Imprimir Regresar Inicio Ir a la página principal

Control Normativo Especial

 

Criterios de libertad sindical

 

RECOPILACIÓN DE DECISIONES Y PRINCIPIOS DEL COMITÉ DE LIBERTAD SINDICAL
DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA OIT

Derecho de las organizaciones de trabajadores y de empleadores de constituir federaciones
y confederaciones y de afiliarse a organizaciones internacionales de empleadores y de
trabajadores


Derechos de las federaciones y confederaciones

621. Para poder defender mejor los intereses de sus mandantes, las organizaciones de trabajadores y de empleadores han de tener derecho a constituir las federaciones y las confederaciones que estimen convenientes, las cuales, por su parte, deberían disfrutar de los distintos derechos que se reconocen a las organizaciones de base, especialmente en lo que respecta a la libertad de funcionamiento, de actividades y de programas de acción.

(Véase 294.o informe, caso núm. 1704 (Líbano), párrafo 158.)

Afiliación a organizaciones internacionales de trabajadores y de empleadores

1. Principios generales

622. La solidaridad sindical internacional constituye uno de los objetivos básicos de todo movimiento sindical y ha inspirado la norma contenida en el artículo 5 del Convenio núm. 87, según la cual toda organización, federación o confederación tiene el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores y de empleadores.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 518.)

623. Los sindicatos y federaciones deben ser libres para afiliarse a aquellas federaciones o confederaciones internacionales que estimen convenientes sin intervención de las autoridades políticas.

(Véase 260.o informe, casos núms. 997, 999 y 1029 (Turquía), párrafo 31.)

624. El artículo 5 del Convenio es sólo el reconocimiento, como lo indican los trabajos preparatorios del instrumento, de la solidaridad de intereses que une a los trabajadores por una parte y a los empleadores por otra; esta solidaridad no se limita ni a una empresa ni a un ramo de actividad determinados, ni siquiera a la economía nacional, sino que se extiende a la economía internacional entera. Este derecho corresponde por otra parte a la práctica seguida por la Organización de las Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo, al haber reconocido ambas formalmente las organizaciones internacionales de trabajadores y empleadores asociándolas directamente a sus trabajos.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 519.)

625. El Comité subrayó la importancia que atribuye al hecho de que no se ponga obstáculo alguno a la libre afiliación de las organizaciones de trabajadores a una organización internacional de trabajadores de su elección.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 520.)

626. El Comité estimó que puede tener cierta justificación la opinión expresada por un querellante de que el principio según el cual las organizaciones de trabajadores tienen el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores, implica también el de dar por terminada tal afiliación.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 522.)

2. Intervención de las autoridades públicas

627. Una legislación que subordina la afiliación internacional de un sindicato a la autorización del gobierno es incompatible con el principio de afiliación libre y voluntaria de los sindicatos a organizaciones internacionales.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 523.)

628. Cuando una organización nacional trata de afiliarse a una organización internacional de trabajadores, la cuestión referente a las condiciones a que la primera somete su solicitud y la cuestión de si la misma está o no de acuerdo con la organización internacional, en cuanto a la actitud de esta última frente a cualquier problema político, conciernen únicamente a las organizaciones implicadas; aun cuando el desacuerdo pudiera influir en la decisión de la organización nacional de lograr, mantener o retirar la afiliación internacional, ello no debería dar pie a una intervención gubernamental.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 524.)

3. Consecuencias de la afiliación internacional

629. La asistencia o apoyo que pueda prestar cualquier organización sindical internacional para la constitución, defensa o desarrollo de organizaciones sindicales nacionales es una actividad sindical legítima, incluso cuando la orientación sindical que se pretende no corresponde a la existente o las existentes en el país.

(Véase 284.o informe, caso núm. 1628 (Cuba), párrafo 1028.)

630. Una ley que dispone la prohibición de toda organización con respecto a la cual existen pruebas de que se halla bajo la influencia o la dirección de cualquier órgano exterior y de toda organización con respecto a la cual existan pruebas de que recibe ayuda financiera y cualesquiera otros beneficios de origen externo, salvo que el gobierno haya aprobado tal ayuda financiera o beneficios y que se reciban por su conducto, es incompatible con los principios que figuran en el artículo 5 del Convenio núm. 87, en la medida en que esas disposiciones se apliquen al derecho de los sindicatos de constituir federaciones y confederaciones.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 525.)

