de Venezuela, el Comité examinó dos casos contra el Gobierno. Uno de ellos planteado por organizaciones de trabajadores de ese país (CTV, UNAPETROL y FEDEUNEP), y el otro por parte de la organización de empleadores (FEDECAMARAS).

    En el primer caso, presentado por las organizaciones de trabajadores venezolanas y por la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL), el Comité instó firmemente al Gobierno a que tome medidas para dejar sin efecto la orden de detención contra el presidente de la CTV, Carlos Ortega, y a garantizar que pueda regresar al país para poder ejercer las funciones sindicales sin ser objeto de represalias. El Comité además instó al Gobierno a reconocer al comité ejecutivo de la CTV y a que se abstenga de declaraciones que pudieran mostrar hostilidad hacia esta organización sindical, así como que se abstenga de promover la creación de otras organizaciones o centrales sindicales.

    En el segundo caso, presentado por FEDECAMARAS y la Organización Internacional de Empleadores, el Comité destacó la gravedad de los hechos alegados un año atrás, y deploró que el Gobierno no responda específicamente a una parte importante de estos.

    El Comité expresó de manera general su grave preocupación por la deficiente situación de los derechos de las organizaciones de empleadores, sus representantes y sus afiliados, y recordó que los derechos de las organizaciones de trabajadores y empleadores sólo pueden ejercitarse en un clima libre de violencia, de presiones o de amenazas de toda índole contra los dirigentes y afiliados de tales organizaciones.

    El Comité deploró la detención de Carlos Fernández, presidente de FEDECAMARAS, por considerar que es discriminatoria y tuvo como objetivo neutralizarlo o ejercer represalias por sus actividades de defensa de los intereses de los empleadores, e instó al Gobierno a tomar las medidas a su alcance para que deje sin efecto el procedimiento judicial contra este dirigente, para que pueda regresar sin demoras a Venezuela sin riesgo de represalias.

    subir


     

    GOBIERNO, TRABAJADORES Y EMPLEADORES ARGENTINOS FIRMARON ACUERDO PARA PROGRAMA NACIONAL DE TRABAJO DECENTE

    El Ministro de Trabajo de Argentina Carlos Tomada, el representa de los empleadores Daniel Funes de Rioja y el Presidente de la Conferencia Internacional del Trabajo Milton Ray Guevara durante la firma del acuerdo

    El Gobierno argentino, representantes de las organizaciones de empleadores y trabajadores y el Director General de la OIT firmaron un acuerdo para la elaboración y la implementación en Argentina de un Programa Nacional de Trabajo Decente con miras a articular las políticas macroeconómicas con las políticas sociales y laborales.

    La firma del acuerdo, que tuvo lugar en un evento especial organizado el marco de la 92 Conferencia Internacional del Trabajo, establece que la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) brindará cooperación técnica directa y movilizará recursos que permitan un mejor alcance de las metas del Programa.

    El "Memorando de Entendimiento" fue firmado por el ministro del Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina Carlos Tomada, el Director General de la OIT Juan Somavia y los representantes de los empleadores y trabajadores Daniel Funes de Rioja y Rodolfo Daer.

    "Estamos realizando-dijo el Ministro Tomada al comentar el acuerdo-grandes esfuerzos para promover la generación de empleo como elemento articulador del crecimiento económico y social , constituyendo un, punto de inflexión respecto a las políticas que dominaron el panorama nacional de los últimos 30 años"

    El acuerdo está basado en una serie de prioridades nacionales de desarrollo asumidas por el Gobierno Argentino entre las que se destacan la ley de Ordenamiento laboral que dispone que "el Ministerio de trabajo, Empleo y Seguridad Social promoverá la inclusión del concepto de trabajo decente en las políticas públicas nacionales, provinciales y municipales". Asimismo, el acuerdo firmado en Ginebra tiene como antecedentes la adopción por parte de Argentina de los Objetivos del Milenio que incluyen la promoción del trabajo decente y el logro de metas para el año 2015 entre las que se cuentan la cobertura de la protección social de dos tercios de la población activa, la erradicación del trabajo infantil y la reducción del desempleo por debajo del 10 %.

    El Director General de la OIT Juan Somavía destacó que la firma del acuerdo entre los actores sociales en Argentina ilustra la emergencia de "un consenso internacional para hacer del trabajo decente un objetivo global que se inserte en la lógica del desarrollo social, el desarrollo económico y el desarrollo democrático".

    El enfoque y la estrategia del Programa Nacional de Trabajo Decente se basan en dos ejes principales: el primero es la integración de políticas laborales y de empleo con políticas económicas (monetarias, fiscales, cambiarias, industriales y comerciales) y políticas sociales (educación, protección social y salud); el segundo toma en cuenta las políticas y programas que dependen del propio Ministerio del trabajo o sus estructuras descentralizadas entre las que se cuentan políticas activas de empleo y formación, políticas de regularización del trabajo no registrado y políticas para la extensión de la cobertura del sistema de protección social.

    El acuerdo pone de relieve la importancia del diálogo social y subraya que el mismo "deberá contribuir de manera significativa a la adopción e implementación exitosa de políticas coherentes"

    El representante de los trabajadores Rodolfo Daer comentó que el trabajo decente representa "un ordenador social " y que el acuerdo contribuirá a "promover el empleo decente como modelo de crecimiento y eje de las políticas económicas y sociales"

    Hablando en nombre de los empleadores argentinos, Daniel Funes de Rioja dijo que "Argentina tiene que reestablecer la cultura del trabajo" y llamó a construir un modelo de país en el que "los trabajadores puedan consumir, las empresas puedan crear empleo y la economía pueda competir a nivel global".

    Desde el año 2002 la OIT, a través de su Programa de respuesta a las crisis y reconstrucción, ha realizado un Plan de acciones inmediatas, el Proyecto "Enfrentando los retos al Trabajo Decente en la crisis " y desde este año se puso en marcha un Programa de apoyo para la reactivación del empleo en Argentina (AREA), con una importante colaboración del Gobierno italiano a través de Italia Lavoro.

    subir


     

    NUEVO INFORME DE LA OIT ALERTA SOBRE SITUACIÓN DE LOS NIÑOS EN EL SERVICIO DOMESTICO EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE

    Se estima que una gran parte de los aproximadamente dos millones de niños, y sobre todo de niñas, que trabajan en el servicio doméstico en América Latina y el Caribe lo hacen en condiciones de explotación.

    Escuche en Radio Naciones Unidas un reportaje especial sobre este tema 

    Al menos 2 millones de niños -y principalmente de niñas- que trabajan en el servicio doméstico en América Latina y el Caribe son, en su gran mayoría, víctimas de diversos tipos de explotación que va desde los malos tratos verbales y emocionales hasta el abuso sexual y la violencia física, alertan un nuevo informe de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT)* y varios estudios conexos** preparados con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se conmemoró el 12 de junio. El informe, que reúne una serie de investigaciones sobre el fenómeno del trabajo infantil doméstico en diversas regiones y países del mundo, documenta de manera exhaustiva la explotación que sufren estos niños y hace un llamado a los gobiernos para que tomen con urgencia, iniciativas que permitan eliminar esta forma de trabajo infantil.

    Según la OIT, cerca de diez (10) millones de niños en todo el mundo, muchos de ellos con apenas diez (10) años, trabajan "ocultos" en las viviendas de los empleadores sin que sus tareas puedan, en la mayoría de los casos, ser controladas o reglamentadas. Tras las puertas cerradas puede y suele haber violencia y malos tratos sin que en el exterior nadie se entere; "en estos casos -dice el informe- se considera que el niño padece una de las peores formas de trabajo infantil".

    El informe identifica al trabajo infantil doméstico como las tareas domésticas desempeñadas por niños que no han cumplido la edad mínima legal de admisión al empleo, en la casa de una tercera persona y en condiciones de explotación. La explotación es económica cuando el niño debe trabajar durante horarios prolongados sin disponer de tiempo libre y recibe un salario bajo o ninguna remuneración. A los trabajadores infantiles domésticos -señala el informe- se los explota porque normalmente carecen de protección social y jurídica y se los somete a duras condiciones de trabajo y a realizar tareas peligrosas como la manipulación de sustancias tóxicas. "Invariablemente -subraya el estudio- se les niega los derechos que, como niños, les concede el derecho internacional, incluido el derecho a jugar, a la salud y a estar a salvo del abuso y el acoso sexual, a visitar a su familia o ser visitados por ella, a reunirse con amigos, a un alojamiento digno y a la protección contra el maltrato físico y mental."

    A pesar de eso, en la mayoría de los países estudiados se considera que el servicio doméstico constituye un trabajo "seguro" para las niñas y preferible como una alternativa "más conveniente" para los hijos de familias pobres. La presunción de que el servicio doméstico es beneficioso para las niñas y la idea de que los empleadores aparecerían como "benefactores" que "están haciéndole un favor" a los niños al ofrecerles la oportunidad de dejar una vivienda pobre para ir a vivir en un "hogar superior", enmascara -dice el informe- "las relaciones sociales patriarcales según las cuales el servicio doméstico es una alternativa adecuada a la educación para las niñas y el hecho real de que la explotación de las niñas constituye un medio de adquirir mano de obra barata y reforzar la subordinación."

    Si bien el informe destaca la dificultad para proveer cifras precisas sobre el número de niños que son empleados domésticos, estimaciones realizadas en diversos países de América Latina (extraídas del informe y otros estudios conexos de la OIT sobre el tema), ilustran la magnitud del fenómeno en la región. Así, en Venezuela, 60% de todas las niñas de entre 10 y 14 años que trabajan lo hacen en el servicio doméstico. Tan sólo en Lima, la capital de Perú, 110 mil niños se desempeñan como trabajadores domésticos. En Brasil, 450,000  niños de entre 10 y 17 años son trabajadores domésticos; 98% son mujeres y 69% de raza negra. Esto último sugiere una forma de discriminación o de establecimiento de "jerarquías" entre grupos de personas que viven en un mismo país o región. El informe da cuenta de un reciente estudio de la OIT realizado en Panamá acerca de los cuidadosos procesos de selección que realizan los empleadores que salen a buscar niñas indígenas a zonas aisladas y niñas afro-panameñas que viven en la ciudad. Se considera "lentas" a las niñas aborígenes y "demasiado vivaces" a las afro-panameñas. "En muchos casos -dice el estudio- se aísla y maltrata a las niñas aborígenes debido a que no hablan el idioma, tienen costumbres diferentes o no comprenden cómo realizar las tareas domésticas que les solicita el empleador no aborigen".

    Al estimar que en América Central y la República Dominicana unos 170.000 niños -de los cuales 87 % son niñas- trabajan en el servicio doméstico, el informe destaca que "el trabajo infantil doméstico tiene raíces culturales muy profundas en esta región, lo cual le ha concedido legitimidad y en gran medida lo ha hecho invisible." Bajo eufemismos como "niñas de la casa", "criadas" o "mucamas", se estima que alrededor de 40,000 niños de entre cinco y 17 años trabajan en el servicio doméstico en Guatemala. Resultados contenidos en una serie de estudios de "evaluación rápida" en varios países de América Central ayudan a ilustrar el problema del trabajo infantil doméstico en la región: en El Salvador, el 66,4 por ciento de las niñas que realizaban trabajo doméstico informaron que habían sido sometidas a maltrato físico o psicológico, en muchos casos a abuso sexual, y que siempre estaba presente la amenaza de que sus empleadores les hicieran avances sexuales; en Nicaragua, el 89,5 % de 250 niños encuestados comenzó a trabajar a la edad de siete años en jornadas laborales que duraban entre 15 y 16 horas; en Honduras, siete de cada diez niños de los 250 encuestados debían comenzar a trabajar a las seis de la mañana y más de la mitad no se acostaba hasta después de las nueve de la noche.

    "Sin lugar a dudas -advierte el informe- las pruebas recabadas en América Central y la República Dominicana indican que la mayoría de los niños se encuentran en una situación de explotación económica y que realizan tareas que pueden poner en riesgo su integridad física, emocional y moral y que, en algunos casos, trabajan en las peores formas de trabajo infantil."

    El estudio de la OIT concluye con un llamado a los gobiernos para que incluyan la eliminación del trabajo infantil doméstico en sus políticas nacionales y a la sociedad toda para proteger a los niños en sus comunidades mediante iniciativas de desarrollo social y de educación que permitan apoyarlos y rescatarlos de quienes, a puertas cerradas, los utilizan sin tener en cuenta sus derechos como seres humanos y sus necesidades como niños.

    -------------------------------------

    *  "¿Ayudantes o esclavos? Comprender el trabajo infantil doméstico y cómo intervenir", Oficina Internacional del Trabajo, 2004.

    ** http://www.oit.org.pe/ipec/tid/home.php

    subir


     

    NUEVA SEDE REGIONAL DE LA OIT PARA AMERICA LATINA Y EL CARIBE

    Con un discurso del presidente del Perú Alejandro Toledo convocando a la OIT a acompañar a los pueblos y los gobiernos de América latina en el logro de la justicia social y el crecimiento económico con equidad, quedó inaugurada el 25 de mayo en Lima la nueva sede regional de la OIT para América Latina y el Caribe.

    La ceremonia inaugural que congregó a unos 400 representantes del mundo del trabajo, de la empresa, de las organizaciones internacionales, de la comunidad académica, la sociedad civil y actores políticos y sociales de la región, sirvió para reafirmar el compromiso de la OIT con los principios de su propuesta de trabajo decente para todos en América Latina y el Caribe.

    “Le pido hoy a la OIT-dijo el Presidente Toledo en el discurso inaugural - con la autoridad moral, con la visión social, que se ponga en pie y nos acompañe en la concreción de los objetivos programáticos de la Cumbre del Grupo de Río en 2003”. La propuesta de los presidentes de América latina plantea ampliar y estabilizar la inversión pública, modificando las prácticas de contabilidad fiscal para lograr más ahorro corriente y mayor inversión productiva.

    El presidente de la República del Perú reiteró en su discurso su apoyo personal y del Gobierno con los principios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y con la necesidad de generar el diálogo social entre empresarios, trabajadores y el Poder Ejecutivo. “Esto lo estamos practicando en el Consejo Nacional de Trabajo”, indicó el Presidente Toledo al tiempo que ratificó el compromiso de su Gobierno de generar más puestos de trabajo digno.