631. La concesión de ventajas derivadas de la afiliación internacional de una organización sindical, no debe ir en detrimento de la legalidad, quedando entendido que la ley misma no debería ser de índole tal que quite todo significado a dicha afiliación.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 526.)

632. Una legislación que prohíba a un sindicato nacional recibir asistencia pecuniaria de una organización internacional de trabajadores a la que esté afiliado, menoscaba los principios relativos al derecho de afiliarse a organizaciones internacionales.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 527.)

633. Los sindicatos no deberían tener que obtener una autorización previa para poder beneficiarse de una asistencia financiera internacional en materia de actividades sindicales.

(Véase 289.o informe, caso núm. 1594 (Côte d'Ivoire), párrafo 29, g); véase también 284.o informe, caso núm. 1575 (Zambia), párrafo 915.)

634. El principio según el cual las organizaciones nacionales de trabajadores tienen el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales implica para las mismas el derecho de mantenerse en contacto y, especialmente, de intercambiar sus publicaciones sindicales.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 528.)

635. El derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores implica el derecho de los representantes de los sindicatos nacionales a mantenerse en contacto con las organizaciones internacionales a las que están afiliados, a participar en sus actividades y a disfrutar de los beneficios que suponga dicha afiliación.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 529.)

636. El derecho de las organizaciones sindicales nacionales a enviar representantes a los congresos sindicales internacionales es consecuencia normal de su derecho a afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 530.)

637. Los dirigentes de organizaciones de trabajadores y de empleadores deben disfrutar de las facilidades adecuadas para el desempeño de sus funciones, incluido el derecho a salir del país cuando sus actividades en favor de las personas que representan así lo requieran (véase 222.o informe, caso núm. 1114 (Nicaragua), párrafo 71); asimismo la libre circulación de tales representantes debe ser garantizada por las autoridades.

(Véase 241.er informe, caso núm. 1317, párrafo 309.)

638. La visita a organizaciones sindicales nacionales afiliadas y la participación en sus congresos son actividades normales de organizaciones internacionales de trabajadores, bajo reserva de la legislación nacional sobre admisión de extranjeros.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 531.)

639. Se desprende del principio antes mencionado, que las formalidades a que estén sujetos los sindicalistas y los dirigentes sindicales para entrar en el territorio de un Estado o acudir a actos sindicales, deberían basarse en criterios objetivos y no estar sujetas a discriminación antisindical.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 532.)

640. El Comité reconoció que la negativa de conceder un pasaporte o visado y, más generalmente la prohibición de entrar en el país a ciudadanos extranjeros, son asuntos que atañen a la soberanía del Estado.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 533.)

641. Si bien reconoce que la denegación de visados a extranjeros es una cuestión de soberanía nacional, el Comité pide al gobierno que tenga a bien velar por que los trámites que se exigen a sindicalistas internacionales para entrar en el país se fundamenten en criterios objetivos no antisindicales.

(Véase 287.o informe, caso núm. 1669 (Chad), párrafo 332.)

642. Las formalidades exigidas a sindicalistas para salir del país a fin de participar en reuniones internacionales tienen que fundarse en criterios objetivos y exentas de discriminación antisindical, para evitar el riesgo de infringir el derecho de las organizaciones sindicales nacionales a enviar representantes a los congresos sindicales internacionales.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 534.)

643. En general, las autoridades no deberían retener documentos oficiales a causa de la afiliación de una persona a una organización de trabajadores puesto que tales documentos son a veces un requisito indispensable para poder realizar ciertos actos importantes, por ejemplo, para poder conseguir o conservar un empleo. Esto es aún más esencial cuando se trata de personas con una posición importante en esa organización, dado que ese hecho puede impedirles el ejercicio de sus funciones, tales como la de viajar para asistir a una reunión oficial.

(Véase 295.o informe, caso núm. 1756 (Indonesia), párrafo 418.)

644. La imposición de sanciones, como por ejemplo la prohibición o el control de los viajes al extranjero, por motivos sindicales constituye una violación de la libertad sindical.