    El Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Agustín Muñoz, recordó el legado histórico de los actores sociales que contribuyeron a forjar una conciencia y a emprender un combate en torno a los imperativos de justicia social y democracia en una región donde, recordó, persisten graves problemas de desigualdad, exclusión social y pobreza agudizados por un proceso de globalización muchas veces excluyente. “En una región como la nuestra- señaló- los grandes consensos ciudadanos identificados en la Democracia y la Globalización, necesitan de alguna manera ser reafirmados con una visión moderna de la Sociedad y de la Economía….Democracia debe ser sinónimo de Justicia Social y la Globalización debería extender sus positivos resultados al conjunto de la población…Esa es la tarea de hoy. Convertir la presencia ineludible de la globalización en una oportunidad no sólo para algunos, sino para todos. Esto reclama asumir los cambios presentes en los escenarios productivos y saber que frente a ellos una nueva educación, una capacitación permanente y efectiva, un diálogo real entre trabajadores y empresarios son cuestiones esenciales para mantener la cohesión de la sociedad.”

    El Director General de la OIT Juan Somavía estuvo presente en la ceremonia mediante un mensaje de video en el que puso de relieve el simbolismo de la inauguración de la nueva sede regional frente a los retos que aguardan a la OIT en la región. “Hoy- dijo- cuando celebramos con orgullo la inauguración de nuestra nueva sede, reafirmamos nuestro compromiso de fortalecer la democracia y de desarrollar en el campo del empleo y del trabajo, el potencial de cada hombre y mujer a fin de avanzar hacia la creación de sociedades inclusivas y no excluyentes. Nos une la necesidad de integrar la política económica con el progreso social, de tomarle el pulso a las transformaciones mundiales, de comprender el proceso irreversible de la globalización e intentar darle un curso más humano, de situar la creación de empleo en el centro de las estrategias de desarrollo, de seguir luchando sin tregua contra la injusticia social y la creación de trabajo decente para todos”.

    La representante del grupo de los trabajadores en el Consejo de Administración, la señora Hilda Anderson llevó la voz de la representación tripartita en la OIT y subrayó la importancia del diálogo social en la construcción de sociedades más justas y equitativas. “La arquitectura institucional de esta nueva sede-recordó- está representada por la voluntad concertada de gobiernos, trabajadores y empleadores en la búsqueda del diálogo social como herramienta del desarrollo de nuestras sociedades.

    subir


     

    CUMBRE DE GUADALAJARA ASUME COMPROMISO CON LOS PRINCIPIOS DE TRABAJO DECENTE DE LA OIT

    La III Cumbre de la Unión Europea con América Latina y Caribe reunida en Guadalajara, México, entre el 28 y 29 de mayo destacó en su declaración final su compromiso con la propuesta de Trabajo Decente impulsada por la OIT . El documento de la Declaración de Guadalajara rubricado por los 58 países participantes declara su compromiso con “los principios del trabajo decente proclamados por la Organización Internacional del Trabajo, con la convicción de que el respeto por los derechos y la dignidad de los trabajadores es vital para lograr la reducción de la pobreza y el desarrollo social y económico sostenible de nuestros pueblos”

    Los mandatarios de los 33 países latinoamericanos y caribeños y 25 de la Unión Europea destacaron además "que la pobreza, la exclusión social y la desigualdad son afrentas a la dignidad humana". Los 58 gobiernos se comprometieron a esforzarse por encontrar "una solución eficaz, justa y duradera al problema de la deuda que afecta a los países de América Latina y Caribe, teniendo en cuenta las metas prioritarias de desarrollo social y económico".

    En la declaración, los jefes de Estado y de Gobierno declararon su voluntad de promover la cohesión social combatiendo la pobreza y la exclusión.

    Más allá de la situación coyuntural de cada país, de esta cumbre parecen haber surgido tres mensajes centrales. Primero, que para que sea sustentable la globalización debe construirse de manera multilateral, con unas reglas de juego comunes y aceptadas por todos. Segundo, que los países y la cooperación internacional deben preocuparse por atender la desigualdad social que no permite el crecimiento y pone en riesgo las democracias. Y, por último, que debe promoverse la integración de los países para crear condiciones de competencia menos desventajosas para los más pequeños y para facilitar el acceso a mercados más grandes.

    Asimismo los delegados se comprometieron a “reforzar los mecanismos de cooperación dirigidos a grupos vulnerables y excluidos dentro de nuestras sociedades, prestando especial atención a la lucha contra la discriminación y a la promoción de la participación activa de minorías y pueblos indígenas en las políticas y programas públicos que les conciernan. Igualmente, daremos prioridad a la promoción de la igualdad de género, reconociendo la necesidad de promover el empoderamiento de la mujer y de eliminar los obstáculos estructurales para alcanzar este objetivo.

    Uno de los grupos de trabajo de la Cumbre dirigido por la Presidente de Finlandia Tarja Haalonen destacó en su informe sobre cohesión social la necesidad de identificar sinergias entre las organizaciones internacionales, tales como la Organización Mundial del Comercio y la Organización Internacional del Trabajo y subrayó que la solidaridad a través de mecanismos financieros apropiados debe ser igualmente global.

    Al resolver dar mayor prominencia a las cuestiones sociales dentro de las
    prioridades de la cooperación entre Europa y América latina, los delegados saludaron la adopción del programa EUROSOCIAL, cuyo objetivo es promover intercambios de experiencias, conocimiento especializado y buenas prácticas en el campo social entre las dos regiones, en particular en los sectores de empleo, educación y salud,”que son fundamentales para aumentar la cohesión social.”

    subir


     

    La 92ª Conferencia Internacional del Trabajo comienza el 1 de junio.
    DELEGADOS DEFINIRÁN PAPEL DE LA OIT PARA LOGRAR UNA GLOBALIZACIÓN JUSTA, DEBATIRÁN SOBRE LIBERTAD SINDICAL Y MIGRACIONES, Y ACTUALIZARÁN NORMAS LABORALES

    Los nuevos desafíos que deberá afrontar Organización Internacional del Trabajo (OIT) para contribuir a alcanzar una globalización más justa y equitativa, serán analizados por Jefes de Estado y de Gobierno, ministros y representantes de los empleadores y trabajadores asistentes a su Conferencia anual entre el 1 y el 17 de junio.

    Los delegados de los 177 países miembros que asistirán a la 92ª Conferencia Internacional del Trabajo también discutirán sobre nuevas estrategias multilaterales para abordar la situación de un número cada vez mayor de trabajadores migrantes, completarán el desarrollo de una nueva norma sobre desarrollo de recursos humanos, revisarán la situación de los derechos fundamentales de trabajadores y empleadores, las condiciones laborales en el sector pesquero, y la situación de los trabajadores en los Territorios árabes ocupados, Myanmar y otros países.

    La globalización será el tema principal de la sesión del 7 de junio, durante la cual los Presidentes de Finlandia, Tarja Halonen, y de Tanzania, Benjamín Mkapa, presentarán el informe de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización */ , que ambos copresidieron. También hablarán sobre este tema la Primera Ministra de Nueva Zelandia, Helen Clark, el Presidente de Bulgaria, Georgi Parvanov, y los representantes tripartitos de la OIT.

    El Director General de la OIT, Juan Somavia, se dirigirá a la Conferencia en dos oportunidades. El 1 de junio hablará sobre una serie de temas relacionados con las actividades de la OIT, y el 7 de junio se referirá a la forma en que la Organización puede hacer un aporte para el desarrollo de nuevas estrategias sobre globalización con la presentación de su informe “Por una globalización justa: El papel de la OIT”.

    “El informe de la Comisión coloca a la OIT en una encrucijada. En él se ha argumentado de manera convincente que la única globalización sostenible será una globalización basada en la equidad”, dice Somavia. “Dentro del marco del sistema global de gobernanza que está emergiendo lentamente, la OIT tiene un papel rector que desempeñar en la promoción de trabajo decente para todos … El trabajo decente tiene que ser un objetivo global, y no únicamente un objetivo de la OIT”.

    En la sesión de apertura del 1 de junio los delegados elegirán a las autoridades de la Conferencia.


    Programa de trabajo

    Las comisiones de la Conferencia estarán dedicadas a analizar una serie de temas que afectan las condiciones laborales y el desarrollo de recursos humanos.

    La Comisión sobre Trabajadores Migrantes realizará una discusión general basada en un informe de la OIT titulado “En busca de un compromiso equitativo para los trabajadores migrantes en la economía globalizada”. El informe dice que el número de personas que cruzan las fronteras en busca de trabajo y seguridad – unos 86 millones de adultos en la actualidad- va a aumentar rápidamente en las próximas décadas debido a que la globalización no genera puestos de trabajo y oportunidades económicas en los países donde la gente nace y donde generalmente preferiría vivir.

    La Conferencia también incluirá la segunda discusión de una nueva norma internacional sobre desarrollo de recursos humanos. El nuevo instrumento debería reemplazar la Recomendación sobre desarrollo de recursos humanos (Nro. 150) adoptada en 1975, y el propósito es reflejar nuevos enfoques relacionados con educación continua y capacitación que ya están siendo aplicados por algunos países.

    La Comisión sobre trabajo en el sector pesquero discutirá sobre una nueva norma internacional para el sector basada en la revisión de siete instrumentos ya existentes en la OIT, cinco Convenios y dos Recomendaciones. Uno de los objetivos es reflejar los cambios experimentados en el sector durante los últimos 40 años, con el propósito de lograr un mayor número de ratificaciones que permita cubrir una gran parte de los trabajadores pesqueros del mundo, en especial aquellos que se desempeñan en embarcaciones de menor tamaño.

    Durante las discusiones de la plenaria, los delegados tripartitos van a revisar el último informe de la OIT sobre la situación de los trabajadores en los Territorios árabes ocupados, y otro sobre la aplicación del programa de la Organización en los años 2002-2003.

    El 10 de junio la sesión plenaria de la Conferencia va a discutir el nuevo informe global de la OIT sobre libertad sindical y de asociación titulado “Organizarse en pos de la justicia social”. Este informe dice que el respeto por los derechos laborales fundamentales ha mejorado y la situación es más alentadora que hace cuatro años, aún cuando persisten acciones de intimidación contra trabajadores y empleadores que buscan organizarse, incluyendo muertes, detenciones y violencia .

    El informe global forma parte de las actividades de seguimiento de la Declaración de la OIT sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo, adoptada por la Conferencia en 1998, y tiene como objetivo producir un plan de acción para los próximos cuatro años.

    La Conferencia también discutirá sobre la situación del trabajo forzoso en Myanmar en la Comisión de aplicación de normas. El oficial interino de enlace de la OIT en Yangon entregará información sobre los últimos acontecimientos.

    El Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que será conmemorado el 11 de junio, este año está dedicado a la situación de los niños en el servicio doméstico. Una mesa redonda discutirá en Ginebra el informe “¿Ayudantes o esclavos? Comprender el trabajo infantil doméstico y cómo intervenir”. En diversos lugares del mundo se realizarán foros, conferencias, exhibiciones y otros eventos con representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores, y de los niños y sus comunidades.

    ******

    La Conferencia Internacional del Trabajo tiene por cometido adoptar normas internacionales del trabajo y supervisar su cumplimiento, establecer el presupuesto de la Organización y elegir a los miembros del Consejo de Administración. Desde 1919, la Conferencia ha servido de importante foro internacional para debatir sobre cuestiones sociales y laborales de alcance mundial.

    Se prevé que la Conferencia reúna a más de 3.000 delegados, entre los que se encuentran ministros de trabajo y dirigentes de las organizaciones de trabajadores y de empleadores de los 177 Estados Miembros de la OIT. Cada Estado Miembro tiene derecho a enviar cuatro delegados a la Conferencia: dos por parte del Gobierno y otros dos en representación, respectivamente, de los trabajadores y de los empleadores, cada uno de los cuales puede hacer uso de la palabra y votar con plena independencia.

    _______________

    */Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización, http://www.ilo.org/wcsdg .

    subir


     

    Nuevo informe de la OIT: LA ECONOMÍA MUNDIAL INCLUYE EN SU POBLACIÓN ACTIVA A 86 MILLONES DE MIGRANTES

    Unas 86 millones de personas adultas, que representan casi la mitad de todos los migrantes y refugiados del mundo, desarrollan una actividad económica, tienen empleos o se dedican a alguna otra ocupación remunerada, de acuerdo con un informe difundido hoy por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

    El informe también advierte que el numero de migrantes que cruzan las fronteras en busca de empleo y seguridad humana aumentará rápidamente en las próximas décadas, debido a que la globalización no ha generado puestos de trabajo y oportunidades económicas en sus países de origen.

    “Si vemos la economía mundial desde la perspectiva de la gente, nos daremos cuenta que su mayor falla estructural es la incapacidad para generar empleos donde las personas viven”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. “Tenemos que encontrar la manera de conseguir trabajos decentes para este vasto flujo de migrantes a través de acciones y políticas multilaterales”, agregó.

    El número de personas migrantes aumentó en seis millones anuales durante los años 90, de acuerdo con datos disponibles al momento de elaborar este informe. Si los 175 millones de migrantes contabilizados el año 2000 formaran una entidad política propia, sería el quinto país más poblado del planeta.

    El informe “En busca de un compromiso equitativo para los trabajadores migrantes en la economía globalizada” 1/ dice que “la migración involucra un número creciente de países, ya sean países de emigración, de inmigración, o de tránsito, o todo ello a la vez”, y asegura que por este motivo es preferible una acción multilateral antes que respuestas unilaterales.

    Este nuevo informe de la OIT es divulgado como parte de los preparativos para un debate sobre el tema previsto en la Conferencia Internacional del Trabajo que se llevará a cabo del 1 al 17 de junio. El documento sostiene que se requiere de un enfoque multilateral para gestionar adecuadamente la migración,  que es “un tema central de nuestro tiempo”.

    La discusión general sobre trabajadores migrantes  que se realizará en la Conferencia es el debate de más representativo y de más alto nivel que se ha realizado sobre este tema en los últimos 10 años, con la participación de ministerios del Trabajo y representantes de empleadores y trabajadores de los 177 países miembros de la OIT.


    El informe destaca los siguientes temas:

    • Los efectos económicos de la inmigración en países receptores son principalmente beneficiosos, ya que los recién llegados contribuyen al rejuvenecimiento de la población y a estimular el crecimiento económico sin inflación. Después de la Segunda Guerra Mundial los trabajadores inmigrantes contribuyeron para el crecimiento sostenido de Europa durante más de 30 años. En Asia oriental y occidental los trabajadores migratorios contribuyeron desde los años 70 a transformar las ciudades en metropolis relucientes.
        
    • Los países de origen pueden sufrir una “fuga de cerebros” cuando enfrentan la emigración de trabajadores capacitados. Casi 400.000 científicos e ingenieros de países en desarrollo trabajan en investigación y desarrollo en países industrializados. Jamaica y Ghana, por ejemplo, tienen más doctores formados en sus escuelas fuera de sus países que dentro.
       
    • Los migrantes proveen un gran flujo de remesas de dinero hacia sus países, estimado en unos 80.000 millones de dólares anuales (2002), lo que representaría la segunda fuente de recursos externos para los países en desarrollo, de acuerdo con datos recopilados por el Banco Mundial.
       
    • 49 por ciento de los migrantes son mujeres. Y cada vez son más las mujeres que deciden viajar por su cuenta, como las principales generadoras de ingresos de sus familias.
       
    • Entre 10 y 15 por ciento de los migrantes son irregulares, un fenómeno que no es exclusivo de los países desarrollados. “La envergadura de los flujos de migración irregular pone claramente de manifiesto que la demanda por trabajadores migrantes legales no está cubierta”.

     

    El informe hizo notar que muchos migrantes trabajan en condiciones de abuso y explotación, que algunas veces son víctimas de trabajo forzoso, a menudo les son negados sus derechos sindicales y son objeto de discriminación y xenofobia.

    Los trabajadores migrantes en situación irregular “enfrentan los mayores riesgos en materia de derechos humanos y libertades fundamentales cuando son reclutados, transportados y empleados sin apego a las leyes”.

    “La migración representa para los gobiernos uno de los problemas de política más complejos”, agrega el informe que plantea los delegados tripartitos ante la Conferencia Internacional del Trabajo de este año considerar la adopción de un plan de acción integral con el objetivo de mejorar las condiciones de los trabajadores migratorios, y promover formas más ordenadas de migración.

    El informe dice que las diferencias económicas, políticas y demográficas entre los países, así como la falta de trabajo decente, seguridad humana y libertades individuales, contribuyen a explicar el fenómeno de la migración en el mundo actual.

    “Los costos sociales de la migración laboral, en cuanto a familias y comunidades desintegradas, son por lo menos igualmente importantes que los costos económicos, aunque sean menos mensurables”. El informe destaca que en algunos países de origen parece haberse desarrollado una “cultura de la emigración”.

    Al mismo tiempo hay “profundas consecuencias para los países receptores”, pero también existe un problema de percepción sobre el impacto de la migración. El informe cita estudios de Europa occidental y de Estados Unidos según los cuales el impacto de las migraciones sobre los salarios ha sido mínimo. En algunos casos se asegura que incluso ha habido un mejoramiento de los salarios de los trabajadores más capacitados en momentos de alta migración.

    Sin embargo lo que se transforma en tema de discusión pública suelen ser los ajustes sociales que implica recibir a inmigrantes de un origen étnico diferente. “En especial en los casos en que no se produce una integración, la migración puede ser el origen de tensiones étnicas”.

    El tema de la migración figura en forma destacada en la agenda internacional. El reciente informe de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización 2/ destacó la importancia de este tema entre sus recomendaciones, y ha iniciado sus trabajos una Comisión Mundial sobre las Migraciones Internacionales que entregará sus conclusiones al Secretario General de la ONU y otras partes interesadas. En 2006 el Diálogo de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones unidas estará dedicado al tema de migraciones y desarrollo.

     


    1/   En busca de un compromiso equitativo para los trabajadores migrantes en la economía globalizada, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, ISBN 92-2-313043-3:  http://ww.ilo.org/public/spanish/standards/relm/ilc/ilc92/pdf/rep-vi.pdf.

    2/   Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización: http://www.ilo.org/public/spanish/wcsdg/index.htm.

    subir


     

    INFORME GLOBAL DE LA OIT: MEJORA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS LABORALES FUNDAMENTALES AUNQUE PERSISTEN VIOLACIONES GRAVES

    El informe expresa su preocupación por la situación en Colombia y Venezuela 

    El respeto por los derechos laborales fundamentales ha mejorado y la situación es más alentadora que hace cuatro años, aún cuando persisten acciones de intimidación contra trabajadores y empleadores cuando buscan organizarse, incluyendo muertes, detenciones y violencia, dice un nuevo informe de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

    “Se observan persistentes violaciones al derecho a la libertad sindical y de asociación de los trabajadores y de los empleadores, que revisten diversas formas, incluido el asesinato, la violencia, el encarcelamiento y la negativa a conceder a las organizaciones el derecho legal a existir y funcionar”, dice el informe Organizarse en pos de la justicia social, publicado como parte del seguimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo 1/.

     “Hay quien sigue perdiendo la vida y la libertad al intentar organizarse y defender sus derechos fundamentales de forma colectiva”, plantea el informe.

    A pesar de los progresos obtenidos con la cooperación técnica y las ratificaciones, el sistema de control de cumplimiento de las normas sigue detectando violaciones en todas las regiones del mundo. En algunos casos son problemas persistentes y preocupantes. Uno de los casos al que se le ha dado mayor atención es el de Colombia, donde un programa especial de cooperación técnica busca proteger a los dirigentes sindicales de la violencia y los asesinatos. En el caso de Venezuela, tanto organizaciones de empleadores como de trabajadores han presentado protestas contra las políticas del Gobierno.

     Sin embargo, este informe también advierte que hay signos alentadores de avance en el respeto de estos derechos laborales, al plantear que ha habido “una tendencia en general positiva, vinculada a la propagación de la democracia, los elevados índices de ratificación de las normas internacionales del trabajo fundamentales y la mayor transparencia en los mercados mundiales”, y que eventualmente podría alcanzarse un nivel de ratificación universal de los convenios más relevantes.

     Por otra parte el informe dice que hay un mayor reconocimiento al hecho que la libertad sindical y de asociación y del derecho a la negociación colectiva “incide de manera importante en la solidez del desarrollo económico … al propiciar el reparto de los beneficios del crecimiento y fomentar la productividad, las medidas de ajuste y la paz laboral”.

     “El derecho a organizarse es una de las herramientas más poderosas para promover el trabajo decente y un desarrollo sostenible que permita reducir la pobreza”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia.

     “Se trata de un derecho humano fundamental en el campo del trabajo, un derecho vinculado al desarrollo del cual no podemos prescindir. En este caso la pregunta ya no es si corresponde o no respetar estos principios y derechos, sino cuál es la mejor manera de respetarlos y utilizarlos”, agregó.

     Organizarse en pos de la justicia social es el segundo informe mundial sobre libertad sindical y de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva publicado en el marco de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, que fue adoptada en 1998 por la Conferencia Internacional del Trabajo.

     El anterior había sido difundido hace cuatro años, y el nuevo documento examina medidas adoptadas desde entonces, así como la cooperación técnica que la OIT ha aportado para respaldar a sus mandantes en la aplicación práctica de estos principios y derechos en el trabajo.


    Tendencias positivas, soluciones factibles

     El informe destaca que ha habido avances “positivos y alentadores” en la promoción de los derechos fundamentales en el trabajo, incluyendo el de libertad sindical y de asociación y del derecho a la negociación colectiva, desde que en el año 2000 2/ hiciera notar que “en la práctica, aún falta mucho para conseguir una aceptación universal de esos principios y derechos fundamentales”. Este año, en cambio, la OIT “está avanzando hacia una ratificación universal” de los convenios relacionadas con estos derechos.

     Durante los últimos cuatro años además del aumento en las ratificaciones de las normas laborales internacionales fundamentales, la OIT ha notado que estas adhesiones han sido complementadas con una mayor concientización sobre la necesidad de avanzar en reformas legales, un mayor diálogo social y cooperación entre gobiernos, empleadores y trabajadores.

     Con respecto a la situación de algunos grupos específicos de trabajadores, el informe destaca que pese a la magnitud del desafío se están logrando avances en la protección de empleados públicos, de migrantes, así como de trabajadores en la agricultura, en zonas francas industriales, en los hogares y en la economía informal, que enfrentan difíciles condiciones laborales, exclusión de la protección legal, violencia y acoso cuando tratan de organizarse, abusos físicos, y relaciones de empleo ambiguas o disfrazadas.

     El informe incluye ejemplos de la asistencia técnica realizada en el marco de la Declaración de la OIT, con un importante respaldo financiero de donantes. Se cubren aspectos que van desde asesorías sobre las reformas legales has proyectos multifacéticos a largo plazo que operan en algunos países o en grupos regionales de todos los continentes.

     Entre estos hay un proyecto para la redacción de un nuevo código del trabajo para Timor Leste, y otro para diseñar el de Ucrania. En Africa, uno de los proyectos en marcha para Kenya, Uganda y Tanzania busca garantizar la libertad sindical y de asociación y del derecho a la negociación colectiva mediante reformas legales, mientras que en el Caribe otro proyecto tiene como meta mejorar la competitividad en la economía mundial superando las confrontaciones para avanzar hacia mejores relaciones laborales entre empresarios y trabajadores.

     En Asia y el Pacífico organizaciones nacionales de empleadores están trabajando con la OIT para aumentar la participación de las mujeres, dándole mayor espacio de participación a las empresarias.

     Estos son sólo algunos de los ejemplos del trabajo realizado en unos 50 países donde la OIT ha desarrollado actividades de cooperación técnica. Un número mayor de países ha recibido asesorías de la Organización.

     El resultado es que en apenas cuatro años “la combinación de actividades de cooperación técnica para promover la Declaración, incluyendo campaas de movilización, asesorías y capacitación, están teniendo un impacto”.

     En el marco de la Declaración la OIT trabaja con los mandantes para:

    • Superar los obstáculos que impidan la ratificación y la aplicación de las convenciones más importantes;
    • Apoyar las posibilidades de organización y negociación de grupos de trabajadores más vulnerables;
       
    • Entender mejor cómo estos principios pueden ayudar a la construcción de un mercado de trabajo que promueva los derechos, el desarrollo económico y la reducción de la pobreza; y
       
    • Profundizar los conocimientos, los servicios de asesoría, la cooperación técnica, la promoción y la concientización en torno a este tema.

     Organizarse en pos de la justicia social dice que en una sociedad globalizada la libertad sindical y de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva “aportan una línea de conexión entre los objetivos sociales y los requerimientos del mercado”. Agrega que de acuerdo con la evidencia recopilada estos derechos “ayudan a mejorar el rendimiento económico y comercial, y no tiene los efectos negativos que a menudo han sido pronosticados por algunos teóricos de la economía”.

     Los ejemplos concretos de acciones a nivel nacional realizadas con el respaldo técnico de la OIT que presenta el informe, confirman que el verdadero dilema es cómo poner en práctica estos principios y derechos.

    Progreso a nivel mundial

     El informe dice que durante los últimos cuatro años hubo notorios progresos en el proceso de ratificación de dos convenios fundamentales en los cuales se definen estos principios y derechos, y que en ambos casos se avanza hacia una posible ratificación universal por parte de la totalidad de los 177 estados miembros de la OIT. También advierte que la globalización plantea nuevos desafíos.

     En términos estrictamente numéricos, precisa el informe, este nivel de ratificaciones aún deja fuera de la protección de estos instrumentos internacionales a cerca de la mitad de los trabajadores del mundo. Por diferentes motivos, países grandes como Brasil, China, India, México y Estados Unidos aun no han ratificado los convenios fundamentales sobre libertad sindical y de asociación.

     El Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948 (núm. 87) ha sido ratificado por 142 estados miembros, por encima de los 135 que habían adherido hace 4 años. Y el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949 (núm. 98) ha recibido 154 ratificaciones, por encima de las 149 del ao 2000.

     A nivel regional las tasas de ratificación son variables. En Europa es de 96 por ciento para el Convenio núm. 87 y de 100 por ciento para el Convenio núm. 98. En Africa son de 87 por ciento y 96 por ciento, en América de 91 por ciento y 86 por ciento, en Asia Pacífico de 46 por ciento y 64 por ciento, y en los países árabes de 27 por ciento y 45 por ciento.

     Pero el informe también advierte que las ratificaciones no ofrecen un panorama completo de lo que ocurre en el mundo. “En muchas partes del mundo y en muchos sectores de la economía se presenta un hecho alarmante: no se respetan ni la libertad de asociación ni el derecho a la negociación colectiva”, dice el informe. “Incluso en los casos en que la legislación reconoce estos derechos, las personas que desean ejercerlos pueden enfrentarse con serias dificultades”.

      El informe recuerda que en el marco de la Declaración de la OIT todos los países miembros, “aun cuando no hayan ratificado los convenios aludidos, tienen un compromiso que se deriva de su mera pertenencia a la Organización de respetar, promover y hacer realidad, de buena fe y de conformidad con la Constitución (de la OIT), los principios relativos a los derechos fundamentales que son objeto de estos convenios”, y que incluyen la libertad sindical y de asociación y del derecho a la negociación colectiva 3/. La OIT está dispuesta a ofrecer asistencia a todos los países, incluso a los más grandes, para apoyarlos en el proceso de ratificación y aplicación de estos convenios.


    _______________

    1/ Organizarse en pos de la justicia social, informe mundial relacionado con el seguimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, 2004, ISBN 92-2-313030-1. Precio: 20 francos suizos. Ver www.ilo.org/declaration.

    2/ Su voz en el trabajo, informe mundial relacionado con el seguimiento de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, Oficina Internacional del Trabajo. Ver www.ilo.org/declaration.

    3/ Para el texto completo ver Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento. www.ilo.org/declaration.

    subir


     

    El mundo del trabajo conmemoró el Día Mundial sobre la Seguridad y la Salud

    Bajo la consigna "Por el Trabajo y la Vida", gobiernos, sindicatos, empresarios, organizaciones internacionales y sociedad civil en Perú celebraron el Día Internacional por la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

    Los trabajadores, los empleadores, los gobiernos y los departamentos de seguridad y salud de todo el mundo, en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), celebraron el 28 de abril el Día Mundial sobre la Seguridad y la Salud en el Trabajo con objeto de resaltar la necesidad de contar con una nueva "cultura de seguridad" que reduzca o prevenga los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales que se cobran anualmente una media de 6.000 vidas diarias.

    Desde Lima hasta Zimbabwe, desde Bhopal hasta Bélgica, la OIT y sus interlocutores tripartitos organizaron diversos actos entre conmemoraciones a los trabajadores que han perdido la vida o la salud en accidentes de trabajo, coloquios, actos en memoria de las víctimas, marchas y programas televisivos destinados a promover esa "cultura de la seguridad" solicitada por la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT el año pasado.