(Véase 268.o informe, caso núm. 1425 (Fiji), párrafo 441.)

645. La participación en calidad de sindicalista en las reuniones sindicales internacionales es un derecho sindical fundamental, por lo cual los gobiernos deben abstenerse de toda medida, como el retener documentos de viaje, que impidan a un representante de una organización de trabajadores ejercer su mandato con plena libertad e independencia (254.o informe, caso núm. 1406 (Zambia), párrafo 470).

(Véase 283.er informe, caso núm. 1590 (Lesotho), párrafo 346.)

646. La participación en las labores de las organizaciones internacionales debe hacerse dentro del marco del principio de independencia del movimiento sindical. Dentro de este principio, debe darse la mayor latitud para que los representantes de las organizaciones sindicales participen en los trabajos de las organizaciones internacionales de trabajadores a que se encuentran afiliadas las organizaciones que representan.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 535.)

647. Por lo que concierne a la prohibición impuesta a representantes de organizaciones profesionales internacionales de hacer uso de la palabra en reuniones sindicales, el Comité ha destacado la importancia que concede a que se garantice debidamente el derecho de reunión sindical, así como el derecho de las organizaciones sindicales nacionales a mantener relaciones con organizaciones profesionales internacionales.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 536.)

648. Los gobiernos siempre tienen el derecho de tomar las medidas necesarias para garantizar el orden público y la seguridad nacional, lo que incluye la verificación del objeto de la visita al país de personas contra las que existen fundadas sospechas desde este punto de vista. Las autoridades deberían realizar la verificación en cada caso concreto dentro del más breve plazo posible y tratar de establecer, sobre la base de criterios objetivos, si existen hechos que pudieran realmente dar lugar a que se perturben el orden y la seguridad públicos. Sería de desear que, en situaciones semejantes, se trate de llegar a un arreglo mediante explicaciones adecuadas que permitan aclarar su respectiva posición a las autoridades y a los dirigentes y organizaciones interesados.

(Véase Recopilación de 1985, párrafo 537.)

Presentación
Advertencias preliminares
1. El procedimiento ante el Comité de Libertad Sindical y los interlocutores sociales
2. Derechos sindicales y libertades públicas
3. Derecho de los trabajadores y de los empleadores sin ninguna distinción y sin autorización previa de constituir organizaciones
4. Derecho de los trabajadores y de los empleadores de constituir libremente las organizaciones que estimen convenientes y de afiliarse a las mismas
5. Libre funcionamiento de las organizaciones. Derecho de redactar los estatutos y reglamentos
6. Derecho de elegir libremente a los representantes
7. Derecho de las organizaciones de organizar su administración
8. Derecho de las organizaciones de organizar libremente sus actividades y de formular su programa de acción
9. Derecho de huelga
10. Derecho de las organizaciones de trabajadores y de empleadores de constituir federaciones y confederaciones y de afiliarse a organizaciones internacionales de empleadores y de trabajadores
11. Disolución y suspensión de las organizaciones
12. Protección contra la discriminación antisindical
13. Protección contra los actos de injerencia
14. Negociación colectiva
15. Consulta con las organizaciones de trabajadores y de empleadores
16. Participación de las organizaciones de trabajadores y de empleadores en distintos organismos y procedimientos
17. Facilidades en favor de los representantes de los trabajadores
18. Conflictos dentro del movimiento sindical
Anexos
I. Procedimiento de la Comisión de Investigación y Conciliación y del Comité de Libertad Sindical para el examen de quejas por violaciones al ejercicio de la libertad sindical
II. Lista de casos sometidos al Comité

Subir

 

Libertad Sindical | Protección Social |  Educación Obrera |  Medios de Comunicación |  Sindicalización | Contactos | Enlaces
  ACTRAV Regional   ACTRAV-Ginebra Comentarios: 
castillo@oit.org.pe
  
© 2003 OIT Organización Internacional del Trabajo.
Las Flores 275 San Isidro. Apartado postal 14-124 Lima, Perú.
Teléfono +511 6150300 Fax +511 6150400 Email: oit@oit.org.pe
Términos y condiciones de uso