    La OIT conmemoró el Día mundial para subrayar lo importante que es prevenir los accidentes y las enfermedades en el trabajo. El acto capitaliza puntos tradicionalmente fuertes de la OIT como son el tripartismo y el diálogo social, ya que reúne a los trabajadores y los empleadores, en concierto con los gobiernos, para aumentar la sensibilización sobre la seguridad y la salud en el trabajo.

    El Sr. Somavia, Director General de la OIT, declaró, a su vez, en otro mensaje destinado a este día que: "Toda cultura de seguridad debe nutrirse de la asociación y el diálogo - los gobiernos, los empleadores y los trabajadores reunidos en torno a un marco de derechos, deberes y responsabilidades, deben encontrar puntos en común y crear centros de trabajo seguros y saludables. Estoy firmemente convencido de que ésta es una de las áreas más fértiles para alcanzar un consenso en el mundo del trabajo."


    Un aniversario solemne

    Este año, la conmemoración coincidió con el 20 aniversario de uno de los peores desastres químicos nunca registrados: el escape de gas ocurrido en 1984 en la fábrica de plaguicidas Union Carbide en Bhopal (India), que mató a 2.500 personas, hirió a más de 200.000 en el espacio de unas horas y causó más tarde la muerte de otras 20.000.

    Además de las 400.000 muertes atribuibles a sustancias peligrosas que se producen cada año, la OIT advierte que esta cifra es sólo una parte de los aproximadamente 2 millones de accidentes mortales relacionados con el trabajo y de los aproximadamente 160 millones de enfermedades relacionadas con el trabajo que se producen anualmente. Esta triste estadística requiere un control mayor de los peligros basado en los convenios y las medidas de seguridad prácticas de la OIT como primera medida para crear una "cultura de la seguridad" global.

    En América Latina cerca de 140,000 personas mueren anualmente como consecuencia de su trabajo en ocupaciones de alto riesgo tales como la agricultura , la explotación forestal, la construcción, la minería, la industria química y la pesca. La OIT ha estimado que el costo anual de los accidentes de trabajo y enfermedades relacionadas con el trabajo representó en el año 2001 el 4 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) mundial o lo que es igual, 1.251.353 millones de dólares. Una conferencia de expertos reunidos por el Banco Interamericano de Desarrollo en el año 2000 indicó que la falta de conciencia y escasa observancia de la legislación sobre Seguridad y salud en el trabajo en América Latina exponía a un 80 por ciento de la mano de obra en la región a accidentes de trabajo y consecuencias para la salud con un costo aproximado de 76 mil millones de dólares anuales, una cifra que a título comparativo es similar al PBI de Colombia (81.300 millones de dólares) y mayor que el PBI de Perú (53.500 millones de dólares).

    Trabajo sin riesgo y cultura de la seguridad, informe de la OIT presentado con ocasión del Día Mundial sobre la Seguridad y la Salud en el Trabajo, 2004.

    subir


     

    LA OIT INSTA A IDENTIFICAR AL EMPLEO COMO UNA PRIORIDAD POLITICA EN LAS ESTRATEGIAS DE DESARROLLO

    La Oficina Regional de la OIT presentó sus propuestas para el crecimiento del empleo de calidad a la Conferencia Regional del Empleo del MERCOSUR   

    La generación de trabajos de calidad debe plantearse como un objetivo central de la política económica de los países del MERCOSUR y no sólo como el resultado deseable del crecimiento económico, advierte un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo, que insta a identificar el empleo como una prioridad política en las nuevas estrategias de desarrollo en la región.

    El Informe de la OIT “Generación de trabajo decente y empleo de calidad en el MERCOSUR” que contiene una batería de propuestas en materias económica, social y laboral fue examinado por los delegados a la Conferencia Regional del Empleo de MERCOSUR que tuvo lugar en Buenos Aires el 15 y 16 de abril.

    Al trazar un diagnóstico sobre la situación del empleo en los cuatro países del MERCOSUR (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), el informe advierte que, ya sea por un alto índice de desocupación,  por una elevada dosis de informalidad y trabajo precario o por una alta proporción del empleo en actividades atrasadas, más del 50 % de la población económicamente activa (PEA) está afectada por el desempleo abierto o se encuentra ocupada en labores de bajísima productividad. “Las consecuencias de este hecho-alerta el informe- son muy serias, tanto por la gravedad de la exclusión e inequidad social como por la evidencia de que los modelos de crecimiento económico adoptados en el pasado no sirvieron para enfrentar esa situación”.

    El informe de la OIT pasa revista a las políticas económicas aplicadas en la mayoría de los países de América latina en los últimos quince años, “consistentes principalmente en  mantener una estabilidad de precios que permitiera el funcionamiento libre y estable de los mercados.” Un mercado con precios estables – se argumentaba- asignaría eficientemente inversión y trabajo a aquellos sectores y actividades que ofrecieren ventajas comparativas lo que induciría un crecimiento económico competitivo e inserto en las corrientes mundiales del comercio. Este crecimiento en sectores y actividades identificadas por el propio mercado tendría un efecto dinamizador sobre el resto de la economía y permitiría generar el empleo que los países necesitan, siempre que se eliminen las distorsiones que, se dice, existen en el mercado de trabajo. En este enfoque, por ejemplo, la política laboral se orienta esencialmente a reducir los costos laborales para lograr una mayor competitividad con precios estables. “En un contexto en el que se asume que las fuerzas del mercado asignan eficazmente recursos y adaptan espontáneamente los países a la evolución externa, no hay necesidad –dice el informe- de definir una estrategia de desarrollo y sus objetivos: la única estrategia necesaria será eliminar los obstáculos para el libre funcionamiento de los mercados.”

    El informe considera que existen otros cursos de acción posibles en política económica que descansan en suponer “que el libre juego de los mercados no conduce  automáticamente al pleno empleo de los recursos ni a la plena adaptación de la economía a un contexto externo cambiante.”  Al identificar al empleo como objetivo explícito de las políticas económicas y al no apoyarse en el ajuste espontáneo de los mercados para lograrlo, la OIT plantea en su informe una visión que “pone el énfasis en orientar y guiar el funcionamiento de los mercados hacia los objetivos considerados prioritarios de una sociedad: la adaptación a los cambios en el entorno externo, el trabajo decente con empleos de calidad, la satisfacción de las necesidades básicas, la justicia, la equidad y la libertad.”
     

    Hacia una estrategia de desarrollo diferente

    El documento de la OIT propone una estrategia de desarrollo para los países del MERCOSUR articulada en cuatro niveles: política macroeconómica, políticas meso económicas, políticas micro-económicas y políticas activas hacia el mercado laboral y de gasto social. 

    “La política macroeconómica- plantea la OIT- se basa esencialmente en un tipo de cambio real, competitivo y estable, que sirve de marco para un esquema de crecimiento.”

    Tomando nota que tanto la política cambiaria como la monetaria y la fiscal deben orientarse para defender una cierta meta de estabilidad de precios y de tipo de cambio real competitivo, el informe señala que la puesta en práctica de tales políticas redundarían en el estímulo a las exportaciones, a la producción nacional competitiva con importaciones y en el crecimiento del empleo.

    En el nivel meso-económico se recomienda la aplicación de políticas destinadas a facilitar la inversión, particularmente en sectores comerciables, a desarrollar la infraestructura productiva, a establecer un marco de seguridad jurídica  y a lograr un funcionamiento eficaz del sistema financiero y el mercado de capitales. El informe pone especial énfasis en medidas dirigidas a desarrollar “redes productivas” en los países del MERCOSUR que permitan estimular  la producción de bienes y servicios de alta tecnología .

    Dentro de las políticas macroeconómicas, el informe de la OIT alienta a impulsar  decisiones en las empresas  para aumentar la productividad total de todos los recursos, incluyendo la mano de obra. Ente estas decisiones, la OIT destaca las políticas de capacitación y formación, el acceso a las innovacionj4es, la articulación de la micro y pequeña empresa y el acceso a recursos para las mismas; la institucionalidad laboral compatible con un aumento de la productividad total y la difusión de estrategias de aumento y de la productividad a nivel de las empresas. El aumento de la competitividad-dice el informe-emerge en parte como resultado del aumento de la productividad vinculado al ajuste de los mercados. Pero también es cierto que hoy existen políticas deliberadas para fortalecer y ampliar decisivamente esas tendencias. “No puede lograrse, como se pretendió en el pasado reciente, con la simple reducción de los costos laborales, medios que condujeron a la precarización del mercado laboral.”

    El informe sostiene que una adecuada combinación de políticas meso y macroeconómicas permitirá gradualmente aumentar la productividad total a nivel micro y reducir los costos totales unitarios, constituyéndose poco a poco en la base de una productividad genuina que descanse en el esfuerzo productivo. La OIT está convencida de que esta aproximación no perjudica a los trabajadores ya que en un contexto de tipo de cambio real competitivo que aliente decisiones de inversión y expansión de la producción, las mejoras de la productividad son acompañadas con aumentos rápidos de la inversión que incrementan el empleo. Por otra parte-dice el informe-  el aumento de la productividad total es el factor decisivo que permitirá el aumento sostenido de los salarios reales de los trabajadores sin afectar decisiones de inversión. “Con ello-se argumenta- la pugna distributiva por el lado de los trabajadores no se limitará como en el pasado a lograr ajustes del salario nominal iguales a la inflación de manera de no perder capacidad adquisitiva, sino a negociar aumentos de salario real asociados al aumento de la productividad. Para los empleadores significa también, al igual que para los trabajadores, transitar de una negociación generalmente confrontacional a una negociación estratégica de suma positiva donde todas las partes ganan. “

    El informe llama a poner un énfasis especial en las políticas de gasto social focalizado orientadas a transferir ingresos y asegurar el acceso a nutrición, salud y vivienda para los más necesitados. “Estas políticas-estima la OIT- además de constituir un objetivo en si mismo estimulan la demanda”. Asimismo el documento insta a desarrollar políticas activas de empleo, orientadas a promover un mejor funcionamiento del mercado laboral y a establecer programas de empleo en diversas áreas prioritarias.

    El informe de la OIT concluye señalando que el crecimiento del empleo de calidad no depende de lo que se haga en un determinado programa activo de empleo, sino que es un objetivo asumido y un resultado buscado de una estrategia de desarrollo. En resumen, la propuesta presentada coloca al régimen macroeconómico de tipo de cambio real como marco general y combina con el mismo políticas para aumentar la productividad a nivel macroeconómico, políticas para facilitar la inversión en transables , políticas de promoción de las exportaciones ,integración y convenios comerciales , y políticas específicas para el desarrollo de redes productivas en comerciables. “Son estas medidas las que orientan el mercado y no a la inversa”, concluye la OIT.

    subir


     

    CONFERENCIA REGIONAL DEL EMPLEO DE MERCOSUR PONDRÁ ÉNFASIS EN UNA ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO BASADA EN LA CREACIÓN DE TRABAJO DECENTE

    El Trabajo Decente que viene promoviendo la OIT como una estrategia de desarrollo integrada que alienta el crecimiento con equidad e inclusión social para afirmar la democracia política y social, formará parte del marco conceptual que animará los debates de la próxima Conferencia Regional del Empleo del MERCOSUR que tendrá lugar en Buenos Aires los días 15 y 16 de abril de 2004.

    Convocada por la Comisión Sociolaboral del MERCOSUR  con el apoyo técnico de la OIT, la Conferencia representa una decisión política de largo aliento de los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay para encontrar soluciones integradas al desafío de la creación de empleos de calidad en la región.

    La voluntad política que anima esta Conferencia fue recientemente reafirmada en la firma del Acta de Copacabana que rubricaron el 16 de marzo de este año, luego de su reunión en Río de Janeiro, los presidentes de Brasil y Argentina, Lula da Silva y Néstor Kirchner.

    El encuentro de abril en Buenos Aires puede considerarse como uno de los intentos más ambiciosos en América Latina de colocar la política laboral en el corazón del proceso de toma de decisiones políticas y económicas públicas y privadas de los países de la  región. La reunión tiene lugar en momentos en que pareciera existir una toma de conciencia, verificada en los últimos años, en el sentido que las políticas orientadas a la consecución del desarrollo demandan un marco conceptual que recoja la necesaria integración entre las políticas económicas y sociales. Esta realidad adquiere especial relevancia en la coyuntura de los países que integran el MERCOSUR que, pese a recientes signos de recuperación, aún padecen las graves consecuencias de la crisis social y económica que sacudió la región en los últimos dos años.

    La Conferencia Regional del Empleo de MERCOSUR, buscará orientar los debates hacia una articulación de las estrategias de desarrollo de los países de la región con la dinámica de procesos  globales y nacionales tales como el comercio internacional, la tecnología de la información, la iniciativa empresarial, las políticas monetarias y fiscales, las políticas de mercado de trabajo, la protección social y el diálogo social entre los agentes productivos de la sociedad y la economía.

    Al calificar la reunión como “un evento extraordinario”, el Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Agustín Muñoz destacó el carácter precursor del encuentro y afirmó su convicción de que la misma “ contiene en su agenda una relación de temas que suponen verdaderas pistas de reflexión y de acción en la búsqueda- no sólo para los países del MERCOSUR sino para toda América Latina- de una estrategia de desarrollo que reivindica la centralidad del trabajo decente para la estabilidad política y social así como para el crecimiento económico sostenible”. (Ver artículo complementario de Agustín Muñoz)

    Así, atendiendo al carácter integrador de la convocatoria, los delegados a la Conferencia debatirán durante dos días un temario en cuya amplitud se procura abarcar las diferentes aristas que conforman la problemática del empleo. Entre los temas que serán debatidos destacan:

    • La situación del empleo en el mundo
    • Los impactos del comercio internacional en el empleo
    • Condiciones micro y macroeconómicas par la generación de empleos de calidad, donde tratarán aspectos referentes a las políticas monetarias
    • Generación de empleos en el marco de los acuerdos comerciales del MERCOSUR
    • La educación, la formación profesional y la innovación científica y tecnológica para la generación de empleos.

    Se espera que de los debates de la Conferencia surja el establecimiento de estrategias comunitarias para la generación de empleos que puedan inscribirse como elementos centrales en las políticas sociales y económicas de los países del acuerdo.

    La Comisión Sociolaboral del MERCOSUR ha solicitado a la OIT la preparación de un documento que sirva de base para la discusión y el análisis de una política de empleo en los países del MERCOSUR. En estos momentos, expertos de la OIT dan los últimos toques a la elaboración del informe teniendo como horizonte la preparación de un documento que no se limitará  al campo de las políticas activas de empleo, sino que pondrá especial énfasis en una estrategia de crecimiento, sustentable en el tiempo, y con capacidad de generar trabajo decente con empleo de calidad en los sectores modernos y de provocar una transformación en los sectores rezagados. Este enfoque abarcará políticas del nivel macro, meso y micro económico, orientadas a alcanzar objetivos intermedios que se identifican como imprescindibles para acelerar el crecimiento, elevar la creación de empleos de calidad y transformar las actividades informales.

    El  Informe de la OIT se propone desarrollar un conjunto de propuestas, para el ámbito nacional y el del MERCOSUR, orientadas a coordinar las políticas nacionales, fortalecer la integración, y establecer instituciones, mecanismos y políticas, a nivel nacional y del MERCOSUR tendientes a acelerar la creación de empleo de calidad.

    subir


     

    El consejo de administración de la OIT concluyó su 289ª sesión
    EL COMITÉ DE LIBERTAD SINDICAL EXPRESÓ PREOCUPACIÓN POR LOS CASOS DE VENEZUELA Y COLOMBIA

    El Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) concluyó este viernes su 289ª sesión, durante la cual realizó un amplio debate en torno a las propuestas del informe de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización.

    El Presidente de Tanzania, Benjamín Mkapa, quien copresidió la Comisión Mundial junto a la Presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, presentó ante el Consejo de Administración el informe Por una globalización justa, crear oportunidades para todos)[1], que llama a “replantear con urgencia” las políticas e instituciones relacionadas con la gobernanza de la globalización.

    Durante dos días de debate sobre el tema)[2], delegados y representantes de organizaciones internacionales destacaron en forma unánime que el informe, con propuestas específicas para lograr una globalización más justa, es una contribución importante para la generación de políticas por parte de la OIT y de otras instancias. Numerosos oradores endosaron la recomendación de que el trabajo decente debe pasar a ser considerado como un objetivo a nivel mundial.

    Otras ideas del informe comentadas positivamente fueron el énfasis en el diálogo social y en la necesidad de lograr consenso, dos aspectos que fueron clave durante el propio trabajo de la Comisión. Numerosos delegados respaldaron el llamado para reglas más justas de comercio y finanzas. También subrayaron la importancia de las medidas para reducir la deuda y aumentar la ayuda oficial al desarrollo, para contribuir a superar las desigualdades dentro y entre los países y para erradicar la pobreza.

    La necesidad de abordar el impacto generado por un aumento en las migraciones tanto en los migrantes como en los países de origen y para los que los reciben a través del diálogo multilateral y de otras iniciativas, también fue un aspecto destacado durante la reunión.

    Los delegados precisaron que esperan con interés las propuestas que el Director General de la OIT, Juan Somavia, presentará ante la Conferencia Internacional del Trabajo de junio próximo relacionadas con el seguimiento del informe de la Comisión Mundial por parte de la Organización, y las consultas sobre este mismo tema con los constituyentes tripartitos.

    El Consejo de Administración de la OIT dio un paso importante para mejorar la seguridad en alta mar y en los puertos del mundo al adoptar un nuevo sistema “biométrico” para la verificación de identidad de 1,2 millones de trabajadores marítimos que manejan casi 90 por ciento del comercio internacional. La nueva medida es clave para la aplicación del Convenio sobre los documentos de la gente de mar (revisado), 2003, (núm. 185), adoptado durante la Conferencia Internacional del Trabajo el año pasado, con la finalidad de responder en forma más rigurosa a las crecientes exigencias en materia de seguridad tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos)[3].
     

    Libertad sindical

    Por otra parte, el Comité de Libertad Sindical de la OIT examinó 31 casos de más de un centenar que tiene pendientes sobre violaciones al principio de libertad sindical y a los derechos sindicales. El informe del Comité citó a una serie de países tanto del mundo en desarrollo como industrializados. Entre otros casos el Comité:

    Hizo notar con profunda preocupación que desde su último análisis de la situación en Colombia recibió 59 nuevas denuncias de asesinatos de sindicalistas, con lo cual sube hasta 70 el número muertes violentas en 2003. El Comité reconoció que el Gobierno respondió en forma extensa a los alegatos, pero al mismo tiempo destacó la extrema gravedad de este caso, e insistió ante las autoridades gubernamentales para que haga todo lo necesario con el fin de investigar estos actos de violencia, poner fin a la intolerable situación de impunidad y castigar de manera eficaz a los responsables.

    • Destacó ante el Consejo de Administración el caso de Venezuela, caracterizado por situaciones de represión de sindicatos y de sus miembros, y en especial la orden de detención contra el presidente de la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV), la promoción de una confederación sindical paralela, y el despido de alrededor de 19.000 trabajadores debido a actividad sindical. El Comité lamentó profundamente el asesinado de un miembro de la Federación de Trabajadores de la Construcción justo después de las celebraciones del 1 de mayo de 2003, y solicitó al gobierno avanzar en una investigación independiente sin tardanza para determinar la veracidad de alegatos sobre detención y torturas.
       
    • Revisó el caso de la detención de dirigentes laborales en China, y dijo que lamentaba que la recomendación previa del Comité para su liberación y la revisión de sus sentencias no haya sido aceptada. El Comité consideró que este es un caso grave, en el marco del cual un conflicto laboral había generado acusaciones de subversión y largas sentencias de cárcel. Tal como en otras ocasiones, el Gobierno fue instado a recibir una misión de contactos directos.
       
    • Hizo notar la total ausencia de una base legal para la libertad sindical en Myanmar y la represión contra cualquier trabajador que participe en actividades gremiales o exprese quejas laborales. Consideró necesario aprobar la legislación para garantizar la libertad sindical de todos los trabajadores, incluyendo la gente de mar, y de todos los empleadores, y sugirió que el gobierno debería aceptar asistencia técnica de la OIT en este tema.

     


    1 Más información sobre el informe de la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización en http://www.ilo.org/wcsdg

    2 Para mayor información vea el comunicado de prensa OIT/04/11 en el sitio web de OIT en Ginebra: http://www.ilo.org/public/spanish/bureau/inf/pr/2004/11.htm

    3 Para mayor información vea el comunicado de prensa OIT/04/12 en el sitio web de OIT en Ginebra: http://www.ilo.org/public/spanish/bureau/inf/pr/2004/12.htm

    subir


     

    Informe de la Comisión Mundial:
    LA GLOBALIZACION PUEDE Y DEBE CAMBIAR

    La globalización puede y debe cambiar, advierte un informe pionero presentado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que insta a considerar como una prioridad mundial la construcción de un proceso más justo e integrador.

    El informe Por una globalización justa: crear oportunidades para todos llama a "replantear con urgencia" las políticas e instituciones de gobernanza global. El informe fue elaborado por la Comisión Mundial sobre la Dimensión Social de la Globalización que estuvo copresidida por la Presidenta de la República de Finlandia, Tarja Halonen, y el Presidente de la República Unida de Tanzanía, Benjamín William Mkapa e integrada por 26 miembros incluidos un Premio Nobel de Economía, varios políticos parlamentarios, expertos en materia social y económica, representantes de las empresas, de las multinacionales y de los sindicatos, miembros de círculos académicos y de la sociedad civil.

    En las 185 páginas del informe se reconoce que "los beneficios que pueden obtenerse [con la globalización] son inmensos" y que la globalización "ha abierto las puertas a numerosos beneficios. Ha propiciado sociedades y economías abiertas, así como una mayor libertad para el intercambio de bienes, ideas y conocimientos... [y] como resultado de ello, comienza a configurarse una verdadera conciencia global, atenta a las desigualdades ligadas a la pobreza, la discriminación por razón de sexo, el trabajo infantil y la degradación medioambiental, donde quiera que se produzcan".

    No obstante, también se señala que "en el funcionamiento actual de la economía global se observan desequilibrios persistentes y profundamente arraigados, que resultan inaceptables desde un punto de vista ético e indefendibles desde el punto de vista político... Para una gran mayoría de mujeres y hombres, la globalización no ha sido capaz de satisfacer sus aspiraciones sencillas y legítimas de lograr un trabajo decente y un futuro mejor para sus hijos".

    El Director General de la OIT, Juan Somavia, quien propusiera inicialmente la creación de la Comisión, dijo que es la primera vez que se ha tratado de abordar la dimensión social de la globalización de forma sistemática. "Esta Comisión", dijo, "entrega un mensaje de esperanza, claro y con sentido común. Conseguir que la globalización sea justa e integradora es difícil pero posible, y es una prioridad a nivel mundial".

    El Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Agustín Muñoz, al comentar el informe de la Comisión dijo que "existe una convicción generalizada sobre la necesidad de civilizar o humanizar la globalización y que ella se constituya en un espacio para que las personas y sociedades puedan ejercer su derecho al desarrollo integral".

    La Comisión recomienda que el trabajo decente para todos se convierta en "un objetivo global, que debería perseguirse mediante políticas complementarias a nivel nacional e internacional. Esto daría respuesta a una importante exigencia política en todos los países". Abordar la necesidad de acelerar la creación de empleo en todos los países contribuiría a reducir las tensiones sociales dentro de los países y los roces económicos entre ellos. El informe insta a "una mayor coordinación de las políticas macroeconómicas para elaborar una estrategia más equilibrada de crecimiento global sostenible y de pleno empleo, en la que se prevea el reparto equitativo entre los países de la responsabilidad del mantenimiento de altos niveles de demanda efectiva".

    Tomando nota de que objetivos sociales como el empleo no han recibido prioridad a nivel global debido, entre otras razones, a que las organizaciones internacionales con diferentes mandatos no colaboran suficientemente bien entre ellas, la Comisión recomienda que las organizaciones internacionales pertinentes adopten "iniciativas de coherencia política" con miras a desarrollar políticas más equilibradas que permitan lograr una globalización justa e integradora.

    subir


     

    Con ocasión del día internacional de la mujer, advierte la OIT
    EL DESEMPLEO EN AMÉRICA LATINA AFECTA MÁS A LAS MUJERES QUE A LOS HOMBRES

    Pese a una lenta recuperación de las economías de la región y a un moderado aumento del empleo, el cuadro de la desocupación femenina tiende a agravarse en América Latina. Así lo constata un reciente informe laboral de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)[1] que observa que en momentos en que 19 millones de trabajadores urbanos de ambos sexos están desocupados en América Latina, el desempleo está afectando en mayor grado a las mujeres que a los hombres. En la mayoría de los países donde el desempleo registró un  aumento-dice el informe- éste perjudicó más a las mujeres, mientras que allí donde se redujo, esa disminución fue menor en el caso de las mujeres que de los hombres.

    Así, en Argentina, donde se observa el nivel más acusado de disminución de las tasas de desempleo en 2003 (-5.9% respecto a 2002) de toda la región, la reducción fue más significativa para los hombres (-6.1 porcentuales) que para las mujeres (-4.7 porcentuales); en Chile, la tasa de desempleo de los hombres experimentó un descenso de 0.8 puntos porcentuales entre enero y setiembre de 2003 mientras que las de las mujeres se mantuvo estable; en Perú y Brasil, las tasas de desempleo masculinas se mantuvieron constantes mientras que las tasas de desempleo femeninas se redujeron en 0.4 y 0.8 puntos porcentuales respectivamente. En México se observó un incremento del desempleo de las mujeres (0.6 porcentuales) superior al de los hombres y en Venezuela, donde las tasas de desempleo generales experimentaron aumentos considerables, el porcentaje para los hombres fue del 2.6 puntos y para las mujeres 3.9 puntos. En Panamá, la caída en la tasa de desocupación también fue más significativa entre los hombres (-1.1 porcentuales) que entre las mujeres (-0.5 porcentuales) mientras que en Costa Rica, la leve reducción en la tasa de desocupación fue igual para ambos sexos (-0.1 porcentuales).

    “Estas cifras - dice Agustín Muñoz, Director Regional de la OIT para América latina y el Caribe - sugieren que a pesar de los avances, persisten barreras para el acceso de las mujeres al empleo que deben ser superadas para derrotar la pobreza y terminar de cerrar la brecha de equidad que todavía existe entre hombres y mujeres en el mundo del trabajo”.


    Persiste la mayor informalidad del trabajo femenino

    La severa contracción del empleo moderno entre 1990 y 2003 con el consecuente aumento del empleo informal urbano que trepó del 43% al 46%, afectó con diversa intensidad a hombres y mujeres a lo largo de la región.  Así, mientras la proporción de hombres empleados en la economía informal urbana de la región aumentó en la última década del 39.5% al 44%, el porcentaje de mujeres se incrementó del 47.5% al 50%.  La brecha entre mujeres y hombres en el empleo informal urbano se redujo de 8 puntos porcentuales en 1990 a 6 puntos de diferencia en el 2001. Sin embargo, el grado de informalización del trabajo de las mujeres o el porcentaje de mujeres ocupadas en el sector informal urbano en la región se mantiene por encima del de los hombres. Además - dice la OIT  - la calidad de los empleos femeninos en el sector informal es inferior a la calidad de los empleos masculinos puesto que las mujeres trabajan en mayor proporción en actividades más desprotegidas tales como el trabajo familiar no remunerado, el trabajo a domicilio y el servicio doméstico. Según la OIT[2], de cada diez empleos tanto masculinos como femeninos generados en América Latina desde 1990, siete han sido informales.

    La sobre-representación femenina en la economía informal y otras formas de trabajo precario se traduce en una mayor exclusión de la mujer de los mecanismos y sistemas de protección social debido a los patrones de empleo practicados en esos sectores.  Los datos de la OIT indican que cerca del 38 % de las asalariadas no cotizan a la seguridad social, alcanzando al 72% en el caso del sector informal. En lo que atañe al conjunto de las mujeres económicamente activas en la región latinoamericana, la OIT estima que el 80% no tienen protección alguna de las instituciones de seguridad social pese a que, según el informe de la OIT, “las mujeres tienen más necesidad que los hombres de la protección social porque además de las contingencias que son comunes a ambos sexos tales como vejez, invalidez, salud, desempleo, enfermedades y accidentes laborales, ellas necesitan una protección específica a su función reproductora.”

    Así las cosas, la gran paradoja para las trabajadoras de América Latina consiste en que si bien hay más mujeres participando en actividades laborales, la precariedad aumentó, puesto que la gran mayoría de ellas se encuentran en ocupaciones temporales que las devuelven a la desocupación en breve tiempo o en su defecto se dedican a ocupaciones que no son consideradas por la OIT como trabajo decente por la falta de condiciones mínimas de estabilidad y protección social.


    El techo invisible

    Otro estudio de la OIT [3] preparado en Ginebra para el Día Internacional de la Mujer destaca importantes avances en los empeños de las mujeres profesionales en América Latina por romper el invisible “techo de cristal” que limita su evolución laboral. Así, la OIT subraya que, en general, los países latinoamericanos y de Europa Oriental tienen una mayor proporción de mujeres en puestos profesionales y de dirección que los países asiáticos y africanos. “En América Latina - dice el informe - las mujeres ocupan entre el 25 al 35 por ciento de las posiciones profesionales y de dirección”,  un porcentaje inferior al de los Estados Unidos (45.9 por ciento) pero muy superior al de Japón (8.9 por ciento), Pakistán (8.7 por ciento) y Arabia Saudita (0.9 por ciento). Asimismo, las mujeres son propietarias de 1/4 a 1/3 de todas la microempresas y las pequeñas y medianas empresas de la región (PYMES) y su participación continúa aumentando.  En las últimas dos décadas,  el número de mujeres en el sector empresarial aumentó del 22 al 48 por ciento.


    Propuestas de superación
      

    Al comparar los diferentes indicadores de la evolución de las brechas de equidad entre mujeres y hombres, la OIT observa en América Latina una evolución modesta aunque positiva reflejada en signos tales como la reducción en las diferencias salariales, la presencia y representación efectiva de la mujer en los procesos de diálogo social y la inclusión sustantiva y permanente de la dimensión de género en la agenda social de la región.

    La OIT insiste en que todavía queda un largo trabajo por delante  y llama a realizar un esfuerzo consciente y concertado en el sentido de eliminar las principales barreras que impiden el acceso de las mujeres al mercado de trabajo en igualdad de condiciones con los hombres. Entre las acciones que deberían emprenderse al respecto se incluyen las siguientes:

    - Promover medidas que favorezcan una mejor repartición de las responsabilidades domésticas y familiares;

    - Ampliar los servicios de apoyo al cuidado infantil, en especial para las mujeres más pobres;

    - Promover el acceso de la mujer en igualdad de condiciones a las posibilidades de capacitación y formación profesional, en especial en oficios y ocupaciones “no tradicionales”;

    - Fortalecer las legislaciones nacionales en materia de protección de la maternidad, en especial los mecanismos de protección contra el despido de la mujer embarazada y lactante y los mecanismos de financiamiento de las prestaciones monetarias y médicas relacionadas con la maternidad de modo que se garantice el carácter no discriminatorio de las mismas;

    - Ampliar las posibilidades de acceso de la mujer a los recursos productivos: crédito, capital, tecnología, información, propiedad de la tierra.

    - Explorar nuevas formas de adecuación entre la organización laboral y familiar, que permitan a hombres y mujeres combinar trabajos satisfactorios con el ejercicio de la paternidad y la maternidad.

     Para más información, consulte el sitio web especial de OIT sobre equidad de género (en inglés)  http://www.ilo.org/gender

     


    1 Panorama Laboral 2003, Lima: Oficina Regional para América Latina y el Caribe, 2003, 124 p., ISBN 92-2-315254-2 (http://www.oit.org.pe/portal/despliegue_seccion_panorama.php?secCodigo=22)

    2 Panorama Laboral 2003, op. cit.

    3 Breaking through the glass ceiling: Women in management Updated 2004, International Labour Office, Geneva, 2004. ISBN 92-2-115523-4 (http://www.ilo.org/public/english/dialogue/sector/techmeet/tmwm97/ tmwm-int.htm)

    subir


     

    LA OIT RECIBE ESPALDARAZO POLITICO EN LA CUMBRE DE MONTERREY

    La Cumbre de Monterrey que reunió a 35 presidentes de las Américas concluyó el martes 13 de enero con la aprobación de una declaración final, la “Declaración de Nuevo León”  donde se destacan  fundamentalmente los temas del empleo, la pobreza, el comercio regional y las preocupaciones en torno a la corrupción como factor de amenaza a la gobernabilidad democrática.

    La Declaración de Nueva León, tanto en su preámbulo como en su contenido , ofrece un sólido espaldarazo político a la agenda de Trabajo Decente de la OIT.     

    La de Monterrey quedará registrada como lo que podría considerarse una verdadera cumbre “social” dado que su orden del día estuvo dominado por una inquietud central: como armonizar el crecimiento económico con el desarrollo social y la lucha contra la pobreza.

    El tema de la corrupción ocupó una parte importante del debate y se inscribe ampliamente en la declaración final como uno de los flagelos a combatir para el logro de una gobernabilidad sostenible que permita disipar las inquietudes de las opiniones públicas sobre la viabilidad de la democracia como sistema en la región.

    En lo relativo a los temas que forman parte del mandato de la OIT: 

    • La Declaración destaca en su preámbulo la necesidad de “generar nuevas oportunidades de empleo y promover el trabajo decente”.
    • En la Declaración final figura un párrafo donde los jefes de estado y de gobierno se declaran “comprometidos con los principios del trabajo decente establecidos por la OIT” , con la promoción de la Declaración de los derechos fundamentales en el trabajo y la lucha contra el trabajo infantil. 
    • La Declaración de Nuevo León pone el acento en un abanico de temas sociolaborales que representan un reflejo del mandato de la OIT, entre ellos:
    1. La necesidad de implementar políticas públicas que respondan al imperativo de crear empleos productivos
    2. El fomento a la creación de empleo y reducción de la pobreza mediante el estímulo a la micro y pequeña empresa
    3. El énfasis puesto en el convencimiento de que “el trabajo, el empleo y el ingreso son esenciales para una política social incluyente”
    4. La reafirmación del compromiso de trabajar por la igualdad y equidad de género
    5. El impulso a las políticas que fortalezcan los sistemas de seguridad y protección social
    6. La necesidad de avanzar respecto a los derechos de los pueblos indígenas
    7. La importancia de observar las leyes laborales aplicadas a los trabajadores migrantes y el respeto de sus derechos humanos.

    La próxima Cumbre de las Américas tendrá lugar en Argentina en 2005.

    Para más información visite el sitio web de las cumbres de las américas en http://www.summit-americas.org/defaults.htm

    subir


     

    19 MILLONES DE TRABAJADORES URBANOS ESTÁN DESOCUPADOS EN AMÉRICA LATINA

    Pese a la finalización del ciclo recesivo de 2002 y al asomo de una modesta recuperación económica en 2003, América Latina continua registrando altos niveles de desocupación, un deterioro en la calidad del empleo, el aumento de la informalidad en los nuevos puestos de trabajo, la caída de los salarios reales y la reducción de la productividad de su fuerza laboral.

    Así lo constata el informe de la OIT, Panorama Laboral 2003, que indica además que actualmente 19 millones de trabajadores urbanos están desocupados en América Latina y el Caribe. “La tasa de desempleo urbano promedio-dice el informe- que alcanzó al 11 % en los tres primeros trimestres de 2003, es ligeramente inferior a la cifra observada para el mismo período durante 2002 (11.2%).” Sin embargo aún cuando aumentó en algo el empleo, el informe advierte que el mismo es de peor calidad, que la desocupación femenina tiende a agravarse y que casi uno de cada tres jóvenes está desempleado en América Latina.

    “El sombrío balance que arrojan los resultados de 2003 -dice Agustín Muñoz, Director Regional de la OIT- corrobora nuestra preocupación de más largo aliento por el desempeño del modelo de desarrollo aplicado desde comienzos de los años noventa, que se ha caracterizado por dejar de lado los efectos sociales de las políticas.”

    Al analizar la evolución del desempleo urbano por países, el informe observa un cuadro heterogéneo donde de nueve países considerados en los tres primeros trimestres de 2003 respecto de igual período en 2002, la desocupación urbana aumenta en Brasil (de 12% a 12.4%), en Ecuador (de 6.3% a 6.7%), en México (de 2.8% a 3.2%), en Uruguay (de 16.5% a 17.4 %) y en Venezuela (de 15.7% a 18.9%) mientras que se reduce en Argentina (-5.9 puntos porcentuales), Chile (-0.4 ), Colombia (-0.5), Costa Rica (-0.1), Panamá (-0.3) y Perú (-0.3).

    El desempleo sigue afectando en mayor grado a las mujeres. Incluso en los países en los que se redujo el desempleo esa reducción fue menor en el caso de las mujeres que de los hombres. Así, en Argentina, la reducción de la tasa de desempleo en el primer semestre de 2003 respecto de igual período en 2002, fue más significativa para los hombres (6.1 porcentuales) que para las mujeres (4.7 porcentuales); en Chile, la tasa de desempleo de los hombres experimentó un descenso de 0.8 puntos porcentuales entre enero y setiembre de 2003 mientras que la de las mujeres se mantuvo constante; en Perú y Brasil, las tasas de desempleo masculinas se mantuvieron constantes mientras que las tasas de desempleo femeninas se redujeron en 0.4 y 0.8 puntos porcentuales respectivamente.

    El desempleo de los jóvenes se eleva en 6 países en la región (Argentina, Brasil, México, Chile, Uruguay y Venezuela) de un total de 9 países examinados (incluyendo a Colombia, Costa Rica y Perú) hasta llegar a duplicar o estar cerca de doblar la tasa de desocupación total. En algunos países como en Argentina y Chile, la tasa de desocupación juvenil aumenta, aunque el desempleo total se reduce.

    Al observar una reducción en – 0.5% de la productividad media de la región en los primeros tres trimestres de 2003 en comparación con similar período del año pasado, el informe de la OIT estima que la caída de este indicador tiende a sugerir que la mayoría de los nuevos ocupados tiene un bajo nivel de productividad, lo que refleja un deterioro de la calidad del empleo que se traduce en mayor informalidad. En tal sentido, el Panorama Laboral de la OIT, que con su actual edición de 2003 cumple 10 años de existencia, constata al analizar el comportamiento de la estructura ocupacional en América Latina y el Caribe durante los dos últimos lustros:

    • El aumento de la informalización del empleo: de cada diez nuevos empleos generados desde 1990, aproximadamente 7 han sido informales;
        
    • La tendencia a la terciarización del empleo: 9.4 de cada 10 nuevos empleos generados desde 1990 corresponden al sector de servicios; 
           
    • La persistencia de la precarización laboral: sólo 4 de cada 10 nuevos empleos tienen acceso a los servicios de seguridad social y únicamente 2 de cada 10 ocupados en el sector informal cuentan con protección social.

    “Más de la mitad de la fuerza de trabajo en América Latina- afirma el Director Regional de la OIT, Agustín Muñoz-  enfrenta problemas de desempleo e informalidad. La inequidad distributiva y el hecho de que más de 4 de cada 10 latinoamericanos reciban ingresos insuficientes para satisfacer sus necesidades básicas, ha contribuido a erosionar la cohesión social dificultando la gobernabilidad”.

    El informe de la OIT comprueba además una reducción del poder adquisitivo del salario mínimo en la región que se contrajo en -1.6% en promedio como consecuencia de los bajos ajustes salariales y del impacto de la inflación. Así, los salarios mínimos reales experimentaron una fuerte caída en Venezuela (-15.9% y Uruguay (-15%), contracciones en Bolivia (-0.8%), Ecuador (-3.9%), México(-0.3%), y Perú (-1.9%), aumentos en Brasil (1%), Chile (0.9%) y Costa Rica (0.5%), mientras que en Argentina y Colombia se conserva prácticamente constante.  En cuanto al promedio de los salarios industriales, la región experimenta una contracción promedio de -4.8%, debido básicamente a las caídas de este indicador en Argentina (-14.1%), Brasil (-5.9%), Ecuador (-5.2%), Uruguay (-14%) y Venezuela (-19.8%).

    La OIT llama la atención sobre la influencia del aumento del nivel inflacionario sobre los niveles salariales y constata que en los 3 primeros trimestres de 2003 la inflación promedio en la región alcanzó al 10.2 %, por sobre el 7.7% registrado en similar período en 2002, con una especial incidencia de las tasas observadas en Argentina (18.5%), Brasil (15.9%), Paraguay (16%), Uruguay (23.1%) y Venezuela (33.1%).

    Tomando como indicadores un conjunto de factores tales como el comportamiento del empleo, los ingresos y la productividad, el informe de la OIT analiza el desempeño laboral de los países de la región en 2003 (enero-setiembre). Así, Chile, Costa Rica, El Salvador y Perú, registran avances significativos; Honduras y Argentina avances moderados; Bolivia, Colombia y Panamá, estancamiento; Brasil y México, retrocesos moderados y Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela, retrocesos.

    “En síntesis -resume el Panorama Laboral 2003- si bien hay un cierto progreso laboral respecto del año anterior como consecuencia de la incipiente recuperación económica, éste no es lo suficientemente extendido entre los países como para revertir la significativa caída del empleo registrada en 2002 en la región”.

    Con el objeto de reducir lo que el informe llama “los déficit de trabajo decente”, la OIT plantea, entre otras propuestas:

    La aplicación de políticas macroeconómicas que tiendan a atenuar los ciclos económicos y a estabilizar el crecimiento para lograr una mejoría de la situación laboral de los países y la reducción de las desigualdades y de la pobreza.

    Una modernización laboral basada en el aumento de la productividad antes que en la reducción de los costos laborales, lo que implica dar énfasis a la inversión en capacitación y a la innovación tecnológica.

    La necesidad de una salida productiva a la crisis en el campo de la microempresa, pequeña empresa y economía informal, basada en el desarrollo del mercado interno.

    Una estrategia integrada de expansión de las capacidades de empleabilidad y la provisión de condiciones mínimas de protección.

    La puesta en marcha de un diálogo social integrador entre el gobierno, los empleadores y los trabajadores, así como de la modernización y dotación de una mayor capacidad técnica de los ministerios del trabajo, junto con el fortalecimiento de las organizaciones de empleadores y de los sindicatos.

    subir


     

    Juan Somavía: "LA REALIDAD HA CONVERTIDO AL DESEMPLEO EN EL PROBLEMA POLÍTICO DE NUESTRO TIEMPO"

    El Director General de la OIT, Juan Somavía, visitó Brasil con un mensaje: es necesario generar nuevos empleos para superar la pobreza. Y para lograrlo, serán necesarias decisiones políticas mayores.

    "El desempleo es el principal problema político de nuestro tiempo", planteó el Director General de la OIT a los representantes de 34 países asistentes a la XIII Conferencia Interamericana de Ministros del Trabajo, realizada a fines de septiembre en la ciudad de San Salvador de Bahía.

    "Tanto en los países industrializados como en los países en desarrollo el empleo ha dejado de ser un tema puramente técnico. La realidad lo ha convertido en un problema político", precisó.

    Entre el 24 y el 26 de septiembre el Director General de la OIT participó en la XIII Conferencia Interamericana de Ministros del Trabajo, convocada por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Ministerio de Trabajo y Empleo brasileño en Salvador de Bahía. Durante esta reunión la necesidad de generar más empleos fue planteada como un desafío fundamental y urgente.

    De acuerdo con investigaciones de la OIT al concluir el primer semestre de 2003, América Latina tenía una tasa de desempleo de 11 %. "Si a ello sumamos los cerca de 80 millones de trabajadores informales comprobamos que unos 100 millones de latinoamericanos o no tiene empleo o tiene un empleo que no merece considerarse decente, lo que afecta particularmente a los jóvenes y las mujeres", dijo Somavía ante los delegados.

    "El desempleo es la forma más flagrante de exclusión social", recordó ante la Conferencia. Pero también alertó que en la búsqueda de soluciones a este problema no será posible encontrar soluciones novedosas sin decisiones políticas mayores. "Todos debemos asumir nuestras responsabilidades", agregó.

    "No hay recetas únicas ni válidas para todos los países, no hay fórmulas milagrosas", alertó Somavía. Pero también destacó que la búsqueda de soluciones puede verse potenciada por un diálogo social que calificó como "instrumento fundamental para garantizar que las políticas económicas y sociales cuenten con el consenso de los actores básicos de la creación de riqueza y crecimiento: empleadores y trabajadores".

    "La composición tripartita de la OIT -gobiernos, empleadores y trabajadores- ha levantado una idea fuerza que orienta todas nuestras tareas: la creación de trabajo decente es una formidable palanca para el desarrollo y la superación de la pobreza", recordó Somavía a los representantes de los países interamericanos reunidos en Brasil.

    subir


     

    LA OIT Y EL PARLAMENTO LATINOAMERICANO FIRMAN ACUERDO DE COOPERACIÓN

    La Organización Internacional del Trabajo y el Parlamento Latinoamericano firmaron el 9 de octubre en Lima un acuerdo para estrechar la cooperación entre ambas instituciones y adoptar medidas prácticas destinadas a promover la justicia social, consolidar los principios democráticos y proteger los derechos humanos.

    Según los términos del acuerdo suscrito por Agustín Muñoz, Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe y Ney Lopes, Presidente del Parlamento Latinoamericano, ambas organizaciones se comprometen a aunar sus esfuerzos para impulsar “la prosecución de la paz y la democracia mediante la promoción de la cooperación internacional en sus respectivas áreas de competencia con el fin de fomentar el respeto universal por la justicia, el imperio de la ley, los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

    “La OIT-declaró Agustín Muñoz -es totalmente consciente del papel del Parlamento Latinoamericano como garante de la democracia y promotor de leyes que reflejen las aspiraciones sociales de los pueblos. En términos políticos, este acuerdo nos permite llegar mejor a miles de parlamentarios en América Latina y sobre todo a millones de votos libremente expresados con el fin de avanzar en la promoción de condiciones de trabajo decente que permitan reducir la pobreza, elevar los niveles de vida de nuestros pueblos y mejorar la calidad y la productividad del crecimiento económico”

    El acuerdo entre la OIT y el Parlamento Latinoamericano desarrollará acciones conjuntas para promover mediante la legislación y las reglamentaciones nacionales adecuadas, la ratificación y aplicación de los instrumentos normativos adoptados por la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT. Asimismo el acuerdo pone el acento en el impulso de la cooperación recíproca con miras a “la promoción y la puesta en práctica de los principios y derechos fundamentales en el trabajo definidos en la Constitución de la OIT y en la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo, en cuanto factores esenciales de la democracia y el desarrollo”

    Se espera que el acuerdo tendrá amplia influencia en la promoción de temas tan importantes como el fomento del empleo y de la empresa, la erradicación del trabajo infantil, las medidas para garantizar el derecho a la libertad sindical de los trabajadores o la supresión de la discriminación y de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio.

    Entre otras cosas, la cooperación entre ambas Organizaciones consistirá en celebrar reuniones y conferencias especiales dedicadas a temas comprendidos en la esfera de competencia de la OIT y que revistan una importancia e interés especial para los parlamentos y los parlamentarios. Igualmente, las Organizaciones se prestarán asistencia para el estudio técnico de materias que queden comprendidas en sus respectivas esferas de competencia.

    La OIT fue creada en 1919 y congrega a los gobiernos y a las organizaciones de trabajadores y empleadores de sus 177 Estados miembros en la tarea de mejorar en todo el mundo la protección social y las condiciones de vida y de trabajo. La Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe tiene su sede en Lima.

    El Parlamento Latinoamericano (PARLATINO) con sede en São Paulo, es un organismo regional, permanente y unicameral, integrado por los Parlamentos nacionales de América Latina, elegidos democráticamente mediante sufragio popular, cuyo propósito histórico fundamental es la integración de América Latina y el Caribe en una Comunidad de Naciones.

    subir


     

    DIRECTOR GENERAL REAFIRMA APOYO DE LA OIT EN LA SUPERACIÓN DE LA CRISIS EN ARGENTINA

    El Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Señor Juan Somavía, visitó la república Argentina en carácter de huésped oficial entre los días 22 al 23 de setiembre de 2003. En ésta, su primera visita oficial a la Argentina, el Director General de la OIT consolidó el apoyo que la OIT viene brindando a la Argentina desde la crisis de 2001.

    En una entrevista con el presidente Néstor Kirchner, el señor Somavía expresó personalmente el respaldo de la OIT a sus esfuerzos para sacar al país de la crisis por la vía productiva. Asimismo destacó que la generación de empleo está en el "corazón de la solución de los problemas" de la Argentina y destacó la forma como se encararon las negociaciones con el FMI que por primera vez vinculan crecimiento y empleo con políticas sociales.

    La OIT, dijo Somavía, "va a levantar la voz para que desde otros organismos internacionales se le dé a la Argentina el espacio para que esa política pueda ser posible".

    Posteriormente el Director General de la OIT se reunió con el Ministro Carlos Tomada a quien expresó su apoyo a las políticas que impulsa el Ministerio de Trabajo, centradas en la generación de empleo, y destacó la importancia del proyecto de la OIT que se encuentra en ejecución desde el 2002, "Enfrentando los retos al trabajo decente en la crisis argentina".

    Luego de esta reunión, el señor Somavía ofreció una conferencia de prensa en el Ministerio de Trabajo con los medios de comunicación especializados en temas laborales, la cual fue ampliamente recogida por los distintos diarios nacionales y provinciales, así como también por la televisión y las radios.

    El Director General de la OIT se reunió también con los máximos dirigentes de las organizaciones de trabajadores y empleadores.

     En el segundo día de su visita oficial, el señor Somavía ofreció un desayuno donde departió con intelectuales y académicos por espacio de dos horas sobre los distintos aspectos de la realidad económica y sociolaboral argentina.

    subir


     

    CONSENSO HISTÓRICO PARA EL TRABAJO DECENTE SE FIRMA EN BUENOS AIRES

    El 16 de octubre de 2003, los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner y de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, firmaron en la capital de Argentina un documento denominado el Consenso de Buenos Aires que sienta las bases de lo que la Cancillería argentina calificó como “la asociación estratégica entre ambos países”.

    A través de una serie de acuerdos enumerados en 22 puntos, el Consenso de Buenos Aires, tal como lo reza su primer párrafo, representa la voluntad de ambos gobiernos de “garantizar a todos los ciudadanos el pleno goce de sus derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho al desarrollo, en un marco de libertad y justicia social acorde con los valores, propósitos y objetivos establecidos en la Cumbre del Milenio”.

    En tal sentido, el acuerdo reconoce de manera destacada la validez de la agenda de Trabajo Decente de la OIT como instrumento de concreción  de los objetivos del Consenso, al subrayar en el  punto número 13:

    “Reafirmamos nuestra convicción de que el trabajo decente, tal como es concebido por la OIT, es el instrumento más efectivo de promoción de las condiciones de vida de nuestros pueblos y de su participación en los frutos del progreso material y humano. Auspiciamos la próxima Conferencia Regional de Empleo del Mercosur en marzo de 2004 y deseamos que de sus resultados surjan líneas de acción que nos permitan ir alcanzando en nuestras comunidades niveles satisfactorios de cohesión social y dignidad del trabajador y su familia.”

    Asimismo, el Consenso de Buenos Aires recoge en su contenido inquietudes estrechamente vinculadas a  las preocupaciones y la agenda de la OIT en los últimos años tales como el impacto social de la globalización y la lucha contra la pobreza a través de la creación de empleo.  Así en su punto 4, el Consenso de Buenos Aires subraya: 

    “Manifestamos nuestra convicción de que, en un contexto mundial signado por la aceleración de un proceso de globalización que ha ampliado el horizonte de las posibilidades humanas pero que, paralelamente, ha generado inéditas modalidades de concentración económica, nuestras naciones deben definir su futuro en el marco de una agenda que responda a las necesidades, posibilidades y desafíos que singularizan a nuestros países en el comienzo del siglo XXI”.

    Mientras que en el punto 6, el instrumento firmado por los presidentes de Brasil y Argentina afirma,

    ”Tenemos la certeza de que el flagelo de la pobreza no se resuelve con planes asistenciales. Aún cuando éstos constituyan un paliativo obligado hasta la efectiva solución del problema, no deben tender a cristalizar una sociedad dividida entre quienes tienen trabajo y quienes son asistidos. Por ello, nos proponemos impulsar todas las acciones necesarias para disminuir las elevadas tasas de desocupación que castigan a nuestras sociedades, generando condiciones propicias para el desarrollo de los negocios y la inversión productiva”.

    La OIT estará participando activamente en la realización de la próxima Conferencia Regional del Empleo del Mercosur en marzo de 2004.

    subir

    OIT PIDE REALIZAR NUEVOS ESFUERZOS PARA APOYAR LA INTEGRACIÓN DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD AL MUNDO DEL TRABAJO. Día Internacional de las Personas con Discapacidad.
    CONCLUYÓ LA 300ª SESIÓN DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA OIT
    FORO DE LA OIT SOBRE TRABAJO DECENTE PARA UNA GLOBALIZACIÓN JUSTA
    XV CONFERENCIA INTERAMERICANA DE MINISTROS DE TRABAJO DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (OEA)
    OIT PROMUEVE LA ARMONIZACIÓN DE LAS ESTADÍSTICAS DE LA REGIÓN. Taller Regional: “Elaboración y gestión de las estadísticas laborales para contribuir con el desarrollo de políticas de empleo en América Latina”.
    ORGANIZACIONES SINDICALES REAFIRMAN SU COMPROMISO CON LA AGENDA DE TRABAJO DECENTE. OIT apoya proceso de unidad sindical en las Américas
    EL DESEMPLEO, LA INFORMALIDAD Y LA INACTIVIDAD ACECHAN A LOS JÓVENES. La OIT pide aprovechar el potencial de crecimiento, desarrollo y lucha contra la pobreza representado por 106 millones de jóvenes en la región
    LA OIT REITERA SU COMPROMISO CON LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL MUNDO. Mensaje de Juan Somavia, Director General de la OIT, en el día Internacional de las poblaciones indígenas.
    NUEVA RESOLUCIÓN DEL CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (ECOSOC). Refuerza la Agenda de Trabajo Decente y el papel de los constituyentes de la OIT, Ginebra (12 de julio de 2007)
    106 MILLONES DE JÓVENES QUIEREN TRABAJAR. Comentarios del Director Regional de la OIT, Jean Maninat en la revista “La Clave” de Madrid, España. (*)
    ESFUERZOS CONJUNTOS SON ESENCIALES PARA PROMOVER EL TRABAJO DECENTE. Consejo Económico y Social (ECOSOC) discute el papel del Sistema de Naciones Unidas en la Promoción de Trabajo Decente en la Región, Ginebra (9 de julio de 2007)
    LA CONFERENCIA ADOPTÓ NUEVA NORMATIVA PARA EL SECTOR DE LA PESCA Y ABORDÓ TEMAS RELACIONADOS CON EL DESARROLLO SUSTENTABLE Y LA PROMOCIÓN DEL TRABAJO DECENTE.
    ELIMINAR EL TRABAJO INFANTIL ES UN INSTRUMENTO PODEROSO PARA PROMOVER EL DESARROLLO ECONÓMICO Y HUMANO.
    HORAS DE TRABAJO EN EL MUNDO - UNA DE CADA CINCO PERSONAS EN EL MUNDO TRABAJA UN NÚMERO "EXCESIVO" DE HORAS: NUEVO ESTUDIO DE LA OIT ANALIZA LAS HORAS DE TRABAJO EN MÁS DE 50 PAÍSES.
    LA PROTECCIÓN SOCIAL ES ESENCIAL PARA RESPONDER AL DESAFÍO DEL TRABAJO DECENTE, DIJO LA PRESIDENTA DE CHILE ANTE LA OIT.
    REUNIÓN SOBRE EMPLEO EN LIMA: UNA AGENDA HEMISFÉRICA DE TRABAJO DECENTE.
    COMBATIR LA DISCRIMINACIÓN ES ESENCIAL PARA AVANZAR HACIA EL TRABAJO DECENTE EN AMÉRICA LATINA.
    NUEVO INFORME GLOBAL DE LA OIT SOBRE IGUALDAD EN EL TRABAJO 2007 - A pesar de los progresos alcanzados, la discriminación en el trabajo es persistente y adopta nuevas formas
    PRESIDENTA BACHELET INAUGURÓ EN CHILE SEMINARIO SOBRE “DIÁLOGO SOCIAL, TRABAJO DECENTE Y COHESIÓN SOCIAL” EN AMÉRICA LATINA. “El Diálogo Social es un elemento central”.
    EL FORTALECIMIENTO DEL DIÁLOGO SOCIAL ES CLAVE PARA LA GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA, DICE LA OIT. Seminario sobre “Diálogo social, trabajo decente y cohesión social en América Latina”.
    INVERTIR EN LA FAMILIA Y EN LA EDUCACIÓN ES CLAVE PARA ELIMINAR EL TRABAJO INFANTIL DOMÉSTICO EN HOGARES DE TERCEROS.
    LA OIT Y EL PNUD AVANZAN EN EL OBJETIVO DE INTEGRAR LA AGENDA DE DESARROLLO HUMANO Y LA DE TRABAJO DECENTE EN LA REGIÓN
    TENDENCIAS MUNDIALES DEL EMPLEO DE LAS MUJERES 2007.
    ESTUDIO DE LA OIT ADVIERTE SOBRE LA FEMINIZACIÓN DE LA POBREZA LABORAL
    OIT PRESENTA ESTUDIO SOBRE EXPLOTACIÓN SEXUAL COMERCIAL INFANTIL EN EL PERÚ.
    LA OIT Y EL PNUD AÚNAN ESFUERZOS PARA PROMOVER UN CRECIMIENTO QUE GENERE TRABAJO DECENTE.
    VISITA A LA OFICINA REGIONAL DE LA OIT PARA LAS AMÉRICAS DEL SEÑOR ANTONIO PEÑALOSA, SECRETARIO GENERAL DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE EMPLEADORES.
    TENDENCIAS MUNDIALES DEL EMPLEO 2007. EL DESEMPLEO MUNDIAL A NIVELES SIN PRECEDENTES A PESAR DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO. MODESTOS AVANCES EN LA REDUCCIÓN DE LOS TRABAJADORES POBRES
    DIRECTOR GENERAL DE LA OIT VISITÓ PERÚ
    EQUIPO DE TRABAJO DECENTE DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE SE REUNIÓ EN LIMA
    PANORAMA LABORAL DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 2006: BAJA EL DESEMPLEO Y MEJORAN LOS SALARIOS REALES. OIT PROPONE APROVECHAR LA COYUNTURA FAVORABLE PARA ENFRENTAR CON TRABAJO DECENTE LA PERSISTENCIA DE LA POBREZA Y LA DESIGUALDAD
    OIT PRESENTA EL “PANORAMA LABORAL 2006”. EL INFORME ANUAL SOBRE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE SERÁ DIFUNDIDO ESTE 6 DE DICIEMBRE
    LA EPIDEMIA DEL VIH/SIDA CAUSA LA PÉRDIDA DE 1 MILLÓN DE NUEVOS EMPLEOS POR AÑO, DICE NUEVO INFORME DE LA OIT. EL LUGAR DE TRABAJO DEBE CONVERTIRSE EN PUERTA DE ENTRADA PARA LA PREVENCIÓN Y EL ACCESO AL TRATAMIENTO.
    JEFES DE LA COMUNIDAD IBEROAMERICANA DE NACIONES EXPRESAN SU COMPROMISO DE COMBATIR LA POBREZA MEDIANTE LA GENERACIÓN DE TRABAJO DECENTE. Declaración de Montevideo.
    EL DESEMPLEO JUVENIL AUMENTA EN TODO EL MUNDO. MILLONES DE JÓVENES TIENEN TRABAJO PERO VIVEN EN LA POBREZA. NUEVO INFORME DE LA OIT
    SE BUSCA TRABAJO CON SUELDO DIGNO
    NUEVO INFORME DE LA OIT SOBRE TENDENCIAS DEL EMPLEO JUVENIL
    EL TRANSPORTE TERRESTRE INTERNACIONAL EN LA ENCRUCIJADA. LA ECONOMÍA Y LOS CONDUCTORES SUFREN LAS CONSECUENCIAS DE LOS ATRASOS, DICE UN NUEVO INFORME DE LA OIT
    PREMIO DE LA OIT A LA INVESTIGACION SOBRE TRABAJO DECENTE 2007. LLAMADO A POSTULACIONES
    NUEVO DIRECTOR DE LA OFICINA REGIONAL DE LA OIT PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE. JEAN MANINAT ASUME LA DIRECCIÓN REGIONAL.
    LA CRISIS GLOBAL DEL EMPLEO: ENFRENTAR EL DESIQUILIBRIO ENTRE EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EL TRABAJO
    EL CONSENSO DE MAR DEL PLATA: IV Cumbre de las Américas 2005. Análisis y Perspectivas. Nueva publicación de la OIT.
    REFORMA ECONÓMICA, PRODUCTIVIDAD Y MERCADO LABORAL EN AMÉRICA LATINA:
    Un estudio comparativo de Argentina, Costa Rica, México y Perú.
    Eliana Franco
    "LA DEMOCRACIA EN AMÉRICA LATINA NECESITA CONSOLIDARSE A PARTIR DE UN NUEVO CONTRATO SOCIAL BASADO EN EL TRABAJO DECENTE". Presentan nueva publicación de la OIT.
    TRAS EXTENSAS DELIBERACIONES, Y LA ADOPCIÓN DE NUEVOS INSTRUMENTOS PARA LA PROMOCIÓN DEL TRABAJO DECENTE, CONCLUYE LA 95ª CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO DE LA OIT
    DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL, 12 DE JUNIO 2006
    La eliminación del trabajo infantil: Juntos podemos hacerlo
    95ª Conferencia Internacional del Trabajo
    "EL TRABAJO DECENTE SE ENCUENTRA EN EL CORAZÓN DE LA PAZ ", dijo en su discurso, el Presidente de Costa Rica, Oscar Arias.
    95ª Conferencia Internacional del Trabajo
    CERCA DEL 80% DE LA FUERZA LABORAL DEL MUNDO VIVE EN PAÍSES EN DESARROLLO. El mundo necesita un crecimiento rico en empleos para generar 430 millones de puestos de trabajo durante la próxima década.
    CUMBRE DE VIENA DESTACA LA GENERACIÓN DE TRABAJO DECENTE COMO MOTOR DEL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL
    CONCLUYÓ LA DECIMOSEXTA REUNIÓN REGIONAL AMERICANA DE LA OIT
    NUEVO INFORME DE LA OIT MUESTRA REDUCCIÓN DEL TRABAJO INFANTIL EN TODO EL MUNDO. SE PIENSA QUE SUS PEORES FORMAS PODRÁN ELIMINARSE EN 10 AÑOS
    PRESENTAN NUEVO PROYECTO: “EUROsociAL-SECTOR EMPLEO”
    DÉFICIT DE EMPLEO FORMAL AFECTA A 126 MILLONES DE LATINOAMERICANOS.
    28 DE ABRIL, DÍA MUNDIAL DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO
    PROMOVIENDO EL TRABAJO DECENTE EN LAS AMÉRICAS
    DECIMOSEXTA REUNIÓN REGIONAL AMERICANA
    DIMENSIONES DE LA PRODUCTIVIDAD DEL TRABAJO EN LAS EMPRESAS EN AMERICA LATINA
    IV CUMBRE DE LAS AMERICAS ADOPTA DECLARACION
    Y PLAN DE ACCION PARA CREAR TRABAJO DECENTE
    AVANCE PANORAMA LABORAL 2005: BUEN DESEMPEÑO ECONOMICO EN AMERICA LATINA CONDUCE A UN AUMENTO DEL EMPLEO
    Y LOS SALARIOS
    CUMBRE DE SALAMANCA DECLARA AL TRABAJO DECENTE COMO UN
    DERECHO HUMANO
    MINISTROS DE TRABAJO DEL HEMISFERIO AMERICANO APRUEBAN DECLARACION PARA EL IMPULSO DEL EMPLEO
    OEA Y OIT FIRMAN ACUERDO SOBRE PROMOCION
    DEL TRABAJO DECENTE
    MINISTROS DEL TRABAJO, SINDICATOS Y EMPRESARIOS SUSCRIBEN DECLARACIÓN HISTÓRICA SOBRE EL EMPLEO
    Cumbre Regional del Empleo en Honduras
    LA OIT LLAMA A SITUAR EL EMPLEO COMO OBJETIVO PRINCIPAL DE LA POLITICA ECONOMICA
    MINISTRO DEL TRABAJO DE ARGENTINA ELEGIDO PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACION
    CENTROAMÉRICA DA PASO HISTÓRICO
    HACIA POLÍTICA REGIONAL DE EMPLEO
    En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil
    OIT HACE UN LLAMADO A LOS PAÍSES PARA RESCATAR A LOS NIÑOS QUE TRABAJAN EN MINAS Y CANTERAS DE PEQUEÑA ESCALA
    OIT PRESENTÓ EN SEDE REGIONAL DE LIMA
    INFORME GLOBAL SOBRE TRABAJO FORZOSO
    La OIT publica informe sobre el trabajo forzoso
    MAS DE 12 MILLONES DE PERSONAS VICTIMAS DEL TRABAJO FORZOSO
    Bajo el lema “Empleo Digno”
    LA OIT ANUNCIO LA ORGANIZACION DE UN FORO TRIPARTITO DEL EMPLEO PARA CENTROAMERICA Y REPUBLICA DOMINICANA
    “Más y mejores empleos para combatir la pobreza”
    ORGANIZACIONES SINDICALES Y EMPRESARIALES DEL HEMISFERIO PRESENTARON PROPUESTAS PARA LA IV CUMBRE DE LAS AMERICAS
    En visita a sede de OIT en Ginebra
    REY DE ESPAÑA PIDIO “RECHAZAR Y COMBATIR CON CONTUNDENCIA EL TRABAJO INFANTIL”
    NUEVO PRESIDENTE DE URUGUAY FIJO SU PRIORIDAD EN LA CREACION DE TRABAJO DECENTE
    Panorama Laboral 2004 de la OIT:
    PESE A UN IMPORTANTE CRECIMIENTO ECONOMICO AMERICA LATINA REGISTRA UN MODERADO PROGRESO LABORAL
    PAISES ANDINOS ACORDARON IMPULSAR POLITICAS ECONOMICAS PARA LA CREACIÓN DE TRABAJO DIGNO Y DECENTE
    Advierte informe de la OIT:
    EL CRECIMIENTO ECONOMICO SOLO NO BASTA PARA SUPERAR EL PROBLEMA DEL EMPLEO EN LOS PAISES ANDINOS
    IV CUMBRE DE LAS AMERICAS CENTRARA SU AGENDA EN LA CREACION DE EMPLEOS PARA COMBATIR LA POBREZA  Y FORTALECER LA DEMOCRACIA
    LA OIT INSTA A IDENTIFICAR AL EMPLEO COMO UN OBJETIVO EXPLICITO DE LAS ESTRATEGIAS DE DESARROLLO
    REPRESENTANTES DE LA OIT PARTICIPARON EN CONGRESO MUNDIAL DE BIBLIOTECARIOS
    LIDERES LATINOAMERICANOS PIDIERON CORREGIR EL RUMBO ACTUAL DE LA GLOBALIZACION
    Avance del Panorama Laboral de la OIT para el 2004:
    DISMINUYE EL DESEMPLEO Y AUMENTAN LOS SALARIOS REALES EN AMERICA LATINA
    Conferencia Regional Andina sobre el Empleo:
    LA BUSQUEDA DE POLITICAS ECONOMICAS QUE FAVOREZCAN LA CREACION DE EMPLEOS
    SECRETARIO GENERAL ELECTO DE LA OEA VISITO OFICINA SUBREGIONAL DE LA OIT
    ERRADICADO EL TRABAJO INFANTIL EN COMUNIDAD MINERA DEL PERÚ
    CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA OIT ELIGE NUEVO PRESIDENTE.
    EL ÚLTIMO INFORME DEL COMITÉ DE LIBERTAD SINDICAL DE LA OIT CITA CASOS DE CUBA Y VENEZUELA
    GOBIERNO, TRABAJADORES Y EMPLEADORES ARGENTINOS FIRMARON ACUERDO PARA PROGRAMA NACIONAL DE TRABAJO DECENTE
    NUEVO INFORME DE LA OIT ALERTA SOBRE SITUACIÓN DE LOS NIÑOS EN EL SERVICIO DOMESTICO EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE
    NUEVA SEDE REGIONAL DE LA OIT PARA AMERICA LATINA Y EL CARIBE
    CUMBRE DE GUADALAJARA ASUME COMPROMISO CON LOS PRINCIPIOS DE TRABAJO DECENTE DE LA OIT
    La 92ª Conferencia Internacional del Trabajo comienza el 1 de junio.
    DELEGADOS DEFINIRÁN PAPEL DE LA OIT PARA LOGRAR UNA GLOBALIZACIÓN JUSTA, DEBATIRÁN SOBRE LIBERTAD SINDICAL Y MIGRACIONES, Y ACTUALIZARÁN NORMAS LABORALES
    Nuevo informe de la OIT: LA ECONOMÍA MUNDIAL INCLUYE EN SU POBLACIÓN ACTIVA A 86 MILLONES DE MIGRANTES
    INFORME GLOBAL DE LA OIT: MEJORA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS LABORALES FUNDAMENTALES AUNQUE PERSISTEN VIOLACIONES GRAVES
    El mundo del trabajo conmemoró el Día Mundial sobre la Seguridad y la Salud
    LA OIT INSTA A IDENTIFICAR AL EMPLEO COMO UNA PRIORIDAD POLITICA EN LAS ESTRATEGIAS DE DESARROLLO
    CONFERENCIA REGIONAL DEL EMPLEO DE MERCOSUR PONDRÁ ÉNFASIS EN UNA ESTRATEGIA DE CRECIMIENTO BASADA EN LA CREACIÓN DE TRABAJO DECENTE
    El consejo de administración de la OIT concluyó su 289ª sesión
    EL COMITÉ DE LIBERTAD SINDICAL EXPRESÓ PREOCUPACIÓN POR LOS CASOS DE VENEZUELA Y COLOMBIA
    Informe de la Comisión Mundial:
    LA GLOBALIZACION PUEDE Y DEBE CAMBIAR
    Con ocasión del día internacional de la mujer, advierte la OIT
    EL DESEMPLEO EN AMÉRICA LATINA AFECTA MÁS A LAS MUJERES QUE A LOS HOMBRES
    LA OIT RECIBE ESPALDARAZO POLITICO EN LA CUMBRE DE MONTERREY
    19 MILLONES DE TRABAJADORES URBANOS ESTÁN DESOCUPADOS EN AMÉRICA LATINA
    Juan Somavía: "LA REALIDAD HA CONVERTIDO AL DESEMPLEO EN EL PROBLEMA POLÍTICO DE NUESTRO TIEMPO"
    LA OIT Y EL PARLAMENTO LATINOAMERICANO FIRMAN ACUERDO DE COOPERACIÓN
    DIRECTOR GENERAL REAFIRMA APOYO DE LA OIT EN LA SUPERACIÓN DE LA CRISIS EN ARGENTINA
    CONSENSO HISTÓRICO PARA EL TRABAJO DECENTE SE FIRMA EN BUENOS AIRES

    Inicio | Contáctenos


    © 2003 OIT Organización Internacional del Trabajo.
    Las Flores 275 San Isidro. Apartado postal 14-124 Lima, Perú.
    Teléfono +511 6150300   Fax +511 6150400   Email: oit@oit.org.pe
    Términos y condiciones de uso